San Blas, obispo mártir de Sebaste

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Detalle del Santo en una ala del Retablo de la Pasión (Tríptico Greverade) de Hans Memling (1491). Museum für Kunst und Kulturgedichte, Lübeck (Alemania).

Detalle del Santo en una ala del Retablo de la Pasión (Tríptico Greverade) de Hans Memling (1491). Museum für Kunst und Kulturgedichte, Lübeck (Alemania).

Pregunta:He sido operado de la garganta y he salido bien parado. Mi esposa siempre ha tenido junto a mí una estampa de San Blas, porque dice que es el patrono de los enfermos de garganta. ¿podeis decirme el por qué? Mi pregunta es la siguiente: ¿Es verdad que antiguamente la festividad de San Blas se celebraba el 15 de febrero? De ser cierto, ¿a partir de que año se paso al día 3 actual? Gracias de antemano por su colaboración.

Respuesta: Efectivamente, en muchísimos lugares quienes tienen problemas en la garganta recurren a San Blas y tiene su explicación. Voy a intentar dártela.  Según la “passio”, que es tardía y legendaria, se dice que San Blas era médico, pero se desconoce con qué fundamentos se hace esta afirmación. Fue obispo de Sebaste, la actual ciudad turca Sivas, martirizado bajo Diocleciano (según unos), bajo el emperador Licinio (según otros) e incluso hay quienes afirman que en tiempos de Julián el Apóstata. Son diversas tradiciones que no concuerdan entre sí con respecto a la época, aunque la opinión más generalizada es que fue en tiempos de Licinio, o sea, entre los años 307 al 323.

Cuando estalló la persecución de Licinio contra los cristianos, Blas se alejó de su sede en Sebaste y se fue a vivir a una caverna, convirtiendo la caverna en su sede episcopal. En esa caverna curaba a los animales enfermos que estaban por los alrededores, haciéndoles  la señal de la cruz. Descubierto por unos cazadores que buscaban fieras para el circo, fue denunciado, capturado y encarcelado y en la prisión, también recibía a los enfermos y los curaba. Un día se acercó una mujer cuyo hijo estaba a punto de morir porque tenía una espina grande de pescado clavada en la garganta y se ahogaba. La bendición del santo hizo que el niño sanara de inmediato y este es el motivo por el cual se le invoca cuando hay problemas en la garganta. Se cuentan muchos milagros realizados por él en la prisión y hay uno muy peculiar: un lobo había atrapado a un cerdo que era la única propiedad que tenía una mujer viuda. El hace que el lobo devuelva el cerdo a la viuda y esta, agradecida, le lleva de comer a la prisión y le lleva unas velas para que se alumbre. El santo, conmovido le dice que ofrezca todos los años una vela en la iglesia que sería más tarde levantada en su nombre y nunca le faltará nada.

El gobernador ordena que Blas sea ahogado en un estanque y el santo camina sobre las aguas; insisten los paganos en ahogarlos y son ellos los que se ahogan. Un ángel le pide a Blas que regrese a tierra para sufrir el martirio y Blas obedece: es colgado en un poste, rasgan sus carnes con garfios y muere decapitado. Como se puede comprobar esta “passio” tiene mucho de leyenda y pocos o ningún dato histórico, pero hace que su culto se difunda rápidamente tanto en Oriente como en Occidente. En Oriente lo conmemoran el día 11 de febrero y en Occidente, hoy, 3 de febrero y también el día 15 de este mismo mes, o sea, en Occidente es celebrado los dos días. Tiene numerosas iglesias dedicadas en el mundo entero; por ejemplo, en Roma tiene hasta cinco iglesias dedicadas a su nombre, aunque la más importante es la de la vía Julia.

Martirio del Santo. Miniatura del Speculum Historiae (s.XV) por el Maître François. Biblioteca Nacional de París (Francia).

Según la tradición, sus reliquias llegaron a Maratea (Italia) en el año 732 en una nave que se refugió allí a causa de la tempestad. Los habitantes las recogieron y las pusieron en una urna de mármol en la cima de un monte. Aun se encuentran en esa ciudad italiana y el último reconocimiento canónico se hizo el 3 de mayo del año 1941: allí están, parte del cráneo, un brazo, un fémur y el tórax. Pero reliquias existen en otros muchos lugares, especialmente en Dubrovnik (Croacia), donde también se encuentra parte del cráneo, un brazo y una pierna. La tráquea está en la iglesia romana de los santos Carlos y Blas ai Catinari. Desde el año 1617, todos los 3 de febrero se bendice a los fieles con la reliquia.

Son muy abundantes las representaciones de este santo y de su martirio, probablemente porque algunas leyendas acercaron el culto a la sensibilidad del pueblo. Sus atributos más comunes son las insignias episcopales, los peines de hierro para escardar (martirio) y dos cirios cruzados, en recuerdo del milagro de la espina de pescado. La representación más antigua es un fresco del siglo XI que se encuentra en la iglesia de San Clemente, en Roma y una corona-relicario, también del siglo XI, que está en la catedral de la ciudad italiana de Ragusa. Hay dos representaciones del siglo XIV: el relicario del tesoro de los Guelfi, que está en el Museo de Cleveland y una escultura de esmalte que se encuentra en la catedral de Namur, en Francia. A partir del siglo XIV se difundieron las leyendas sobre el santo por toda la cristiandad y esto hizo que se multiplicase su iconografía. Siempre aparece vestido como obispo, incluso en las escenas del martirio.

La obra más cualificada es un retablo que representa su pasión, atribuido a Memling y que se encuentra en la catedral de Lublic. También un cuadro que se conserva en la iglesia de Nuestra Señora de los Milagros en Ágreda, un anónimo catalán del siglo XV que está en el Museo de Lérida y otros. En todos se destacan los peines de hierro, a veces como si fuera un rastrillo, como uno de los instrumentos del martirio. Siempre se representa como anciano, a veces sentado en un trono revestido con los ornamentos litúrgicos y casi siempre, con las manos en actitud de bendecir.

Existe una leyenda de finales del siglo XIV que surge sobre la base de una antigua composición poética española hecha para ser cantada al son de la música, según la cual, Blas tenía el don de acercarse y amansar a las fieras. Esto se difunde rápidamente por toda Europa y numerosos artistas lo representan sentado a la entrada de una cueva en actitud de dar de comer a las fieras salvajes (Domenico Morone en la Pinacoteca de Vicenza y anónimo español del siglo XV en la Galería Pardo de Paris). Otras veces, su figura está relacionada con el milagro de la espina (cuadro del siglo XV de la iglesia de Villalonguejar en Burgos o una obra de Francisco Salzillo en Lorca, Murcia).

Relicarios del Santo en la Capilla de Reliquias. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Dubrovnik (Croacia).

La “Leyenda Aurea” habla del milagro del lobo que devuelve al cerdo robado a la viuda y así por ejemplo, aparece en un fresco del siglo XII en una capilla cluniancense en Berzé le Ville, en un bajorrelieve del siglo XII en la iglesia de Santo Tomás de Estrasburgo, en un panel del siglo XIV de Allegretto Nuza que está en Bérgamo y en un cuadro del siglo XV de Sano di Pietro en la Pinacoteca de Siena. Y decir también que el martirio ha inspirado numerosas obras de arte desde el siglo XI, como por ejemplo, la Pintura de Girolano Dei Libri, de 1518, que está en la iglesia de San Nazario de Verona, el de Lorenzo de Niccolò que se encuentra en el Museo de Rennes o la vidriera del XVI de la Colegiata de San Martín de Montmorency, entre otras.

Su culto, asociado con el folklore, se presenta bajo dos aspectos: uno eminentemente relacionado con la agricultura y otro inspirado en su vida y martirio. Con respecto a la agricultura, al caer su fiesta a primeros de febrero, algunos autores lo relacionan con la supervivencia cristiana de una antigua manifestación agraria pagana. Este carácter es particularmente claro en Macedonia, Rumania, Grecia, países eslavos e Italia. En su fiesta se bendicen las semillas de cereales que se utilizarán en la próxima siembra. Y por poner solo un ejemplo de la segunda manifestación, la costumbre en algunos lugares de bendecir a los fieles con la imposición de dos velas cruzadas, aunque hay quienes afirman que esto tiene alguna relación con su proximidad a la Fiesta de la Candelaria; esto se hace especialmente en Alemania.

En algunos lugares, el día de su fiesta se distribuyen panecillos entre los fieles, o se come una tajada de pan guardada desde el día de Navidad (lo hacen en Milán), o se le invoca contra las enfermedades de la vejiga y esto ¿por qué? Porque en alemán “vejiga” se dice blase. Por el milagro del lobo y el cerdo es considerado protector de los animales y así, en los países bizantinos hacen algo similar a lo que se realiza en Occidente el día de San Antonio abad: se bendicen a los animales.

Podría seguir diciendo muchas curiosidades sobre su culto, pero sería muy pesado el artículo y prefiero dejarlo para quién esté especialmente interesado.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

12 pensamientos en “San Blas, obispo mártir de Sebaste

  1. Gracias Antonio! otro de los santos a los que les tengo mucho cariño, ya que es uno de los primeros que tuve que aprender su historia e iconografía. Hasta ahora he encontrado muy pocas referencias de este santo en tierras mexicanas, a excepción de un par de esculturas y pinturas, carece totalmente de devoción. Lo que más me causa gracia son los “bizcochos de san Blas” que según me han referido, asemejan una tráquea y la gente los tiene en especial estima para mantener sanas sus gargantas.

    • Como he dicho la festividad de San Blás tiene ciertas “connotaciones agrarias”, por llamarlas de alguna manera y el pan es, al menos en nuestra cultura, el alimento principal. Por eso el pan (y el bizcocho no deja de ser una forma de pan dulce) es usado en muchos lugares en estas fechas. Cuando te escribo esto me estoy acordando de algunas costumbres curiosas en algunos pueblos de Huelva.
      A veces el pan es parecido a las llamadas monas de Pascua y se hacen en casa o se compra ya hecho, se lleva a la iglesia y el sacerdote lo bendice. Hay quienes lo guardan casi todo el año (por supuesto se pone mohoso) y lo usan a modo de “sacramental”, aunque yo más bien diría a modo de “amuleto” cuando comiendo pescado se te atraganta una espina. Pero vaya, lo del milagro de la espina de San Blás no deja de ser una leyenda piadosa más que historia pura y dura.

  2. Nuestro queridisiomo San Blas,que tanta devocion goza en numerosas poblaciones en toda la Comunidad Valenciana (e iglesias dedicadas a el,por supuesto).
    Lo de bendecir a los fieles con la traquea….yo,a pesar de que me encantan las reliquias me daria un poco de “yuyu”,me imagino que estara en un relicario especial (nunca he visto un relicario para traquea).

  3. Vaya, don Blas!!! este santo es poco conocido y venerado en Colombia, pero desde que lo conozco siempre he tenido curiosidad por la “tradición de la garganta” en torno a él, así que, muchas gracias Antonio que, aunque no lo pregunté, de verdad que me sacaron una duda! y muy bonita la tabla gótica con la que abres el artículo!

    • Pues por aqui, el tema de la garganta es conocidísimo, tanto, que hay un refrán que se dice cuando un niño se atraganta: “San Blás bendito, que se ahoga este angelito”. Por supuesto, también se le da pequeños golpes en la espalda, cosa que yo creo mucho más efectiva para soltar lo que ha quedado “atragantado”.

      • Estimado Antonio , siguiendo con el sabio y abundante refranero español , en este caso valenciano, puedo decirte que en la cercana localidad de Albal se pronuncia aquello de “Sant Blai gloriós , deixa el xiquet i emportat´t la tos” , es decir “San Blas glorioso , deja al niño y llévate la tos”. San Blas por supuesto es el patrón de la población.

        • Pues aqui en Andalucia tenemos nuestra propia versión: “San Blás bendito, que se ahoga este animalito”. Tu sabes que los andaluces tenemos un sentido del humor muy especial, extraordinario.

  4. Antonio, como bien sabes tuve el placer de visitar, hace un par de años, la bellísima ciudad de Dubrovnik, y sacar fotos de las reliquias del Santo en la capilla de las reliquias de la iglesia, aunque estaba terminantemente prohibido (buena soy yo, entonces). Esta ciudad está repleta de imágenes del Santo, como su patrón principal, hasta el punto de que San Blas no lleva allí sus atributos habituales, sino una maqueta de la ciudad en su mano, como su protector especial.

    Pero tema aparte, quería hacer una aportación sobre la passio de San Blas que no has mencionado: veréis que en la miniatura del martirio del Santo aparecen siete mujeres siendo decapitadas. ¿Quiénes son? La Passio dice que estando en prisión, el Santo era atendido por siete mujeres, esposas y madres. Cuando torturaron al Santo desgarrándole la piel con rastrillos y lo arrastraron de vuelta a prisión, dejó un reguero de sangre enorme por el suelo, y ellas iban detrás limpiando la sangre y guardando las telas ensangrentadas como preciosa reliquia. Esta actitud molestó a las autoridades, por lo que ellas también fueron detenidas, torturadas del mismo modo que el Santo, y como no quisieron renegar de la fe, fueron decapitadas. El Santo se encargó de que los huérfanos de estas siete mujeres, cuyos nombres no menciona la passio, fueran adoptados por la comunidad cristiana.

    • Muchisimas gracias, Ana Maria, por este añadido al artículo. Está claro que en tema de mujeres mártires….., hay que “darte comida aparte”, ja, ja.
      Y ya que hablas de Dubrovnic, te cuento lo que me pasó a mi. Tu sabes que en la catedral hay una capilla preciosa, llena de maravillosos relicarios y de gente, ya que es ciudad turística y todo el mundo la visita. Recordarás que hay un vigilante que de buenas y hasta de malas maneras impide hacer fotos. Yo me confabulé con la guía, que era croata y que lo conocía y mientras ella lo sacaba fuera de la capilla con un pretexto, me harté de hacer fotos y, claro está, el resto del personal hizo lo mismo. Esos tres relicarios del cráneo, pierna y brazo son realmente maravillosos.

  5. Excelente articulo de un santo tan venerado en la cristiandad, como dice Montse B aqui en México es poco el culto que existe a este santo ni en la época colonial hay mucho culto a el, pero caso curioso es en Queretaro en el que esta comenzando a difundirse especialmente el culto a San Blas, a mi igual siempre me llamo la atencion esa tradicion de la bendicion de las velas y el pan de San Blas que pues aqui es poco conocido

  6. Bueno, el tema de las passios,no comento porque a pesar de ser tardías ha sido utilizada para hacer mil y un cuentos chinos, denostando al pobre de la Vorágine, bueno pero en este caso es que no se cuestiona su existencia?

Deja un comentario