Los golpes de San Pascual Baylón

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista del sepulcro del Santo en su santuario de Vila-real, Castelló (España).

Hablaremos hoy de un curioso prodigio que a veces ha sucedido en el sepulcro de San Pascual Baylón, santo al que ya anteriormente le dedicamos un artículo en este blog: es el llamado prodigio de los “golpes de San Pascual”. El primero en escuchar la manifestación de los golpes fue el propio sobrino del santo Fray Diego Baylon y cito textualmente la parte que cuenta estos hechos.

“Por los años de 1609 habitaba en el convento de Villarreal un sobrino de nuestro Santo, llamado Fr. Diego Bailón. El joven religioso, de una gran inocencia de costumbres y de gran virtud, estaba encargado del oficio de limosnero. Al volver de sus excursiones, solía este religioso pedir la bendición del Padre Guardián, e iba a orar ante el sepulcro de su glorioso tío. Una vez allí le daba cuenta, con ingenua confianza, de los incidentes de su viaje, le recomendaba a los bienhechores y le exponía sus sufrimientos. No bien terminaba la relación de sus aflicciones sentía en la caja sepulcral un cierto ruido, cual si el Santo acabara de moverse en el féretro. Otras veces llegaban a sus oídos suaves golpes, y entonces sentía en su corazón un gran consuelo. Los superiores, al conocer estos sucesos, comprobaron por sí mismos la veracidad de lo referido”.

A partir de aquella época se repitió el prodigio con frecuencia, hasta tal punto que el P. Cristóbal de Arta, procurador de la Causa, pudo reunir más de cincuenta ejemplos, sucedidos por aquel entonces y todos ellos plenamente comprobados (Vita l.II, cp.XV). Transcribiremos aquí algunos de ellos.
– Durante el asedio de Pontarchi, se oyeron ligeros golpes, salidos del féretro, que anunciaron la brillante victoria obtenida sobre las tropas francesas por las tropas españolas.
– En 1640 se oyeron a lo largo de quince días golpes formidables, con los que anunciaba el Santo la rebelión de Portugal contra España.
– Diego Candel, carmelita descalzo, era muy devoto del Santo, pero no se atrevía a hablar desde el púlpito sobre «los golpes de San Pascual», como ya entonces se les llamaba. Habiendo acudido cierto día a la iglesia de Villarreal, se puso a suplicar al Santo tuviera a bien disipar sus dudas, y sintió luego resonar tres golpes. El religioso, no obstante, prolongó su oración, y el Santo correspondió otra vez con tres nuevos golpes, los que, seguidos por último de otros tres, concluyeron por desvanecer para siempre sus vacilaciones.

Portada del periódico del año 94 que hace referencia al último prodigio de los golpes.

La noticia de semejantes prodigios hizo que dos padres jesuitas decidieran estudiar la cuestión sobre el terreno. Fueron a visitar la capilla en donde descansaba el santo cuerpo, y una vez allí se pusieron a discutir acaloradamente acerca de la imposibilidad del prodigio. Una piadosa mujer que les oía, dirigió interiormente al Santo esta plegaria: «Mi querido Santo, es preciso que deis un golpe formidable con que tapar la boca a estos padres». No había aún terminado la buena mujer esta súplica, cuando las santas reliquias hicieron resonar un golpe violentísimo. La mujer entonces, acercándose a los religiosos les dijo la plegaria que acababa de hacer, y éstos, confusos, cayeron de rodillas ante el glorioso sepulcro, y dieron gracias al Santo por haberse dignado realizar en su presencia tan admirable prodigio.

Muchas otras fueron aún las circunstancias en que se repitieron estos golpes. Muchas fueron, también, las personas de consideración que pudieron presenciar parecidos prodigios, como el arzobispo de Patermo, Pedro de Aragón, y el virrey de Sicilia. Fenómenos semejantes se repitieron, de igual modo en las imágenes y reliquias del Santo que recibían culto en diversos lugares. Numerosas personas que, en medio de sus aflicciones, recurrían a implorar su protección, fueron favorecidas con estos golpes, en prueba de haber sido atendidas favorablemente sus plegarias.

De este mismo prodigio fueron testigos, en 1669, muchos obispos reunidos en presencia del Virrey, en ocasión en que se trataba de la canonización del Santo. El arzobispo de Valencia y los otros prelados enviaron a la Sagrada Congregación de Ritos una relación circunstanciada de los mencionados sucesos. «Un tal prodigio, agrega Cristóbal de Arta, es en la actualidad tan frecuente en el reino de Valencia, que llega ya a reputarse la cosa más natural del mundo» (Vita l.II, cp.XV). Este fenómeno maravilloso tuvo muchas veces por objeto reavivar la devoción hacia el Santísimo Sacramento del altar, y era conseguido por medio de alabanzas a la Eucaristía. Así, pues, Pascual velaba, aun después de su muerte, por el culto de Jesús en el Sacramento, por el consuelo de los afligidos y por el bien de las almas.

José Antonio Iniesta cuenta en su página Siete Luces que en la comarca de Jumilla es tradicional rezarle a San Pascual Bailón, que por cierto estuvo residiendo en el cercano monasterio franciscano de la abuela Santa Ana, en Jumilla. Con estos rezos se propicia el que el santo avise con tres golpes a la persona en cuestión antes de que ésta muera, con el fin de que disponga de tiempo para hacer cuanto sea necesario antes de pasar a mejor vida. Así en el barrio de San Rafael se cuenta como una historia absolutamente verídica, según la informante, que en cierta ocasión se encontró a una mujer completamente amortajada y tendida en posición relajada sobre la cama, con las manos cruzadas, sin que nadie tuviera siquiera conocimiento de que le ocurriera nada hasta que fue descubierta muerta y en tan extraña situación. Como es natural, tal suceso se atribuye a la intercesión de San Pascual Bailón, quien teniendo conocimiento del rezo y petición habría avisado a la mujer con los respectivos tres golpes y con suficiente antelación.

En el siglo XX también ocurrieron estos golpes del santo en unas cuantas ocasiones, desgraciadamente casi todas ellas anunciaban futuras tragedias. Así, en 1912 avisó de una de las mayores tragedias que vivió la ciudad de Vila-real: más de 90 personas murieron en el incendio del cine Luz, la mayoría por asfixia al bloquear la multitud las salidas. En 1936 golpeó para anunciar la guerra civil y la destrucción y profanación de su santo sepulcro. En 1987 la hermana Sor Asunción Gil, enferma terminal avisó de que San Pascual golpearía cuando ella falleciese. La madre abadesa Sor María del Rosado Ponce, que cuidaba de ella, ya en estado de coma, oyó una noche unos golpes y salio; al volver la enferma tenia las manos en posición como orante y se volvieron a oír tres golpes mas, falleciendo poco después. Para alegrías golpeo el día antes de que le “devolvieran” su gayato (me imagino que se conservaría hasta entonces en su localidad natal; Torrehermosa), y en 1992 cuando se celebraron sus centenarios.

Estos golpes parecen tener un lenguaje propio, ya que según la intensidad de los golpes o el tiempo de intervalos entre ellos anuncian las cosas buenas o malas. La iglesia lo aprueba porque en el oficio propio de San Pascual del breviario cita los golpes, conforme al responsorio que se le canta en su templo: “Golpeas en el arco y suenas/y en son misterioso auguras/ya desgracias, ya venturas/y al mundo de asombro llenas“. La última vez que ocurrió el fenómeno de los golpes fue el día 6 de noviembre de 1994, domingo, en la misa de las siete de la tarde. No estuve presente, pero recuerdo el revuelo y la conmoción que causó en la ciudad.

El Padre Luis Pitarch (franciscano al cual tengo el gusto de conocer desde la infancia) que predicó esa tarde en la misa dijo no haber oído los golpes, pero es que con esa voz que tiene tan potente y grandiosa es normal que le ensordeciera a el mismo, je, je. De todas formas si es extraño que no toda la gente que estaba en la presente en la misa oyera los golpes, y estos quedaron sorprendidos al ver que las personas que si lo habían oído empezaban a murmurar entre ellas. Se oyeron en tres sitios distintos; en el refectorio, en el sepulcro y en la sacristía. En dos intervalos de tres golpes cada uno; según uno de los testigos parecía como si golpearan sobre una madera. Muchos pensaban que podría ser que tocara la lotería en Navidad (no fue así), lo cierto es que unas semanas después fallecía en Valencia el Cardenal Vicente Enrique y Tarancón, que pasaba todos los veranos en Vila-real, en su residencia veraniega “Torre-anita”.

Abel

FUENTES:
– http://www.gratisdate.org/fr-textos.htm
– P. Fr. Ignacio Beaufays, O. F. M., Historia de San Pascual Bailón, de la Orden de Frailes Menores, Patrono de las Asociaciones Eucarísticas, traducido de la segunda edición francesa por Fr. Samuel Eiján, O. F. M. Barcelona, Tipografía Católica, calle del Pino, nº 5, 1906, 265 páginas.
Diario Mediterráneo, edición sábado 12 noviembre 1994.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

28 pensamientos en “Los golpes de San Pascual Baylón

  1. Muchas gracias, Abel, pero con lo a gusto que está San Pascual en el cielo, ¿se va a entretener con dar golpecitos? ¿No será que quienes lo han oído estaban ese dia con los estómagos vacíos y alucinaban?
    Ahora en serio y con todo el respeto del mundo: yo no me creo esas cosas.

    • Antonio las cosas antes que decirlas hay que pensarlas un poco.
      ¿Te imaginas que ya le hubiera comentado a alguna de las personas que estuvo aquella tarde del año 94 que se oyeron los golpes que entarra a leer el articulo?
      ¡Ya tendriamos la de San Quintin al leer tu comentario!
      Cada uno es libre de creer lo que quiera.

      • Pero es que esto es que no es ninguna leyenda “Antoñin”(esto lo digo con cariño),los golpes se han escuchado por la gente que ha estado presente en las veces que ha ocurrido a lo largo de la historia,y cuando ha pasado esto,han sucedido cosas realmente importantes (en general) o para el pueblo o para el pais.

    • En mi familia existió la creencia, de la veracidad de este suceso, sucede que en la familia hubo una religiosa y mi hermana que no es muy católica que digamos presenció los tres golpes, el por que lo desconocemos, ella no va a misa, no le reza. Pero sostiene que fue San Pascual, quien le aviso que Sor Margarita Vélez de La Cuesta , moriría dentro de tres días, en la familia aun se sostiene que ella aviso que alguien se iba a morir por que san pascual bailon le había avisado con sus tres golpes, la historia los golpes no son muy populares, entonces ¿por que una niña de 12 años asocio los golpes con el santo?, La familia nunca quiso hacer público el suceso por que no es nada del otro mundo. Hoy que escuche de él, quise indagar un poco más, pero en nuestra familia sucede que le avisó a alguien más y no al enfermo en si. créanlo o no, es real no me estoy inventando ni un ápice del suceso, yo hoy confieso que le tengo mucho miedo a este santo, no quisiera escuchar ningunos golpes.

  2. Qué interesante! jamás había oído algo sobre estos golpes, de hecho me parece sumamente curioso cómo este fenómeno encontró consenso entre tantas personas! aunque al igual que Antonio, me queda la duda…sobre todo porqué si eran tan frecuentes los golpes, se acallaron desde 1994, ¿Raro, no?

    • Montse lo de que los golpes fuesen frecuentes es relativo….
      Revisa las fechas que se dan en el articulo y veras los largos parentesis de años entre los sucesos de los golpes de este siglo pasado(a excepcion del año 92 y 94).
      1916-1936-1987-1992-1994
      20 años desde los primeros golpes del siglo pasado al siguiente.
      50 años del segundo al tercero.
      ¿Por que hayan habido tres manifestaciones en un intervalo de siete años ya tiene que ser esto lo habitual?

  3. Me parecio muy interesante el articulo, yo habia escuchado antes sobre la tradición que hay en la creencia de que si le rezas a San Pascual o eres devoto de él, tres días antes de que muera golpeara a tu puerta para avisarte y te de tiempo otras creencias dicen que tres meses, pero oye una duda… que es el gayato?

  4. Bueno, que los golpes ocurran puede ser verificable, pero no necesariamente tienen que ser milagrosos, sino ocasionado por causas naturales. Podría ser que los cambios de temperatura hacen al material del sepulcro expandirse o contraserse generando ruido, lo cual es además de lo más usual pues todos hemos oido alguna vez ruidos nocturnos en nuestra casa, atribuibles a los cambios fisicos de los materiales de nuestro hogar, ocasionados por las variaciones de temperatura.

    • Esa explicación, Moisés, la verdad tiene más sentido, aunque en ese caso pasaría mucho más a menudo y en más de un sepulcro. Por ejemplo eso le ocurrió a más de una momia egipcia en el museo del Cairo -la de Ramsés II llegó a levantarse y quedarse sentada, rompiendo la vitrina- a causa de la humedad y el resentimiento de los cadáveres ante ésta.

      Sin embargo, creo sinceramente que es una leyenda popular y que si hay realmente alguien dando golpes por ahí, es un gracioso que quiere tomar el pelo a los devotos del Santo. Una lástima.

  5. Yo, sin la menor intención de ofender o molestar, tanto a Abel, autor del artículo, como a los vilarrealenses en general, me he de unir a Antonio, Salvador y Montse en no dar crédito a este “fenómeno” que, sinceramente, me parece una curiosidad folclórica y no un hecho milagroso, un suceso del todo irrelevante que no nos dice nada respecto al Santo ni respecto de la fe. Golpes. ¿Qué son los golpes? El Santo no habla, ni dice nada, ni manifiesta ninguna intención. Sólo se oyen golpes. Personalmente, un hecho así me deja indiferente. No transmite ningún mensaje: ni amor, ni fe, ni nada. Sólo golpes.

    Porque eso de interpretar que si este golpe fue por la guerra de Portugal, este otro golpe por la guerra civil, este otro golpe por la muerte de Tarancón… pues me da la risa. Eso son interpretaciones a posteriori, cosas que decide uno o varios porque conviene o porque le parece, pero realmente un golpe es un golpe y no dice nada de nada. El Santo, decir, no ha dicho nada. Sólo ha golpeado.

    No voy a entrar en si Pascual Bailón da golpes o no da golpes, aunque personalmente, no me lo creo. Pero ya poner que este golpe es por eso o este golpe es por aquello, es de juzgado de guardia. No le veo ningún sentido al fenómeno, si es que significa algo, y lo que dicen que significa lo han decidido unos por el resto.

    Creo, como Antonio, que el Santo está en el cielo y no dando golpes ni patadas por ahí, y que mejor nos centramos en el amor y el respeto a los demás, que es lo que importa en el día a día, y nos dejamos de cosas raras.

    • Hombre, Abel, entiendo que no te guste que no compartamos tu entusiasmo por el fenómeno de los golpes, pero de ahí a acusarnos de descreídos, me parece que es excederse un poco.

      Los golpes de San Pascual no son dogma de fe y nadie está obligado a creerlos. Lo que significa que el hecho de que no lo creamos no nos convierte en unos descreídos. Somos tan creyentes cristianos como tú, hermano, sólo que con ciertas cosas que insisto, NO son materia de fe, nos concedemos el beneficio de la duda. Y no pasa nada.

      Així que sí, visca Sant Pasqual, pegue colps o no en pegue 😉

  6. Antonio yo no he comparado la resurreccion de Cristo con los golpes de San Pascual,eso que quede bien claro.
    Hay que ver…..ya os gustaria a vosotros que esos fenomenos o similares (o de otra indole) ocurrieran con el beato,santo etc de vuestra localidad o ciudad.
    Claro,como estos hechos son unicos en este santo a meterse con el.
    Yo no se en que creeis vosotros,pero esta claro que no creeis en el poder o intercesion de los santos mas que para curar,encontrar trabajo y lo de costumbre,como si no pudieran manifestarse a voluntad o por otros fenomenos que nosotros no podemos llegar a comprender.
    ¿Que tiene que aparecerse a una persona y decirle lo que va a ocurrir proximamente?,¿tendria eso mas credito? No,pues ya esta.
    Antonio me da a mi que tu crees que a los santos les esta prohibido prsentarse en este mundo o manifestarse en el,si creemos en el poder infinito de Dios,¿ por que negar que pueda suceder algo asi?.
    Esto me recuerda cuando Ana Maria negaba (y niega,como no) los milagros comunes en varios santos de que el pan o comida que ocultaban se transformara en rosas,como si no pudise suceder mas de una vez.

    • Abel, no tienes necesidad de reaccionar así ni de meterte con los Santos ni con los Beatos de otros pueblos para defender tu postura. Eso no dice mucho en favor de ti ni tampoco de San Pascual Baylón, por lo que no te molestes en seguir por ahí, por favor.

      Sobre mi creencia en la intercesión de los Santos no sabes nada, así que no hagas suposiciones sobre lo que no sabes, por favor también. No insisto más en esto porque sería redundante.

      Vuelves a mencionar lo del milagro de las rosas: te guste o no, Abel, es una pieza folclórica y mitológica que aparece en momento determinado en la vida de un Santo y luego se va copiando a otras vidas para adornarse uno al patrón o patrona. Eso es así y lo es porque hablamos de unos textos que se escriben siglos después de la muerte del Santo y por tanto no son verdad, sino leyenda. Créeme que he estudiado el tema y estoy acostumbrada a trabajar con fuentes. Si no te gusta aceptar esta realidad, no lo hagas, pero eso no lo va a cambiar.

      Gracias.

      • Ana Maria me reafirmo en todo lo dicho.

        1-No me he metido con los santos y beatos de nadie,creo que digo bien claro que “ya os gustaria a vosotros que esos fenomenos o similares ocurrieran con los santos o beatos de vuestros pueblos o ciudades”,¿a quien no le gustaria?

        2-Sobre tu creencia en la intercesion de los santos ya comentamos varias veces en las respuestas a un articulo y sobre lo que dijiste me he basado,no hablo por hablar,si no repasalo.

        3-Precisamente fue con el tema de la transformacion de comida en rosas,yo no te digo que con todos los santos que se mecione haya ocurrido,esos milagros se pueden repetir una y mil veces si Dios lo quisiera.

  7. Uhh pero que candente se esta poniendo esto, yo creo que San Pascual tiene que dar unos golpes más pero en la cabeza de nosotros por andar discutiendo tan fuerte sobre estas cosas, ciertamente yo soy de la opinion de que ni estoy a favor ni en contra oirque tampoco estuve en ese sitio como para testificar si de verdad se oyen pero tampoco soy quien para decir en que forma puede manifestarse o no un santo, aqui en México sucede similar con las advocaciones de Cristo y de María por lo general la mayoría dicen las leyendas que sale a caminar en las noches a ver, la siembra, o los enfermos o que se yo, el caso es que se salen a pasear, algunas tradiciones tan descabelladas hasta dicen de algunas advocaciones marianas que sale la Virgen a bañarse por las noches, y muchas veces es dificil poder decir si es simple tradicion para adornar a la imagen o si en verdad alguna vez sucedio, muchas veces pudiera ser lo mismo que en tal puebklo oyeron que la virgen del otro sale a pasear por las noches y ya esta la del nuestro también, no dudo que haya pasado, pero yo prefiero darle el beneficio de la duda a estas situaciones y que cada quien crea lo que mas le guste y favorezca, yo se que quizas el que San Pascual de o no golpes no es un dogma ni un mensaje divino del cielo, pero si esto hace aumentar la fe de la gente en San Pascual y en su intercesión, pues que siga dando de golpes San Pascual…

  8. Yo no cuestiono la fe de nadie, simplemente creo que tenemos diferentes posturas. Yo por ejemplo, creo en la virtud de los santos como intercesores y más que nada, como modelos de vida. En este caso haciendo una acotación, yo no necesito de golpes para creer en san Pascual, me parece un evento circunstancial, que si se da o no, no afecta en nada la fe de las personas, por supuesto habrá quienes prefieran santos “más vistosos” para llamarles de alguna manera, pero vaya! que no es para ponerse a pelear…creo que la fe es algo muy personal y tenemos que ser muy tolerantes para poder comprender las perspectivas de los demás. Los santos, golpeen o no, hagan milagros etc, están presentes en nuestras vidas y ésto es lo que debe importar. Seguir su ejemplo se me hace mas útil que averiguar si hicieron esto o lo otro ya que son testigos de Cristo y nosotros como creyentes debemos preocuparnos por cultivar sus virtudes.

  9. Abel, me parece muy interesante el artículo, me quedé encantado con los “golpes de San Pascualito”, me hubiera gustado tener la oportunidad de escuchar alguno, yo creo como católico en este fenómeno, ¿por qué no?, yo no pienso por San Pascual o por Dios, si ellos lo hacen así, sus razones tendrán y es cosa en la que no meto absolutamente para nada, pueden y tienen el poder para hacerlo, eso y muchas cosas más. Ojalá siga dando golpes para que la nación española pueda encontrar beneficios por su intercesión y que los sucesos que vengan sean favorables. Si hoy resuenan esos golpes, será tal vez para que fijemos los ojos en el santo y le pidamos a Dios por nuestra conversión de vida. Saludos!!!

    • Gracias por tu opinion Fray Marcelino,tratar de ponerse a pensar lo que harian o lo que dejarian de hacer los santos es imposible,concuerdo en todo contigo,yo no he entendido lanegativa rotunda de varios de los compañeros del blog a este maravilloso fenomeno,pero bueno…todos somos humanos.

  10. Veo que hace tiempo que no afloran comentarios sobre este artículo y quiero dar mi opinion sobre ello. Este hecho que relato debio de ocurrir aproximadamente sobre los años 1930-31
    Mi padre (ya fallecido) vivia de joven en un barrio de Bilbao, llamado Iralabarri, que todavia existe en la actualidad, y varias veces me conto que en la casa en donde vivian, un mediodiodia sonaron tres golpes muy fuertes que sonaron en todo el edificio..
    Al oirlos salieron varios vecinos a preguntar quien habia dado los golpes, pues no eran sonidos habituales en la casa. Nadie los habia provocado pero todos los habian oido. Una de las vecinas dijo que ella rezaba todos los dias a San Pascual para que le avisase cuando iba a morir y la cosa se quedo ahi.
    A los tres dias la vecina murio y todos recordaron los golpes del Santo.
    Todavia hoy dia recuerdo muchas veces la historia que contaba mi padre y aun me produce un pequeño impacto que se ha rememorado al leer lo publicado en este blog. Yo no soy catolico ni creyente y simplemente queria dejar constancia de este fenómeno que me relato mi padre.
    Saludos desde Tenerife

  11. Hoy, festividad de San Pascual Bailón, comentandolo con mis compañeras, he recordado lo que mi abuela contaba sobre el fallecimiento de su padre, devoto del santo y al que, San Pascual, avisó de su muerte tres nocheas antes de que se produjera mediante ruidos que no tenían aparente causa justificada.
    Este acontecimiento, corroborado por varios miembros más de la familia, era comentado en las reuniones familiares.
    No pretendo emitir juicios ni tomar partido respecto a las creencias de cada uno, solo dejar constancia de un hecho.

    Un saludo

  12. hola a mi ah pasado que tuve tre golpes en la puerta y al salir no habia nadie y es imposible que halla golpeado alguien porque sali rapido aparte si era alguien te nia que abrir una cansela que esta a 10 mtros y luego cerrarla y lo ubiera visto, 3 semanas se repite de nuevo yo estaba durmiendo y mi novia escucho nuvamente pero no salimos a atender. alguien me podria dar una explicacion..

Deja un comentario