San Margarito Flores García, presbítero y mártir

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Fotografía del Santo.

Fotografía del Santo.

Para cerrar con broche de oro, el tema de los santos mártires mexicanos, hoy presento a San Margarito Flores García, quien ha quedado pendiente de escribir en el blog. Junto con San David Uribe son los dos mártires pertenecientes al estado de Guerrero, actualmente azotado por la violencia como en muchas partes del país. De los mártires mexicanos, como sucede en muchas ocasiones, es el menos recordado, pero es importante rescatar su testimonio y darlo a conocer ampliamente para bien de todos los católicos mexicanos; espero poner mi granito de arena con este artículo.

Biografía
Nació en el Barrio de Ojeda de Taxco de Alarcón, Guerrero el 22 de febrero de 1899, siendo hijo del señor Germán Flores y Mercedes García; su padre era peluquero pero vivían en una situación precaria. Después de estudiar la primaria comenzó a trabajar a los doce años como peluquero y empleado en una tienda de abarrotes, donde el excesivo trabajo lo llevó a sufrir una grave enfermedad.

Desde adolescente, Margarito anhelaba ser sacerdote y era un chico muy piadoso, visitando frecuentemente el Santísimo Sacramento y quedándose largo rato postrado en oración; estas actividades no le impedían el cumplimiento de su trabajo, pero la falta de una alimentación adecuada provocó que contrajera una grave pulmonía que estuvo a punto de llevarlo a la muerte. Con la oposición familiar para ingresar al seminario, buscó a algunos sacerdotes bienhechores, puesto que para sus padres no era posible sostenerlo ahí. Cuando se recuperó, volvió a trabajar en sus oficios y entró al Seminario de Chilapa a la edad de 15 años, entre penalidades y apuros fue un estudiante excelente y cumplidor, y así continuó su camino hacia el sacerdocio. Se distinguió por buena conducta, aplicación en los estudios y notable aprovechamiento, mereciendo el aprecio de sus maestros, menciones honoríficas, diplomas y medallas.

El día 5 de abril de 1924 fue ordenado sacerdote en la Capilla del Seminario diocesano y el 20 de abril de ese mismo año, Día de Resurrección, celebró su primera misa en la misma Parroquia donde lo habían Bautizado, la Iglesia de Santa Prisca y San Sebastián de Taxco. Fue nombrado catedrático del seminario de Chilapa y tiempo después fue nombrado vicario de la parroquia de Chilpancingo; desplegó mucho celo por la salvación de las almas mediante la catequesis de los niños y adultos. Era un sacerdote atento amable, sencillo y muy dispuesto a servir a los demás. Con la colaboración de sus maestros que habían sido sus discípulos fundó en Chichihualco el colegio Nicolás Bravo, para la educación cristiana de la Niñez. En su vida parroquial puso especial énfasis la propagación de la devoción del Sagrado Corazón de Jesús en la vida de los cristianos. Demostraba una dedicación incansable por el apostolado y más lo demostraba en el combate de las sectas que comenzaban a propagarse por esa zona.

Fotografía del Santo en su hábito sacerdotal.

Fotografía del Santo en su hábito sacerdotal.

En los comienzos de la persecución religiosa en 1926 fue trasladado como párroco de Tecalpulco, pero la intensidad de ésta lo obligó a ocultarse en las montañas, a veces careciendo de abrigo y alimentos necesarios para sobrevivir. Una vez tuvo que disfrazarse para visitar la casa de sus padres en Taxco. A principios de 1927 con extremada cautela logró llegar a la Ciudad de México donde colaboró con la Liga Nacional de la Defensa de la Libertad, así como frecuentó la Academia de San Carlos para perfeccionar sus conocimientos en arte. El objetivo era el afán de colaborar con la solución del conflicto religioso y a pesar de los peligros, logró evadir la vigilancia, incluso se presentó un soldado federal en la posada donde se había hospedado con el objetivo de aprehender al cura, pero Margarito argumentó ser doctor.

En junio fue apresado y llevado a la Inspección de Policía junto con otros miembros de la Liga a las que pudo prestar el servicio de la confesión. Por intervención de la familia Calvillo ante el general Roberto Cruz (el mismo que se encargó de ejecutar al Padre Pro) logró liberar al padre Margarito, pero éste presentía ya cerca el momento del martirio, así que redoblaba su ofrecimiento y su ministerio dedicado a las almas por la paz religiosa. Fue entonces enviado a Atenango del Río, pero al llegar a Tulimán como el comisario del lugar no conocía el camino le envió un guía para que lo acompañara. Al llegar a su destino fue aprehendido por las tropas federales junto con el guía que le acompañaba, que después su superior sería fusilado también; en la madrugada le despojaron, sin consideración alguna de todas las cosas que llevaba, dejando al sacerdote en ropa interior, descalzo y atado en medio de la caballería, caminando a pie. El tormento aumentó cuando salió el sol agobiante, cuando pidió que le trajeran agua lo único que recibió de la soldadesca fueron empellones y golpes.

El 12 de noviembre de 1927 fue ordenada su ejecución y se le permitió elegir el lugar para el fusilamiento. Con toda serenidad caminó hacia la esquina posterior del templo, solicitando unos instantes para orar, siéndole concedidos. Uno de los soldados del pelotón se acercó al condenado y le preguntó si le perdonaba, el padre Margarito conmovido le dijo que no solo le perdonaba sino le bendecía. Sonó la orden de disparar y después la descarga e inmediatamente las balas le privaron de la vida, cayendo pesadamente al suelo. Los soldados aun así dejaron el cadáver expuesto durante tres horas hasta que por orden del capitán fue conducido al cementerio y en una fosa previamente cavada echaron el cuerpo con su sotana encima antes de enterrarlo y retirarse.

Altar y restos del padre Margarito.

Altar y restos del padre Margarito.

Tiempo después desenterraron los restos y se sorprendieron al ver que fluía sangre fresca a pesar de estar meses enterrado y combinado con el clima tropical del lugar. Fue debidamente sepultado y en 10 de enero de 1946 fue trasladado a la capilla del Señor de Ojeda, donde permanecen hasta el día de hoy. El padre Margarito junto a otros mártires mexicanos fue beatificado por su Santidad San Juan Pablo II el 22 de noviembre de 1992 en la basílica de San Pedro, y canonizado el 21 de mayo del año 2000 siendo el quinto domingo de Pascua del año jubilar de la Encarnación.

René

preguntasantoral_anticopia_articulo20161206

Bibliografía (19/11/16)
– Anónimo. (2001). Nuevos Santos Mexicanos. Tlaquepaque, Jal. : EDITORIAL ALBA, S.A. DE C.V.

Enlaces consultados (19/11/16)
-www.santuariodelosmartiresdecristo.org/wp/santos…/san-margarito-flores-garcia-pbro.
-santosmexico.mx.tripod.com/sanmargaritoflores.htm
-www.taxcolandia.com › Personajes › Capilla Ojeda › Fotos San Margarito

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Cristo Rey Señor de Tabasco

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Cristo Rey Señor de Tabasco

Cristo Rey Señor de Tabasco

“Corazón santo, hoy mucho más, aquí en Tabasco tu reinarás.”
En el sureste de México se encuentra el estado de Tabasco, el cual siempre fue muy descuidado de la evangelización de la Iglesia siendo está muy esporádica hecha en su mayoría por religiosos itinerantes y por algunos franciscanos y dominicos que por algunos pocos años se dedicaron a la predicación en estas tierras, dependiendo primero eclesiásticamente de la diócesis de Chiapas y ya en este momento fray Bartolomé de las Casas después de una visita pastoral escribe que ve conveniente la erección de una diócesis en Tabasco, sin embargo su petición no es escuchada y posteriormente dependerá de la diócesis de Yucatán y así será hasta el siglo XIX cuando se logra al fin la erección de una diócesis propia.

Manuel Gil y Sáenz en su Historia de Tabasco menciona que en 1767 realiza a la ciudad de San Juan Bautista de Tabasco (capital de la provincia de Tabasco y actual Villahermosa) una visita el obispo de Yucatán don Diego de Peredo y Navarrete quien traía consigo una réplica del Santo Cristo de Esquipulas venerado en Guatemala la cual obsequio al padre Francisco Barrera, quien ya con dicha imagen funda una capilla con algunas familias lo que posteriormente se convertirá en el barrio de Esquipulas y dará nombre a la loma donde el 15 de enero de 1776 se inaugura definitivamente el templo del Señor de Esquipulas cuya fiesta se celebra precisamente el 15 de enero.

Hacia 1831 un viajero anónimo dejo un relato acerca de su paso por la ciudad de san Juan Bautista y su visita al templo de Esquipulas: “En el altar mayor está un crucificado, a quien se celebra bajo la advocación del Señor de Esquipulas… Pregunté a uno de los sacristanes porqué es de este color (negro) aquella imagen, y me respondió que porque así es el primitivo Señor de Esquipulas que se celebra en Centro América… En el costado izquierdo del templo vi otro crucificado que llaman Señor de la Salud; me pareció una imagen muy perfecta, y en esta no había la anomalía del color que nutren la otra. En un altar vi a san Juan Bautista, patrón de esta ciudad, y no era inferior en escultura a los dos crucificados”. Del mismo modo Jean Waldeck nos hace una descripción del Cristo de Esquipulas en su visita a la ciudad en 1833: “Nuestro Señor de Esquipulas es un Cristo de siete pies de largo, negro como carbón, y cubierto de heridas… tiene la cabeza cubierta con una enorme peluca rubia”.

Hacia 1880 se funda la diócesis de Tabasco y se elige por patrón principal a san Juan Bautista y es el primer Obispo el Excmo. Don Agustín de Jesús Torres quien designa al templo del Señor de Esquipulas como primera catedral de Tabasco.

Antigua Catedral del Señor de Esquipulas en Villahermosa, Tabasco. Foto tomada de México en fotos.

Antigua Catedral del Señor de Esquipulas en Villahermosa, Tabasco. Foto tomada de México en fotos.

La imagen tendrá algunas réplicas y hacia 1913 en la catedral de Esquipulas fungirá como párroco san David Uribe Velasco quien fue canonizado en el año 2000 por san Juan Pablo II.

Hacia la segunda década del siglo XX llega a la gubernatura del estado de Tabasco mientras el país se encontraba inmerso en el convulso momento de la guerra cristera, el Lic. Tomás Garrido Canabal fiel seguidor de Plutarco Elías Calles y acérrimo enemigo de la iglesia, desde el momento de su llegada en 1923 se encargó por buscar la manera de hacer huir de Tabasco al obispo Pascual Díaz Barreto, intentando incendiar el teatro Merino donde él y algunas damas católicas de la sociedad tabasqueña se encontraban reunidos.

Garrido dictamino leyes contrarias al catolicismo entre ellas una donde prohibía oficiar el culto a todo aquel que no estuviera casado y no fuera mexicano. Por otro lado en 1924 creo un grupo de jóvenes a manera de las juventudes hitlerianas e inspirados en el batallón rojo de Obregón, “El Club Juvenil Revolucionario” conocidos como los “Camisas Rojas” pues se distinguían por llevar el uniforme con camisa roja y pantalón negro, estos jóvenes tenían un poder excesivo ya que tenían permitido sin necesidad de una orden judicial el poner entrar en la casa de cualquier ciudadano para registrarla y sacar de ahí cuanta imagen religiosa o botellas de alcohol encontraran para quemarlas en las tertulias que Garrido semanalmente organizaba, del mismo modo podían detener a cualquier que les pareciera sospechoso en la calle.

Garrido como ya mencione acostumbrara realizar semanalmente tertulias en las cuales obligaba muchas veces a los tabasqueños a llevar cuanta imagen religiosa tuvieran en sus casas o en los templos para ser incineradas en grandes piras, de esta forma se perdió la gran parte del patrimonio artístico de la colonia en el Estado de Tabasco, también se acostumbraban burlarse de los ritos católicos, disfrazando un burro como el papa o realizando comedias con actores vestidos como sacerdotes o monjas. Garrido además comenzó a expropiar los templos para convertirlos a veces en escuelas racionalistas y otras veces simplemente las destruía, hubo quejas en algunas poblaciones porque los antiguos templos eran usados para burlarse de la religión, así se quejan los habitantes de Macuspana de que un viernes santo en el altar de la iglesia se realizó un fiesta con una cabeza de cerdo en medio del altar.

En el garridismo era común que se reunieran en tertulias para destrozar y quemar imagenes religiosas.

En el garridismo era común que se reunieran en tertulias para destrozar y quemar imagenes religiosas.

Durante este terrible periodo la Catedral por mucho tiempo fue salvaguardada, a pesar de esto en 1928 Garrido en represalia por la muerte de Obregón la convierte en escuela racionalista y en 1932 paso a ser teatro obrero. Fue en 1934 que es destruida vilmente la catedral del Señor de Esquipulas y junto a ella fueron incineradas todas las imágenes religiosas conservadas en el interior incluyendo a santa María de la Victoria la cual por una antigua fotografía se pude apreciar era una pequeña imagen que llevaba en una mano al niño Jesús y en la otra un báculo de peregrina. Hacia 1936 sobre el espacio que ocupo la catedral de Esquipulas se construye una cancha de frontón de nombre “Venustiano Carranza” y posteriormente se decide que en ese lugar se erija el parque Morelos y el parque Hidalgo. Las campanas de la iglesia fueron utilizadas para hacer un busto de Álvaro Obregón. Cabe decir que relatos orales dicen que tanto la imagen del Señor de Esquipulas como la de Santa María la Victoria se salvaron, algunos dicen que la imagen del Cristo negro se conserva aún en las afueras de la ciudad en una población llamada “Parrilla” y sobre Santa María de la Victoria personas dijeron haberla visto en una casa particular en la ciudad de México, pero del Cristo negro no se ha podido comprobar y de la Virgen nada más se ha vuelto a saber que nos pruebe que aún existe.

Ante la pérdida de su catedral y su imagen del Señor de Esquipulas tan venerada, posteriormente a la caída del régimen de Garrido, el pueblo de Tabasco se encontraba prácticamente vacío de iglesias salvo algunas que habían sido conservadas y que poco a poco con algo de dificultad se logró que el gobierno las regresaras a los fieles católicos. Hacia 1938 Salvador Abascal llega a Tabasco con el propósito de realizar la “reconquista espiritual” logrando reconstruir el templo de la Inmaculada Concepción en Villahermosa, Tabasco, sin embargo durante el intento de recuperar pacíficamente el templo de la Inmaculada los católicos fueron atacados por los policías del gobierno, muriendo cuatro hombres como mártires intentando además defender a una mujer agredida por los mismos policías: Camerino Vidal procedente de Ceiba, Chiapas, Gregorio Baeza, Vicente Pérez, ambos de Playas del Rosario, Tabasco y Gregorio Pestaña de Atasta, Tabasco. El 10 de diciembre de ese mismo año llega el séptimo obispo de Tabasco don Vicente María Camacho y Moya quien tenía ocho años de haber sido nombrado Obispo de esta diócesis pero debido a la persecución religiosa no la conocía ni había podido tomar posesión de la misma, este obispo se encargara de realizar la construcción del Santuario de la Virgen de Guadalupe en la ciudad de Villahermosa.

Fue hacia los años cuarenta al fallecer monseñor Camacho y Moya, que es nombrado primero como administrador apostólico y luego como Obispo de la diócesis monseñor José de Jesús del Valle y Navarro. Es a don José de Jesús del Valle quien se le ocurre ante la larga ausencia de una imagen patronal ya que la catedral de Esquipulas fue destruida y a pesar de que el gobernador del Estado le prometió regresarle el predio en el que estaba, el obispo se negó para no destruir la única cancha deportiva que existía en la ciudad, decide hacer traer desde Toluca, Estado de México una escultura de Nuestro Señor Jesucristo “Divino Preso” o Ecce Homo el cual fue nombrado bajo el título de Cristo Rey Señor de Tabasco, esto sorprende a propios y extraños ya que es común que las imágenes de Cristo rey sea de un Cristo glorioso con corona de oro y piedras preciosas o del Sagrado Corazón, no el Cristo sufriente y coronado de espinas, pero esto se debe a que Cristo el rey de la gloria antes de usar una corona de oro prefirió usar una corona de espinas y es porque esta imagen del Señor de Tabasco representa exactamente el momento en que Cristo ante Pilato le revela al pretor su realeza sobre todo, cuando Pilato le pregunta “¿eres rey? Y Jesús le responde “Si, soy Rey yo para esto he nacido… Pero mi reino no es de este mundo”.

Antigua fotografía que muestra como se veía el Señor de Tabasco a su llegada a Villahermosa.

Antigua fotografía que muestra como se veía el Señor de Tabasco a su llegada a Villahermosa.

Monseñor Navarro también explico que era una imagen de Cristo presto porque representaba que así como Cristo estaba amarrado de las manos del mismo modo había estado amarrada la fe en Tabasco durante el garridismo, y así esta imagen simboliza el triunfo de Cristo rey y de la fe en Tabasco. La imagen del Señor de Tabasco llego por el río Grijalva que atraviesa la ciudad de Villahermosa el martes santo día 4 de abril de 1944 por el paso del Macuilis aproximadamente a las tres de la tarde y un grupo de fieles condujo la imagen a la catedral en ese entonces llamada “el jacalito” ya que era un improvisado templo hecho de setos, madera y palma.

Inicialmente se instituyeron dos festividades en honor al Señor de Tabasco la primera se realizaba el II Domingo de Pascua que era la fiesta del Buen Pastor, festividad en la que los sacerdotes de la diócesis unidos reafirmaban su vocación ante la imagen del Señor de Tabasco, esta fiesta fue suprimida después de las disposiciones del II Concilio Vaticano referente a las fiestas repetidas. La segunda fiesta y la más importante que se conserva hasta hoy es la del último domingo del año litúrgico la fiesta de Cristo Rey del Universo.

El Obispo del Valle llevo la imagen peregrinando por toda la diócesis y explicándole a la gente el significado tan grande que tenía el Señor de Tabasco y promovió las peregrinaciones anuales a la Catedral de toda la diócesis en honor a la imagen, del mismo modo el padre José Bárcenas se encargó de componer un himno y un cántico al Señor de Tabasco entonados por todos los fieles hasta el día de hoy.

Sin embargo aunque la imagen despierta furor hasta el día de hoy cabe decir que la devoción de la gente por ella es poca, no se compara a la que tiene la Virgen de Guadalupe, san Judas o el Señor de Tila del vecino estado de Chiapas, por lo mismo los Obispos han intentado muchas veces promover su culto y devoción de diferentes formas. Así el obispo Florencio Olvera en los años 90 pidió a un fotógrafo hacer una sesión fotográfica a la imagen de la cual salió la que es actualmente su estampa más conocida, de la cual el obispo repartió muchas imágenes y regalo a todas las parroquias y órdenes religiosas cuadros de formato grande del Señor de Tabasco, peregrinando el Obispo por la diócesis tratando de promover su culto, sin embargo los cuadros duraron en las parroquias el tiempo que duró el Obispo a los pocos años los cuadros desaparecieron de las iglesias y se convirtieron en un adorno más de las oficinas parroquiales. Sin embargo hasta el día de hoy se conservan las jaculatorias que el Obispo invocará en honor a Cristo rey: “Señor de Tabasco, Señor de la Vida” y “Queremos ver a Jesús: Señor de Tabasco”. Del mismo modo se imprimió una novena la cual se repartió a los fieles.

Estampa de los años 90 con el Señor de Tabasco.

Estampa de los años 90 con el Señor de Tabasco.

Actualmente la catedral del Señor de Tabasco sigue sin poder terminarse de construir pero el actual obispo Gerardo de Jesús Rojas está teniendo gran interés por promover el culto a Cristo Rey de esta manera con motivo del año de la misericordia mandó a hacer 12 réplicas de la imagen peregrina las cuales fueron enviadas a todos los rincones de la diócesis para recorrerla y aumentar la fe en los tabasqueños.

La catedral al día de hoy celebra nuevamente dos festividades en honor al Señor de Tabasco, a pesar de que la fiesta del Buen Pastor nunca se recuperó, ahora en su lugar se festeja el Martes Santo dedicado al Señor de Tabasco en memoria de que en este día de la Semana Santa llego su imagen a Villahermosa, realmente esta fiesta es hecha a nivel parroquia y es muy poco conocida y concurrida y por lo regular corre a cargo de la adoración nocturna. La segunda fiesta y la más popular sigue siendo la de noviembre el domingo de Cristo rey.

preguntasantoral_anticopia_articulo20161112

Despliega en suave rictus los labios soberanos
que apacentó de mirra y absintio la maldad,
atadas tiene al pecho las taumaturgas manos
que fueron como un signo de gracia de bondad.

Profundamente tristes, sus ojos sobrehumanos
pregonan: “Soy camino, soy vida, soy verdad
dejad la pesadilla de vuestros sueños vanos,
de vuestra vida triste, Yo soy la Eternidad”.

La sangre de sus llagas tiene fulgor de gema
punzantes las espinas forjaron su diadema
bajo el terrible y santo conjuro del dolor…

Así cruza los siglos… así Tabasco viene
aquel que entre sus manos atarazadas tiene
la clave misteriosa y eterna del amor.

André Efrén

BIBLIOGRAFÍA:
– Abascal, Salvador, “La reconquista espiritual de Tabasco en 1938”, México, Tradición, segunda edición, 1985.
– Cabrera Bernat, Ciprián Aurelio, “Viajeros por Tabasco tomo I”, México, Gobierno del Estado de Tabasco, segunda edición, 2011.
– Camelo Soler, Salvador, “El Tomás Garrido que yo conocí”, México, Gobierno del Estado de Tabasco, primera edición, 2006.
– Criollo Medina, Manuel Jesús, “Celebrando el don de la fe”, en Año de la Fe, No.1, Diócesis de Tabasco, 2012.
– Filigrana Rosique, Jesús Arturo, “El Tabasco de Tomás Garrido”, México, Monte Carmelo, primera edición, 2007.
– Martínez Assad, Carlos, “Historia breve Tabasco”, México, Instituto Estatal de Cultura, cuarta edición, 2015.
– Rico Medina, Samuel, “Los predicamentos de la Fe”, México, Gobierno del Estado de Tabasco, primera edición, 1990.
– Ruíz Abreu, Carlos (Coord.), “Historia política contemporánea de Tabasco 1958-2008”, Tomo 1, México, Gobierno del Estado de Tabasco, primera edición, 2009.
– Torres Vera, Trinidad, “Mujeres y utopía”, México, UJAT, primera edición, 2001.
– S/A, “Señor de Tabasco Señor de la Vida 1995”, México, s/e, 1995.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Beatos Genaro Fueyo Castañón y tres compañeros, mártires de Nembra

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Beato Genaro Fueyo.

Beato Genaro Fueyo.

El pasado 8 de octubre en la Catedral de Oviedo, se realizaba la ceremonia de beatificación de los llamados mártires de Nembra, cuya causa estaba conformada por el sacerdote diocesano Genaro Fueyo Castañón, párroco de la localidad y tres compañeros seglares pertenecientes a la Adoración Nocturna, asesinados por odio a la fe durante la persecución religiosa en la Guerra Civil Española, una etapa turbulenta en que la contienda entre hermanos derramó sangre en la vida de personas inocentes. Estos mártires de muchos durante este periodo estarían condenados al olvido de no ser por el trabajo documental del sacerdote Ángel Garralda quien recopiló información sobre la persecución religiosa en Asturias durante el tiempo breve que la Segunda República ocupó la zona.

Genaro Fueyo Castañón, sacerdote diocesano
Nació en el barrio de Linares, del puerto de Pajares el 23 de enero de 1864 siendo hijo de Ramón Fueyo Barros e Isabel Castañón Díaz. Junto con él fue criado junto a cinco hermanos, entre ellos uno que falleció siendo monje del monasterio de San Isidro de Dueñas (Palencia). En el año de 1851 el obispo Ignacio Díaz Caneja erigió un seminario adecuado a las necesidades de la diócesis, en el convento de Santo Domingo de Oviedo; como resultado hubo un gran florecimiento vocacional y en 1862 se levanta el Seminario Menor de Valdediós. Genaro fue estudiante del seminario y fue ordenado sacerdote junto con noventa alumnos más en el año 1892. Al año siguiente fue nombrado párroco de Congostinas donde residió hasta 1899. El año anterior el puesto de párroco de la comunidad de Nembra quedó vacante, y el pueblo estaba habitado por 171 familias, aproximadamente 800 habitantes. En 1899 el cabildo de la Catedral de Oviedo nombra al padre Genaro para la parroquia de Santiago de Nembra, puesto en el que estaba al momento de su brutal martirio.

La gente decía de él como un sacerdote amable, de apariencia seria pero con un buen sentido de humor, además de que era desprendido de las cosas materiales y todo lo daba a los necesitados, era un sacerdote ejemplar y devoto. Ayudaba a las familias que sufrían necesidad en busca de trabajo y convirtió su curato en un semillero de vocaciones religiosas con 100 jóvenes que optaron por la vida religiosa. Promovió fuertemente la Adoración Nocturna, siendo fruto de ello los tres seglares que serían martirizados junto con él y en la Sala Parroquial se promovió una escuela para los hijos del Sindicato Católico.

Durante la Revolución de Asturias en 1934, fueron asesinados treinta y un religiosos y sacerdotes así como siete seminaristas (de los que en su debido momento hablaré), y tuvo que esconderse debido al aviso de unas mujeres de la parroquia en la que informaban de la llegada de los milicianos. Se refugió en Murias con su hermano Cesáreo y al terminar la revuelta tuvo que hacer una declaración ante el obispado el 27 de noviembre de ese año sobre sus datos personales y su fecha de ordenación, ya que el archivo diocesano fue quemado durante el saqueo de la Catedral y otros edificios religiosos.

Al estallar la Guerra Civil Española, Asturias quedó brevemente bajo el control de la II República, pero separada del resto del territorio dominado por el Ejército Republicano, aunque escaso un año duró la Campaña de Asturias, la persecución ejercida por los milicianos contra el clero fue despiadada. El padre Genaro no encontró motivos para huir, no había hecho daño a nadie ni había delatado a nadie, siendo detenido y encarcelado hasta el 20 de octubre donde sufrirá un cruel martirio que narraremos a continuación.

Beato Isidro Fernández Cordero

Beato Isidro Fernández Cordero

Isidro Fernández Cordero, laico, tesorero del Sindicato Católico Minero y Adorador Nocturno
Nacido en Murias fruto del matrimonio entre Buenaventura Fernández y Florentina Cordero, tenía 42 años cuando sufrió martirio por odio a la fe. Contrajo matrimonio en 1922 con Celsa García, cuando contaba con 28 años y ella 25. Tuvieron siete hijos, de los cuales tres se ordenaron sacerdotes. Trabajaba en un comercio mixto (con bar incluido) pero para poder solventar los gastos de la familia tuvo que pedir trabajo como minero en la Hullera Española.

El 24 de julio de 1936 se presentaron en su casa cuatro milicianos, a la hora de la cena y notificaron a Isidro que debía presentarse al Comité. Fue acusado de “ser un rezador” y fue encarcelado en la Sala de Guardia de la Adoración Nocturna, de la cual él ha sido tesorero. Fue liberado de manera provisional, pero fueron continuamente hostigados, tanto él como sus compañeros de prisión de presentarse al Comité, con amenazas de comprometer a su familia ante su negativa. A primeros de agosto volvieron a abrir la cárcel y a detener a los que creían opositores a los intereses revolucionarios de las milicias.

Para esconderse Isidro se fue a una cabaña al monte La Brañella, pero su hermana le insistió que huyera; a lo que él respondió: “Si no me presento, se vengarán con mi familia. Siempre nos han acusado de ser unos carcas y unos rezadores, por lo que se ve el único delito del que nos acusan es de ser católicos, y esto es un honor para nosotros. Delitos no tenemos ninguno, por lo tanto, nada nos pueden hacer, y de esta manera salvamos a nuestra familia de las molestias o escarnios que quisieran hacer. Dios sabe por qué nos tiene aquí y en sus manos estamos; si Él lo permite, por algo será”. Al entregarse, estuvo preso dos meses y diez días, rezando continuamente el rosario y a veces recibiendo visita de sus familiares.

Beato Segundo Alonso González

Beato Segundo Alonso González

Segundo Alonso González, laico y presidente de la Adoración Nocturna
Nació en Cabo, perteneciente a la parroquia de Nembra el 13 de mayo de 1888, siendo el quinto de seis hijos de un matrimonio compuesto por entre Manuel Alonso e Isabel González. Tres de sus hermanos fueron religiosos y él se casó a la edad de 23 años con María Lobo Alonso el 21 de octubre de 1911. Justo cuando cumplía sus bodas de plata matrimoniales fue martirizado junto con su párroco en la misma parroquia. Tuvieron la pareja doce hijos de los cuales sobrevivieron siete y la última, María, falleció al nacer junto con su madre en 1926, y aunque comenzó a trabajar en una finca, se vio en la necesidad de pedir empleo en la Hullera Española. Siendo profundamente religioso, fue mayordomo en una capilla dedicada a Santo Domingo de Guzmán, y fue presidente de la Adoración Nocturna, así como del Sindicato Católico de Mineros y de la Cofradía del Santo Rosario.

Cuando comenzó la Guerra Civil, le incitaron a huir a León, pero él se negó, al detenerle le preguntaron por las “armas” y las imágenes y las personas comprometidas, pues creían los milicianos que habían detenido a alguien importante. Durante los días de julio que estuvo preso lo torturaron y lo sometieron a malos tratos, pero a finales del mes fue puesto en libertad.

La libertad duró poco ya que el 11 de agosto de 1936 fue detenido y fue conducido a la cárcel en medio de burlas soeces y en las noches fue de nuevo torturado, según testigos supervivientes, mientras más lo molían a palizas, Segundo rezaba con más fervor.

Beato Antonio González Alonso.

Beato Antonio González Alonso.

Antonio González Alonso, laico y Tarsicio de Adoración Nocturna
Nació el 11 de abril de 1912 siendo hijo de Severino González y Josefa Alonso, siendo el octavo de sus hermanos, y desde joven asistía a la escuela que tenían los padres dominicos en Mejorada (Valladolid); su familia vivía de la labranza y del cuidado del ganado vacuno. Su padre pertenecía a la Adoración Nocturna, impulsada fervientemente por el Padre Genaro y él cursó hasta 1927 Humanidades con muy buenos resultados, ingresando como postulante. Anhelando ser fraile de la Orden de los Predicadores ingresó en el convento de Santo Tomás en Ávila, pero enfermó de tuberculosis y tuvo que ser devuelto a casa. Por consejo de los médicos y los padres dominicos decidió que su vocación no era la religiosa. Asistía a misa diariamente y auxiliaba como monaguillo, también pertenecía a los Tarsicios de la Adoración Nocturna, en 1935 decidió estudiar Magisterio en la Escuela Normal de Oviedo pero solo alcanzó a estudiar el primer curso.

El 20 de julio de 1936, él y su hermano Cristóbal fueron hechos prisioneros, tras negarse terminantemente a blasfemar y a destruir los objetos religiosos aún bajo amenaza de muerte. Su martirio lo narraremos ahora, antes de pasar al martirio del párroco y de sus compañeros.

Martirio
A Antonio González lo sacaron del encierro el 11 de septiembre de 1936 y lo llevaron en coche hasta Moreda, sus últimas horas las pasó junto con su hermano llegando a decirle: “Yo tengo una ocasión para dar mi vida a Dios en calidad de mártir; no quisiera desaprovechar esta gracia, pero tú haz lo posible para seguir viviendo y atender a nuestros padres. Yo desde el cielo pienso pedir mucho por la familia”. En el trayecto pasó por delante de su casa donde su madre estaba sentada en la puerta, donde alcanzó a gritar en voz alta: “¡Adiós Madre, hasta el cielo!”. Fue llevado al Puerto de San Emiliano, entre Mieres y Sama, donde por negarse a blasfemar, según indicó el chofer del coche en que fue llevado al lugar del martirio, le mutilaron la lengua. Al no escuchar ni un solo disparo, se cree que como las víctimas de anteriores días, fue asesinado a palos y despeñado a la mina. Sus restos nunca fueron encontrados.

Parroquia de Nembra (España) a la cual pertenecían los mártires.

Parroquia de Nembra (España) a la cual pertenecían los mártires.

La noche del 20 de octubre, Don Genaro Fueyo que para ese entonces contaba con 72 años es llevado al interior de la Parroquia de Nembra, donde junto con sus verdugos se encontraban ya Isidro y Segundo. Los milicianos que eran siete forasteros y siete pertenecientes a Nembra, entre ellos cinco mujeres les dan a escoger el lugar de sepultura y el orden en que van a ser asesinados.

El párroco escoge ser el último para alentar a sus compañeros, mientras que los dos seglares cavan la tumba de él junto al altar donde celebraba la misa, después de cavar sus propias tumbas los milicianos les apuñalan como si fueran a matar cerdos y los descuartizan, los dejan desangrarse mientras las mujeres recogían la sangre, según decían “para hacer morcillas para los carcas”. Don Genaro mantenía el semblante sereno y no habló más que para absolver y ayudarlos a bien morir. Por acto siguiente, al anciano sacerdote lo apalearon y lo escarnecieron y cuando tendieron a desangrarle les reprochó diciendo que no podía creer que sus propios feligreses estuvieran haciendo lo que acababa de ver pero que pediría a Dios por ellos. Lo irónico del relato martirial es que los mismos asesinos todos ellos habían sido bautizados por el presbítero mártir y algunos recibido la Sagrada Comunión de sus manos. Fueron sepultados en las fosas cavadas para tal efecto, tras la conquista de la zona sus restos fueron exhumados hallándose incorruptos.

Beatificación de los mártires de Nembra en Oviedo, España.

Beatificación de los mártires de Nembra en Oviedo, España.

Beatificación
Como comentaba en un principio, su testimonio de fe hubiera quedado olvidado tras la guerra de no ser por el trabajo del sacerdote jesuita Ángel Garralda, quien recogió y recopiló información sobre cada uno de ellos y contribuyó a la causa de beatificación. El 21 de enero el papa Francisco aprobó el decreto de martirio de los siervos de Dios, y como había comentado anteriormente fueron beatificados en la catedral de Oviedo el día 8 de octubre de 2016 en representación del papa por el cardenal Angelo Amato.

René

preguntasantoral_anticopia_articulo20161031

Enlaces consultados (16/10/16)
– www.iglesiadeasturias.org/home/presentacion/279-beatos-nembra/2284-un-testimonio-de-fe-y-de-perdon
– https://gloria.tv/article/aEXEerUr4hpF2jRAPU9V3dyyk
– es.catholic.net/op/articulos/61932/genaro-fueyo-castan-y-compaeros-venerables.html

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

San Jan María Michal Kowalski, arzobispo mariavita mártir

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Emblema simplificado de la Iglesia Mariavita.

Emblema simplificado de la Iglesia Mariavita.

Hoy presentaré un caso muy atípico en nuestro blog, como un intento de comprender la repercusión que tiene la división de la Iglesia de Cristo en la actualidad, y voy a dar a conocer a algunos santos de las Iglesias consideradas como Veterocatólicas o también llamadas Católicas antiguas, es decir las que se separaron de la autoridad del Obispo de Roma al proclamarse el dogma de la Infalibilidad Papal en el Concilio Vaticano I en 1868. De estas iglesias, destaca la denominada Iglesia Católica Antigua Mariavita, de la que daré breves pinceladas antes de pasar a la biografía de nuestro santo, y de la que es notable su división en la cual se derivaron dos congregaciones distintas. Aclaro terminantemente que el enfoque principal no es el relatar sobre todas las iglesias cristianas, ni hacer propaganda sobre determinadas confesiones, sino dar a conocer las vidas de todos los santos en un aporte personal al ecumenismo.

La Iglesia Católica Antigua Mariavita
La Iglesia Católica Mariavita surgió de las revelaciones de la religiosa Sor María Francisca Kozłowska en 1893 (sus correligionarios la consideran santa y dentro de un tiempo hablaré de ella también) y que continuaron hasta 1918. Dentro de ellas se encuentran los dos objetivos principales de esta iglesia: La Propagación de la Adoración al Santísimo Sacramento y de la Ayuda Perpetua de la Santísima Virgen María. En ellas se advierte una renovación contra el mundo decadente, especialmente la decadencia moral del clero polaco.

El movimiento tuvo éxito entre los sacerdotes jóvenes y algunas religiosas, ya que en ese tiempo, Polonia estaba bajo el dominio de la Rusia Zarista, en la cual la población católica estaba sometida a una jurisdicción que imponía a la iglesia ortodoxa rusa como credo realmente admitido. El clero no estaba bien preparado y cometía abusos contra el campesinado. Prácticamente el movimiento Mariavita surgió como respuesta a esta problemática. La palabra Mariavita proviene del latín “Vita Mariae” o “vida de María”, englobando la devoción mariana que promueve la Congregación.

En 1887 Sor María Francisca establece la Orden Mariavita bajo la Regla de Santa Clara y trató de obtener la aprobación de Roma, eligiendo a nuestro biografiado como su representante. El tribunal del Santo Oficio en 1904 tomó la decisión final en la que ordenó la disolución de la naciente comunidad, así como la prohibición de tener contacto la fundadora con los sacerdotes; a pesar de tener dos intentos fallidos, pronto la Orden decidió ignorar las disposiciones de la Santa Sede, provocando que el papa Pío X en diciembre de 1906 excomulgara a Kozlowska y a sus seguidores. Por un tiempo fue miembro de la Confederación de Utrecht de las Iglesias Veterocatólicas, pero por disputas administrativas y doctrinales se separaron en 1924.

Para no extenderme mucho sobre la descripción de esta confesión cristiana, su culto se centra en la adoración del Santísimo Sacramento, y la Santa Misa, en una versión modificada posteriormente, en ellos se observa la comunión por las dos especies, y dentro de esta confesión hay dos ramas más, la Iglesia Católica Antigua Mariavita (quienes se opusieron a las “reformas” del Arzobispo Kowalski) y la Iglesia Católica Mariavita (que admiten el sacerdocio femenino, y tienen una concepción trinitaria que más adelante explicaré). Sufrieron acoso por parte de los católicos polacos, debido al reconocimiento por parte del imperio ruso y un cisma que los dividió en congregaciones separadas. Precisamente en ese clima de recelos y malos entendidos, durante la ocupación militar germana a Polonia, se desató una feroz persecución religiosa con tal de destruir la identidad polaca y acabar con su nacionalidad.

Fotografía del Santo.

Fotografía del Santo.

Biografía. Primeros años y adhesión al movimiento
Su nombre verdadero era John Smith y nació el 25 de diciembre de 1871 en Latowicz, siendo hijo de John Smith y Catherine Sitek, campesinos de la localidad de Minsk Mazowiecki. En los años 1889 y 1897 fue alumno del Seminario de Varsovia, que estaba administrado jurídicamente por la Academia Teológica de San Petersburgo (recordemos que Polonia en ese tiempo estaba anexada al imperio ruso, que restringía la libertad de culto de la Iglesia Católica).

El 24 de abril de 1897 fue ordenado sacerdote de la Iglesia Católica Romana de manos de Monseñor Francis Symon, obispo auxiliar de Mogilev; se desempeñó como párroco de Lodz, de Varsovia, de Niesułków y Sobotka. En 1900, siendo capellán de la Iglesia de los Capuchinos en la capital, entró en contacto con el Movimiento Mariavita gracias a su colega de Seminario el Rev. Padre John Kaczynski. En septiembre de ese mismo año después de conocer al superior de la Congregación, realizó sus votos de vivir bajo la regla de San Francisco de Asís y el noviciado tomando el nombre de María Michal.

A principios de 1903 fue elegido provincial de Plock y también viajó como comisionado de la Orden para que fuera reconocida como congregación católica a Roma. Entre 1904 y 1906, llevó los esfuerzos para este fin, no solo en la Santa Sede, sino también en el reino de Polonia, así como la aprobación de las revelaciones de la madre Francisca Kozłowska. En 1904 el tribunal del Santo Oficio prohibió continuar con sus actividades a los mariavitas y ordenó su disolución. A la superiora se le prohibió tener contacto con sus sacerdotes, y a diferencia de la desobediencia de ellos a la Santa Sede, Francisca aceptó. Por su parte Kowalski fue suspendido por el Arzobispado de Varsovia y el 5 de diciembre de 1906, tanto él como la vidente fueron excomulgados personalmente por el papa San Pío X, acusados de insubordinación.

Obispo Veterocatólico
Tras la prohibición del movimiento, el padre Kowalski fue removido de su cargo de rector en la parroquia católica de Stara Sobotka y comenzó a organizar la parroquia Mariavita de Nueva Sobotka; pero se trasladó a Plock para cuidar los asuntos de la Unión Mariavita. En ese plan estaba en que la Comunidad fuera reconocida como Iglesia tolerada por el Imperio Ruso, así como organizar la jerarquía clerical. El 10 de octubre de 1907 fue elegido Ministro General y en 1909 se unió a la Comunión de Utrecht de las Iglesias Católicas Antiguas. El 5 de octubre del mismo año, fue consagrado obispo Veterocatólico por el Arzobispo de Utrecht Gerard Gul, acompañado de más obispos; en su ministerio episcopal en 1910, se legalizó la Iglesia Mariavita, por parte del Imperio Ruso, y después de la muerte de la madre fundadora, Kowalski se autoproclamó arzobispo y líder de la minoritaria congregación en 1921.

Fotografía del Santo en su atuendo episcopal.

Fotografía del Santo en su atuendo episcopal.

Reformas radicales y expulsión de la Unión de Utrecht
Entre los años 1921 y 1925 introdujo la traducción de la Biblia Vulgata a la lengua polaca, y en 1922 publicó las revelaciones de Sor María Franciszka Kozłowska en un libro titulado “El trabajo de la Gran Misericordia”; así mismo entre 1922 y 1935 llevó a cabo una reforma radical a gran escala: introdujo la Comunión bajo las dos especies, el pan y el vino, la comunión de los niños inmediatamente después del bautismo, la abolición del celibato sacerdotal, la traducción de la Liturgia a la lengua nacional, la abolición de los sacramentales, la abolición de la confesión privada y otros puntos más polémicos; la reinterpretación del dogma de la Santísima Trinidad, el sacerdocio femenino, las uniones místicas de sacerdotes y monjas consagradas, el reconocimiento del matrimonio civil y la inmaculada concepción de los niños nacidos de sacerdotes y sacerdotisas mariavitas.

En 1922 se casó con la Superiora de las Hermanas Mariavitas, Antonia María Isabel Wiłucka y trasladó la Sede a Plock, el 28 de marzo de 1929 consagró a su cónyuge como obispa, y ese mismo día confirió el sacerdocio a otras once religiosas.

La reinterpretación del dogma de la Santísima Trinidad hecha por Kowalski era la asociación de las tres figuras del dogma, en la que por “revelación” el Padre está encarnado en la figura de María, el Hijo en Jesucristo y el Espíritu Santo en la Madre Franciszka Kozłowska. El triteísmo del dogma no fue aceptado por la mayoría de los obispos mariavitas y en 1924 la Unión de Utrecht expulsó a los mariavitas. En numerosas ocasiones el Estado de Polonia y el clero católico acosaban a la Iglesia; y numerosas veces fue falsamente acusado de inmoralidad sexual. También intentó unirse a la comunión con iglesias orientales, pero fracasó el intento al no ceder ni un ápice de la doctrina.

En el seno de la Congregación surgían divisiones internas, y algunos miembros del alto clero Mariavita se rebelaban contra las reformas. Incluso en 1931, el vicario del Arzobispo, monseñor Feldman estaba involucrado en una conspiración para revocar la adoración de la Madre. Los partidarios del obispo disidente tomaron la mayoría de las parroquias y se conformaron en la Iglesia Católica Antigua Mariavita. Los partidarios de Kowalski fueron desalojados y el prelado trasladó la sede a Felicjanów. El grupo tomó el antiguo nombre con que se había constituido, Iglesia Católica Mariavita.

Santa Antonia María Isabel Wiłucka, obispa de la Iglesia Mariavita.

Santa Antonia María Isabel Wiłucka, obispa de la Iglesia Mariavita.

Comienzo de la II Guerra Mundial y martirio
Tras la invasión de Polonia por parte del ejército alemán en 1939, comienza la gran pesadilla humana hasta ahora jamás vivida como la Segunda Guerra Mundial, y los nazis, para anexar el territorio y acabar con la identidad polaca, desataron un proceso de exterminio contra los católicos y judíos. El Arzobispo Kowalski envió una carta al dictador Adolf Hitler oponiéndose a aquella pretensión e invitándolo a convertirse al catolicismo Mariavita. Obviamente fue visto como una amenaza para los planes políticos del Tercer Reich.

El 25 de enero de 1940 la Gestapo detuvo al arzobispo y lo desterró a la cárcel de Plock, entonces su esposa se hizo cargo de la Iglesia con el título de sacerdotisa hasta su fallecimiento en 1946. En 1942 fue trasladado al campo de concentración de Dachau como el prisionero número 24542; como era clérigo, fue destinado al bloque donde eran concentrados los sacerdotes y pastores de distintas confesiones cristianas (católicos, ortodoxos y protestantes). En ese mismo lugar estaba prisionero junto con 28 sacerdotes católicos, entre ellos el Beato Michael Kozal, obispo auxiliar de Wloclawek que sin éxito trató de convencer al Prelado Mariavita de entrar en comunión con la Iglesia de Roma. El 18 de mayo de 1942 ya enfermo y anciano, Michal Kowalski fue deportado del campo al centro de eutanasia del castillo de Linz, ahí fue asesinado junto con otros prisioneros en las cámaras de gas del complejo, la noche del 26 de mayo del mismo año. Su cadáver, como muchos fue incinerado en los crematorios, y en el templo mariavita de la Misericordia y del Amor de Plock fue colocada una tumba simbólica o cenotafio.

Es comparado con el arcángel Miguel y es considerado como un Doctor de la Iglesia por los mariavitas, él junto con su esposa son venerados como mártires y santos por sus correligionarios y conmemoran muchos pasajes de su vida.

Actualmente esta confesión cristiana en sus dos divisiones aproximadamente tiene 30 000 creyentes de la sede de Plock y la sede de Felicjanów 2000 miembros, con su clero mayoritariamente femenino. En el año 2000 la Iglesia Católica Romana y la Iglesia Católica Antigua Mariavita firmaron una declaración de reconocimiento mutuo de sus sacramentos, pero quedó excluida la segunda rama de los mariavitas por problemas de entendimiento doctrinal, sobre todo con el dogma interpretado de la Trinidad.

René

Webs consultadas (25/09/16)
https://pl.wikipedia.org/wiki/Maria_Michał_Kowalski
http://www.mariawita.waw.pl/mariavitism.php
http://mariawityzm.dbv.pl/viewpage.php?page_id=29
http://www.mariawita.pl/english.php

preguntasantoral_anticopia_articulo20161008

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Venerable Bernardino Álvarez, fundador

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

 El Venerable Bernardino Álvarez, fundador de la Orden de san Hipólito.

El Venerable Bernardino Álvarez, fundador de la Orden de san Hipólito.

El Venerable Bernardino Álvarez es uno de los hombres en camino a los altares que ha quedado casi en el total olvido en México muy a pesar de la gran obra de beneficencia que logró en su época, por lo que con este artículo intento recobrar los datos más importantes de la vida de este hombre que todo lo hizo por amor a Cristo y a los enfermos.

Bernardino Álvarez de Herrera nació en la Villa de Utrera, Sevilla, España, hijo de Luis Álvarez y Juana de Herrera y tuvo tres hermanos más, dos de sus hermanas fueron religiosas. Su madre Ana de Herrera se encargó siempre de educar cristianamente a todos sus hijos. A los veinte años de edad Bernardino se enlistó en el ejército para ser enviado a la Nueva España donde se dirigió a Zacatecas a combatir contra los chichimecas, pero cansado de esto dejó el servicio militar y regresó a la ciudad de México donde se entregó al juego y al vicio, Bernardino junto a varios amigos suyos se dedicaban a visitar casas de juegos, era Bernardino tan bueno en el juego de cartas que sus compañeros comenzaron a llamarle “Capitán”, pero fueron atrapados y metidos a la cárcel por desacato junto con doce compañeros y los condenaron a ser enviados a China. Bernardino y algunos de sus amigos no contentos con la resolución decidieron escapar de la cárcel antes de ser enviados a China, pero tres de los amigos de Bernardino fueron capturados y ahorcados en la plaza mayor, Bernardino por su parte fue socorrido por una mujer que estaba enamorada de él y quien lo escondió en su casa y le dio dinero, armas y un caballo para que este se fuera a Acapulco y de ahí emprendiera en un barco rumbo al Perú.

Primero Bernardino llegó a Lima y de ahí se dirigió al Cusco donde logró amasar una gran fortuna dedicándose al oficio de soldado y de mercader. Habiéndose vuelto en Cusco un hombre de opulencia decidió después de algunos años regresar a México y ya estando en la Nueva España se enteró de la muerte de su padre por lo que presto le envió una carta a su madre Ana de Herrera para que esta viajara junto a sus hermanos a la Nueva España para disfrutar sus últimos años de las riquezas que su hijo había logrado en Perú, en esta misma carta Bernardino le narraba a su madre todo lo que había pasado en su vida hasta ese momento y le acompañaba de mil pesos. Su madre después de leer la carta y todo lo que de la vida de su hijo había sido rechazo la oferta de este, y le dijo que con su dinero y haciendas procurara servir a Dios ya que ella no lo necesitaba pues desde la muerte de su padre había decidido servir a Dios por completo y había recibido hábito religioso, su madre le firmaba de esta forma: “que vivas bien y virtuosamente en servicio de Dios”. Esta carta y la decisión de su madre respecto a tomar vida religiosa y rechazar las riquezas caló profundamente en el corazón de Bernardino Álvarez llevando a cabo de esta forma su completa conversión.

El templo y hospital de Jesús Nazareno y la Limpia Concepción de María en el cual ofreció sus servicios el Venerable después de su conversión.

El templo y hospital de Jesús Nazareno y la Limpia Concepción de María en el cual ofreció sus servicios el Venerable después de su conversión.

Bernardino arrepentido de la vida que había llevado hasta ese entonces por causa de la carta de su madre decidió hacer ayunos y penitencias para pedir perdón a Dios por sus pecados, usando cilicios y dando limosnas a los pobres de la ciudad, Bernardino decidió recluirse en el Hospital de la Limpia Concepción de la ciudad de México para dedicarse a ayudar a los enfermos donde estuvo alrededor de diez años ayudando. Bernardino decidió dejar sus ricos vestidos y cambiarlos por un hábito de tela burda y se cortó el cabello para evitar tentaciones. Llegaban diariamente una gran cantidad de enfermos al hospital ya que en ese momento solo existían dos hospitales en la ciudad de México y Bernardino se encargaba de atenderlos con paciencia y con su propio dinero se encargó de agrandar la sala de enfermería.

También Bernardino Álvarez con su dinero se encargó de ayudar a la fundación, construcción y posterior ampliación del convento de religiosas de Jesús María. Habiéndose dado cuenta Bernardino Álvarez que el espacio y los servicios del Hospital de la Limpia Concepción eran insuficientes y que muchos enfermos eran despedidos sin ser atendidos y se encontraban desperdigados tirados en las calles agravándose aún más por su enfermedad, debido a esta misma situación decidió abrir su propio hospital para lo cual solicito licencia al arzobispo de México a la postre fray Alonso de Montufar quien en 1567, acepto gustoso y él mismo fue quien eligió que el hospital debería estar junto al antiguo templo de san Hipólito patrón de la ciudad de México , para lo cual Bernardino compró varios solares en los cuales construyó diversas casas de adobe para los enfermos que no eran atendidos en los hospitales de la Limpia Concepción y en el de las Bubas del Amor de Dios y nombró a su hospital como Hospital general de inocentes de san Hipólito, así como también comenzó a recoger a los que eran tenidos por locos que padecían enfermedades mentales y que Bernardino fue el primero en Nueva España en tratarlos como enfermos y no como tontos o poseídos por el demonio, lo que le ha ganado que se le considere precursor de la psiquiatría en México. Al preguntarle a Bernardino porque él no despreciaba a los locos que en otros lugares sí, respondía de esta forma “Todos somos hechuras de Dios; estos pobrecitos inocentes son piedras vivas, necesitan de sustento, para vivir, como los sabios; estos deben mirar por sí, dejólos Dios en manos de su consejo, más estas piedras vivas, que son los inocentes, en cuanto no tienen libre albedria, ni entendimiento, son como piedras que no lo saben buscar, en cuanto a tener necesidad de comer, son piedras vivas que si no se les prepara el alimento, morirán de hambre y por tanto tienen más necesidad de quien cuide de ellos”. Bernardino cuidó del buen trato de los enfermos mentales dándoles habitaciones como a cualquier enfermo sin encerrarlos en jaulas u otro tipo, cuidando que nadie les maltratara ni golpeara y que se les mantuviera seguros para que no atacaran a nadie y limpio el lugar en donde habitaran; todas estas iniciativas que tomó Bernardino Álvarez en el cuidado de los enfermos mentales fue una primicia en lo que se refiere al tratamiento de enfermedades mentales en el mundo de aquel momento, también por esto fue comparado como el San Juan de Dios del nuevo mundo.

El venerable auxiliando a los pobres.

El venerable auxiliando a los pobres.

Bernardino dispuso que un grupo de los religiosos que le ayudaban continuamente estuvieran en el puerto de Veracruz para encargarse que cada ocasión que llegara un barco desde España inmediatamente todos los que llegaran en estados inconvenientes fueran trasladados a la ciudad de México al hospital de san Hipólito hasta que se restablecieran por completo. La obra benéfica que realizaba Bernardino Álvarez en su hospital de san Hipólito se volvió famosa en la ciudad de México y en toda la Nueva España lo que le gano que muchas personas se adhirieran a ayudarle, por lo que Bernardino pensó en realizar una fundación en especial debido a que su obra cada vez iba creciendo más pues se le abrieron las puertas para realizar varias fundaciones de hospitales similares a la de san Hipólito: El hospital de Oaxtepec, el hospital de la Limpia Concepción en Xalapa y el hospital de la Virgen de Belén en el desierto de Perote. Su obra era inmensa y diariamente tan sólo en el hospital de san Hipólito servía 400 raciones de comida.

El Venerable Bernardino Álvarez funda la Orden de la Caridad de la Hospitalidad de san Hipólito el 20 de mayo de 1700 aprobada por S.S. Inocencio XII, con los votos solemnes de castidad, pobreza, obediencia y hospitalidad, bajo la regla de san Agustín. La cual se convirtió en la primera orden religiosa fundada en América. A la orden de san Hipólito se le concedió las mismas gracias que tenía en España la Orden Hospitalaria de san Juan de Dios. A las puertas del Hospital de san Hipólito, Bernardino hizo poner una imagen de Cristo Ecce Homo al cual nombra “Dominus Providevit” enseñando con esto a sus religiosos que era Cristo es que se encargaría de proveer todos los bienes necesarios que para su obra hicieran falta e instruyéndolos al respecto de esta manera: “Ecce Homo si le miráis en cuanto hombre, le hallareis infinitamente caritativo y piadoso, si le contempláis en cuanto a Dios, es infinitamente magnífico y poderoso”. En una ocasión se narra que llegó una pobre mujer a las puertas del convento pidiendo algo de harina para comer, pero la despensa estaba vacía y la mujer insistió con uno de los religiosos y este fue con Bernardino Álvarez a explicarle la situación y de que debían despedir a la mujer pues las provisiones se habían terminado, Bernardino Álvarez le dijo al religioso que fuera de nuevo a revisar la despensa y le trajera un costal de harina a la mujer, el religioso le replico que estaba vacía pero que por obediencia lo haría, su sorpresa fue mayúscula al ir enojado a la despensa y encontrarla rebosante de harina que quedó bañado con esta, de la cual pudo sacar el saco para la mujer y despachar gustoso a esta; el religioso volvió luego a donde Bernardino y le dijo: “¿Qué es esto padre que el aposento de la harina está lleno? A lo que el Venerable respondió: Demos gracias a Dios que todo lo llena. Tenga vuestra caridad siempre fe y esperanza en Dios. Tan gloriosos saca Dios a sus amigos de sus empeños y de esta manera hace abundar a sus limosneros”.

 Claustro del ex convento y ex hospital de san Hipólito en la ciudad de México.

Claustro del ex convento y ex hospital de san Hipólito en la ciudad de México.

A los setenta años de edad Bernardino Álvarez enfermo gravemente y fue tratado por los médicos más importante de la Nueva España, al examinarle este dijeron que no le daban más de tres horas de vida, pero el Venerable Bernardino les replico que él no moriría hasta dentro de diez días, recibió los últimos sacramentos y al día siguiente le visitaron los médicos esperando encontrarle muerto y le encontraron aún vivo y el venerable les dijo: “no es llega aún la hora hasta el día de san Hipólito”. Falleció el venerable Bernardino Álvarez fundador de la Orden de la Caridad de san Hipólito el día 12 de agosto de 1584 después de mediodía en la víspera de la fiesta de san Hipólito. Su entierro fue muy concurrido por ser en la fiesta del patrón de la ciudad de México y acudieron tanto el Virrey de la Nueva España como el Arzobispo de México y los miembros de la Audiencia, fue sepultado al pie del altar mayor del templo de san Hipólito.

La Orden de San Hipólito duró todo el periodo colonial siguiendo los designios de su fundador, destacándose por su pobreza y atención desinteresada a los enfermos, pero en las primeras décadas del siglo XIX al promulgarse la Constitución de Cádiz de 1812 esta decretó la supresión de las ordenes hospitalarias y al ponerse en vigor esta ley en Nueva España la Orden de la Caridad de san Hipólito es suprimida y se extingue hacia 1821, años después morirá el último religioso Hipólito dentro del que fuera el ex hospital de san Hipólito. Con la supresión de la Orden también cayó en el olvido el proceso de canonización de su fundador Bernardino Álvarez, y actualmente es uno de los Venerables más desconocidos en México y menos recordados por la iglesia.

Altar mayor del templo de san Hipólito en el cual fue sepultado el Venerable Bernardino Álvarez.

Altar mayor del templo de san Hipólito en el cual fue sepultado el Venerable Bernardino Álvarez.

Actualmente lo que es el ex convento y ex hospital de san Hipólito es usado como un salón de fiestas en el que se han celebrado las bodas de la crema y nata de la sociedad mexicana, así como también es usado como locales comerciales. El venerable Bernardino Álvarez por su aporte en el cuidado de los enfermos mentales es considerado precursor de la psiquiatría en México y debido a esto el Hospital General de Psiquiatría de la ciudad de México lleva su nombre.

preguntasantoral_anticopia_articulo20160921

André Efrén

Bibliografía:
– Demeneghi, Teresa, “Más de cien años en san Hipólito desde 1892”, México, editorial Demeneghi, segunda edición, 1994.
– Días de Arce, Juan, “Libro de la vida del próximo evangélico el venerable padre Bernardino Álvarez patriarca, y fundador de la sagrada religión de la Caridad y San Hipólito mártir, en esta Nueva España, Confirmada y aprobada por nuestro santísimo padre Inocencio Duodécimo”, México, Imprenta de don Cristóbal y don Felipe de Zúñiga y Ontiveros, reimpresión, 1762.

Consultado en línea (01/09/2016):
– Suárez, Marcela, “La infraestructura de la beneficencia novohispana: los hermanos de la caridad de san Hipólito y la hacienda del hospital”, archivo pdf, colección caleidoscopio.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es