¿San Hermenegildo y el reino cristiano de Valencia?

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Detalle de San Hermenegildo en el bordado del manto de Nuestra Señora de las Angustias de Sevilla (España).

La siguiente es una historia defendida a capa y espada por un buen amigo y que hace que cabe pensar que el Reino de Valencia pudo ser el primer Reino católico de la Península y por influencia del fervor que San Vicente Mártir tenía en este territorio. Corría el año 568 y España estaba reinada por Liuva I, rey godo hermano de Leovigildo, al que nombró su sucesor en el trono para cuando aquel falleciera. Leovigildo, que profesaba el culto arriano, se había casado con la católica Teodosia y ésta le dio como hijos a Hermenegildo y Recaredo. El arrianismo era una herejía que decía que el Hijo no era consustancial con el Padre, que no era engendrado sino creado de la nada por el Padre y que por lo tanto no era Dios; sólo hombre. Se da la circunstancia de que Teodosia era hermana de los santos Fulgencio, Leandro, Isidoro y Florentina. Cuando Liuva I muere en el año 572 ocupó el trono Leovigildo,  que se había casado con Gosiunda tras la muerte de Teodosia. Leovigildo consiguió que en su tiempo el reino godo de España tuviera uno de los periodos de mayor esplendor político y cultural pero la intolerancia religiosa no acompañó a ese periodo de florecimiento. Gosiunda era una ferviente arriana pero propició que Hermenegildo se casara con Ingunda, que era una princesa real e hija de los reyes godos católicos Sigiberto y Brunichilda, por lo que el joven Hermenegildo se convirtió al catolicismo. Leovigildo quiso repartir el gobierno de Córdoba a Recaredo y el de Sevilla a Hermenegildo  pero esta conversión mencionada irritó sobremanera a Leovigildo y Gosiunda hasta el punto de que llegaron a apresar a su hijo y a todos los que le acompañaban en su séquito. Por ello Hermenegildo fue encarcelado en una prisión de Sevilla donde se le presionó para que renunciara a su fe y, pasando después por otra prisión en Córdoba, fue desterrado a Valencia.

En Valencia existía entonces una comunidad católica pujante que había crecido al calor del martirio que allí sufrió San Vicente de Zaragoza . Estos cristianos valencianos que eran enemigos de la fe arriana liberaron a Hermenegildo en el año 583 y le nombraron primer rey cristiano de Valencia, aunque su reino abarcase sólo la ciudad y algunos pueblos cercanos. Esto es sostenido por la numismática y por estudiosos como Alonso Morgado y Francisco Diago. Al conocer Leovigildo que había sido privado de la corona real en nuestro territorio organizó un poderoso ejército para marchar personalmente contra Valencia y recuperarla pues le pareció de extrema gravedad ese hecho. En su trayecto este ejército arremetió contra el Monasterio de San Martín que se hallaba entre Cartagena y Sagunto y que había sido abandonado,  permaneciendo en él sólo su anciano abad. Algún autor cree que hablamos del Monasterio Servitano y cuyo abad pudo ser San Donato .

Conversión de Recaredo al catolicismo. Óleo historicista de Antonio Muñoz Degrain.

Así, cuando Hermenegildo tuvo conocimiento de la inminente llegada de Leovigildo, salió a su encuentro en el camino de Sagunto para que no llegase a entrar en la ciudad y le hizo expresa petición de que fuesen respetadas la vida y los bienes de los valencianos que habían luchado por él. Por eso, y para evitar que de nuevo los valencianos se sublevasen contra él y liberaran a Hermenegildo, mandó que se le condujera a una estrecha prisión en Tarragona. Así nos lo relata el Papa San Gregorio cuando dice que el ministro Sisberto le quitó la vida cortando con un hacha su cabeza cumpliendo la orden de Leovigildo por negarse a recibir la comunión de un obispo arriano en el año 586. Pero como la vida da la vuelta con frecuencia, en el año siguiente Leovigildo reconoció sus errores y levantó el destierro a que años antes había castigado a los Obispos Fulgencio y Leandro, tíos del rey mártir de Valencia, y se convirtió al catolicismo.  Esta semilla fue asumida por su hijo Recaredo y su mujer Badda en el año 589 y convocaron el Concilio de Toledo en la Iglesia de Santa María para abjurar definitivamente del arrianismo y para hacer católico el reino godo de España. En los años siguientes este tuvo un florecimiento cultural muy superior al del resto de los reinos germánicos y se produjo la equiparación social de los godos y los hispanorromanos. Del siglo XII es la primera noticia que tenemos acerca de un verdadero culto a Hermenegildo como santo. Finalmente, Sancha de Aragón, mujer de Alfonso VII, envía la cabeza de San Hermenegildo al monasterio de Sirena en Huesca pero no se sabe nada de su cuerpo.  Felipe II llevará la reliquia de la cabeza a El Escorial donde aun está. Con sus salvedades y matizaciones aquí dejamos esta historia que nos hace recordar…

Salvador Raga Navarro
PRESIDENTE
Asociación Cultural VIA VICENTIUS – GOGISTES VALENCIANS

www.caminodesanvicentemartir.es
http://viavicentius.blogspot.com/
http://blog.superdeporte.es/elvalenciaenelrecuerdo/
http://valenciaysuhistoria.blogspot.com
http://anunciosantiguosdevalencia.blogspot.com/
http://cartelesantiguosdevalencia.blogspot.com/
http://calleshistoricasdevalencia.blogspot.com/
http://gogistesvalencians.blogspot.com/

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

5 pensamientos en “¿San Hermenegildo y el reino cristiano de Valencia?

  1. Salvador,
    Enhorabuena; muy bien sintetizado un relato bastante complejo, mayoritariamente histórico aunque con alguna leyenda añadida.
    He disfruta leyendo este maravilloso artículo de un príncipe cristiano visigodo, fiel a la doctrina de los Concilios Ecuménicos Primero de Nicea y Segundo de Constantinopla que condenó la doctrina de Arrio. Por su martirio lo veneramos como santo y junto a Fernando III son los dos únicos mandatarios hispanos canonizados. Algún otro es venerado localmente como beato.
    Gracias de nuevo y es un placer leer tus documentados artículos.

  2. Estimado Salvador, yo también he leído con gusto este artículo y dado que soy del gremio de los “historiados” (jaja) lo comentaré brevemente.

    Estamos ante un período de nuestra Historia siempre duro y conflictivo de abordar, pues no se te escapará que según épocas ha sido tergiversado e instrumentalizado convenientemente para responder a los intereses nacionalistas y religiosos de ciertos regímenes políticos en los que no entraré porque ya me imagino que sabrás de cuáles hablo. La misma pintura de Muñoz Degrain, sin desmerecer su evidente calidad pictórica, es un claro ejemplo de historicismo ya que contribuye a esa función propagandística de exaltar las “glorias” entre históricas y legendarias de un pasado que identificamos como común a todos los españoles.

    Sin embargo estas lecturas son simplistas de cara a la realidad desentrañada de esa época, mucho más compleja. Aparte de que resultaría complejo calificar de “España” a ese conglomerado de entidades y clanes visigóticos de la época -de hecho, España como entidad propia, única e individual, no podemos afirmar que existe hasta los Decretos de Nueva Planta de Felipe V en 1707- valdría la pena también entrar en el complicado panorama religioso del momento.

    En efecto, y desde la romanización -no completa- de la Península, el cristianismo, que nos llega con el Bajo Imperio, es un fenómeno fundamentalmente urbano y como muy bien has dicho tiene su enraízamento en Valentia a partir del culto al mártir San Vicente. Y así muy apropiadamente hablas de ciudades cristianas -Valentia, Saguntum, Toletum, Tarraco, Osca, Cartago Nova- porque la cristianización en tierras hispanas se redujo casi exclusivamente a las ciudades, quedando la mayor parte de los núcleos rurales dispersos con sus cultos, no muchas veces ya grecorromanos, sino directamente indígenas, especialmente en aquellas zonas no romanizadas -norte de la Península-. Por lo que a la llegada de los musulmanes en 777, muchas gentes pasaron automáticamente de estos cultos primitivos al Islam, sin haber pasado por el cristianismo. ¿Había, aún entonces, un “reino” de Valencia? Lo dudo, el primer reino con entidad propia diría que es el Sharq-Al-Andalus de las taifas, ya en la última etapa de los 800 años de gobierno islámico.

    Aparte de estos puntos que me parecerían discutibles, la tesis que expones, muy bien documentada, felizmente no riñe con estas premisas básicas establecidas con el consenso de la comunidad científica e historiográfica, lo cual significa un punto de inflexión muy positivo para dejar atrás esa pseudohistoria nacionalcatólica políticamente manipulada, y entrar con sinceridad y sencillez en lo que es nuestra Historia real, que para nada desmerece al pasado y a sus protagonistas. Enhorabuena, pues, Salvador, que sigas deleitándonos con estos artículos.

  3. Salvador,muy bueno tu articulo,como es ya costmbre en ti.
    Tengo cierta predileccion por San Hermenegildo y tengo (en ocasiones) tan mala memoria que no recordaba que hubiera estado en Valencia.

  4. Es un verdadero lujo poder contar con los “comentarios” de un equipo que en buena parte de los casos son verdaderos artículos en sí mismos. Deciros que me enorgullece sinceramente aportar humildemente mi granito de arena en el conocimiento de partes entrañables de nuestra memoria.

  5. guauuu! que padre documental de san Hermenegildo, Ahora entiendo mejor el auto Sacramental que escribio sor Juana Ines de la Cruz con motivo de una de la Fiestas del Corpus Cristo llamado San Hermenegildo Martir del Sacramento !
    saludos a todo su equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*