San Canuto, rey de Dinamarca; y Santa Margarita, princesa de Hungría

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

"Martirio de San Canuto", óleo historicista de Christian Albrecht von Benzon. Iglesia de San Albano, San Petersburgo (Rusia).

Este mes de enero se celebran las festividades de varios santos de sangre real, entre ellos San Canuto IV, rey de Dinamarca y mártir y por otra parte la conocida Santa Margarita princesa de Hungría. Hablaré brevemente de sus vidas dado que dedico el artículo a los dos y quiero que sea ameno.

San Canuto:
San Canuto, conocido como “El Santo” nació sobre el 1040; su padre era Sven o Swein III, cuyo tío, Canuto, había reinado en Inglaterra. Sven, no teniendo oblación legal cuido de su educación. El reino de Dinamarca era electivo; por lo que cuando Sven murió muchos se decidieron por el joven Canuto, cuyas virtudes le cualificaban como el mejor para el trono. Pero la mayoría, temiendo su espíritu marcial prefirieron a su hermano mayor Harald, quien a causa de su estupidez y sus vicios era comúnmente conocido como “El Perezoso”· Canuto se retiro a Suecia, y al morir Harald después de dos años de reinado fue llamado a sucederlo.

Dinamarca había recibido la fe cristiana hacia tiempo, pero necesitaba una mano ardorosa para dar el toque de gracia a esta buena obra. San Canuto empezó su reinado con una exitosa guerra contra los molestos enemigos del estado e implantado la fe en las provincias conquistadas. Ante la gloria de sus victorias se postro humildemente a los pies de un crucifijo, dejando allí su corona y ofreciendo su reino y a si mismo al Rey de Reyes. Se caso entonces con Alicia, hija de Roberto, Conde de Flandes, de la que tuvo un hijo que también fue santo, Carlos.

Su siguiente preocupación fue la de reformar los abusos en casa. Para este propósito otorgo muchos privilegios e inmunidades al clero, mostrando una real magnificencia al construir y adornar iglesias y dar la corona que había prometido a la iglesia de Roskilde, en Zelanda, su capital y lugar de residencia. Cuando Guillermo el Conquistador se convirtió en dueño de Inglaterra, Canuto mandó fuerzas para ayudar a los vencidos por estas tropas y al no encontrar a nadie dispuesto a unirse a ellos, fue derrotado con facilidad en el año 1069.

Vista del esqueleto del Santo en su sarcófago. Iglesia de San Albano de Odensee (Dinamarca).

Algún tiempo después, al ser invitado por la Inglaterra conquistada, levantó un ejercito para invadir y expulsar a los normandos; pero las traidoras prácticas de su hermano Olas le obligaron a esperar tanto tiempo en la costa que sus tropas le abandonaron.

El rey les impuso pagar una cuantiosa multa como castigo a su deserción o bien someterse a las leyes de los diezmos destinadas a los pastores de la iglesia. Su aversión a la ultima hizo que eligieran la tasa para gran mortificación del rey, quien ordenó que fuera recaudada con vigor.

Se rebelaron y San Canuto se retiro por su seguridad a la isla de Fyn donde fue a la iglesia de San Albano. Los rebeldes rodearon la iglesia y arrojaron ladrillos y piedras con las que destruyeron los santuarios de ciertas reliquias que Canuto había traído de Inglaterra. El santo, al alargar la mano detrás del altar, fue herido con un venablo, lanzado a través de una ventana y cayó como víctima de Cristo. Su hermano Benedicto y otros siete murieron con él, el día 10 de julio de 1086.

A instancias de su hermano, el rey Erico Ejegod, se realizó la elevación de los restos en el día 7 de abril de 1095 y se redactó una “Passio sancti Canutti“. Urbano II aprobó el culto a Canuto como mártir fundamentándolo con la frase “iustitiae factis occisus” (asesinado por actos de justicia). El hecho de que los restos de Canuto fueran sometidos a una prueba de fuego denota la existencia de dudas sobre su santidad.

Canonizado en 1107 por el Papa Pascual II, los daneses lo promovieron a la dignidad de santo nacional, en correspondencia con los santos reyes de los otros dos países escandinavos: Olavo (Olav) de Noruega y Erico de Suecia. Tiene como atributos una lanza y una flecha, porque fue atravesado por una lanza y acabado a flechazos.

Óleo de la Santa, obra de Szilárdfy Zoltán (1760).

Santa Margarita de Hungría:
Pasemos ahora a relatar la vida de esta famosa santa. Santa Margarita era hija de Bala IV, el piadoso rey de Hungría, nacida en el año 1242. Sus padres la consagraron a Dios por una promesa realizada antes de su nacimiento, debido a que estando su madre embrazada; Maria Laskaris, su padre fue derrotado por el ejército mongol y prometieron entregar a Dios al hijo por nacer si los salvaba, entonces murió el Gran Kan en Mongolia y nació Margarita.

Cuando no tenia mas que tres años y medio la llevaron al monasterio de las monjas dominicas en Vesprin, y a los diez,  la trasladaron a un nuevo convento de esta orden, fundado por su padre en una isla del Danubio, cerca de Budapest, llamada en su honor isla de Santa Margarita . Tomó los votos a los doce años, aventajando a los mas devotos y fue favorecida con extraordinarias comunicaciones procedentes del cielo. Le encantaba servir a todo el mundo y practicaba severas mortificaciones, nunca habló de si misma, como si no fuese digna de atención. Tampoco apreciaba ver a sus reales padres, ni hablaba de ellos, diciendo que era su desgracia no haber nacido de una estirpe pobre. Esto último hay que entenderlo en parte, ya que ella hubiera querido ser una más en el monasterio, y que se presentasen allí los reyes del país u otros familiares como que no ayudaba a ello.

Gran parte del día se dedicaba a vendar las heridas de los leprosos y no temía el contacto con sus llagas. Se esforzaba en ocultar sus enfermedades por miedo a ser dispensada o que mostrasen cualquier indulgencia con ella respecto al cumplimiento de las reglas. Desde su infancia sintió la más ardiente devoción por su Redentor crucificado, y besaba con mucha frecuencia tanto de día como de noche una pequeña cruz de madera de la crucifixión de nuestro Salvador, que siempre llevaba consigo. Comúnmente elegía orar delante del altar de la cruz. Su afecto por el nombre de Jesús hizo que lo pronunciara con mucha frecuencia, repitiéndolo con un sentimiento increíblemente profundo y con dulzura.

Su devoción por Cristo en el sagrado sacramento era el mas remarcable, a menudo lloraba abundantemente o caía en éxtasis durante la misa, y aun más cuando recibía al Esposo Divino en su alma. En vigilia no tomaba siquiera agua o pan, y velaba en la noche orando; en el mismo día permanecía en oración y ayuno hasta la noche, y entonces ya tomaba un pequeño refrigerio. Sentía una sensible alegría cuando oía anunciar cualquier festividad de Nuestra Señora, por su devoción a la Madre de Dios; participaba en ellas, y durante las octavas, mil salutaciones cada día, se postraba en el suelo en cada una. Además pronunciaba el oficio de Nuestra Bendita Señora todos los días.

Si creía haber ofendido a alguien, se echaba a sus pies y suplicaba su perdón, era siempre la primera en obediencia y no quería ser exceptuada si otras cumplían un castigo por haber roto el voto de silencio o por cualquier otra falta. Su cama era una burda piel tendida en el suelo, con una piedra como almohada. Fue favorecida con los dones del milagro y la profecía. Entrego su alma pura a Dios, después de una breve enfermedad, el 18 de enero del año 1271 con veintiocho años.

Primer sepulcro de la Santa. Poszonny, Bratislava (Hungría).

Fue honrada con un oficio en todas las iglesias de Hungría, especialmente en las de los dominicos, en virtud de un decreto del papa Pío II. El pueblo la tenia como santa aunque no estaba reconocida oficialmente como tal. Sus reliquias fueron trasladadas a Poszonny, en Bratislava.

No seria hasta el año 1937 en que el cardenal primado de Hungría apoyado por el Prior General de la Orden de los Dominicos recurrieran por enésima vez a Roma, consiguiendo del Papa Pío XII la llamada “canonización equipolente” mediante una Bula del día 19 de noviembre del año 1943, casi setecientos años después de su muerte.

Sus atributos son: figurada como monja porta un lirio en la mano y sobre su cabeza una lengua de fuego. Como princesa lleva manto cubierto de estrellas y una corona a sus pies. Se la invoca contra las inundaciones.

Abel

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

17 pensamientos en “San Canuto, rey de Dinamarca; y Santa Margarita, princesa de Hungría

  1. Gracias, Abel por recordarnos a estos dos tradicionales Santos en este día. He leído atentamente porque los conocía poco y quisiera expresar algunas impresiones que me han causado estos dos relatos.

    Sinceramente -y sin ánimo de ofender- no veo qué santidad hay en el rey Canuto. No hay nada extraordinario en su vida, salvo la de ser un monarca autoritario, belicoso y represor. Eso, más que signo de santidad, lo veo más bien como todo lo contrario. Y en su asesinato no hay nada que se pueda interpretar como martirio, sino que es un ajuste de cuentas por las presiones fiscales y de poder que estaba ejerciendo sobre sus vasallos. Incluso la fe cristiana la impuso por la fuerza, cosa que no debería hacerse jamás, pero por desgracia se ha hecho más que menos.

    El hecho de que personalmente fuera cristiano devoto, o sintiera veneración por las reliquias, o privilegiara al clero (!!) no basta para hacer de uno un Santo, son las obras. Y si las obras son hacer la guerra aquí y allá, matar en el campo de batalla, castigar las disensiones, imponer la fe por la fuerza y multar, la verdad, eso es perfectamente típico de un rey, pero no de un Santo.

    No es únicamente el caso del rey Canuto, sino que tenemos muchos reyes “santos” que de santidad sólo tienen cierta devoción privada, pero que ni su vida ni su proceder es un ejemplo a seguir. Y es que se podría comprender por la mentalidad de la época, las guerras santas y toda esa sacralización de la violencia que, a fin de cuentas, no es más que una excusa para mantener el poder y aumentar el patrimonio. Pero es que el caso de Canuto es el colmo: se ve claramente que su asesinato no tiene nada de martirio.

    Y bueno, con Santa Margarita sí que no me meto, porque es la antítesis de este “santo” rey. De la santidad de esta mujer no dudo, sólo quisiera aprovechar su caso para remarcar la crueldad que suponía el entregar chicas jóvenes o niñas pequeñas al convento en pago de una promesa o porque no había mejor destino pensado para ellas. Puede que también, desde la época, pareciese bonito o piadoso, y en el caso de Margarita dio como fruto a una Santa, entre otras, pero son las que menos y no quita que el acto en sí fuese una barbaridad. Allí languidecieron no pocas mujeres sin la menor vocación, enterradas en vida y condenadas a vivir una vida que no habían escogido, simplemente porque estaba decidido sin su consentimiento. ¡Y al revés! Mujeres que con vocación religiosa y aspirantes a una vida de santidad, eran abocadas a matrimonios impuestos con las consecuentes desgracias personales y vidas igualmente insufribles, con un desposamiento y una maternidad no elegidas.

    Vamos, una barbarie se mire por donde se mire, por muy bonito y muy piadoso que parezca a simple vista.

  2. Magnífico, me gustaron las fotografías, armonizan mucho con el excelente contenido del artículo Abel, aunque concuerdo con Meldelen en la actitud del monarca canuto, pero me parece más seguro que aunque piadoso y caritativo (tal vez elemento singular en todos los reyes santos) no pueda contrastar en nada con la forma de ejercer poder y autoridad a su pueblo, hasta me parece litigio de venganza su muerte. Miro con placer la división de la Iglesia y el Estado, devoto por dentro y duro y recio por fuera. Felicidades!!!

    • Me alegro que te gusten las fotografias Fray Marcelino,aunque dos las ha cedido gustosamente Antonio para el articulo,exactamente la de los restos de San Canuto y la del primer sepulcro de Santa Margarita.

  3. El caso de San Canuto de Dinamarca es digno de estudiarse a fondo pero como bien se ah dicho y a mi parecer no es más que resultado del pensamiento de la época, mucha sveces nada ams se canonizaba a gente de la realeza para la Iglesia quedar bien con los monarcas en turno, pero bueno si ya esta canonizado que hacer, ni modo ya es Santo, aqui en México por ahi de los años 40 y 50 existio una devoción a San Canuto de Dinamarca, pero no prospero no paso de ahi al día de hoy es un completo desconocido en México, supongo que quizas debido a alguna inmigración comenzo este culto, pero una dudas Abel, porque dices que se celbra en enero si murio un 10 de julio?

    • Andre la fiesta oficial es el 19 de enero,pero tambien se celebra el 10 de julio,lo que ya no se decirte es en que lugares se celebra ese dia 10 (me imagino que en Dinamarca,poblaciones locales que lo tengan como patron…) ni el porque su fecha oficial es el 19 de enero en vez de el 10 de julio.
      Si Antonio nos echara un cable….

      • San Canuto murió realmente el día 7 de enero de 1131 (esto está contrastado por los bolandistas) y ese día es su festividad, pero se le conmemora también el día 25 de julio, porque ese día del año 1170 fue la fecha del traslado de sus restos (esto también está contrastado)

        • Pido disculpa por los datos anteriores porque son los relativos a San Canuto Lavard, también danés.
          Los datos de nuestro San Canuto son: murió realmente el 10 de julio del 1086 (como muy bien ha dicho Abel); su cuerpo fue sepultado en la misma iglesia donde lo mataron. En el año 1095, el obispo de Odense puso los restos en un arca y lo llevó a su catedral. Enrique Ejegod, hermano de Canuto, consiguió del Papa Pascual II que sus restos fueron venerados, concesión que suponía la canonización.
          Actualmente las reliquias están en catedral luterana de Odense y su fiesta es el día 10 de julio, aniversario de la muerte, aunque también se celebra en Dinamarca el día 19 de enero.

  4. Ana Maria,
    Me has dejado sin poder usar esos mismos argumentos porque yo pienso exactamente igual que tu. Pero quiero incidir en alguna cosa, aunque que quede claro que es mi opinión. A mi no me extraña que el Papa Urbano II confirmara el culto de un santo que imponía la cruz con la espada. Hay que recordar que este Papa fue el que predicó encendidamente la necesidad de la Primera Cruzada, o sea, que le iba la guerra tanto como a San Canuto. Llegó incluso a enfrentarse con su predecesor Victor III, se peleó con el emperador de Alemania Enrique IV a quién llegó a excomulgar, se aligó con la Liga Lombarda, excomulgó a Felipe I rey de Francia,….., o sea, muy amigo de quienes le daban prebendas y enemigo de quienes le llevaban la contraria; le “iba la marcha” y como San Canuto (como tu mismo llegas a decir) “otorgó muchos privilegios e inmunidades al clero”, pues ¡ala!, santo aunque hubiera sido víctima de una venganza. Y así, al menos en mi opinión, se justifica el reconocimiento del culto “iustitiae factis occisus”; y hago esta crítica aunque posteriormente, este mismo Papa haya sido beatificado.
    Y a Pascual II, que fue quién le canonizó, le pasó “tres cuartos de lo mismo”.
    Resumiendo: como San Canuto benefició muchísimo a la Iglesia aunque exprimiera a sus súbditos y se impusiera con la espada, aunque le gustara tanto una guerra como una misa, pues Santo para que también Dinamarca tuviese un rey en los altares.
    San Canuto es y San Canuto seguirá siendo, pero como otros muchos “no es santo de mi devoción”.
    Caso distinto es el de Santa Margarita de Hungria, que aceptó ejemplarmente la tremenda injusticia que se cometió con ella siendo solo una niña. Y quiero resaltar como aun en las canonizaciones no se usa la misma vara de medir para todos, pues mientras a San Canuto se le canoniza casi de inmediato, la canonización de Santa Isabel, quizás mucho más merecida, tuvo una historia en extremo rocambolesca.

  5. Bueno,como algunos decis tenemos que ponernos en el pensamiento de la epoca.
    Claro esta,que hoy en dia no harian santo a un rey asi (me imagino),y si lo hicieran habria que ver las razones.
    Yo no me opongo a que lo hayan hecho santo,cada uno es libre de rendir culto al santo que desee…
    A mi por ejemplo no me hace mucha gracia este famoso santo (creo que es un santo de nombre Tomas,pero no recuerdo cual) que rompia una silla encima de un novicio,eso es realmente brutal y me parece horroroso.
    Sobre Santa Margarita,como comenta Mel,las mujeres en esa epoca eran moneda de cambio en todo tipo de situaciones y es realmente terrible que muchas acabaran en situaciones que no querrian verse por nada del mundo.

  6. Distintas han sido las “estrategias” que las monarquías han tomado en tiempos diferentes para dar legitimidad a gobiernos tiránicos o incluso para dotarse de un cierto halo de veneración ante lso pueblos que oprimían.Y sin duda esta de elevar a los altares a reyes cuyo mérito fue utilizar la cruz como medio de saciar sus ánimos de conquista y de pasar a los libros de historia como sucesores de Carlomagno fue utilizada en ocasiones.No me atrevo a aplicarle este hecho a nuestro Canuto de hoy pero es posible que por ahí fueran los tiros…

  7. Abel pues ni te creas que actualmente quizas no harian santo a un rey asi, pero si le otorgan ironicamente el premio nobel de la paz a presidentes que tienen tropas en Iraq como el caso del de Estados Unidos, asi que la situación no ah cambiando mucho que digamos y pues gracias por aclarar mas o menos mi duda sobre su fecha de celebracion jeje pero otra duda Antonio, como que las reliquias de este santo estan en una catedral ¿luterana? al decir luterana te refieres a los protestantes supongo??

  8. Ohh pues vaya que tenga o no bien merecido ser santo, San Canuto se debe esrae dando retortijones que despues de tanto luchar por imponer el catolicismo aunque sea por la fuerza ahora sus reliquias esten en la catedral protestante, que cosas no asi es de ironica la vida, pero Antonio una duda… y no que los luteranos no aceptaban muy bien el culto a los santos?

    • Pero ten en cuenta que estamos hablando del patrono de Dinamarca, del pais y ¿quién se atreve a enfrentarse al pueblo? ¿Quien le pone “el cascabel al gato”?

  9. Me llama mucho la atención el hecho de que hoy día algunos “reyes” para que sean santos tendrían que hacer y obrar mil maravillas con su pueblo, y pues de los países que tienen monarquías como Inglaterra, Isabel II la prostestante o católicos como España con Juan Carlos I que le dijo a Chávez de Venezuela que si se callaba, creo que no representan el más mínimo sentimiento de religiosidad. No se si en África u Oceanía tengan igual algo que aportar de las dinastías a la religión…, o como sucedió en Uganda con los mártires a la cabeza con San Carlos Lwanga que el rey los mandó a matar. Pero en fin, unos hacen otros deshacen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*