El Santísimo Sacramento

"Disputa del Sacramento", fresco de Rafael Sanzio. Estancia de la Signatura, Ciudad del Vaticano.

“Disputa del Sacramento”, fresco de Rafael Sanzio. Estancia de la Signatura, Ciudad del Vaticano.

Conocemos por Santísimo Sacramento a la Hostia consagrada, que es el Cuerpo de Cristo y que en la Iglesia Católica se expone a la adoración de los fieles en diversas ocasiones.

En el Rito Ambrosiano es tradición hacer esta exposición el tercer domingo de cada mes, tradición que procede de los tiempos de San Carlos Borromeo, arzobispo de Milán. Esta fiesta del Santísimo Sacramento se llama “Corpus Domini” o “Corpus Christi”. Esta festividad fue instituida el 8 de septiembre del año 1264, por el papa Urbano IV con la bula “Transiturus de hoc mundo”, cuando ocurrió el famoso milagro de Bolsena, pero ya con anterioridad se celebraba en la diócesis de Lieja desde el año 1245. El propósito de esta fiesta es celebrar la presencia real de Cristo en la Eucaristía.

La introducción de esta festividad en el calendario romano se debe principalmente a una mujer, la hermana Juliana de Lieja, una monja agustina que vivió en la primera mitad del siglo XIII. Cuando era joven tuvo una visión en la que se le apareció una luna llena dentro de la iglesia, pero con una mancha oscura que indicaba que faltaba un día para festejarla. En el año 1208 tuvo otra visión, pero esta vez se le apareció el mismo Cristo, que le instó a trabajar para que se instituyera la fiesta del Santísimo Sacramento, a fin de hacer revivir la fe de los fieles y para expiar los pecados cometidos contra el Sacramento de la Eucaristía. Desde 1222, cuando fue nombrada priora del convento de Monte Cornillón, solicitó el asesoramiento de los más grandes teólogos y eclesiásticos de su época para solicitar la creación de la fiesta. Escribió también una petición a Hugo de Saint Cher, al archidiácono de Lieja, Jacques Pantaleón (futuro papa Urbano IV) y a Roberto de Thourotte que era obispo de Lieja. Fue precisamente esta iniciativa y las demandas insistentes de esta monja la que hizo que en el año 1246 el obispo convocase un sínodo y ordenase la celebración de la festividad del Corpus Christi. En aquella época los obispos tenían la facultad de instituir fiestas en la jurisdicción de sus diócesis.

Pero no fue hasta el año 1264, pocos años después de la muerte de Santa Juliana y de Roberto de Thourotte, cuando la celebración se extendió por toda la Iglesia Católica. Actualmente, sólo hace falta entrar en Internet para ver que el culto al Santísimo Sacramento se ha extendido por todo el mundo católico, donde se han creado Asociaciones, Congregaciones, Institutos religiosos, parroquias, santuarios, basílicas, etc. con oraciones dedicadas exclusivamente a la adoración al Santísimo Sacramento.

Cito una que me ha impresionado mucho y que fue escrita por San Alfonso Maria de Ligorio: “Señor mío Jesucristo, que por el amor que tenéis a los hombres, estáis todo el día y toda la noche en este Sacramento, lleno de misericordia y amor, esperando, llamando y acogiendo a todos los que te vienen a visitar; yo creo que estás presente en el Sacramento del altar; te adoro desde el abismo de mi nada y te agradezco las gracias que me has concedido, especialmente por haberte dado Tu mismo en este Sacramento, por haberme dado como abogada a tu Santa Madre María y por haberme llamado para que te visite en esta iglesia”.

¿Cómo no hablar de la “Disputa del Sacramento”, maravilloso fresco de Rafael, que se conserva en la Estancia de la Signatura, que es una de las cuatro estancias del Vaticano? En la parte superior se representan a los miembros de la “Iglesia Triunfante”, con los santos y apóstoles y en el centro a Cristo, flanqueado por la Virgen Maria y San Juan Bautista. Y en la parte inferior tenemos a la “Iglesia Militante”, en la que aparecen no solo los teólogos, doctores y papas, sino también los científicos y los filántropos, entre los que encontramos a Savonarola, Dante, el papa Julio II, el papa Sixto IV, Bramante y muchos otros.

Estampa devocional eucarística del siglo XIX.

Estampa devocional eucarística del siglo XIX.

Los Milagros Eucarísticos
De acuerdo con la doctrina de la Iglesia Católica para que un milagro sea considerado eucarístico como tal, debe reunir unas determinadas características:
- La transformación de la Hostia consagrada en carne y/o el Vino consagrado en sangre o que la Hostia esté sangrando. En la mayoría de estos casos, el hecho ocurre mientras celebra la Santa Misa un sacerdote que duda de la realidad de la transubstanciación.
- O que el milagro se haya producido en algún momento en el que se ha puesto en peligro las Especies Consagradas, mediante sacrilegios, robos, incendios, etc. y que como consecuencia de estos hechos prodigiosos (milagros), se han “salvado” o descubiertos las Especies y/o se ha cogido o arrepentido el ladrón o el sacrílego.
Son muchos los milagros atribuidos al Santísimo Sacramento y hacer una lista de ellos nos llevaría mucho tiempo, pero si se quiere ver una lista completa sugiero hacer clic en esta web  www.therealpresence.org en la que aparecen todos los posibles milagros atribuidos al Santísimo Sacramento.

Felice Stasio

13 pensamientos en “El Santísimo Sacramento

  1. QUE COSAS LEO!
    SOBRE LA EXPOCICION CADA DOMINGO DE MES, AUN EN MI PARROQUIA HAY ESTA TRADICION SE HACE MISA, EXPOSICION, PROCESION Y BENDICION CON EL SMO. SACRAMENTO Y SE LE LLAMA DOMINGO DE MINERVAS!!!!! POR CIERTO TAMBIEN YA EMPIEZA EL STO JUBILEO DEL CIRCULAR DE LAS 40 HORAS EN MI PARROQUIA!!!!!!

  2. Gracias por el articulo Felice.
    Desgraciadamente el milagro de la transubstanciacion es algo que desde siempre no he logrado entender,bien por falta de fe o por otros motivos desconocidos por mi.
    Es decir,al realizar la consagracion todos los cristianos creen que realmente se convierte en cuerpo y sangre de Cristo,pues asi lo indico el mismo durante la ultima cena.
    ¡Que falta de fe tengo en esto!
    Ojala algun dia me entre al corazon :(

    • Abel,
      Me dejas de piedra. ¡Creer a pie juntilla en la fábula de los Reyes Magos y tener dudas en la presencia real de Cristo en la Eucaristía! ¿He entendido eso? Yo supongo que te has expresado mal porque se que eres un hombre de fe.
      Nuestra fe nos dice que en el Sacramento de la Eucaristía está realmente Cristo, con su Cuerpo, su Sangre, su Alma y su Divinidad. Que ese trozo de pan y ese poco de vino, al pronunciarse las palabras de la consagración, se convierten realmente en Cristo. Que aunque física y químicamente se comporten como pan y como vino, con su color, olor, sabor, proteínas y todo lo que conlleven el pan y el vino, realmente es Cristo, el Verbo de Dios encarnado en Maria y que se hace Hombre y que dice: “Yo estaré con vosotros hasta el fin de los siglos”, que jamás nos abandonará y que quiere ser nuestra comida y nuestra bebida para darnos la vida eterna.
      ¡Pero si ese Sacramento es el mayor tesoro que existe sobre la faz de la tierra!

  3. Y decian no era una pagina para convencer a nadie… si este articulo no es devocional y evangelizador… no se cual lo sera. Pero asi es mejor, dejarse de tantos inventos con los santos, que TODOS existieron y sus vidas es como siempre se ha dicho.

    • Hay santos que existen y santos que no existen, santos cuya vida tenemos documentada y santos cuya vida es inventada. ¿Qué tiene que ver eso con el Sacramento? Una cosa es un dogma de fe, y las otras no lo son. Los dogmas de fe se creen, lo que no es dogma de fe, se puede cuestionar. No se puede poner todo en el mismo saco.

      Digo yo, vamos… y en cuanto a los autores, ellos son responsables de lo que escriben en sus artículos y no la “página” en general, digo yo, pero de todos modos no veo qué hay de devocional y evangelizador. Felice nos ha expuesto datos históricos y doctrinales de la Iglesia.

      Por cierto, muchas gracias Felice. A mí también me gusta mucho el fresco de Rafael.

      • Bueno Luis, discrepo algo de ti.
        Yo llevo más de cuarenta años estudiando hagiografía y te puedo asegurar que he encontrado de todo: verdades históricas y cuentos chinos. Son muchos santos, muchos siglos, muchos autores, muchas intenciones en ellos, ¡para qué decir más!
        Yo cuando escribo un artículo procuro dar los datos que tengo o que he conseguido de otros autores y los expongo y, personalmente, como solo creo en la historia, cuando es leyenda, lo digo.
        Y con respecto al artículo sobre el Santísimo Sacramento tengo que decirte que es un artículo digamos que “atípico” en el sentido de que no es de los que normalmente se publican en el blog. Y por supuesto, es un tema de fe: y la fe es libre y gratuita, pero lo que si estoy absolutamente seguro es que las intenciones de quienes hacen y colaboramos en el blog, no son doctrinales, aunque hay artículos que si lo son. A mi me parece bien que se publiquen, yo personalmente soy creyente, pero como he dicho que la fe es libre, me merecen el mismo respeto todas las personas piensen como quieran pensar.

  4. si a mi me parece bien, pero como decian que no querian herir a quienes no creyeran asi, creo que publicar cosas incuestionables como el Santisimo, que los ortodoxos no creen al igual que nosotros, o algunos ortodoxos no les gustaria. no se, no me explico bien tal vez. era algo que lei en su pagina

    • Luis,
      Tanto católicos como ortodoxos (y otros muchos cristianos) creen en el Sacramento de la Eucarística, admitiendo la presencia real de Cristo bajo las especies de pan y vino. Otra cosa es que las ceremonias litúrgicas de adoración al Santísimo Sacramento sean de una forma o de otra según el rito, pero el Sacramento como tal es admitido por todos: católicos, ortodoxos bizantinos, sirios, caldeos, melquitas, maronitas, coptos, etíopes, malabares, malancares, armenios, etc.

  5. Pregunto: Quien es mas importante, la Santisima Virgen o el Santisimo Sacramento, digo esto ya que en un altar esta la Virgen y a sus pies el Santisimo, la gente al orar se olvida del santisimo. Aclarenme esto por favor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Imagen CAPTCHA

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>