El tramo urbano del Camino de San Vicente Mártir en Valencia

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Columna a la que fueron atados los Santos Vicente y Valero. Iglesia de Santa Mónica, Valencia (España).

El tramo urbano el Camino de San Vicente Mártir en Valencia es el entorno de la ciudad romana que presenció el juicio y martirio a San Vicente Mártir, después de un largo recorrido a pie desde Zaragoza del que ya hablaremos, cuyas huellas y vestigios plagan la ciudad y que voy a recorrer con vosotros:

1- Iglesia de Santa Mónica.
Calle Sagunto
Situada junto a la Vía Augusta, la Iglesia de Santa Mónica conserva una columna, que posee un azulejo conmemorativo, donde nos dice la tradición que permanecieron atados San Vicente y San Valero antes de hacer entrada en la ciudad. Dicha columna fue trasladada allí desde el Mesón de Aragón, también llamado de las dos puertas.

2- Catedral de Valencia.
Plaza de la Reina
Monumental edificio valenciano de planta de cruz latina. En su interior se conserva la reliquia del brazo derecho de San Vicente, que cuenta con una curiosa historia de la que con más profundidad trataremos en otro artículo, y una magnífica Capilla dedicada a él. También contiene el Santo Grial. Asimismo tiene obras como las pinturas de Vergara, los espectaculares frescos de la Cúpula de la Capilla Mayor, la escultura existente en la Capilla del Santo Cáliz y otras imágenes como la de la Puerta de los Apóstoles. Sólo decir de la reliquia del brazo, que se conserva en la Capilla de la Resurrección de la Catedral valentina pues hablaremos de ella y su historia con mucha profundidad…

3- Cárcel de la Almoina o del Chantre.
Plaza de la Almoina

Llamada también del Cabiscol o del Horno por la apariencia de su antigua cripta, que no era sino uno de los brazos de una capilla visigoda de planta cruciforme del s. VI.
Con una entrada singular y un bello socarrat, se la ha venido considerando tradicionalmente la primera cárcel en la que estuvo preso San Vicente Mártir a su llegada a Valencia pues en ese lugar impartía justicia la autoridad romana. Tiene un precioso medallón en la clave de unión de los nervios de su cúpula.
Bajo ella se descubrió muy bien conservado el primitivo edificio del S.VI y un meticuloso trabajo de excavación y restauración dió lugar a la creación de una espectacular cripta arqueológica muy bien señalizada y acondicionada, donde se proyecta un montaje audiovisual interesantísimo con la historia de San Vicente y de la capilla y de la fundación de Valencia.

Martirio de San Vicente. Medallón en clave de bóveda de la Cárcel de San Vicente en la Almoina.

4-Cárcel de la calle del Mar.
Situada en una estrecha callejuela que se abre a las calles del Mar y Avellanas de Valencia, esta capilla es uno de los lugares, que, esparcidos por varios puntos de la Ciudad, guardan memoria del martirio de San Vicente Mártir.
El lugar donde hoy se encuentra el oratorio, formó parte de una casa conocida en el siglo XVII como Casa del Pilar de San Vicent Martyr por conservar una recia columna asociada tradicionalmente a la aplicación de algún tormento al santo.
En 1777 se descubrió el pozo que puede verse en el interior. Teniéndose por milagroso el hallazgo, fue desde entonces costumbre tomar agua del pozo en el día de la festividad del santo.

5- Cárcel de Santa Tecla.
Principio de la calle del Mar
Dicho lugar vicentino desapareció al poco de ser derribado el antiguo convento de San José y Santa Tecla en la calle del Mar en 1868. Consistía en una especie de torreón integrado en la iglesia donde se situaba la terrible mazmorra que Daciano dispuso para que San Vicente sufriera su último martirio. En ella se hallaba la imágen de Sant Vicent el Pobret y un mural marmóreo que se trasladaron al posterior Convento de San José y Santa Tecla , antes Monasterio de la Roqueta de frailes Bernardos , y después a la Parroquia de Cristo Rey . La reliquia de la cadena con argolla que según la tradición fue usada para sujetar al santo y que pertenece actualmente a la comunidad de Madres Agustinas de San José y Santa Tecla también fue trasladada.

6- La Antigua Ermita de San Vicente de la Roqueta.
Junto a la actual plaza de España, al principio de la calle Ermita, se encuentra el templo parroquial de San Vicente Mártir de Valencia, construido sobre el solar de la antigua ermita de San Vicente de la Roqueta, donde se hallaba el Llit de Sant Vicent.
Consistía en un pequeño edificio medieval de planta cuadrada, al que se accedía a través una portada con arco de medio punto situada junto a una de sus esquinas, en recuerdo del lugar donde – según tradición- había sido arrojado el cuerpo del santo para ser devorado por las alimañas por orden de Daciano. Tras multitud de avatares históricos que desembocaron en su desaparición en 1949, se produjo la conversión del templo en Parroquia de San Vicente Mártir en 1957, alcanzando la configuración que actualmente tiene el nuevo templo parroquial tras una última reforma que fue inaugurada el 22 de enero de 1977. Tiene un interesante mosaico de azulejo.
Así en el sótano de la Parroquia se conserva una magnífica cripta que conserva únicamente un pilar de la primitiva ermita de Sant Vicent de la Roqueta y unos interesantes paneles cerámicos alusivos al martirio de nuestro santo por el cónsul Daciano.

Capilla de San Valero, lugar donde estuvo recluido el Santo según la tradición. Plaza de l'Almoïna, Valencia (España).

7- Basílica y Monasterio de San Vicente Mártir (San Vicente de la Roqueta) .
Calle de San Vicente Mártir, nº126
Es el lugar donde tradicionalmente se ha situado la tumba de San Vicente.
El lugar donde hoy se levanta el Monasterio de San Vicente de la Roqueta se hallaba junto a la Vía Augusta a las afueras de la ciudad romana y se ha constatado arqueológicamente un cementerio paleocristiano a partir del S.IV. Es bien conocida la costumbre de la época de enterrarse en torno a los restos de un mártir y seguramente un primitivo martyrium diese lugar a la necrópolis. Las fuentes, (“Peristephanon” de Prudencio) y la Passio Sancti Vicentii, aluden a una basílica levantada en honor de San Vicente.

El culto en el lugar se mantuvo incluso durante la dominación islámica, aglutinando en torno suyo a la población cristiana de Valencia, la mozarabía, los valentini, y siendo su única iglesia durante siglos. No en vano el arrabal era denominado de Rayosa o al-Kanisa (“la iglesia”). Parece que la situación se mantuvo hasta poco antes de la conquista de la ciudad por las tropas del rey Jaume I en 1238. Así Jaume I tomó el lugar bajo su patronato pues se había encomendado a la protección de San Vicente para la conquista de la ciudad, ordenando construir un conjunto compuesto por una Iglesia, un Monasterio con una comunidad de monjes y un Hospital. También depositó allí en homenaje el célebre pendón de la conquista, penó de la conquesta, una vez tomada la ciudad. Además decidió “ensolar” de piedra azul toda la acera de la calle por donde fue arrastrado el cuerpo de San Vicente, haciéndola bien visible; porque, también en su honor, había dispuesto la gracia de la libertad para todo aquel que, perseguido por la justicia, lograra poner los pies en ella antes de ser atrapado.

Posee los restos de una fenomenal portada románica a los pies de la Iglesia y otra portada septentrional con capiteles historiados, un Claustro interior y un socarrat alusivo en su entrada junto con una piedra conmemorativa y una escultura que presenta los tres iconos por los que se le conoce. Asimismo también tiene una réplica del sarcófago estrigilado que se halla en el Museo de Bellas Artes bajo un mural de mármol jaspeado y la estatua de Sant Vicent el pobret.

La Iglesia, que durante los últimos años viene ocupando la Parroquia de Cristo Rey, fue adquirida por el Arzobispado de Valencia y se halla en la misma calle donde nos encontramos con una de las cruces de término de nuestra ciudad. Denuncio rotundamente desde estas líneas el estado de abandono y desidia en el que nuestras autoridades han condenado a uno de los edificios más emblemáticos de la historia de nuestra ciudad y en el que parece que nadie se averguence de colocar un “póster” de San Vicente en la cabecera de su altar mayor.

Estatua del Santo en la Plaza de España, que estuvo en la puerta de la muralla cristiana hasta 1865. Valencia (España).

Asimismo también cabrían en nuestro recorrido la visita al Museo de Bellas Artes San Pio V, pues guarda su sarcófago estrigilado con un recio crismón, a la Real Basílica de la Virgen de los Desamparados, pues guarda las esculturas marmóreas de San Vicente Mártir y Ferrer flanqueando a nuestra patrona, la cercana Capilla de San Valero, como Obispo del que San Vicente fue Diácono, que presenta un espectacular busto en su fachada y la Iglesia de San Valero y San Vicente en el barrio de Ruzafa. Tampoco debemos olvidarnos del bello Casilicio de San Vicente Mártir y su lápida conmemorativa en el Puente del Real sobre el rio Turia, que comparte con el de San Vicente Ferrer, de las magníficas pinturas y frescos de la Iglesia y Colegio del Patriarca y de la escultura sobre un gran pedestal que se halla en la Plaza de España, erigida por la ayuda prestada a la ciudad en la peste que la asoló y que se hallaba inicialmente en la Puerta de San Vicente de la muralla cristiana de la ciudad. Y si queremos llegar hasta Cullera nos encontraremos con  Ermita de la Fontsanta, hoy Ermita de San Lorenzo, que fue el lugar donde la viuda Jónica depositó el cuerpo de San Vicente al llegar a las costas de Cullera, y que se salvó de los saqueos de la Guerra Civil. Además se ha restaurado muy recientemente y de forma muy exitosa dicha ermita y el magnífico retablo de su altar.

En definitiva, una verdadera aventura vicentina que os invitamos a recorrer con nosotros…

Salvador Raga Navarro
PRESIDENTE
Asociación Cultural VIA VICENTIUS – GOGISTES VALENCIANS

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

7 pensamientos en “El tramo urbano del Camino de San Vicente Mártir en Valencia

  1. Querido amigo Salvador,
    Leer tus artículos es una auténtica delicia por lo bien estructurado, la completísima información que das y ahora, la inclusión de fotos. Muchisimas gracias. En este tema eres una auténtica autoridad y es un regalo tenerte aqui con nosotros. Te parecerá coba, pero es lo que siento y te lo quiero decir en público.
    Yo tuve una prima monja agustina en el antiguo convento de San José y Santa Tecla. Creo que lo vendieron y se trasladaron a otro lugar, pero ella murió hace tiempo y no lo podría recordar. Ella fue la que me facilitó la teca con reliquia “ex ossibus” del santo, que junto con muchas otras, regalé hace años a una parroquia. La visité en el año 1967.

  2. Suscribo lo dicho por Antonio. No soy de Valencia capital y he estado poco en la calle San Vicente Mártir, porque no tengo por allí actividad ni ocupación, pero da gusto leer este artículo que es como una guía turística bien documentada de los lugares vicentinos de Valencia. Es una asignatura pendiente que tengo seguir el trazado de esta larguísima calle y visitar estos lugares.

    Eso sí, he estado en la Cárcel de San Vicente un par de veces y recuerdo no haber podido contener la risa cuando te salía esa animación del dios Mercurio explicándote el lugar y quejándose de que su culto había sido desplazado por el de una nueva religión a un santo mártir. Supongo que para los niños es apropiado y ameno.

    La capilla de San Valero también la tengo vista, he pasado por allí infinidad de veces para visitar el yacimiento romano de l’Almoïna, que está justo ahí. Y qué decir de la Basílica y la Catedral, que son ya viejas conocidas, al igual que todas las iglesias de esa zona.

    Como decía, no soy de Valencia capital y nada me podría convencer de que me mudara allí -¡lo bien que se vive en el pueblo!- pero es un placer leer artículos como éste que hablan de lugares tan conocidos y queridos, y es que hasta la misma capital se te hace encantadora cuando te alejas del bullicio de las horrendas calles comerciales y los edificios de hormigón de la facultad.

  3. Espectacular el recorrido que haces en este articulo de todos los lugares que han tenido o tiene que ver con San Vicente Martir.
    He estado en muy pocos,otros los he visto por fuera,ya que a las horas que pasaba como que no era horario de visita.
    Tengo pendiente de visitarlos todos de nuevo,junto con numerosas iglesias que me faltan.

  4. Estimados amigos: Agradezco enormemente todos los comentarios laudatorios que no merezco pero que recibo con alegria , jej… por otro lado , deciros que las huellas de San Vicente Mártir aparecen desplegadas con intensidad por tantos lugares de Valencia que parece mentira que sea un personaje tan desconocido y que cuando se habla de San Vicente siempre pensemos que es el gran Ferrer. No es exagerado decir que Valencia aparece en la historia con el martirio de Vicente y que lo que en otros lugares sería su Calle Mayor , en nuestra ciudad aparece justamente dedicado a uno de lso protomártires más agasajados por la literatura e iconografía.Ni que decir tiene que tenéis en mí a un anfitrión esforzado cuando queráis recorrerla.

  5. No se si les habrá llegado mi comentario, pero si hubiera un grupo para hacer el camino
    yo me apunto mi teléfono 696976265 Ramón Sampedro Chuliá

  6. He visto un comenterio de Vicente Abel Moreno Rubio,le diré si conoce Santa Orosia
    si no lo conoce le diré que el cuerpo o reliquia está en la Catedral de Jaca, y la Cabeza en Yebra de Basa tambien de Huesca,yo como senderista lo he visto precisamente este Septiembre del 2010,si quiere algun comentario le daré mi telefono 696976265 mi nombre Ramón Chispa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*