La huella vicentina en tierras lusitanas

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Escultura del Santo en el barrio Alfama de Lisboa (Portugal). Obra de Raúl Xavier (1965).

Tras la Batalla de Guadalete, en la que pereció Don Rodrigo, y con la dominación goda, los árabes ocuparon toda la Península excepto las montañas de Asturias y del Sobrarbe. También Valencia fue dominada por los sarracenos, como el resto de España, y el Califa de Córdoba, Abderramán I, decretó que fueran convertidas en mezquitas árabes todas las iglesias de los cristianos y se hicieran desaparecer las reliquias de sus santos para evitar su cierta profanación y rapiña.

Los cristianos que en el 780 habían quedado en Valencia vivían todos reunidos en un barrio que rodeaba la Iglesia que conservaba el cuerpo de San Vicente Mártir. Alarmados ante el decreto del Califa, se reunieron en busca de los medios necesarios para burlar aquella orden y poder continuar sus prácticas religiosas, poniendo a su vez a salvo el cuerpo del mártir. Así que decidieron emigrar y se embarcaron junto con algunos monjes y algunas familias con la santa reliquia para, bordeando las costas españolas, viajar hacia Asturias donde libremente podrían poner en práctica sus creencias. Así navegaron por el Mediterráneo y llegaron hasta el Atlántico en la bella zona del Algarve, cuando se acercaron a una gran montaña que entraba en el mar y que era conocida por los marineros con el nombre de Promontoriun Sacrum, el punto conocido más al Oeste de la tierra donde el nacimiento del sol hacía hervir el agua y de donde deriva el nombre de Sagres. Y los cristianos lo bautizaron con el nombre de Cabo de San Vicente por haber pasado el cuerpo del santo tan cerca de él.

En aquel momento una gran sacudida les convenció de que habían embarrancado y llegaron a la costa. Exploraron la tierra por si también estaba dominada por los moros pero no encontraron pruebas de ello y erigieron allí un santuario donde venerar la reliquia del mártir y su imagen y formaron un poblado al que dieron el nombre de San Vicente. Este lugar, que las crónicas árabes citan como la Iglesia de los Cuervos (Igreja dos Corvos), actual Vila do Bispo , fue objeto de peregrinaciones durante siglos para visitar los restos del santo y en concordia vivieron durante varias generaciones seguramente por algún tratado de paz con los moros vecinos que ocuparon el Algarve y toda la costa occidental lusitana. Así conservaron su fe y dieron culto al santo hasta 1112, en que, hostigados los musulmanes por el rey de Portugal Alfonso Henriquez, entraron en el poblado de los cristianos al mando de Habul Hacen, llevándose cautivos a todos los cristianos de San Vicente y arrasando el templo y sus viviendas.

Paneles de San Vicente, obra de Nuno Gonçalves (1460-1470). Museo das Janelas Verdes, Lisboa (Portugal).

Cincuenta años más tarde, tras varias victorias sobre los sarracenos, el rey de Portugal Alfonso Henriquez conquistó Lisboa, antigua Olisipo, y algunos cristianos cautivos que se hallaban entre los prisioneros árabes revelaron al rey dónde habían sido enterrado los restos de San Vicente. El rey decidió rescatar la reliquia y llegó a las ruinas del templo, donde vio varios cuervos posados sobre el sepulcro que los cristianos habían construido en una bóveda subterránea. Allí tomó el santo cuerpo y lo trasladó a la nave, volviendo con él a Lisboa, acompañado siempre de los cuervos que custodiaban el sepulcro y que dieron origen a las armas de la ciudad lusitana que aparecen en su escudo.

Desde entonces en Portugal a los cuervos se les llama “vicentes“. San Vicente así es patrón (padroeiro) de la capital portuguesa (civitatis ulissiponensis protector) junto a San Antonio y también de otras localidades, habiendo dejado allí su impronta sólida. Su cuerpo fue depositado en la Iglesia Mayor (Catedral) mientras se construía el templo de San Vicente de Fora en 1173 en el Largo de São Vicente del castizo barrio de Alfama. Esta iglesia debe su nombre a que se levantó para celebrar el acontecimiento fuera de las murallas de la ciudad. Esta es la historia tal y como la cuentan en Portugal,  y por ello aquí la reproducimos.

Asimismo decir que existen alrededor de 150 Igrejas, Ermidas y Capelas dedicadas al santo que catalogaremos en artículos posteriores, que es el patrón de los marineros y los ladrilleros. Además una de las obras cumbre de la pintura portuguesa es el políptico en que se representa al santo en un enigmático conjunto al lado de personajes relevantes del Portugal imperial de la época.

Salvador Raga Navarro
PRESIDENTE
Asociación Cultural VIA VICENTIUS – GOGISTES VALENCIANS

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

11 pensamientos en “La huella vicentina en tierras lusitanas

  1. Salvador,
    Yo siempre entendí que el traslado de las reliquias de San Vicente desde Valencia a Lisboa se había hecho a través de la península, no por mar. Es lógico que sea como tu dices porque así se evitaba más facilmente el encontronazo con los musulmanes, de quienes se huía.
    Pero es que siempre me ha llamado la atención la cantidad de pueblos que tienen a San Vicente como patrono, pueblos que están en lo que pudiéramos llamar “una ruta” entre las dos ciudades. Por ejemplo, a “bote pronto”, me acuerdo de dos (y seguro que hay más) en la provincia de Huelva: Lucena del Puerto y Zalamea la Real. En el primero de ellos aseguran tener un relicario con un dedo del santo!!!

    • Estimado Antonio :Efectivamente y , siguiendo la teoría lusitana que no todos los estudiosos comparten , el destino del cuerpo de San Vicente debía ser las tierras pacificadas de Ovetao , actual Oviedo , cuya fundación además tiene una profunda raigambre vicentina pues se origina en el Monasterio de San Vicente fundado por dos frailes. LA ruta marítima era en este caso la única que permitiría un vaije más tranquilo y seguramente más libre de asaltos de musulmanes dispuestos a todo. Respecto del rstro vicentino decirte que en España , como veremos , tenemos alrededor de 500 ermitas e iglesias siendo significativamente pequeño las que tenemso en el centro y Sur de la Península y muchísimo mayor en Cataluña y Galicia. Eso da cuenta del enorme impacto que San Vicente irradió en la protocristiandad.

  2. Estimado Salvador, espero que no te importe que te haga una corrección a una errata histórica que he visto en el artículo.

    Abd-al-Rahman I (que llamas Abderramán en el artículo) no fue califa. El califato de Córdoba no existíó hasta el año 929. Este omeya huido de la matanza realizada por los abbasíes en el califato de Damasco estableció un emirato independiente en la Península que aparece en 756 y se convierte en califato en el 929, de mano de Abd-al-Rahman III. Luego éste fue el primer califa, no el primer Abd-al-Rahman, que fue sólo emir.

    Habría que corregir eso, por tanto, y poner emir donde pone califa. Durante este período que abordas, el califato sigue manteniéndose en Damasco, aunque en manos de la dinastía abbasí enemiga de la omeya.

    • Estimada Ana María :Me pliego con docilidad a tus siempre acertadas matizaciones y desde luego si tiene sentido esta herramienta de trabajo es para que la ciencia de uno haga grande la voluntad de otros . Agradezco por supuesto tu acertada corrección , faltaría más.

    • Abel , ciertamente tenemos dos fechas aparentemente contradictorias en relación al brazo que mencionas. En primer lugar las noticias de que el Obispo Teudovildo llevó consigo el brazo del santo para darle protección en el año 1.104 y al fallecer ser depositado en Bari nos lleva a dos tipos de conclusiones.Los negacionistas de la hipótesis lusitana dirán que el cuerpo de San Vicente se mantenía en la ciudad de Valencia a pesar de la presión musulmana y que ello posibilitó que dicho Obispo puediera llevarse el famoso brazo. Los lusitanso nos dirían que el hecho de que , como en tantas ocasiones sucedió , un miembro fuese desgajado de su mártir no obstaba a que fuese llevado el resto a otro lugar por los motivos que fueren. Este es el resúmen de la controversia y , como tal , la relatamos….

  3. Por favor perdone. Mi español esta muy pobre. Mi primer idioma es el inglés. Pero me gusta mucho sus blogs. ¡Todos que escribe está muy interesante!

    San Vicente es mi santo favorito — y mi santo de confirmación. Aqui en los Estados Unidos (vivo en Texas), a veces podemos tener otro nombre cuando se confirman en la Iglesia Católica, y “Vicenta” es mi nombre confirmación (soy mujer).

    Me gusta leer sobre San Vicente, sobre todo en su blog Camino de San Vicente Mártir (tengo un link en mi blog). Gracias para todo su trabaja. ¡Aprendo mucho sobre San Vicente!

  4. Hoy, di 22 de enero de 2011, la Iglesia de São Vicente de Fora en Lisboa, volvió a abrir sus puertas. Trás algunos años cerrada, a causa de problemas con los techos, ha vuelto hoy a sus cultos diários. Todos los años la Fiesta de San Vicente se celebra en la Catedral, pero este año, a causa de la reabertura del Templo, la festividad ha sido celebrada en São Vicente de Fora. La Iglesia estaba llena de pueblo, pero fueron también muchos los presbiteros y sobretodo diáconos los que marcaron su presencia. La Santa Missa ha sido presidida por el Cardenal Patriarca de Lisboa y estuvieron presentes también los otros dos Obispos de la capital portuguesa. La Santa Mano de São Vicente, ha sido llebada para la Iglesia, para que todos la pudiesen venerar, de igual modo como se hacia en los otros años (todas las Relíquias del Santo están en la Catedral).

Deja un comentario