San Gabriel de la Dolorosa: co-patrono de la juventud

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Retrato verídico de San Gabriel de la Dolorosa.

San Gabriel de la Dolorosa nace en la ciudad de Asís el día 1 de marzo de 1838. Es bautizado en la catedral, en la misma pila bautismal que San Francisco y Santa Clara, recibe el nombre de Francisco.
Sus padres era Santos Possenti e Inés Frisciotti. Santos Possenti era gobernador civil (cargo diferente de lo que actualmente conocemos) y fue amigo íntimo de los que más tarde llegarían a sentarse en la cátedra de San Pedro: Pío IX y León XII; su madre procedía de la nobleza, emparentada con los Frisciotti. Pocos años después se trasladarían a vivir a Spoleto, donde el padre había sido encargado gobernador. Cuando Francisco aún no tenía cumplidos los cuatro años de edad, su madre, que contaba con 41, moría rodeada de sus diez hijos. El futuro santo quedaría desde entonces al cuidado de su hermana mayor, María Luisa, y de Pacífica, una empleada en el hogar de los Possenti.

En el año 1844 comienza su educación infantil con los Hermanos de las Escuelas Cristianas. De niño su rasgo más sobresaliente era su gran amor hacia los pobres; y su gran defecto: era pronto a estallar en ira y enojarse, aunque rápidamente los arrebatos se extinguían. Recibe la primera comunión a los diez años,y uno de los testigos aseguró que semblante parecía transfigurado.
En la adolescencia creció su vanidad, le gustaba vestir finamente e ir a la última moda, no permitía que sus trajes tuvieran la menor mancha o arruga. Asistía frecuentemente a las representaciones teatrales, le encantaban las novelas románticas y una de sus mayores pasiones era el baile. A pesar de este cambio de carácter, tan normal en la adolescencia, siguió cumpliendo fielmente las prácticas religiosas. Tenía una grandísima devoción a la Virgen María, bajo la advocación de Nuestra Señora de los Dolores, y en casa tenía una imagen de La Piedad a la que adornaba con flores y rezaba sus oraciones todos los días. Un día tuvo que rechazar una acción impúdica por parte de un amigo o conocido con una navaja de grandes dimensiones que ocultaba entre sus ropas.

El 13 de febrero de 1853, cuando Francisco cuenta con 15 años, les llega la noticia desde Roma del suicidio de Lorenzo, hermano suyo, que contaba con 27 años de edad. Éste había entrado en la masonería italiana y trataron de que cometiera un homicidio, viéndose acosado no encontró otra salida que el suicidio antes que cometer un asesinato.
A los 17 años surge por su mente la llamada divina a la vocación, pero se resiste a escucharla pues no quiere desprenderse de las diversiones mundanas. Un día enferma gravemente y creyéndose morir promete hacerse religioso si se salva, pero una vez restablecido se olvida de su promesa. De nuevo, enferma gravemente de la garganta y se encomienda al por entonces Beato Andrés Bobola, tras aplicarse a la parte enferma una estampa del mártir se duerme y despierta curado. Agradecido, de nuevo promete hacerse religioso, pero una vez más las diversiones tiran de él. Por esta época era un gran aficionado a la caza, en una ocasión tropieza y la escopeta se le dispara rozándole la frente, Francisco ve en ello un aviso del cielo referente a su promesa, la renueva, pero no será hasta poco después cuando ocurra el gran cambio.
El día del Corpus de 1855, 7 de junio, mientras Francisco lleva la cruz procesional por las calles de Spoleto, alguien se le acerca y le da una terrible noticia: su querida hermana y en parte madre María Luisa, ha muerto repentinamente. Ante tal impacto el joven medita y le comenta a su padre sus planes para hacerse religioso, pero éste le disuade invitándole a funciones de teatro, reuniones de amigos e incluso tiene previsto un prematuro noviazgo para su hijo con una de las jóvenes más elegantes de la ciudad.
El 22 de agosto de ese año, la ciudad de Spoleto está de fiesta. La Sagrada Icone (imagen venerada de la Santísima Virgen) es paseada triunfalmente por las calles de la ciudad. Francisco queda sus ojos clavados en los de Ella y en lo más profundo de su corazón oye la voz de la Virgen que le dice: El mundo no es para ti; la vida religiosa te espera. Francisco se siente herido, para ocultar su emoción corre a llorar en el silencio y la soledad, empieza su nueva vida.

Santuario de San Gabriel de la Dolorosa. Issola del Gran Sasso (Teramo), Italia.

El mismo Francisco oculta en un primer momento su cambio interior ante sus amigos y padre y continúa su vida como seguía haciendo, pero tanto en las reuniones de familia, amigos o en el teatro, alegando cualquier excusa se va a orar a la catedral, frente a la Santa Icone. Francisco pide consejo a los padres jesuitas Carlos Bompiani y Tedeschini, así como con el Santo ermitaño de Cesi. Todos ven claramente su profunda vocación religiosa y lo alientan dándole sabios consejos, finalmente el joven se decide a pedir el permiso de nuevo a su padre. Las lágrimas y sollozos de Francisco entrecortan sus palabras, tampoco su padre puede disimular su pena. Cuando le pregunta qué instituto ha elegido para consagrarse al Señor y Francisco le responde que la Congregación Pasionista, su padre no sale de su asombro: Santos Possenti la considera una de las congregaciones más austeras de la Iglesia. El padre hace que medien otros de sus hijos: Luis Tomás, que es dominico, pero no hay nada que hacer: pasionista será Francisco. Sobre el porqué de la vocación a la Congregación Pasionista nada se sabe con certeza, bien pudo influir la canonización de su fundador (San Pablo de la Cruz), decretada por Pío IX en 1853 o bien por un compañero de estudios, Calandrelli, recién llegado de Roma y que deseaba hacerse pasionista.

El día 6 de septiembre de 1856 parte acompañado por su hermano Luis, sacerdote dominico, para el noviciado pasionista en Morrovalle, pero antes hará una parada en Loreto, se despide de su supuesta “novia”, llamada María, ésta no sabe que la despedida es para siempre. De esta joven se sabe que era hija del abogado Pennacchietti, que sintió un gran afecto por Francisco y estuvo presente en su beatificación.
El día 9 llega a Morrovalle, el 10 ingresa en el noviciado pasionista y el día 23, festividad de la Virgen de los Dolores, recibe el hábito tomando el nombre de Gabriel de la Virgen Dolorosa. Gabriel no era un santo cuando entró en el noviciado, tuvo que aprender a controlar su genio. El nombre de Gabriel lo tomó por el Arcángel que anunció a María la Buena Bueva, su devoción a la Santísima Virgen se incrementó en el noviciado tras leer “Las Glorias de María” de San Alfonso María de Ligorio y “El amor de María” del monje camaldulense Padre Roberto.

En el jardín del convento, Gabriel se reservó un trocito para sembrar y cuidar las flores dedicadas expresamente para el altar, él se encargo personalmente de su cuidado durante todo el año, en la comunidad era conocido como “el jardín de María”. En el desván del convento Gabriel descubre una imagen deteriorada y olvidada de la Virgen de los Dolores, con gran esmero y amor se encarga de restaurarla. El 22 de septiembre de 1857 termina el año de noviciado y emite la profesión religiosa. Terminados los estudios de filosofía y latín al año siguiente, comienza después los de teología. El 10 de julio de 1859 llega al convento pasionista de Isola del Gran Sasso, donde permanecerá los pocos años que le quedan de vida.

Imagen yacente que contiene los restos del Santo. Santuario de San Gabriel de la Dolorosa. Issola del Gran Sasso (Teramo), Italia.

En 1861, con 23 años, Gabriel se siente cansado y sin fuerzas, tiene la primera hepmotosis (vómito de sangre) producido por la tuberculosis; toda la comunidad se alarma, pero Gabriel conserva la paz y serenidad. Motivos políticos impiden su ordenación sacerdotal, problemática ya de por sí, por su estado de salud. En el mes de febrero de 1862 su estado empeora, los médicos tratan de atajar la enfermedad por todos los medios, pero la enfermedad avanza. Postrado en la cama recibe el Santo Viático, profiere jaculatorias tan tiernas que los que le escuchan no pueden evitar llorar. Gabriel decía: “María, mi dulce María, tú bien sabes que te amo. Te lo he jurado. Cumple tu ahora tu palabra” y sosteniendo un crucifijo al que imprimía ardorosos besos “Amado Jesús mío, amor por amor, dolores por dolores, sangre por sangre”. También antes de morir Gabriel fue tentado por el demonio, en una ocasión preguntó cómo habían dejado entrar tantas mujeres en su habitación y gritaba que las echaran.
En las primeras horas del 27 de febrero pide la absolución varias veces, juntando sus manos con el crucifijo y una estampa de la Virgen de los Dolores la recibe. Con los ojos hacia el cielo prorrumpe en un suspiro “Pronto, Mamá mía. María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndeme del Enemigo y acógeme en la hora de la muerte”. El semblante se le transfigura y dice sus últimas palabras “Jesus, José y María, ex…pi…re en paz con vosotros el alma mía”. Gabriel acababa de expirar a las 6:30 de la mañana, le faltaban dos días para cumplir los 24 años.

El 31 de mayo de 1908 es beatificado por San Pío X. El 13 de Mayo de 1920 es canonizado por Benedicto XV junto con Santa Margarita María Alacoque (propagadora de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús). Su anciano hermano, Miguel Possenti, estuvo presente. En 1926 es nombrado co-patrono de la juventud católica italiana por Pío XI. En 1959 es nombrado patrono especial de la región de los Abruzzos por San Juan XXIII. El 30 de junio de 1985 el papa San Juan Pablo II bendice la cripta del nuevo santuario de San Gabriel de la Dolorosa, que comenzó a construirse en 1970, con capacidad para 12.000 personas, 6.500 de las cuales sentadas.

Cripta del Santuario, con la urna del Santo en el centro. Santuario de San Gabriel de la Dolorosa. Issola del Gran Sasso (Teramo), Italia.

La relación de San Gabriel con Santa Gema ya se comentó en el articulo dedicado a esta Santa mística de la ciudad de Lucca. Basta con decir que en tiempos de Santa Gema, San Gabriel ya había sido declarado Venerable y gozaba de gran fama, Gema leyó un libro sobre la vida del venerable (al que en un principio no prestó mucha atención) y quedó impresionada. Durante una grave enfermedad Gabriel la visitó y animó a que realizara una novena a la por entonces Beata Margarita María Alacoque, tras finalizarla sanó.
Qué casualidad (¿o no?) que San Gabriel y Santa Margarita fueran canonizados el mismo día… A pesar de la recuperación de Gema, San Gabriel continuó manifestándose a ésta y la conduciría a una mayor intimidad con María, y por Ésta a Jesús y los misterios de su Pasión.

Bibliografía:

– DE LA CRUZ, Juan y GARCÍA MACHO, Pablo, “San Gabriel de la Dolorosa”, Colección Testigos, nº 37.  Editorial Edicep, mayo 2005.

Abel

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

31 pensamientos en “San Gabriel de la Dolorosa: co-patrono de la juventud

  1. Muchas gracias, Abel.
    ¡Qué buen ejemplo para nuestra juventud! Aunque yo soy de los que piensan que nuestra juventud tiene más valores positivos que defectos; lo malo es que esto último es noticia y no primero no lo es.
    Muchos jóvenes dedican gran parte de su tiempo libre a causas solidarias y casos de estos los tenemos muy cerca y no los valoramos suficientemente, o simplemente los ignoramos. El fallo es nuestro, de los adultos.

  2. Hay buenos ejemplos para los jovenes de hoy en dia como este santo Pasionista,y sus vidas no tienen que echarlos para atras a la hora de leerlas,no todo son aflicciones y malos momentos.(Santo Domingo Savio,San Estanislao de Kostka,Sierva de Dios Rebeca Rocamora,San Luis Gonzaga,Beata Laura Vicuña,Beato Galileo Nicolai,Santa Teresita etc etc.

  3. Siento ser la voz discordante (para variar…) pero aunque no cuestiono para nada la santidad de este muchacho, no me gustó eso de que protestó que hubiese mujeres de visita y gritara que las echaran. Eso no me parece un ejemplo a seguir. Manía pura y dura, la de la religiosidad de la época, y por desgracia aún imperante en muchas zonas, la de pensar que las mujeres somos objeto de pecado y de tentación, cuando el pecado y la tentación están en uno mismo y no en los demás.

    Muy contradictorio, además, en un joven que fue criado por su hermana y a la que quería como a una madre, así como devoto de la Virgen María, que, gran obviedad: también era una mujer. Y luego gritar que echaran a las mujeres que habían ido a visitarlo en su enfermedad, sintiéndose inexplicablemente tentado por ellas, cuando ya estaba agonizando.

    ¿Qué justificación hay para esta actitud? Ninguna. El chico es hijo de su época: de un machismo puro y duro, sin más.

  4. Ana Maria quiza no me he explicado en el articulo bien,en su delirio se imaginaba que entraban en la habitacion donde agonizaba mujeres (falta saber de que manera se las imaginaria,no voy a decir que desnudos,pero era un delirio y pudo sentirlo o vivirlo de muchas formas) de ahi lo de la tentacion del demonio.
    El quiso muchisimo a su hermana,como una madre,y tambien a la novia (medio-novia) que tuvo (lo de medio-novia lo digo por que en la misma biografia se menciona asi,por aquella epoca estaba totalmente hundido por la muerte de su hermana y su padre debio influir en el encuentro,pues ya le tenia echado el ojo a esta joven).

  5. Vaya, no lo había entendido así. Creía que de verdad había muchas mujeres de visita. Pido disculpas, pues, me temo que lo he malinterpretado.

    De todos modos había oído también decir extravagancias de estos santos jóvenes, como Luis Gonzaga, que por no mirar a ninguna mujer no miraba ni a su madre, o Gerardo Mayela, que no mamaba los viernes por no tener contacto con mujer el día de la Pasión de Cristo. Seguramente tonterías inventadas por la devoción popular, pero, ¡tela marinera!

    • Lo de Luis Gonzaga aun podria ser creible,lo he leido en biografias,pero me parece una barbaridad,sinceramente.
      Lo de San Gerardo,siendo un niño por no decir un bebe…ejem,como que veo algo dificil que en viernes santo no tomara pecho.

    • Siento contradecirte Rosario.
      Esta pintura es un retrato que se hizo del santo,lo que ya no se si se hizo en vida o despues,pero que es el rostro del santo lo es.

  6. Lo de San Gerardo Mayela no es cierto. Precisamente él veía a la Virgen Maria en todas las mujeres. Era una visión espiritual y mística que se alimentaba de la inocencia de su alma. El llegó a confesar que jamás había tenido un pensamiento impuro. Ya digo, en todas las mujeres veía a la Virgen.

      • Abel
        ¿Donde digo yo que San Gerardo Mayela no mirase a las mujeres? Digo que en las mujeres veía a la Virgen Maria, pero claro que las miraba. Precisamente, una en concreto a la que ayudó muchísimo, levantó una calumnia contra él; pero ya hablaremos de este santo.
        ¿Y quién te ha dicho a ti que San Luis Gonzaga no miraba a las mujeres? Eso es rotundamente falso; eso es tema de biografías pías, no serias.

  7. Una vez leì en una biografia escrita por un pasionista, creo que era un gran predicador, y que ademàs daba clase de teologìa mistica en un seminario en Italia, y mencionaba: ” este santo italiano y jòven ademàs (san gabriel de la dolorosa) tuvo hermosas visiones que terminò por òrden de su confesor escribièndolas y entregàndoselas para ser estudiadas por los padres censores” (sic), màs adelante menciona: “la inspiraciòn del Espìritu Santo en el pequeño pasionista hicieron que recibiera experiencias mìsticas formidables, entre ellas, la Virgen Santìsima se le apareciò para dictarle un cuadernillo con datos acerca de la pasiòn de Cristo que esperemos salga a publicaciòn” (sic). Me gustarìa saber de cuàles obras habla este sacerdote pasionista R. P. Riccardo Millares O., porque no menciona los tìtulos, simplemente habla de tales obras que describo lìneas arriba. Ademàs, si estas experiencias mìsitcas fueron dadas por el Espìritu Santo el padre se contradice al decir: “San Pablo habìa sido quien intercedìa por el joven Gabriel para guiarlo en la labor de escritor mìstico”, y cosa que no me pareciò o se me hizo muy confuso lo siguiente: “el joven Gabriel durante su juventud, tendìa hacia la sexualidad desenfrenada y a los amorios de toda clase de gènero” (sic), a què clase gènero se refiere el sacerdote? No me gustarìa pensar lo peor, espero sus comentarios, y sàquenme de las dudas. Mil gracias!!!

    El libro es: “De la locura a la pasiòn: vida de San Gabriel de la Dolorosa” del R.P. Riccardo Millares O., Ed. CEDIT, Milàn, 1995 (trad. P. Carlos Olmedo, OFM).

    Fray MARCELINO DE JESÙS, CSFJ

    • Madre mía, pues si “lo peor” es que tuviese tendencia a la homosexualidad… apañados vamos. Con la cantidad de cosas malas que hay en el mundo.

      Siento escandalizar, pero la homosexualidad no tiene nada de malo. Yo, es que me hago cruces de que en el siglo XXI aún se piensen cosas así… con todo respeto, y perdón, Fray Marcelino, que no he venido aquí a meterme contigo.

      De todos modos ni lo afirmo ni lo niego, porque no sé de este Santo. Quizá Abel o Antonio te puedan decir algo al respecto.

    • Fray Marcelino te comento despues de haber consultado todas las fuentes a mi alcance.

      1-De las hermosas visiones nada se dice en ningun sitio,como tampoco el hecho de que se le apareciera la Virgen Maria para dictarle un cuadernillo.
      El tenia un diario intimo,en el que entre otras cosas redacto un “credo” a Maria,pero no creo que tenga que ver con lo que tu dices.

      2-Hay muchas cosas que dice el libro de este Padre Pasionista que tu leiste que para nada aparecen en ninguna biografia de el..es que me parece muy raro.
      Clases de Teologia Mistica? experiencias misticas?

      Solo puedo decirte que en una carta a un amigo comento que habia recibido grandes gracias de Dios,pero nada mas dijo al respecto.

      3-Sobre la sexualidad desenfrenada en su juventud,estoy totalmente en desacuerdo y no entiendo para nada a este padre Pasionista que escribio lo que tu leiste.
      San Gabriel de joven era muy enamoradizo,pero eran galanterias de las de antes,coqueteos en sociedad,mantuvo la pureza hasta su muerte.
      El mismo comento lo dificil que fue (antes de abrazar la vida religiosa),y sobre sus “amorios a toda clase de generos”,lo mismo,no hay nada.
      Tan solo el hecho ocurrido que en una ocasion otro joven trato de incitarlo o provocarlo sexualmente y tuvo que asustarlo sacando una navaja.

  8. Yo, a estas alturas de la vida, cuando la sexualidad no es tabú y tienen los mismos derechos todas las personas sean cuales sean sus inclinaciones sexuales, no me voy a escandalizar por nada.
    Dicho esto, jamás he leído ni escuchado eso que insinúan de San Gabriel. Fue un chaval que le gustaba la diversión, lo más natural del mundo, pero que no abandonó sus prácticas religiosas. Que sufrió una insinuación de “un amigo”, pero que la rechazó.
    Se hizo religioso, fue fiel a su vocación y se santificó. Y punto final.
    Pero yo insisto, ¿pueden haber santos homosexuales? Pues seguro que si y son tan santos como los otros. ¿O quizás el próximo día 1 de noviembre, cuando celebremos la festividad de todos los santos estamos celebrando la festividad de todos los santos heterosexuales? Me parece una tontería de las que hacen historia.
    Menos mal que Dios está por encima de todas nuestras pamplinas.

  9. Me parece muy buen artículo, felicitaciones Abel, un gran ejemplo para nosotros los jóvenes la vida de este Santo, del que también sólo lo conocía por el nombre y por su devoción a la Dolorosa… Ahora que he leído este artículo, me parecería muy bien que se siguiesen publicando artículos de santos jóvenes, como Luis Gonzaga, Gerardo Mayela, Estanislao de Kostka, entre otros…

  10. Me parece un articulo estupendo, sobre todo porque es un santo, que nos muestra virtudes, que a gran parte de nuestra sociedad contemporanea, se han perdido o son ignoradas completamente.
    1. La castidad: Hoy en dia, en una sociedad super liberal en cuestiones sexuales, uno a veces puede lamentar, la poca espiritualidad que reina en el mundo. Jovenes catolicos, quienes siguiendo su fé y cultivando su cuerpo como templo des espiritu santo quieren guardar su inocencia, pueden ser tratados como extra-terrestres, raros y en casos mas violentos son vistos como psicopatas. Porque? En una sociedad, donde el joven sano es el que ha vivido sus experiencias sexuales, Jovenes que quieren aguardarse su pureza hasta un matrimonio o un servicio de dios son rechazados. Justamente estos santos nos demuestran lo valioso que es nuestro espiritu y que el espiritu debería reinar sobre el cuerpo y no al reves. Jesus nos lo ha mostrado en muchisimas ocasiones.

    2. La Homosexualidad:
    Es evidente, que en una sociedad donde la superficialidad y la sexualidad tienen rango privilegiado (o al menos asi parece), resulta increible que un chico jovens (y guapo como San Gabriel y los otros santos) pueda vivir sin sexualidad alguna. Claro, la respuesta es facil, debe ser homosexual en esa epoca.
    Antes de que haya especulaciones, que si un santo era homosexual o no, se tiene que tener en cuenta de que no importa en absoluto la tendencia sexual de San Gabriel en este caso, porque para entender el mensaje que nos ha dejado San Gabriel no debería interesar. Incluso si pienso en el episodio en el que ese joven “amigo” intenta tentar a su amigo Gabriel y el se defiende con un arma, veo muy claro que este santo lo es realmente y debería ser tomado por ejemplo.
    Que San Gabriel haya sido homosexual tengo tendencia de dudarlo y si la tuvo, hizo justamente lo mejor que pudo hacer: Renunciarla con la ayuda de Dios.
    Y porque hizo en este caso lo mejor? La Homosexualidad en si existe por diversas razones, para que desmentirlo? Pero este tipo de sexualidad es calificado como pecado. Y viendo a mis amigos homosexuales, entiendo dia tras dia mas el porque es calificado asi. Y en este caso hay que ayudar y como mejor con las palabras que dijo Nuestro Salvador a Santa Maria Magdalena: “Levantate mujer, y no peques mas”. El le perdona sus pecados y ella renuncia a sus pecados y vive una vida santa.

    En contrario a nuestra sociedad y politica, que afirman todo tipo de apariencias sin darse cuenta si son buenas o malas, deberíamos como nuestros Santos, que aqui tematizamos, aprendernos el mensaje de Jesucristo a traves de su iglesia y pretender de ayudar a esas personas necesitadas, si sea por razones de una sexualidad sana y responsable o por diversos otros problemas. Que en muchas ocasiones nos da Jesucristo muy buenas respuestas. Los Santos lo sabían y nosotros tambien deberíamos saberlo. Y claro, siempre amando al projimo, como Dios manda.
    un cordial saludo
    Alex

    • Alexander me alegra que te guste el articulo.

      En cuanto a mi opinion personal,no creo que la homosexualidad sea un pecado.
      Solo te puedo dar algo de razon en cuanto al tipo de vida que llevan muchos,pero esto ya es mas por el lado “oscuro” que rodea el lobby gay.
      Desgraciadamente creo que los jovenes homosexuales de hoy en dia piensan (por lo que ven) que todo es promiscuidad,fiestas e incluso frialdad…y lo viven asi (cierta cantidad,no la mayoria).
      Pero tambien esta el lado positivo,tienen ayuda,colectivos,asociaciones,ya no se ven solos y saben que no estan enfermos como hace 30 o 40 años les decian (desgraciadamente incluso hoy en dia todavia siguen llamandoles enfermos) y los jovenes cristianos deberian vivir su opcion sexual sin ningun tipo de miedo para nada.
      Dios no castiga (ni castigara) a nadie por amar a otra persona,solo por el hecho de ser de su mismo sexo,es que hay que ir a lo fundamental para borrar todos los prejuicios,que es el amor.
      Y el amor de Dios es infinito.

  11. Pues yo pienso que Dios no solo es amor, sino que tambien nos ha dado alguna que otra opción positiva para llevar una vida sana y santa. Sino porque destruyó Dios a Sodoma y Gomorra? Y porque echo a la gente, que estaba profanando el templo de su padre?
    Yo, si de verdad amo a alguien, tengo como cristiano tambien la obligación de decirle a la persona que amo, lo que no veo bien. Y ademas decirlo con la mejor intención del mundo. Si a todo le decimos que si en la vida, no nos tendríamos que someter a alguna reglas en este mundo y el mundo terminaría ser consumido por el caos.
    Los Homosexuales que conozco yo personalmente, no estan contentos. Porque es lógico que las parejas homosexuales, en la mayoría de los casos, se basan, no en amor, sino en superficialidad. Lo he visto en el 90 prociento de los casos y del contrario no me convence nadie.Yo si digo, que es una evolución problematica desde la infancia la que conlleva a que haya este comportamiento sexual. Hasta ahora no ha demostrado nadie en concreto y con fuentes fiables cuales son las causas de la homosexualidad y como se pueden afrontar. Poniendo a los homosexuales en el mismo escalón que los heterosexuales no les servirá de nada, porque nunca será las misma constelación de hombre y mujer.
    Yo en realidad si que estoy convencido de que la homosexualidad se puede afrontar como sea. Y no les hacemos a ellos ningun favor, si no les decimos verdades.
    El catolicismo encontró un remedio para la homosexualidad y eso es la completa confianza en Jesucristo y sus palabras. Diganmé que otra posiblidad nos ha dado nuestra sociedad para afrontar a la homosexualidad?

  12. No es que me parezca mal este debate… al contrario, me parece muy bueno que debatamos estas cuestiones, lejos de los encastramientos del tabú, y el hecho de que pensemos diferente le da mucha riqueza.

    Pero en esta ocasión debo ponerme al lado de Abel y decir que le apoyo y comparto su opinión. La homosexualidad no la veo, no puedo verla como pecado… precisamente por lo que él dice, donde hay amor, sea a una persona de tu propio sexo o del sexo contrario, no puede haber nada malo. El amor es el amor, y éste toma muchas formas en este mundo, dado que los seres humanos somos tan diferentes y variados.

    Dices que los homosexuales que conoces no son felices, Álex. Yo también conozco a muchos, y en mi caso son personas plenas y realizadas, algunos creyentes, otros no. Y en mi caso he de decir que son las personas más maravillosas que nunca he conocido. Las que mejor me han tratado. Las que nunca me han fallado. Fíjate, precisamente mucha gente que aparentaba ser tan… decente, correcta, del montón, aunque estos calificativos son banales, esas personas me han dado menos alegrías.

    Por lo tanto yo tampoco puedo fallarles a ellos diciendo que lo que ellos son es pecado, cuando son tan bellísimas personas y creen en el amor y en la amistad de un modo que más de un heterosexual debería aprender. No veo caos alguno en amar y respetar a los que te aman y respetan, de hecho, de ahí viene todo orden. Y hasta Jesús fue más allá, diciendo que debías amar y respetar al que no te amaba ni respetaba (“si sólo amáis a quienes os aman, ¿qué premio tendréis?”).

    Respeto que pienses diferente, Álex, pero en este caso no comparto tu visión. Y en cuanto a Sodoma y Gomorra, eso es una leyenda bíblica (¡gracias a Dios!): no nos sirve como ejemplo para justificar la “homofobia divina”, que no existe. Los odios y maldades vienen de los seres humanos, nunca de Dios. Eso es lo auténticamente cristiano.

  13. Querida Ana,
    tu sabes perfectamente, que trato siempre de respetar a las personas y que las suelo tratar siempre con amor, sean lo que sean.
    Si la homosexualidad vivida, y eso lo subrayo, no es pecado, entonces existen pecados? La homosexualidad no es el unico pecado que ha sido tachado de la mente de los humanos por comodidad, ni mas ni menos. Con eso no quiero desmentir la presencia de la homosexualidad como una attracción sexual como cualquier otra. Pero veo que la homosexualidad ha sido relativada de tal modo, al igual que por ejemplo el divorcio (por eso los divorcios cada vez aumentan mas, asimismo que la homosexualidad, porque justamente son fomentadas y las familias devalorizadas) y yo soy de la opinión que son un peligro para nuestra sociedad, sobre todo en cuestión demografica. Porque entonces ya hablamos de una Europa islamizada? Eso es cerrar los ojos ante un peligro.
    Cada uno tiene que ser responsable de sus actos y se tendrá que justificar ante Dios el dia del juicio final. Yo pienso, que siendo un amigo, tengo que ayudar a mis amigos si veo que estan en un camino, que igual parece primero el mas comodo, pero yo por experiencia digo que les va a hacer mal.
    Ana, sabes perfectamente que tengo mucha experiencia en ese modo de vida por diferentes razones. Amor y compasión no se encuentra en gran parte del mundo homosexual dado a que es un mundo profundamente superficializado.
    Conozco a cambio tambien a homosexuales, que a traves de la religion pudieron llevar una vida digna, sin superficialidades y morbosidad. Claro, la attracción por el mismo sexo no desaparecerá nunca.
    Pero tambien entiendo, que en la Europa sexualizada y homosexualizada uno ya no pueda decir que uno piensa que no ve la homosexualidad como un camino directo a la felicidad. Sería incorrecto politicamente.

    • Pero, ¿por qué la homosexualidad tiene que ser un pecado? Aquí simplemente lo que pasa es que no vemos las cosas del mismo modo.

      No veo pecado es la atracción sexual y el amor entre dos personas de un mismo sexo. Es cierto que hay mucha superficialidad y promiscuidad en el mundo homosexual, no te lo niego, porque lo sé. Pero también lo hay en el mundo heterosexual. El hecho de ser homosexual no te convierte en promiscuo, como tampoco el hecho de ser heterosexual. La conducta de las personas, y en esto seguro que estás de acuerdo conmigo, depende de ellas mismas y no de su orientación sexual.

      Entonces, partiendo de que yo no considero ni consideraré nunca la homosexualidad como un pecado, me temo que soy incapaz de seguirte en tu discurso. Respeto tu forma de pensar, pero no puedo compartirla ni seguirla.

      Así como una Europa islamizada -y aquí muchos se van a llevar las manos a la cabeza- tampoco me parece ni un peligro, ni un pecado. Lo que me da miedo del Islam no es precisamente la religión, que no está tan lejos de la nuestra: adoramos al mismo Dios. Otras cosas del mundo islámico, no precisamente religiosas, pero asociadas históricamente a la religión, son las que me darían absoluto terror… y más siendo como soy una mujer. Ya sabes de qué hablo.

      Pero dejemos el tema del Islam, que no viene a cuento. No entiendo por qué el amor a una persona de tu mismo sexo debe ser pecado. No hay nada malo en ello. Ha existido siempre y es un impulso natural, como tú mismo reconoces.

      Pecado me parece violar, asesinar, maltratar, insultar al prójimo… pero, ¿amarlo? ¿Del modo que sea? Y ojo, que no defiendo la promiscuidad… no es algo que desee para mí, aunque tampoco me siento con autoridad para decirle a otro que haga lo que yo hago. Cada uno somos libres y responsables de nuestras acciones, y ha sido Dios quien nos ha hecho así de libres.

      Libertad para hacer el mal, no, claro. Para hacer el bien, sí. En última instancia, quiero decir: ¿por qué amar como homosexual es hacer el mal? Eso es todo.

  14. La homosexualidad ha existido desde el principio,es algo natural y surge o no surge.
    No es ningun pecado y no creo en ningun Dios que lo considerara como tal.
    Iba a comentar varias cosas pero ya se me ha adelantado Ana Maria por mi.
    Promiscuidad hay tanto en el mundo heterosexual como en el homosexual,ni mas ni menos.
    Se han de valorar a las personas por como son,no por su inclinacion sexual,y el amor homosexual no es un acto de pecado,es una actor de amor.

  15. Sigo sin tener la misma opinión. Esta será vuestra opinión. No la comparto, como ya lo he dicho en todas las entradas anteriores.
    un cordial saludo

  16. Una pregunta ¿Están hablando de la inclinación homosexual o el acto?. Por que la Iglesia no condena a los homosexuales, sino el acto sexual entre personas del mismo sexo.

    • O sea, les permitimos existir como personas -menos mal, ya no los quemamos vivos como en la Edad Media-; pero no les permitimos el amor, las relaciones satisfactorias y el bienestar personal. Muy bonita, la actitud de la Iglesia.

  17. ¿Por qué? Simple… por que todo acto sexual que no lleve como objetivo primordial la procreación es pecado.

    • Sí, claro… muy curiosa la noción del “pecado” cuando éste se vincula a los actos sexuales. Incluso a veces llega a parecer que el coger y matar al hermano sea menos grave que los pecados sexuales.

      El convertir cualquier goce o bienestar personal en pecado es una estratagema de control ideológico y espiritual muy propio de la Edad Media, pero que hoy en día ya no sirve para convencer a nadie. El pecado es el Mal, y no hay mal alguno en el goce sexual consentido y sin agresión.

      Pecado me parece a mí que los matrimonios forzados o las relaciones sin amor se hayan considerado lícitas simplemente porque acaban en procreación. Eso sí que es pecado.

      Ah, y… si fuera así como tú dices, entonces los hijos nacidos fuera del matrimonio y las relaciones con procreación fuera del matrimonio no serían también pecaminosas para la Iglesia, y lo son.

      Lo dicho, una doble moral que no pretende otra cosa que el control.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*