San Nicolás, obispo de Myra

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono ortodoxo griego del Santo. Escuela Teológica de Chalki, Heybeliada (Turquía).

Es uno de los santos más populares de toda la Cristiandad en Oriente porque allí vivió y murió y en Occidente, porque están sus reliquias. Se calcula que actualmente hay varios miles de templos dedicados a él en todos los países cristianos. Se le denomina el “gran taumaturgo de Myra” y tanto los griegos como los latinos han escrito muchísimo sobre él.

La “Vita per Michaelen” de autor anónimo es de principios del siglo IX y en ella se basa el Patriarca Metodio de Constantinopla en su escrito “Metodius ad Theodorum”. Sobre esta recopilación de Metodio está basada la primera versión latina, que la redacta Juan el diácono en Nápoles a finales del mismo siglo, el siglo IX.

En el año 1298, el Beato Jacobo de Varezze se basa en ella cuando escribe la Leyenda Aurea. Otra recopilación griega fue compuesta por Simón Logoteta (Metafraste) en la segunda mitad del siglo X y esta fue traducida al latín por el veneciano Leonardo Giustiniani en el año 1446. Se han escrito otras muchas obras sobre él, tanto en prosa como en verso, obras de escaso valor histórico y biográfico. Al haberse escrito tanto es difícil distinguir entre lo histórico y lo legendario.

Desde el punto de vista etimológico, Nicolás significa “protector y defensor del pueblo”. Nació en Patara, región de Licia (en el Asia Menor) alrededor del año 270. Era hijo único de padres ricos y piadosos, lo que hizo que desde pequeño destacaran en él la piedad y la caridad. Al morir sus padres dedicó todos sus bienes a socorrer a los más necesitados. De él se cuentan varias historias; una es que tres jóvenes muchachas, por no tener dotes para el matrimonio, fueron vendidas; su padre, había perdido todos sus recursos. Nicolás se entera y de noche, se escapa de casa con una bolsa llena de oro. Hace lo mismo dos noches más y ¡oh sorpresa! El padre de las muchachas comprueba como día tras día, una dote bajaba del cielo e iba dejando a sus hijas fuera de peligro. Pero a la tercera vez, el padre de las muchachas que estaba al acecho, lo sorprende y le pregunta que quién es. Él le dice:“no me descubras” y el padre le replica:”Si no os descubro, dirán que he robado las tres dotes” y claro, lo tuvo que descubrir.

Historia de las tres jóvenes. Miniatura del siglo XIII. Salterio de Arrás (Francia).

De joven, entró como monje en un monasterio siendo ordenado sacerdote por un obispo tío suyo: San Nicolás Zio.

Marchó a Myra (la actual Dembre) en Turquía y como el obispo de la ciudad había muerto y los electores no se ponían de acuerdo para elegir al sucesor, decidieron consagrar como obispo al primer sacerdote que entrara en el templo al día siguiente. Nicolás entró muy de mañana y fue elegido obispo y aunque él se resiste, finalmente acepta. Se distinguió por su ardiente celo pastoral, su inmensa bondad y por su poder como taumaturgo. Ordenó derribar todos los templos paganos de lo que podríamos decir era su diócesis.

En la “Praxis de Stratelate”, del siglo VI, que es la más antigua mención de Nicolás, se dice: “Logró la libertad de tres oficiales condenados injustamente a muerte por el emperador Constantino”. Se cuenta también que resucitó a tres jóvenes clérigos asesinados por un hospedero. Parece que San Nicolás está asociado al número tres: tres jóvenes muchachas, tres oficiales condenados, tres clérigos resucitados.

En un “Passionarium” de la época de San Gregorio Magno se dice:”Nicolás sufrió prisión por defender la fe en tiempos de Diocleciano, le quemaron la barba y recuperó la libertad con Constantino”. Participó en el Concilio de Nicea, en el año 325, Concilio que condenó el arrianismo, doctrina que negaba la divinidad de Cristo y murió un 6 de diciembre de un año comprendido entre el 345 y el 352. Fue sepultado en Myra (Dembre) donde estuvo hasta el año 1087.

En el año 1087 unos marineros llevaron sus restos a Bari (Italia), donde se erigió en su honor un gran templo que es meta de peregrinaciones tanto de católicos como de ortodoxos. El traslado de las reliquias fue organizado por dos sacerdotes: Lupo y Grimoaldo, que estaban presentes en el barco, que se dedicaba a llevar grano desde Antioquia hasta Bari. Un documento del siglo XII narra los nombres de los sesenta y dos marineros que participaban en la expedición, argumentando que hicieron eso porque Myra estaba dominada por los sarracenos (turcos) y querían llevas las reliquias a tierras cristianas. Los venecianos habían intentado lo mismo.

Vista del primitivo sepulcro del Santo en Dembre (Turquía).

Y, ¿cómo lo hicieron? Estando la nave en el puerto de Andriaco enviaron un explorador a Myra. Este comprobó que las reliquias solo estaban custodiadas por cuatro monjes, así que, de noche, desembarcaron cuarenta y siete marineros y los dos sacerdotes, se presentaron “armados” en la iglesia y, bajo amenazas, compraron las reliquias a los monjes, se las llevaron  a Bari, llegando a dicha ciudad el día 9 de mayo del año 1087. Allí fueron recibidas con todos los honores y el obispo Urso quiso depositarlas en la catedral a lo que se opusieron los marineros que exigieron se erigiese un templo al santo. Intervino el abad Elías para apaciguar los ánimos y consiguió que las reliquias se depositaran en su monasterio benedictino hasta la construcción de la iglesia. Esta se construyó en dos años con la ayuda de Ruggero el Normando, duque de Puglia. El 29 de septiembre del 1089, el Papa Urbano II puso las reliquias en la cripta y nombró al abad Elías arzobispo de Bari. En esta cripta, el Papa Urbano II convocó un Concilio para tratar de reunificar a las iglesias latina y griega.

En Oriente, el culto a San Nicolás era ya muy intenso a principios del siglo VI. Justiniano le había dedicado una Basílica en Constantinopla (VI), Basilio el Macedonio le construyó un oratorio en el propio Palacio Imperial (VII) y desde el siglo V existieron peregrinaciones a la tumba, en Myra.

En Occidente, San León IV (847-855) le erigió un oratorio junto a la basílica in Agro Verano y otro junto a la iglesia de los Cuatro Santos Coronados al Monte Celio. Nicolás I (858-867) construyó una capilla en el Laterano y un oratorio junto a la iglesia de Santa Maria in Cosmedin.  Roma llegó a tener ventisiete iglesias erigidas en su nombre.

Sepulcro actual del Santo en Bari (Italia), bajo el altar.

Aparte de Bari y Roma, el santo adquiere gran popularidad en el resto de Italia, en Francia (donde llegó a tener más de dos mil iglesias en el siglo XII), en Alemania, Inglaterra, Irlanda, España, etc.

Se le nombró santo patrono de los marineros, de los artesanos, de los viajantes y prisioneros, de los criados y de los oprimidos y fue invocado contra las tempestades y naufragios, contra toda clase de enfermedades especialmente la peste, contra los ladrones, protector de las familias y de la tranquilidad doméstica e incluso, patrono de la infancia y de todas las novias que buscaban dote. Y se originó una leyenda que decía que un hospedero había robado a tres niños, los destrozó para servirlos como comida en su hostal y San Nicolás los resucitó, de ahí que en muchas de sus representaciones aparezca con tres niños metidos en una cuba a sus pies.

Se dice que salvó de zozobrar al rey Luís de Francia y a su familia cuando regresaban de la séptima cruzada y que libró al Caballero de Lorena Conón de Réchicourt, que estaba prisionero de los turcos y que le invocó. Es patrono de muchísimas ciudades y he dicho que es patrono de la infancia: se le representa como una persona mayor, vieja y generosa, con larga barba blanca, que lleva regalos a los niños la noche de Navidad (Santa Claus, que es corrupción de Sanctus Nicolaus).

Aunque pequeñas reliquias del santo existen en medio mundo, tanto Bari como Venecia se disputaban tener el cuerpo del santo. Durante el pontificado del papa Pío XII, el día 6 de mayo del año 1953 se hizo el reconocimiento canónico de las reliquias. Se nombró una comisión especial que comprobó que el esqueleto de Bari estaba incompleto, se le hizo un minucioso examen antropológico-anatómico y se precisaron exactamente los huesos que faltaban. Con posterioridad, en el año 1957, se comprobó que casi todos esos huesos que faltaban en Bari, estaban en Venecia. Tanto a unos como a los otros se les hizo las pruebas de ADN y se comprobó que pertenecían a una misma persona, varón y de avanzada edad. ¿Cuándo se hizo ese reparto entre Bari y Venecia? No se sabe. El Martirologio Romano conmemora el “dies natalis”, el 6 de diciembre y el traslado de las reliquias a Bari, el 9 de mayo. La primitiva sepultura en Myra fue restaurada en el año 1042 por Constantino IX Monomaco y en el año 1860, los rusos reconstruyeron la basílica donde está la tumba.

Sepulcro del Santo en Lido, Venecia (Italia).

Los iconos bizantinos lo representan con vestiduras episcopales (felonion y omoforion), casi siempre con la cabeza descubierta, con un libro en la mano izquierda y bendiciendo con la derecha.  Destacar: un mosaico del siglo X en Santa Sofía (Constantinopla), otro también del mismo siglo en la Catedral de Santa Sofía en Kiev, un tercer mosaico del siglo XII en el monasterio Vatopedi del Monte Athos, bellísimos iconos rusos de los siglos XI y XII que se encuentran en el Museo del Hermitage y del Krenlim. Frescos del siglo XIII en la iglesia de Borana (Rumanía), pinturas en las iglesias rupestres de la Capadocia turca, pinturas del siglo XIV en el monasterio de Curtea de Arges (Rumania), otras en el monasterio Dateliano en Serbia, etc.

Y en Occidente, destacar los frescos del siglo VIII en la iglesia romana de Santa Maria Antiqua, los del siglo XI en la iglesia de San Sabas en Roma, los mosaicos del siglo XII en la basílica de San Marcos en Venecia, los mosaicos del siglo XII de las catedrales de Monreale y Cefalú, en Italia, etc.

Lo han pintado todos los grandes pintores: Bernardo Daddi, Lorenzo Bici, Boccaccio Boccacini, Moretto, Velásquez, Ticiano, Giotto, etc. y vidrieras dedicadas a él en las catedrales de Auxerre, Chartres, Bourges, Le Mans, Tours (Francia) y muchísimas otras en España, Inglaterra, Alemania, etc.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

18 pensamientos en “San Nicolás, obispo de Myra

  1. Mi madre siempre ha sido muy devota de San Nicolás y en casa siempre hemos tenido la pequeña imagen del Santo, regalada por una amiga suya. Asimismo, tenemos en Algemesí una preciosa imagen del Santo, en la ermita de San Onofre, cuya foto aprovecho la ocasión para compartir:

    http://meldelen.deviantart.com/art/San-Nicolas-de-Bari-97533934?q=boost:popular+san+nicolas+bari&qo=2

    En esta ermita es tradicional ofrecer la “Caminata de los Tres Lunes a San Nicolás”, que consiste en ir a pie hasta las afueras de la ciudad, a la ermita, para rezarle el triduo al Santo. Yo acompañaba de niña a mi madre y es ahí cuando entré en contacto con las santas mártires y la iconografía en general.

    Asuntos personales aparte, me ha llamado la atención la utilización simbólica del número tres que comentas, Antonio. De hecho tuve un compañero en Paleografía al que se encargó traducir del latín ese pasaje de la dote de las tres muchachas (“aurum, aurum, aurum”) y yo le pude echar una mano porque él desconocía el episodio.

    Por lo demás, lo más curioso es que la figura del Santo se haya popularizado en la de Santa Claus o Papá Noel.

    • Dichos Lunes de San Nicolás también se celebran en la Iglesia de San Nicolás y San Pedro Mártir de la ciudad de Valencia.Personalmente creo que es la iglesia más lúgubremente bella de las que existen en nuestras tierras con esa mecla de claroscuros que hacen que pienses si realmente no estás en un templo calcinado. Además esta iglesia contiene los restos que pudieron recuperarse del saqueo en el 36 del Beato Gaspar de Bono y que se hallan en una urna pequeña cuando se recogieron los pocos pedazos que habían visibles en la calle.

    • Querido Dumitru,
      Como me escribes en castellano, te contesto también en mi lengua.
      Yo se lo que San Nicolas de Myra significa para las Iglesias Ortodoxas. Como este artículo pretende ser un resumen a fin de no hacer pesada su lectura, no he querido tratar a fondo el tema de su culto en Oriente. Esto daría al menos para otro artículo. Tengo conocimiento de las peregrinaciones que los ortodoxos hacen a Bari y a Venecia para venerar sus restos, lugares donde con bastante asiduidad se celebra la Divina Liturgia por parte de sacerdotes ortodoxos aunque los templos sean católicos. ¡Buen signo de ecumenismo!

  2. Otro gran santo y creo que caso especial merece la de su transformación en Santa Claus y que tambien se le ah puesto a veces al tal Pedro el negro, que algunos dicen que recuerdo de la herejia vencida por San Nicolás, y que por desgracia la misma imagen de Santa Claus muchas veces llega a opacar a la del verdadero Santo, cabe decir que aqui en México en lugares como Puebla y Jalisco existe mucha devoción al santo, pero en lugares como Tabasco, donde yo vivo que no tiene tanto culto los sacerdotes se limitan muchas veces solo a criticar al Santa Claus sin presentarle a la gente ni darle al culto al verdadero San Nicolás, valgase que no estoy en contra de Santa Claus pues a mi como a muchos me trajo juguetes de pequeño, debido a lo cual hasta hoy le guardo agradecimiento a San Nicolás porque se que su memoria auque fuera como el hombre gordo que vive en el polo Norte me trajo felicidad muchas navidades, solo me queda una duda Antonio sobre la iconografia siempre veo que San Nicolás tiene a los lados a Jesús y a Maria ofreciendole algo me parece que Cristo ofrece los evangelios, por María que le ofrece? y otras veces hatsa Dios Padre esta sobre el, y tambien eh llegado a ver a un niño ofreciendole una taza de algo en otras representaciones.

    • Amigo André Efrén,
      Me pones en un compromiso al hacerme esas preguntas sobre iconografía porque precisamente, ese tema no es mi fuerte, pero de todos modos te digo lo que se. Cristo le está ofreciendo el Libro de los Evangelios y María le ofrece un paño, que se identifica con el Omoforion (rito bizantino) ó con el Palio (rito latino) y que es un ornamento que llevan los obispos alrededor del cuello como signo de su dignidad y cuya procedencia es del tiempo de los romanos.
      Lo que le ofrece el niño, eso si que no lo se.

  3. Antonio,¿la historia de los tres clerigos asesinados por un hospedero viene de la de los tres niños asesinados o al reves?
    ¿O es una alteracion?
    Hace un tiempo vi un documental sobre San Nicolas de Myra,los restos legitimamente pertenecen a Myra,y los argumentos para el “robo” no me parecen fundamentos para hacer lo que hicieron.
    Haberse dedicado a sacar los restos de santos de toda la zona.

  4. Abel,
    Lo de los tres niños asesinados para servirlos de comida y que aparecen en muchas estampas metidos en un barril a los piés del santo, es un cuento chino, es una alteración del episodio de los tres clérigos.
    Con respecto al tema de dónde debieran estar las reliquias del Santo, pués claro que debieran estar en Turquia. Se trajeron a Occidente pero fue un robo en toda regla. Tu sabes que los occidentales les hemos robado las reliquias de muchos santos a los cristianos de Oriente; algunas se han devuelto, pero la mayoría, no.

  5. Oh, Nicolás!!! esta es una de esas figuras que han dejado huella en la cultura, y no precisamente por sus obras; me refiero a que, a lo que parece, no fue muy famoso en el mundo cristiano en vida, pero tras su muerte, más que sus virtudes heroicas y su doctrina, es su fama de taumaturgo la que lo ha hecho merecedor de tantos honores

    • Si, es cierto. Principalmente ha adquirido fama por considerarse un taumaturgo, hacedor de milagros.
      Ahora la popularidad es tanta que se organizan muchisimas peregrinaciones desde todos los paises de Oriente tanto a la tumba de Bari como a la de Venecia. Tengo muchisimas fotos de distintos cultos ortodoxos celebrados en ambas.
      Y después está el tema del Papa Noel, que también le ha hecho muy popular.

  6. Siempre me causó gracia lo de los niños en salmuera jaja que no es más que un despropósito iconográfico de los 3 clérigos saliendo de una torre. Como dice el sabio dicho “el sordo no oye pero compone”. Me ha sorprendido el análisis a las reliquias, es verdaderamente interesante cómo en este caso se ha comprobado la autenticidad de las mismas en partes fraccionadas, uy! si se hiciera eso siempre, tendríamos muchos datos importantísimos. También la cuestión del traslado de las reliquias resalta porque como lo han planteado muchos autores, el medio de obtenerlas no era importante, si no llegar a poseerlas, así los robos o compras (a pesar de estar prohibidos) no eran considerados crímenes como tales, si no mecanismos para obtener un elemento sagrado al que -en teoría- todos debían tener acceso. En este caso el acto llevado a cabo por los dos sacerdotes no fue malvisto, si no una acción movida por la piedad al santo. Aquí también aplicaría el dicho “el fin justifica los medios” la obtención de la reliquia no era lo importante, si no el llegar a poseerla.

    • Pues vaya medios… con razón los ortodoxos están cabreados. Entre Cruzados, venecianos y demás… los saquearon a base de bien. Menos mal que la Santa Sede de un tiempo a esta parte ha ido restituyéndoles algunas de las muchísimas reliquias robadas. Que ellos también son cristianos, caray.

      • Montse,
        Siempre se pueden buscar justificaciones para justificar lo injustificable. Los cruzados y comparsas acompañantes hicieron verdaderas tropelías porque en Occidente había una maliciosa ansia de poseer reliquias y porque a quienes se las robaban era a los “cismáticos” orientales. Eran robos, a veces con nocturnidad y alevosía y esos robos estaban impulsados por la jerarquia de la Iglesia latina.
        Menos mal que a partir del Beato Juan XXIII se empezó a reparar el daño hecho y algunas reliquias han sido devueltas desde entonces. A mi desde chico me enseñaron que para que se te perdonen los pecados de robo, hay que restituir lo robado y ya podría aplicarselo a si misma la Iglesia de Occidente.
        Para lo que se les hizo, demasiado condescendientes y tolerantes son los cristianos orientales.

        • Efectivamente, para mí no hay nada mejor que venerar la reliquia en su lugar de origen. Me parece excelente que se intente regresarlas a donde siempre debieron estar, ojala siempre fuera así en todos los casos…

  7. Hermanos, agradezco muchísimo sus ilustrativos comentarios, explicaciones y aclaraciones. He sido edificado a través de su trato respetuoso, y que contribuye como un granito de arena en los esfuerzos por la unidad entre católicos y ortodoxos. Sigan así!
    Atte.
    Fernando Soto

Deja un comentario