Sobre beatificaciones de Papas

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Sepulcro del Beato Juan XXIII, Pontífice, en la Basílica de San Pedro del Vaticano (Roma, Italia)

Pregunta: Desde el Beato Pio IX hasta Juan Pablo II ¿Cuáles de ellos están en Proceso de ser elevados a los Altares? Tengo entendido que Pio IX y Juan XXIII son Beatos; y pues Pio X es santo. Ahora bien Pio XII y JP II son venerables desde diciembre ¿Esto significa que son Siervos de Dios? Si es que se puede quisiera saber mas especícifamente el Proceso de Juan Pablo I (33 DÍAS), de Benedicto XV y Pablo VI. Pero si se puede de todo que mejor. Dios los bendiga. México

Respuesta: Vamos a ver uno por uno los Papas que has mencionado.

Beato Pío IX (1846-1878): Beatificado por Juan Pablo II el día 5 de septiembre del año 2000.

León XIII (1878-1903)

San Pío X (1903-1914): Beatificado por Pío XII el día 3 de junio del año 1951 y canonizado por este mismo papa, el día 29 de mayo del año 1954.

Benedicto XV (1914-1922): Parece ser que a nivel diocesano se quiere abrir el proceso de beatificación. Este tema está “verde”.

Pío XI (1922- 1939)

Venerable Pío XII (1939-1958): Se inició el proceso de beatificación el día 18 de diciembre de 1974 y fue declarado venerable por el papa Benedicto XVI el día 19 de diciembre del año 2009. Su proceso está prácticamente paralizado por su llamada “pasividad” ante el nazismo, aunque haya sido declarado venerable “por razones no bien comprendidas”.

San Juan XXIII (1959-1963): Beatificado por San Juan Pablo II el día 5 de septiembre del año 2000. Su canonización ya fue propuesta en el mismísimo Concilio Vaticano II por el obispo polaco Bodan Bejze y ha sido llevada a término por el papa Francisco el 27 de abril de 2014, junto con San Juan Pablo II.

Beato Pablo VI (1963-1978): Se encuentra en proceso de beatificación, pero este proceso está ralentizándose deliberadamente desde los tiempos de Juan Pablo II, porque algunas cosas no son bien vistas por la Curia Romana conservadora actual. Dejémoslo ahí. Beatificado finalmente el 19 de octubre de 2014 por el papa Francisco.

Siervo de Dios Juan Pablo I (1978): Iniciándose el proceso. Muy “verde” aun.

San Juan Pablo II (1978-2005): Aunque su proceso fue abierto pocos meses después de su muerte y ha sido declarado venerable por el papa actual el día 19 de diciembre del año 2009, se está frenando su rapidez. Por lo pronto la Comisión de teólogos ha rechazado el milagro propuesto para su beatificación ya que no está claro que dicha curación fuese milagrosa (hay numerosa información en Internet). Además está el tema de la pederastia del fundador de los Legionarios de Cristo, con el que se llevaba muy bien. Dejemos la cosa ahí porque hay quienes dicen que él era conocedor del tema. Había descendido mucho el entusiasmo por su él y parecía que “la política vaticana” no se planteara abrir públicamente este nuevo frente de debate, pero como sabemos, ha sido beatificado y finalmente canonizado junto con San Juan XXIII el 27 de abril de 2014.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

29 pensamientos en “Sobre beatificaciones de Papas

  1. Muy interesante artículo.

    Leí hace poco un reportaje sobre Pío XII en una revista divulgativa de Historia, y la verdad es que el asunto de su actitud ante el nazismo está muy controvertido. Las posturas que este Papa fue tomando ante los terribles acontecimientos acaecidos en Alemania y el belicismo de Hitler son, cuanto menos, contradictorias. Nunca acabó de tomar una postura claramente enfrentada con semejantes atrocidades, aunque era lo que le correspondía como cabeza de la Iglesia Católica. Sin embargo, me parece excesivo calificarlo de “pro-nazi”, como algunos han pretendido. Hay algunas tímidas tentativas de desautorizar las acciones de los nazis que sin embargo, no justifican su general inacción. ¿Cobardía? ¿Temor? ¿Intento de conciliciación? Lo que está claro es que no era ignorante de lo que pasaba: era un hombre culto y bien formado.

    Todavía hace falta ver mucho sobre este tema, desde mi humilde opinión.

    Y sobre Juan Pablo II y el asunto de la pederastia mejor ni hablo… es un asunto muy candente y yo no dispongo de suficiente información al respecto.

    • Yo creo sinceramente que Pío XII fue timorato con el nazismo. No tuvo la suficiente valentía para combatirlo abiertamente y fueron tantas las atrocidades que se cometieron, que Roma debió ser “más intransigente y combativa” Dejemos la cosa ahí, pero recordemos que ya han sido beatificadas más de cien víctimas del nazismo y, no precisamente, por ser judios.

  2. Sobre Pio XII he leido algunos articulos en diferentes publicaciones sobre el tema,tanto a favor como en contra.
    Esta claro que ayudo a judios,hay documentos y pruebas sobre ello,pero (y ya es una opinion personal) pudo asustarse ante el avance y el poder nazi y se refreno bastante.

    En cuanto al Papa Juan Pablo II,desde toda la vida he tenido una vision muy positiva de el y no puedo pronunciar nada al respecto en contra de el,mas sin pruebas.
    Que conociera al fundador de Los Legionarios de Cristo y se llevara bien con el no quiere decir que estuviera al corriente de las barbaridades inhumanas que se cometian,es mas,me niego a creer que una persona como el estuviese al corriente de ello.

  3. Cuántos gobiernos conocían del nazismo y no lo denunciaron?
    Juan Pablo II acaso desconocía las atrocidades del gobierno israelí y las denunció
    como hizo con los países ex-socialistas?
    Mis preguntas serían ¿debe el Estado Vaticano o el Papa denunciar cada atrocidad que cometa cada país en el mundo? y ¿acaso debe de ser un policia global y denunciar lo que es bueno o malo para él; ésta es una de sus funciones? No sé…

  4. Amigos Alonso y Abel,
    El papa es una de las personas que más autoridad moral tiene en el mundo. Supongo que en eso estáis de acuerdo conmigo. El papa representa a Cristo en la tierra: también estaréis de acuerdo. ¿Y qué hizo Cristo? Denunciar todas las atrocidades que cometían las autoridades de su época, LUEGO EL PAPA TIENE LA OBLIGACION MORAL DE HACERLO. Lo que pasa, y perdonad que lo diga como lo siento, es que Roma tiene varias varas de medir y no mide a todos por igual. ¿Os acordáis del criminal Pinochet recibiendo tan campante la Santa Eucaristía?
    No seré yo quién juzgue ni a Pío XII ni a Juan Pablo II, ¡Dios me libre!, pero si digo que esos dos temas candentes (nazismo y pederastia) están ahí entorpeciendo ambas Causas

  5. Sin desmerecer la opinión de nadie, yo estoy con Antonio, e incluso me atreveré a ser más dura que él.

    El Papa, ciertamente, como cabeza de la Iglesia Católica y representante de Cristo, tiene incluso más obligación que NADIE en este mundo de denunciar y condenar la crueldad, la injusticia y los crímenes contra los seres humanos, que somos imagen y semejanza del mismo Dios. ¿O es que, por ser el Papa, todo se le tiene que excusar, disculpar o tolerar?

    Respondiendo a Alonso: SÍ, el Papa, y el Vaticano, DEBEN denunciar cada atrocidad que se cometa en cada país del mundo. ¿No han denunciado el aborto? ¿No han denunciado las persecuciones y ataques a cristianos en algunas partes del mundo? Pues si eso se denuncia, se denuncia todo lo malo, no sólo unas cosas sí y otras no, y como es el Papa, pues se lo excusamos. NO.

    El genocidio nazi es la atrocidad más grande que se ha cometido jamás contra los seres humanos y Pío XII estaba emplazado, por su momento y por su lugar, a condenarlo y combatirlo moralmente. NO LO HIZO. Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein), judía conversa al catolicismo, carmelita descalza, mártir gaseada en un campo de concentración y canonizada por Juan Pablo II… sí, ella nada menos, escribió una carta a Pío XII rogándole que se posicionara en contra de aquellas barbaridades y documentándole del exterminio no sólo de judíos practicantes, sino de conversos y aún católicos “de toda la vida”; antes de que ella misma fuese deportada. NO LA ESCUCHÓ.

    ¿Vamos a excusar esto, sólo porque era un Papa? No. La muerte de miles de seres humanos no tiene excusa posible. Y más cuando también nos decimos defensores de la vida.

    Y sobre Juan Pablo II, como ya he dicho que no conozco suficientemente el tema, no opinaré, pero si resultara que estuvo al tanto de la pederastia del fundador de los Legionarios de Cristo, me merecería la misma reprobación. Y es que ser Papa no te libra del juicio humano. Al contrario, te da MAYOR responsabilidad, si cabe.

    Abel, dices que no quieres acusar sin pruebas. Es estupendo. Pero si llegan a haber pruebas, dudo que la gente de a pie nos enteremos a ciencia cierta.

    Cuando hablamos de Papas, nos centramos mucho en su naturaleza infalible y en el carácter religioso de su persona, lo que está bien. Pero nos olvidamos de que también tienen funciones políticas y representativas, y que han influido en política a lo largo de la Historia del mismo modo que cualquier rey, emperador o gobernante. Por lo tanto, si asumen sus derechos, asumen también sus deberes.

    Yo tampoco seré quien les juzgue, pero no quería dejar de decir esto para que veamos que, todo es muy relativo.

  6. Pio XII debió ser más enérgico, pero eso es muy fácil decirlo hoy. Seguro que ustedes conocen lo que pasó en Holanda cuando los obispos protestaron por el nazismo: se aumentó la persecusión. Habría sido peor que el Papa hubiera actuado. Acaso no pasa lo mismo hoy? El papa dice algo y ya le acusan de todo. Si habla en favor de los palestinos, los judíos le crujen; si es al revés, lo mismo.

    Si en aquel momento protesta más enérgicamente hoy dirían que la destrucción de más vidas y pueblos ¡fue culpa de Pío XII! Además, no les extraña que los que más le critian son los primeros que dicen que la Iglesia no tiene que hablar de política?

  7. Yo soy la primera que admite que, puesta en la piel de Pío XII, seguramente habría tenido tanto o más miedo que él. ¡Buenos eran los nazis!

    ¿Peor si el Papa hubiera actuado? No sé decirte. Eso es un juicio que sólo historiadores expertos en el tema están en posición de realizar. Y hasta sabios como ellos se reservan su visión porque no podemos predecir, o suponer, lo que hubiera pasado, si al final no pasó. De modo que me parece gratuito especular sobre ello.

    Sobre lo que comentas de si el Papa dice esto, le crujen: claro, estaen un cargo público, oficial y representativo. No le pasa nada que no le pase a cualquier otro que ejerce esas funciones públicas, oficiales y representativas, con carácter religioso o no.

    Además, cualquiera que haya estudiado el nazismo sabe a que Hitler le daba un ardite si el Papa ladraba o callaba… mató y mató hasta el final. Quien acusara a Pío XII, si él hubiera cumplido con su responsabilidad moral, de causar más matanzas, sería un soberano hipócrita.

    • Este debate que aquí se ha abierto, lo está también en la jerarquía de la Iglesia, en los teólogos y en quienes tienen que decidir en la Congregación para las Causas de los Santos y es por eso por lo que la Causa de beatificación de Pío XII va tan lenta. El papa Pío XII estaba perfectamente informado de lo que Hitler hacía.
      Durante la Segunda República Española, la Curia Vaticana cargó abiertamente contra el Gobierno de España porque quemaba iglesias. Para mí, la vida de un solo judío gaseado vale infinitamente más que todos los templos de la cristiandad juntos. Y Roma, calló. Hoy, beatifica a los mártires; entonces, calló. Eso es así, Roma lo sabe y por eso la Causa de beatificación va como va.
      En cuanto a lo de la Causa de Juan Pablo II, es cierto que está pesando como una loza el tema de la pederastia del fundador de los Legionarios de Cristo, sacerdote conocido por el papa y también ensalzado por él. Si el papa tenía o no conocimiento del tema, no seré yo quién me pronuncie, simple y llanamente, porque no lo se. Lo que si se es que Roma lo sabe todo.

      • No seré yo quien juzgue, obviamente que si sabía Juan Pablo II, de los casos de pederastia, y no solo del demoniaco (perdonen la expresión) de Maciel, en cuanto a Pío XII, es verdad que su debilidad es evidente, pero también hay pruebas de que salvó a judíos gracias a su intervención, era su obligación moral denunciar los crímenes de los nazis y quizá una de sus encíclicas sirvió de advertencia al Tercer Reich, pero se que lo mismo hicieron los obispos holandeses, y aún mas energicos, sin embargo los nazis tomaron represalias, si imaginamos, que el pontífice, lo hace, y viendo que los alemanes eran exquisitos en tomar represalias,no solo en deportaciones masivas, si no en ejecuciones sumarias, en asesinar mujeres, niños, ancianos, sean judíos, o no, si el papa pudo haber tomado la palabra, la cosa hubiera tornado peor, ya de por si, asesinaron obispos, sacerdotes, fieles, si estuvieran en la misma situación, ¿qué harían ?, me sorprende que Benedicto XV tenga proceso de beatificación, del que nunca estaré de acuerdo será de Pío IX, para mi representa evidencia del autoritarismo papal, y mas cuando la unificación italiana y la proclamación del dogma de la infabilidad, y tengo a otro candidato, el Papa Pío VII, que fue declarado siervo de Dios

  8. Queridos:

    Me sorprende el debate que se ha abierto aquí, pues la mayoría de las webs católicas no se permiten una postura crítica; por eso me gusta tanto visitarles, pues hacen una revisión crítica de las historias de los santos, lo cual es muy sano para la propia Iglesia.

    Respecto de Juan Pablo II es muy dificil emitir un juicio, pues aún estamos bajo la larga e intensa influencia de su figura (aún escucho padrecitos pedir en misa “por el papa Juan Pa… ejeem, Benedicto XVI”) y solo el tiempo permitirá que se vaya asentando el polvo y podamos tener claridad y rigor para juzgar su pontificado.

    Personalmente considero que aquel “¡santo subito!” de sus exequias no fue causado por el testimonio directo de una vida de santidad, la cual desconozco si el difunto llevó, sino por la excesiva promoción a su imagen. Piensen: a pesar de ser una figura pública, ¿quienes realmente le conocieron? ¿quienes dialogaron alguna vez con él? Yo no, y eso que lo tuve a tiro de piedra en 3 ceremonias en México; es decir, más que la inmensa mayoría de los mexicanos que alguna vez lo vieron vivo. Eso si, durante sus visitas, habian meses y meses de anuncios al estilo “¡Mexico siempre fiel!”, “¡México ama al papa!” o cosas por el estilo. y cuando la canonización del indio Juan Diego nos citaron a la 1 am y desde esa hora, las siguientes 9 horas hasta que inició la ceremonia fueron ensayos de porras para recibirlo, videos, musica, anuncios de que el papa ama a México, y todo en torno al papa… No se extrañen que mucha gente sintio abrirse el cielo cuando Juan Pablo II llegó y bueno, la mayoria de los asistentes ni se enteró que dijo en la homilía, pero recogieron hasta los polvos de colores con los que se elaboraron los tapetes artesanales por donde pasó el papamovil en el atrio (recuerdo que le dije a mi madre en aquella ocasión “esto ha sido como si el domingo de ramos la gente se hubiese entusiasmado más por el borrico que por el Señor que lo montaba”).

    Y sobre la PEDERASTIA de Maciel, veremos que pasa, pero hubieron cartas y denuncias dirigidas a Roma en su momento, pero jamás hubo respuesta; nisiquiera la intención de investigarlo. El papa tendría que haberlo sabido, pues fue un asunto muy sonado hace ya muchos años. Pero veremos que ocurre…

  9. Moises dices que desconoces si el Papa Juan Pablo II llevo una vida de santidad,pero luego comentas que estaba al tanto sobre el tema de la pederastia de el fundador de La Legion de Cristo.
    ¿Estabas presente?
    ¿Enviaste tu alguna de esas cartas de las que dices que no hubo respuesta?
    El tiempo lo pondra todo en su lugar y estoy seguro de que Juan Pablo II sera recordado como uno de los mejores Papas de la historia.

  10. Estoy totalmente de acuerdo con Moisés. Vivimos bajo el influjo del último Papa fallecido y es un símil muy bueno eso de que se venera más al borrico que al propio Cristo…

    Abel: del mismo modo que recelas de las opiniones críticas hacia el Papa, los demás podemos recelar también de tu posición favorable. No estábamos presentes cuando esto y cuando aquello, es cierto, pero tú tampoco estabas presente, por lo tanto tienes la misma autorización para decir que sí o no a los asuntos turbios del Papa: ninguna.

    ¿El mejor Papa de la Historia? Lo dudo mucho. Personalmente, Juan XXIII ya le da cien vueltas.

    • Para mi personalmente, los papas más importantes del siglo XX fueron Juan XXIII y Pablo VI, lo que pasa es que estos papas eran muy molestos para la Curia Vaticana. Cuando haya pasado muchos años más y las cosas se vean más de lejos, se comprobarán que fueron ellos los que intentaron adaptar la Iglesia a los tiempos (el célebre aggiornamento).
      A Juan Pablo II lo vi en dos ocasiones; en una de ellas a menos de cinco metros durante toda una misa de beatificación y hablé con él. Al principio fué un papa valiente, pero posteriormente fué desmontando poquito a poquito todo lo que había montado el Concilio Vaticano II. Fue valiente en lo social y bastante reaccionario en lo doctrinal. Asi pienso yo, que me he leido todos los textos del Concilio y también todas las encíclicas de Juan Pablo II.
      En cuanto a su santidad, no la pongo ni la pondré jamás en duda. Eso solo lo sabe Dios.

  11. ABEL:

    No estaba ciertamente yo presente en el Vaticano cuando se recibieron las cartas, pero aquí en México eso es un asunto público, los afectados por el caso Maciel constantemente hablaban en la prensa, mostraban copias de los documentos enviados a Roma, hay investigaciones serias y muy bien documentadas al respecto (por ejemplo los dos tomos del Dr. Fernando M. Gónzadez -catedrático de ciencias sociales de la UNAM y la UAM-Xochimilco- sobre Maciel y la legión publicados en Tusquets) y bueno, fue un escandalo desde los años 90. Todavía hasta hace muy poco la jerarquía mexicana decía que eran acusaciones falsas (y alguno de los obispos dijo que ni se quejaran que seguramente les gustó); cuando Roma con la llegada de Benedicto XVI cambió su postura respecto de Maciel y empezaron a aparecer los hijos tabién ellos violados, los obispos mexicanos ya se rasgaron las vestiduras.

    Por cierto que (tocando otra fibra aún más sensible) las cartas de las víctimas de Maciel no son las unicas procedentes de México que el Vaticano de Juan Pablo II desoyó, sino las insistentes misivas del abad de la Basilica de Guadalupe, Monseñor Schulemburg y otros sacerdotes e historiadores, tratando de frenar la canonización del indio Juan Diego, puesto que no solo no existe evidencia histórica de su existencia, sino que incluso la evidencia contradice la tradición aparicionista (Schulemburg llegó a decir que era una leyenda piadosa). Silencio de Roma, silencio del papa, quien ya enfermo y cansado incluso vino a realizar la canonización a México, sin que se resolviera jamás la controversia histórica. Mientras tanto Schulemburg recibió un linchamiento mediatico (dijeron que como su familia era alemana, discriminaba a Juan Diego por indio y cosas así.), se vío obligado a renunciar al cargo de abad y despues de su muerte, el ex-abad (quien construyó la actual Basilica) nisiquiera fue velado en el recinto guadalupano, sino en una funeraria privada.

    La cuestión de Juan Diego, como la de Maciel a mí me parecen por lo menos turbias y denotan si no falseo de la verdad o corrupción (que los puede haber), por lo menos a un papa que no era tan buen administrador respecto de la disciplina de los sacerdotes y respecto de las canonizaciones, en las cuales se juega su autoridad. Y ambos casos se tocan; Maciel estubo presente en la canonización de Juan Diego y fue un gran promotor del culto guadalupano, siendo quien construyó la iglesia de Santa Maria de Guadalupe y San Felipe de Jesús en Roma; ¿no podría haber dinero suyo detras de la campaña de canonización de Juan Diego y el linchamiento mediatico de los críticos de la misma?

    La verdad tampoco tendría que irsenos la vida en eso, en todo caso el papa es como el borrico del evangelio, nadie debería ser católico solo por amor al papa, pues en todo caso él solo el mensajero.

  12. Gracias, Antonio, Moisés. De lo que habéis dicho, yo sabía poco o nada, y las informaciones que aportáis -no sólo interesantísimas, sino bien fundamentadas con documentación autorizada y experiencias personales- contribuyen a reafirmar mi opinión sobre el tema, que -lo sé- es bastante dura, pero sin ánimo de dañar la sensibilidad de nadie.

    Es cierto que soy católica, creyente y practicante, pero dentro de esto soy muy poco “papista” -uso mal el término- en el sentido de devota o aficionada a los Papas. Además, cuando una estudia Historia ve que el tema del Papado es más “terrenal” de lo que se percibe realmente a nivel de creyente.

    De todos modos, insisto: nunca ha sido mi intención ofender a nadie, ni faltar el respeto a los Papas, que como cabezas de la Iglesia, lo merecen sin cuestionamientos. Pero eso no quita que no se puedan hacer reflexiones críticas sobre sus personas y gestiones.

  13. Yo también dudo de la existencia histórica de Juan Diego y muy posiblemente, se canonizó a bombo y platillo a una persona que nunca existió.
    Prometo estudiar aun más este tema y hacer un artículo sobre el mismo. Pero mi estudio no se basará en libros piadosos, sino en historia pura y dura.

    • ¡PERFECTO! ESTARÉ MUY PENDIENTE

      Propongo que cuando lo hagas estimado Antonio, se abra una sección para ello y si aceptan alguna colaboración, con gusto podría quemarme un poco la pestaña para escribir algo.

      En México es muy dificil abrir ese tipo de debates, cuando le mencioné algo al respecto a un primo seminarista, casi de da el infarto. Cierto que la Virgen del Tepeyac es un simbolo importantisimo y respetable de la historia del país, pero lamentablemente el aparicionismo más acrítico está instalado en posiciones claves de la jerarquía, y eso a la larga genera más problemas pastorales de los que resuelve (podriamos preguntarnos si la inmensa mayoría de los mexicanos son católicos convencidos o son solo guadalupanos).

      En fin, saludos a todos.

  14. Parece que los papas, aunque la mayoria de los que hablaron ya tiene varios años de muertos siguen causando polemica, yo no me voy ni por un lado ni por el otro, debido que tanto ciertamente pudieron obrar mal como bien, pero al fin y al cabo hay que recordar que todos los papas son humanos y como ya bien han dicho el si son santos o no realmente solo Dios lo sabe, donde si me pronunciare es en el caso del indio Juan Diego, puesto que aunque ciertamente se pone muy en tela de jucio su existencia, por muchos historiadores y clerigos también, hay que recordar que tambien existen supuestas pruebas hasta firmabas por fray Bernardino de Sahagun, el si son ciertas o no realmente no lo se decir, pocas veces me meto en el tema guadalupano debido a que es meterse en camisa de once varas y se vuelve una discusión interminable, por que tanto los que estan a favor como los que estan en contra dan pruebas y mas pruebas y como se dice de los ateos, que por mucho que les digaas nunca creeran y los que creen por mucho que se les diga nunca dejaran de creerlo, realmente el creer que Juan Diego y la aparicion Guadalupana son ciertas, es mas cuestion de fe muchas veces, que de comprobacion cientifica y como bien sabran mis compañeros del blog esto mismo suele repetirse para la mayoria de las apariciones marianas , muchas veces no se puede saber si de verdad hubo una aparicion celestial o fueron delirios de algun desequilibrado mental o inventos piadosos para convertir a la población.

  15. Como es de ver… cada papa ha dejado huella indeleble en su pontificado, juzgandolos a la luz de la historia, buenos o malos, favorables o desfavorables, pero creo que más allá de medir su conducta moral y doctrinal creo que más podemos ver las repercusiones que ellos han tenido, los alcances que han logrado, mucho se ha dicho ciertamente de Pío XII a quien tanto admiro y de quien he estudiado bastante, pero la luz de los archivos secretos (que ni tan secretos son ya) del Vaticano, el eminente historiador Gumpel ha develado el signo positivo de su actuación, signo de silencio?, todo era secreto a voces, todos en su tiempo sabían que el Papa era enemigo ideológico del nacionalsocialismo y actuó contra él, lo demuestran una encíclica jamás editada, solo quedó un bosquejo, cartas de nuncios, delegados apostólicos y visitadores generales para los países y develan la gran capacidad de atención que tenía el Papa para con los judíos, de hecho muchos de ellos le han rendido homenaje en prueba de su enorme apoyo ante estas adversidades. Que lo hayan desvirtuado un montón de gente ignorante y mal pensante, es otra cosa. Las verdades con el tiempo se conocen. No solo lo que dice Abel de la situación de Holanda, Luxemburgo, Alemania, Polonia, la misma Italia, con el hecho de que había planes para secuestrar al Sumo Pontífice, esto demuestra el interés enorme de Hitler por deshacerse de su enemigo. Con más razón siempre creyó Pío que era un endemoniado hasta para hacerle exorcismos a distancia por tal efecto. Y ante esto me remito a las pruebas, a los documentos no solo del Vaticano, de especialistas en la materia, de historiadores. Nunca hacer caso de quienes haciendo uso de historias noveladas le cambian el sentido a la historia y la transforman a su gusto y placer con tal de difamar a un “Santo”, como ya lo hizo Cromwell con su falsa novela del “Vicario”.

    De Juan Pablo II, tuvo que enfrentar un problema grande con el “celibato sacerdotal”, no recordaran al Arzobispo Milingo que se caso con una coreana por una religión de oriental, o la de los sacerdotes del Arzobispado de Los Angeles donde se supone el Card. Mahoney compró el silencio de las familias con varios miles de millones de dolares, que a bien sabidas llego a oidos del Vaticano. Pero no está por demas decir que nuestra Iglesia se maneja todo burocráticamente y de la forma más sutil, bien pudo el papa excomulgar y degradar al Arzobispo y condenar al Card. perdiendo su dignidad por tal hecho, pero juzgar esto nos parece demasiado fácil, no tenemos en mira que eso de evitar escándalos puede afectar a muchas personas, aunque quisiera que los papas tuvieran mas fuerza en su actuar. Juan Pablo II es una gran figura, pero depende de que lado podamos estudiarlo y criticarlo, los hay de lados buenos y otros no tanto.

      • Ilustre Sr. Antonio

        No ha sido por nada. Solo también en un comentario suyo personal donde tiene serias dudas de la existencia de Juan Diego, para ello tiene que estudiar primero (le proporciono material general que debe usted conseguir y leer):

        1. Historia General de las Cosas de la Nueva España, de fray Bernardino de Sahagún.
        2. Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España, de Bernal Díaz del Castillo.
        3. Historia de la Provincia de la Compañía de Jesús, de Francisco Javier Alegre.
        4. Informaciones de 1556, proceso de Montúfar y Bustamante.
        5. Informaciones de 1666, sobre la vida de Juan Diego.
        6. Memoria sobre las Apariciones y el culto de Nuestra Señora de Guadalupe, por Juan Bautista Muñoz.
        7. Historia de los indios de la Nueva España, por fray Toribio Paredes de Benavente “Motolinía”.
        8. Historia de la Conquista de México, de Francisco López de Gómara.
        9. Origen Milagroso del Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, de Luis Becerra Tanco.
        10. Catálogo de obras guadalupanas, de Lorenzo Boturini Benaducci.
        11. Escudo de armas de México, de Cayetano Cabrera y Quintero.
        12. Imagen de Santa María Madre de Dios de Guadalupe, de Miguel Sánchez.
        13. Manifiesto satisfactorio u opusculo guadalupano, Jose Ignacio Bartolache y Díaz de Posada.
        14. Maravilla Americana y conjunto de raras maravillas, por Miguel Cabrera.

        Estas serías para entrar en polémica un poco sobre el hecho guadalupano, esta es mi especialidad el acontecimiento histórico. Están a favor: Fortino Hipólito, Feliciano Velásquez, Eduardo Chávez, Jose Bravo Ugarte, Mariano Cuevas, Ernesto de la Torre Villar, Ramiro Navarro de Anda, Miguel Guridi y Alcocer, Crescencio Carrillo y Ancona, entre otros. En contra: Joaquín García Icazbalceta, Juan Bautista Muñoz, Manuel Olimón Nolasco, Guillermo Schulemburg Prado, Vicente de Paula Andrade, Francisco de la Maza, etc. Quien no están todavía bajo una postura: Miguel León Portilla el mejor nahuatlato que México tiene y uno de los mejores investigadores internacionales. Todos ellos escribieron sobre las apariciones desde diferentes perspectivas. Algunos eminentes investigadores de prestigiadas instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México, el Centro de Estudios e Investigaciones Guadalupanas, Academia Mexicana de la Historia, Academia Mexicana de Geografía y Estadística y Real Academia de Historia en España. Podría proporcionarte mucho documental existente tanto en México como en los EU donde fuentes de archivos abunda como el Archivo General de la Nación con documentos importantes, la Librería Lenox de Nueva York, la Biblioteca Nacional de París y Archivos de Notarías de varias ciudades de México y del Archivo General de Indias de Sevilla y del de Simancas. Del cual poseo algunos facsimilares.

        Juan Diego en la mira… si Roma lo canonizó es porque está probado que existió, conozco el procedimiento que utiliza las Causas de los Santos (por ello formo parte de un proceso de beatificación de un sacerdote) y no cualquier proceso histórico avalado pasa la aprobación, leyendo la Positio creo que fue una ardua labor la de los investigadores históricos que fueron Dr. José Luis Guerrero Rosado (Derecho Canónico y profundo conocedor de las fuentes guadalupanas), Dr. Fidel González Fernández (en Historia por la Gregoriana de la que es profesor) y Dr. Eduardo Chávez Sánchez (en Historia y Rector de una Universidad Católica). Un resumen de esa investigación está en “El Encuentro de Guadalupe y Juan Diego”.

        Y así puedo darle referencia a más de 3000 libros y documentos existentes sobre la Virgen de Guadalupe y Juan Diego, del cual tengo muchas obras.

        Dios, Patria y Libertad. México junto a la Insigne y Nacional Basílica de Santa María de Guadalupe a 20 de septiembre de 2010.

  16. Mi querido amigo,
    Creo que es mejor que quites lo de Ilustre Señor; yo te lo agradecería mucho. Prefiero el estimado amigo.
    El texto sobre San Juan Diego está escrito y en reserva para ser publicado. Expongo sucintamente los pros y los contras pretendiendo únicamente crear un debate sereno sobre este tema. Ni usted me va a convencer a mí con su mucha bibliografía ni yo pretendo convencer a nadie. Ya pasaron los tiempos de “sentar cátedra” y no me podrá negar algunas de las cosas que en el artículo leerá en su momento.
    Yo se que, por mucho que en determinados sectores se quiera acallar, este debate está en la Iglesia mexicana aunque se haya producido la canonización.
    Y puestos a exhibir bibliografía, paso del tema y le invito a que venga a casa y verá mi inmensa biblioteca sobre temas hagiográficos y, por cierto, yo también he trabajado en alguna Causa y he pertenecido a alguna que otra representación oficial ante el Vaticano, pero dejemos las “medallas” aparte, por favor. Aquí tratamos de debatir entre hermanos y/o amigos y no otra cosa.

    • Lo de Ilustre es siempre con todo el respeto para las personas, reconozco su sapiencia, la controversia guadalupana es eso simplemente controversia amigo Antonio. Yo tampoco pretendo que todo mundo crea lo que creo sino aporto lo que se y lo que se ha hecho y escrito sobre el acontecimiento (titulo que prefiero darle), esperare con ansias el articulo que usted realiza, sera un buen tema de discusión, espero un dia visitar la Madre Patria y conversar personalmente sobre el tema y observar con todo gusto su biblioteca, no son medallas, para mi siempre son gruesas cruces que como cristiano debo cargar, un titulo no me da nada, al contrario provoca orgullo.

      Quedando enteramente de usted, envio un cordial saludo.

      Dios, Patria y Libertad. México junto a la Insigne y Nacional Basilica de Santa María de Guadalupe a 22 de septiembre de 2010.

  17. Como vamos a ser amigos y compartir este blog por mucho tiempo, si Dios quiere, yo prefiero que nos tratemos como tales.
    La discrepancia, si es sana y correcta en sus exposiciones, no es mala. Muchas veces ayuda a seguir profundizando en las cosas.
    Un cordial saludo y a tu disposición

    • Don Antonio, estimado amigo.

      Eso sí, también, cada quien tiene diferentes opiniones y ha estudiado el tema como le ha sido posible, es bueno abrir discusiones, no para enfrentar las dos partes sino para agotar los conocimientos sobre esta situación e ir buscando que cada lector saque sus propias conclusiones. Mis investigaciones no son la última palabra para algún suceso histórico. Reciba de mi parte la mejor de las intenciones, mi amistad y mis respetos.

      Dios, Patria y Libertad. México junto a la Insigne y Nacional Basílica de Santa María de Guadalupe a 26 de septiembre de 2010.

      Fray Marcelino de Jesús, CSFJ

  18. Raúl,
    Te habrás dado cuenta que este artículo fue publicado el 14 de septiembre del 2010. En esa fecha, ni Pablo VI era venerable ni Juan Pablo II era beato.
    En los artículos escritos después de la beatificación, ya decimos Beato Juan Pablo II, pero en los anteriores sería incongruente darle ese título cuando no lo tenía, ¿no lo crees?

  19. Hay dos Papas siervos de Dios ademas de los nombrados. Siervo de Dios Benedicto XIII (siglo XVIII). Siervo de Dios Pio VII Chiaramonti (1800-1823). Vease Santi e Beati.
    En cuanto a Pio XII lease a su mejor biografo Igino Giordani (Pio XII, un grande Papa) a Hubert Jedin ( tomo IX de la Historia de la Iglesia por el mismo Jedin dirigida y finalmente al padre Pierre Blet ( Pio XII y la segunda guerra mundial ) Todos ellos hacen justicia al inmortal Pontifice.

Deja un comentario