San Vicente Mártir

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

San Vicente Mártir. Detalle del retablo de Ager, obra de Francisco Baget (s. XV). Museo Diocesano de Solsona, España.

Luces y sombras de la vida de Vincentius Hispanus
De lo poco que se conoce de la historia del santo se puede afirmar que Vincentius nació en Osca (Huesca) en el último tercio del siglo III, sobre el año 286, aunque algunos historiadores sitúan su nacimiento en Caesaraugusta (Zaragoza). Por ello se le conoce en algunos casos como San Vicente de Zaragoza, San Vicente Levita, San Vicente Diácono, San Vicente español, San Vicent de la Roda en Valencia y San Vicente Mártir en general. Su padre se llamaba Eutiquio, hijo del príncipe zaragozano Agreso, y su madre Enola, de la que sí se sabe que era de Huesca y se cree que era prima de San Lorenzo. Vicente, que parece ser que provenía de una familia cristiana, dirigente y acomodada, marchó a cursar el estudio general de Filosofía y se formó junto al obispo de Cesaraugusta Valerius, quien le ordenó diácono, y predicó la palabra de Dios en su nombre por el grave defecto que tenía en el habla el obispo. En ese contexto y desatada entre los años 303 y 305 la persecución de los cristianos por orden de los emperadores Diocleciano y Maximiano, llegó a oídos de Daciano, Prefecto de la provincia Tarraconensis, la fama de las prédicas y las conversiones que obraban Valero y Vicente.

Siguiendo así el edicto imperial de reprimir a todos aquellos enemigos de la religión pagana que era la oficial del Imperio Romano, Daciano ordenó que detuvieran a ambos y les llevaran presos, caminando y encadenados ante él a Valentia para que fuesen juzgados por el juez Rufino. Ante la negativa de Vicente de renunciar a su fe, encarceló a ambos pero, al ser Valero ya un anciano y ser de una familia consular, optó por desterrarle a Francia y se cebó con el diácono Vicente al torturarle del modo que se hacía en la época .Así se le aplicaron en la ciudad tormentos como el ecúleo o potro, la catasta en forma de aspa, que separaba brazos y piernas mediante cuerdas, azotes, desgarro con garfios, y la parrilla con carbones incandescentes. Pero Vicente tras todo esto siguió sin flaquear ni morir en ninguno de los instrumentos de tortura y Daciano decide encerrarlo en una celda sembrada de cristales y púas de hierro y con sus miembros inmovilizados con cepos. Cuenta la tradición que Vicente al fin expira en Enero de 304, teniendo de 25 a 30 años, en un mullido colchón hecho con pétalos de rosa en que se habían transformado los cristales y las púas y estando al cuidado de algunos cristianos. Para evitar que el cuerpo del mártir fuera venerado por los cristianos de la ciudad Daciano ordenó que fuera arrojado a un descampado para que fuera devorado por las alimañas, pero su cuerpo fue protegido por los cuervos. Daciano, enfurecido, ordenó entonces que fuese llevado el cadáver a alta mar atado a una rueda de molino. Cumplida esta orden por Eumorfio en playas de Cullera, el cuerpo de Vicente llegó milagrosamente a la orilla en un paraje conocido como la Font Santa, donde se levantó una ermita, en el lugar en que lo encontró la viuda llamada Jónica que le dio sepultura.

Vida y martirio de San Vicente. Autor anónimo (s. XIII). Frontal procedente del altar de la ermita de Santa María del Monte, Liesa (España). Se conserva en la Diputación Provincial de Huesca (España).

Al finalizar la persecución contra los cristianos a partir del Edicto de Milán del Emperador Constantino en el año 313, durante el reinado de Teodosio I, y convertirse el Cristianismo en la religión oficial del imperio en el año 391, el cuerpo fue trasladado a un cementerio que se convertiría en Basílica y mausoleo a las afueras de la ciudad de Valencia (Iglesia-Monasterio de La Roqueta), que generó una inmensa corriente de peregrinaciones.

Salvador Raga Navarro
PRESIDENTE
Asociación Cultural VIA VICENTIUS – GOGISTES VALENCIANS

www.caminodesanvicentemartir.es
http://viavicentius.blogspot.com/

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

8 pensamientos en “San Vicente Mártir

  1. Bienvenido al blog como nuevo colaborador, Salvador, y muchas gracias por compartir los conocimientos de tu Asociación con nosotros. San Vicente es un mártir muy nuestro, entre los valencianos, ya que en Valencia tuvo lugar su martirio y es además el primer testimonio auténtico de la presencia del cristianismo en nuestras tierras.

    Se ha dicho que San Pablo predicó aquí porque dejó escrita en sus Cartas la intención de visitar Hispania para predicar, pero realmente no hay prueba física de este hecho y no parece que llegara a venir. En cambio, San Vicente y su martirio constituyen esa primera prueba, contrastada historiográfica y arqueológicamente, de la presencia del cristianismo en Valencia.

    Para mí es un santo “de casa”, siempre lo hemos tenido presente aquí y yo diría que no pocos, como yo, han crecido entre sus representaciones artísticas, recuerdos y relatos de martirio. Un pedacito de hogar en una persona muy antigua que dio testimonio de la fe, aquí, hace casi 2000 años.

  2. Bienvenido a este blog, que es tu blog, estimado amigo Salvador.
    Gracias por este tu primer artículo sobre San Vicente mártir. Yo, de pequeño, tenía una prima monja en Valencia que me hablaba muchísimo de este santo. Quiero recordar que el convento se llamaba de San Vicente y era de agustinas recoletas. Me envió una teca con reliquia “ex ossibus” del santo, que junto con otras muchas regale hace años a una parroquia de Huelva.
    En una de mis visitas a Lisboa tuve la dicha de venerar sus reliquias en la Catedral lisboeta, sacando algunas fotos de la misma. Pena que esas reliquias no hayan retornado a Valencia que es donde debieran estar.
    Lo dicho, Salvador, estás entre amigos que quieren nos transmitas tus conocimientos y los de tu Asociación sobre este santo.

  3. Como colaborador del blog tambien queria darte la bienvenida y felicitarte por tu primer articulo.
    Siento curiosidad por saber la historia de las reliquias de San Vicente Martir,desde su sepultura en la Iglesia-Monasterio de la Roqueta hasta la actualidad.
    ¿El cuerpo de este santo se encontraba todo incorrupto como el brazo que se conserva en la Catedral de Valencia?

  4. Estimados amigos de Pregunta Santoral : Es un verdadero honor el poder aportar mi humilde granito de arena en nombre de una institución que rebosa ilusión por la difusión de las glorias de nuestro santo mártir. Me consta vuestra capacidad y determinación en ser una herramienta útil para los misterios de la hagiografía y en ese empeño seguro que vamos a concentrar nuestros esfuerzos. Por otro lado , comentar que el destino del cuerpo de San Vicente es una de las grandes incógnitas que nos deja el hecho vicentino. Localidades ilustres como Castres en su Monasterio Benedictino de San Benito o la Catedral de Lisboa , tras haber pasado siglos en una ermita del Algarve se disputan los restos del santo y , sin duda , tiempo tendremos para desentrañar las luces y las sombras de cada teoría. Incluso Valencia puede seguir siendo la ciudad que nunca abandonó su cuerpo según lo que sostiene el brillante erudito Padre Castell. En todo caso el brazo incorrupto de San Vicente puede ser testimonio de cuál pudo ser el estado del resto de su cuerpo en el supuesto de que se hubiese producido una traslación corporal total. Y todo ello nos va a sugerir multitud de historias que desgranaremos con serenidad …

  5. Como frecuente lector de este blog, también quiero agradecer la participación de Salvador como nuevo colaborador, y felicitarlo por esa entrada tan brillante en estos lares. A decir verdad, no tenía idea que se conservara un brazo incorrupto, más bien imaginaba que sus resto se perdieron como el muchos otros contemporáneos, de los que nos quedan unas “lindas” falsificaciones. Cuando sea la ocasión, me gustaría saber más sobre la tal reliquia, y qué estudios se le han practicado.

    • Jeje, pues “la moixama de Sant Vicent” (la mojama de San Vicente, como llamamos cariñosamente al brazo incorrupto del santo, que parece una tira de pescado seco) es una de las principales atracciones de la catedral de Valencia, aunque si te despistas mucho podrías pasar sin verlo.

  6. Como dice Salvador,ya tendremos tiempo para hablar y leer sobre todo el tema que rodea la historia del cuerpo del Santo Martir,desde que se supone se pierde la pista en la Iglesia-Monasterio La Roqueta.
    Esperaremos con ganas todos los articulos que publiques.

  7. buenas noches, quisiera saber si habría una posibilidad o una forma de como traer a México la reliquia de San Vicente Diacono y Mártir, y que yo vivo en el pueblo de San Vicente Chicoloapan ya que San Vicente es el patrón del pueblo

Deja un comentario