Nuestra Señora de la Salud de Algemesí: 750 años de devoción

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Imagen original de Nuestra Señora de la Salud, hallada en 1247 y destruida en 1936

A petición de un lector, y aprovechando que recientemente se han dado las fiestas patronales de Algemesí (Valencia, España), ciudad de la cual soy hija y vecina, voy a escribir brevemente acerca de la patrona: Nuestra Señora de la Salud.

La imagen original fue hallada en el año 1247 por un labrador en la zona de Berca -una partida exterior de Algemesí-, concretamente, encontró a la Virgen dentro del tronco de una morera estéril. Tal es lo que nos refiere monseñor Curçà en el siglo XVI, y describe así el hallazgo:

“… reparó el dicho vecino y vio que dentro del hueco de dicha morera había un personaje, y llegándose más cerca, vió que era una imagen de Nuestra Señora, mui morena…”

Ciertamente el hallazgo de la imagen de la Virgen fue uno más entre un fenómeno frecuente en el siglo XIII que son los hallazgos de Vírgenes antiguas –entre ellas, las famosas Vírgenes negras-, siendo el de la Virgen de la Salud el tercero en tierras valencianas: sólo la adelantan la Virgen de Vallivana de Morella (año 1234) y la Virgen del Puig (1237). La imagen respondía a la tipología de Virgen sedente románica, inspirada en la Theotokos bizantina: sentada en un trono, con el Niño Jesús sentado en su rodilla izquierda y un lirio en la otra mano. El Niño, a su vez, sostenía una esfera y estaba en actitud de bendecir.

Sorprendió la tosquedad de la imagen y el que no tuviera ningún adorno ni decoración: estaba esculpida en madera lisa, probablemente de cedro. Eso parece confirmar que era una imagen mucho más antigua: se ha llegado a decir que si data del año 714, antes de la llegada de los musulmanes a la región valenciana, o fue realizada durante el gobierno del Cid en 1094. Ninguna de las dos hipótesis es probable y a mí personalmente no me satisfacen: es antigua, pero no tanto. Probablemente fue realizada en torno a 1200 o poco antes. Es decir, es una imagen del siglo XIII.

En torno al hallazgo oscilan las típicas tradiciones piadosas que se vinculan a este tipo de imágenes: dícese que fue confiscada por las autoridades de la cercana villa de Alzira, de la que Algemesí era jurídica y eclesiásticamente dependiente en aquella época, y que volvió a aparecer en Algemesí, en su morera, dando a entender que quería ser de este lugar. También, que durante el conflicto de Les Germanies, un fusilero disparó hacia la imagen con intención de dañarla, pero el proyectil rebotó sobre ella y regresó hacia el agresor, matándolo. Asimismo, la cantidad de milagros y prodigios atribuidos a su intercesión daría lugar para muchas páginas. La mayoría se relacionan con la curación de enfermedades, haciendo honor a su advocación, en la que profundizaremos enseguida.

Fue hallada en el árbol, como decíamos, el año 1247, y sin embargo hasta el año 1568 no respondió a una advocación concreta, era llamada simplemente Mare de Déu (Madre de Dios) o incluso Virgen de los Dolores. Fue entonces cuando el pueblo devoto, lamentando quizá la sobriedad de la imagen, optó por embellecerla y la decoraron con colores y ornamentos. Es entonces también cuando se decide darle un nombre: según la tradición, tres sacerdotes (Miquel Curçà, Rafael Frasquet y Francesc Joan Dacir) discutieron cuál sería el nombre de la advocación, debatiéndose entre “Nuestra Señora de la Consolación”, “Nuestra Señora de los Ángeles” y “Nuestra Señora de la Salud”. Como no se pusieran de acuerdo decidieron echarlo a suertes, y hete aquí que pese a las insistencias de monseñor Frasquet, hasta tres veces dio como resultado la advocación de la Salud. Una graciosa rima recuerda el momento:

Tres vegades va insistir
mossén Frasquet, cabut;
i tres vegades va sortir:
Mare de Déu de la Salut!

Parecía claro, pues, que debía llamarse Nuestra Señora de la Salud, y así la aclamó el pueblo, contento, porque era ya una advocación mariana antigua, cuyos orígenes se ven en el icono bizantino Salus Populi Romani que se venera en Roma, y que viene también recordada en la Letanía Lauretana: Salus Infirmorum, ora pro nobis! Desde entonces la devoción fue prosperando, y en 1703, se instituye la fiesta a la Virgen de la Salud los días 7 y 8 de septiembre como fiesta mayor de la villa.

Imagen actual de Nuestra Señora de la Salud. Basílica Parroquial de San Jaime Apóstol, Algemesí (Valencia, España). Foto: Ana María Ribes. Todos los derechos reservados

El estallido de la Guerra Civil marcó el fin de la existencia de aquella valiosa imagen de siete siglos de antigüedad. Aunque había sido puesta a salvo por el rector local, los milicianos le encontraron, se la quitaron, la destruyeron a hachazos y le prendieron fuego, reduciéndola a cenizas. Tan sólo unas pocas astillas de madera se pudieron salvar: se conservan actualmente en la imagen-relicario de la Virgen en la Capella de la Troballa, calle Berca, donde antiguamente se alzara el árbol que fue su primer trono.

Ya en 1939, acabado el espantoso conflicto, se trató de rehacer la imagen mediante viejas fotografías y recuerdos personales de los vecinos. La primera imagen resultante, de barro, resultó demasiado tosca y no se ganó el afecto del rector Belda, quien dijo que no le inspiraba devoción, y que se precisaba una de facciones más dulces.

Es así como nace la imagen actual: obra del escultor Felip Panach Ballester, reproduce la imagen original, aunque tratando de conservar la sencillez primigenia de la imagen: llama la atención por su expresividad serena y equilibrada. Los repintes y adornos que se le añadieron a la imagen original no están reproducidos en ésta: al igual que en su estado primigenio, viste una sencilla túnica y manto oscuros y lleva la cabellera negra suelta a la espalda. Eso sí, es mucho menos morena de lo que lo fue la original, pero eso no quita que los vecinos hayan seguido llamándola por el cariñoso apelativo de La Moreneta. Por lo demás, toda la riqueza de la imagen ha quedado en la corona –está canónicamente coronada-  en la cual se van engarzando las alhajas donadas por las mujeres devotas. En su honor, también, muchas niñas de Algemesí reciben el nombre de Salut o Maria Salut.

Se podría decir mucho más, pero creo que no es necesario extenderme. También daría mucho que hablar las fiestas dedicadas a ella cada 7 y 8 de septiembre, que actualmente están en auge por su interés turístico, su declaración de Bien de Interés Cultural y su aspiración al Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, pero para eso os dejo este vídeo, precisamente realizado para la candidatura, que resume perfectamente la parte más llamativa de estas fiestas: la procesión con los bailes.

Y bueno, sólo queda decir que quien quiera venir a disfrutar de estas fiestas, es siempre bienvenido. Más allá del hecho de que soy vecina de Algemesí, es verdad que son dignas de ver, nos dé la UNESCO su reconocimiento o no.

Addenda: el 28 de noviembre de 2011, las fiestas dedicadas a Nuestra Señora de la Salud en Algemesí (Valencia, España) son finalmente declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la delegación de la UNESCO reunida en Bali, Indonesia.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

14 pensamientos en “Nuestra Señora de la Salud de Algemesí: 750 años de devoción

  1. ¡Maravilloso articulo Mel!
    Me fascinan las historias que hay detras de los hallazgos de imagenes de La Virgen,aunque casi todas tienen sus similitudes, son a la vez diferentes.
    Lastima por la imagen antigua,de todas formas la actual es una virgueria del arte,con una decoracion preciosa.
    Me imagino que las imagenes en blanco y negro del video son ya de despues de la guerra ,¿no?
    Abel

    • Muchísimas gracias por tu comentario 😀 Sé que el artículo y el vídeo son un poco largos, pero vale la pena verlos y agradezco la atención prestada. Al fin y al cabo, todos pertenecemos a un lugar y sentimos cariño por nuestras tradiciones…

      En general la imagen actual es querida y aceptada por los vecinos, aunque he oído algún comentario desfavorable también. Lo que estaba claro era que la imagen antigua era irrecuperable, así que uno hace lo que buenamente puede. Por ejemplo, la imagen-relicario de la que hablaba, donde se guardan las astillas de la vieja, y otra imagen que hay en una capilla de calle donde vive mi abuela, son más parecidas a la original, ¡casi negras! Pero resultan toscas y poco dulces comparadas con ésta.

      Y sobre la pregunta que me haces de las imágenes en blanco y negro, la verdad es que no sé a ciencia cierta de cuándo son, pero deduzco que sí son posteriores a la guerra, porque en la escena de la entrada de la Virgen a la Basílica, si te fijas, las estatuas de San Vicente Ferrer y San Vicente Mártir (a la derecha y a la izquierda de la fachada, respectivamente) están decapitadas. Es signo de la evidente agresión a lo sagrado durante este horrendo conflicto.

      • Gracias, Ana Maria.
        He leído con interés tu artículo y te doy las gracias nuevamente por el mismo. Es verdad lo que tu misma dices, hay similitudes con otras “apariciones” de Vírgenes. En Andalucía, de donde soy, raro es el pueblo en el que no se apareció la Virgen, de una u otra manera y se opuso a que se la llevasen de allí. Historias y/o leyendas…, miles. Pero lo sustancial, lo importante es el cariño que se le tiene en los pueblos y ciudades a la Madre de Dios, que es también nuestra Madre.

  2. GUUUUUAAAAAA !!!!!! YA ME ENAMORE DE ESE PUEBLO MAGICO DE ESPAÑA, ME ENCANTO ESA DANZA DE CON LAS CASTAÑUELA GUUUUAUUU! SU TRAJES DE SUS DANZAS SUPER HERMOSAS, Y LA DEVOCION A MARIA SANTISIMA REALMENTE ADMIRABLE, VIVA LA MADRE SANTISIMA DE LA SALUD!! VIVA ALGAMESI!!!, VIVA vALENCIA!!!!! Y VIVA eSPAÑA!!!!!!!!!!

  3. Exelente articulo Mel, debo decir que no sólo España tiene por montones las Virgenes aparecdas también en América se cuentan por montones Virgenes que se aparecen de la nada, hay que recordar a la Caridad del Cobre en Cuba, la Soledad de Oaxaca, en México y varias más, pero sea como sea debo decir que igual me encantan estas historias de Virgens y santos aparecidos siempre son apasionantes y esta no es nada menos, aunque debo decifr que particularmente me gusta más la imagen actual que pusiste que la antigua, peor aun asi que lastima de la perdida de reliquia sagrada e historica , pero asi es el hombre cuando se deja llevar por fanatismos y enloquecimientos.

  4. Hola Ana,
    con emoción he leido tu articulo y me encantó. Eres una historiadora de la historia religiosa estupenda y espero que publiques muchisimos articulos mas (no cabe duda).
    Siempre puedes contar con mi apoyo y gracias por compartir tus conocimientos con nosotros.
    un fan aleman
    Conde_Barroco

  5. Interesante artículo, muchas gracias Ana.
    No hace mucho, he pasado unas horas en Algemesí (no tantas como hubiera deseado)…Entre las fotos que he tomado, tengo dos lugares sin documentar, ya que no he podido preguntar a nadie…Es posible que ambos estén relacionadas con tu relato, pues me da la impresión de que se trata de la misma Virgen…Una de ellas, es de una fuente, con dos caños, adosada a una fachada, sobre la que destaca un panel, con una Virgen con Niño, en un tronco de árbol, rodeada de ángeles y pastores, al fondo una ermita y una fuente…Las otras fotos, son de una portada-pone Porta del aire-sobre la que existe otro panel de azulejos, con una Virgen y el Niño, también en el tronco de un árbol, rodeados por dos ángeles, sobre la leyenda: “Salus informorum, ora pro nobis”. En el interior de la portada, un maravilloso patio, con una pileta de mármol en el centro y una escultura de una señora con dos niños, rodeados de plantas muy cuidadas. Al fondo, una portada de piedra, con puertas de madera decoradas…
    ¿Podrías publicar algo sobre estos lugares?
    Un cordial saludo.

    • El primer lugar al que te refieres es la fuente de la Virgen en la Calle Berca, que está muy muy cerca de la Capella de la Troballa. Yo también tengo fotos de este sitio, si lees el pie de foto, verás algo de información:

      http://meldelen.deviantart.com/art/Fons-Salutis-80416809?q=gallery%3Ameldelen%2F3815163&qo=11

      El otro es, como bien dices, la Porta del Aire, que es la entrada posterior de la Basílica de San Jaime, donde está la antigua pila bautismal que ahora hace de fuente en jardincito. La señora con los dos niños -niñas, en realidad- es la Beata Josefa Naval Girbés, una escultura contemporánea obra de nuestro artista local Leonardo Borrás. Para saber más sobre ella, visita: http://www.preguntasantoral.es/?p=1694

      • Muchísimas gracias por tu amplia información, Ana María…, ha sido una suerte encontrar tu blog. Que vuestra Señora de la Salud, con la mediación de la Señora Pepa, te conceda todos tus deseos…
        Recibe un cordial Saludo.

        • Buenos dias Jose Luis, yo te añadiria un par de comentarios mas a lo que Meldelen te ha indicado. La Fuente, de la que ya no surte agua, está situado en el lugar donde se cree estaba originariament, pues allí se hallaron las raices de la morera, arbol donde se encontró la imagen, como en ese lugar no podia construirse una capilla, esta fue contruida unos metros mas lejos, al final de la calle de Berca, uno de los caminos de salida de Algemesí en época antigua.
          El segundo lugar, La porta de l’aire “la puerta del aire” no se la llama así porque haga mucho viento, sino porque es la puerta que da acceso a la iglesia y donde se situa el organo principal, en la actualidad dedicado al Maestro organista Cabanilles, la porta de l’aire, es una, digamos mala traducció al valenciano de “la puerta del viento” pues el organo anteriomente indicado està dedicado a eolo el dios del viento el cual hace sonar el órgano. La fuente en el patio es la antigua pila bautismal de la iglesia donde fue bautizado el organista Cabanilles

          • Muchísimas gracias, Edu; ya veo qué equivocada estaba en algunas cosas, sobre ser vecina de Algemesí. Eso sí, me cuesta pensar que el viejo órgano estuviese dedicado al dios Eolo. El órgano es un instrumento litúrgico barroco y se dedicaría al Dios cristiano o a un Santo -como Santa Cecilia, patrona de los músicos- pero, ¿a un dios pagano? Se me hace un poco raro eso.

Deja un comentario