San Sabas I (II)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

La casa de Nemanji. Fresco de Visoki, Monasterio Decani, Serbia.

La Iglesia Autocéfala Serbia bajo San Sabas I:
En el momento en el que San Sabas y San Simeón fundaron el monasterio Chilandariou como un monasterio autónomo de la comunidad monástica del Monte Athos, el imperio bizantino y la sociedad bizantina, lo vieron como el inicio, el encabezamiento de grandes tentaciones en aquellos tiempos difíciles, como una amenaza. El saqueo de Constantinopla por parte de los ejércitos de la Cuarta Cruzada en el año 1204 y la posterior conquista de la mayoría de las provincias europeas del Imperio, supuso más de medio siglo de luchas y guerras. Esta lucha para conquistar Constantinopla fue como de dos cruzadas juntas: una contra elementos exteriores occidentales latinos y otra entre dos estados griegos: el Imperio de Nicea y el Imperio (Despotado) de Epiro, que tenían la pretensión de hacerse con el legado del Imperio bizantino.

Pero la cuestión eclesiástica para el incipiente estado serbio, que San Sabas  había tomado como propia,la lucha por formalizar la creación de una iglesia autocéfala y el destino del pueblo serbio estaban vinculados tanto al Imperio de Nicea como al Despotado de Epiro.
Si San Sabas quería sentar las bases de una organización eclesiástica autocéfala en Serbia, tenía que buscar el consentimiento, el visto bueno, en Asia Menor, en Nicea y en Epiro. En Nicea, donde en ese momento (1204-1261) residían tanto el Emperador como el Patriarca de la Iglesia de Constantinopla. Pero en la época de San Sabas (como había ocurrido también en el pasado), la vida eclesiástica y espiritual de los cristianos ortodoxos serbios estaba bajo la jurisdicción del Arzobispado de Ohrid, (una antigua iglesia de gran reputación que se estableció en los comienzos del siglo XI y que estuvo vinculada con la gran Iglesia Justiniana del siglo VI, fundada por el emperador Justiniano I). Estando en el siglo XIII, el Arzobispado de Ohrid  bajo la protección del Despotado de Epiro que la incluyó en sus fronteras, expandiendo su jurisdicción eclesiástica también hasta las tierras serbias. Como hemos señalado anteriormente, la fundación del monasterio independiente Chinlandariou en el Monte Athos (1), fue de hecho el primer paso hacia la autonomía espiritual de Serbia, junto a la “commonwealth bizantina”. San Sabas, tras la muerte de San Simeón Nemanja y el traslado de sus reliquias a Serbia, comenzó una etapa decisiva en su intento de fundar la Iglesia Serbia Independiente, libre de las influencias bizantino-griega y latina.

San Sabas estuvo en Serbia desde 1206 hasta 1217, en el monasterio Studenica, fundado por sus padres, siendo el archimandrita de dicho monasterio; esta es la más alta dignidad dentro de la Iglesia, aunque inferior a la de obispo ortodoxo. Este periodo de su vida es generalmente entendido como su lucha por la consolidación de la fe cristiana en tierras serbias, digamos, como una fase misionera de su vida. En este sentido, un elemento importante fue consolidar la presencia donde ya estaba y consolidar también la estructura monástica, que existía desde el período anterior, desde el pre-Nemanjic, antes de los siglos XI y XII, en la que se desarrolló la política eclesiástica de Esteban Nemanja y entre los cuales, destacaban, eran muy importantes, los monasterios Studenica y Djurdjevi Stupovi.

Eremitorio de San Sabas, cercano del Monasterio Studenica (s. XIII).

Los textos del servicio religioso utilizado en la conmemoración del traslado de las reliquias de San Sabas, así como el “troparion” dedicado al Santo, nos dicen de qué manera es vista hoy en día en Serbia esta etapa misionera de San Sabas. Sabas es mencionado como “el maestro, el preceptor y el primer jerarca” que iluminó la tierra de su padre “confirmándola con la bendición del Espíritu Santo”. En otro “troparion” se dice de él que fue “profesor de la verdadera fe, maestro de la piedad e iluminador de la tierra paterna”.

Ahora debemos prestar nuestra atención en una de las facetas de la personalidad de San Sabas, faceta que está relacionada con su repentina salida hacia el Monte Athos en el año 1217. Algunos historiadores lo interpretan como una señal de desacuerdo entre Sabas y su hermano, el primer rey de Serbia de la dinastía Nemanjic, el cual se hizo coronar por el pontífice de Roma. Sobre la base de esta evidencia, muchos historiadores serbios de la historia medieval, llegan a la conclusión de que San Sabas estuvo decididamente en contra de la Iglesia Latina, pero sin embargo, otras fuentes, como Domenciano dan pruebas diferentes con respecto a esta cuestión haciendo hincapié en que, a pesar de su fuerte determinación ortodoxa, San Sabas jamás estuvo contra el cristianismo latino.

Domenciano escribe que San Sabas, como arzobispo de la Iglesia Autocéfala Serbia, envió a Roma a uno de sus obispos con una carta para el Romano Pontífice: “Y el hecho de escribirle una carta al gran sucesor de los santos Apóstoles, el Papa, y confesando la gracia por la cual él mismo había sido consagrado por Dios, pidió la bendición de los Santos Apóstoles y de Su Santidad (el Papa) para la corona de su hermano como rey…” Aunque no se pueda afirmar con certeza la autoría de esta carta por parte de San Sabas, hay que destacar que en Serbia, en tiempos de San Sabas, no existía intolerancia alguna en contra de la Iglesia Latina.

Monasterio Mileseva (s.XIII). Serbia.

De hecho, San Sabas es conocido como un eclesiástico que mostró un gran interés hacia los monasterios que estaban en ese momento bajo la jurisdicción latina. En los años en que los monjes benedictinos de Montecassino llevaban la administración del monasterio Evergetinos en Constantinopla, San Sabas residía allí. Y al mismo tiempo en que los latinos mantenían la administración del monasterio Philokalou de Tesalónica, San Sabas dona sus iconos a dicho monasterio y reside en él durante su estancia a la ciudad como invitado del metropolita de Tesalónica, Constantino Mesopotamites, un eminente obispo bizantino que destacaba por su actitud tolerante hacia los latinos. (2)

No deja de ser importante y es digno de atención que San Sabas, una vez que visitó el Monte Athos, había conseguido su mayor logro, es decir, antes de comenzar su actividad diplomática en Nicea con el fin de obtener la autonomía eclesiástica para la Iglesia Serbia. El Monte Athos había sido el lugar donde habitó el joven Sabas, donde comenzó su vida monástica, el lugar de su nacimiento y crecimiento espiritual. Es realista suponer que su intención era prepararse a sí mismo de manera apropiada para ejercer su servicio episcopal y ya entonces, el monasterio Chinlandarou de la República Monástica (Monte Athos) tenía para los serbios un papel significativo, ocupaba el lugar que le correspondía. Domenciano y Teodosio se refieren a los acontecimientos de Nicea, que tuvieron lugar en el año 1219, como el de la misión de San Sabas ante la corte imperial bizantina, aunque entre ambos autores existen ligeras diferencias.

En Nicea, San Sabas consigue un documento que le entrega el entonces emperador bizantino Teodoro I Lascaris (1205-1222) y el Patriarca de Constantinopla, Manuel I Charitopoulos (1216-1222), que lo consagró como el primer arzobispo de la recién fundada Iglesia serbia. El documento de autocefalía estableció el derecho de los obispos serbios de elegir libremente y consagrar al arzobispo de la Iglesia Serbia, aunque con el consentimiento de la Iglesia de Constantinopla y del emperador bizantino. Más tarde, entre los años 1229 y 1230, San Sabas emprendió una peregrinación a Tierra Santa visitando a los patriarcas orientales de Jerusalén, Alejandría y Antioquía, a fin de fortalecer la autocefalia y la reputación de la Iglesia Serbia.

Templo consagrado a San Sabas en Belgrado (Serbia).

En su viaje de regreso desde Nicea a Serbia, Sabas visitó nuevamente el Monte Athos y eligió a los monjes más importantes del monasterio Chilandariou, quienes posteriormente fueron ordenados como los primeros obispos de la recién fundada Iglesia Serbia. Por lo tanto puede decirse que la Iglesia Serbia, desde sus inicios, tuvo sus raíces en la tradición más ortodoxa del Monte Athos. Este patrimonio “atonita”  y la identidad de la Iglesia serbia, está muy acentuado entre las más importantes autoridades eclesiásticas, los obispos, el clero menor, los monjes y los laicos. La nueva Iglesia autocéfala de Serbia, se estableció en el sistema episcopal formado por los obispos griegos del arzobispado de Ohrid, ampliándose hasta las fronteras del Despotado de Epiro, donde se estableció en Ras en el año 1020 (3) y en las ciudades de Prizren y Lipljan (hoy en Kosovo y Metohija).

Por otra parte, la Iglesia recién fundada no podía tolerar la influencia latina de los obispados romanos de las ciudades situadas en las tierras cercanas al mar (los actuales países Montenegro y Croacia) donde había ciudadanos serbios influenciados al mismo tiempo por los latinos y los ortodoxos. La Iglesia Serbia tuvo que incluir a todas las tierras pertenecientes al Estado medieval serbio de la dinastía Nemanjic por lo que tuvo que instituir nuevos obispados alrededor del año 1220. San Sabas ordenó a nuevos obispos en el monasterio de Zica, que fue la primera sede metropolitana de la iglesia serbia, monasterio que había sido una fundación del hermano de Sabas,  San Esteban el Primer Coronado. La historia serbia dice que San Sabas ordenó a ocho nuevos obispos, que junto a los cuatro obispados griegos de la  Iglesia de Ohrid, formaron la iglesia serbia. En total, catorce nuevos obispados. En cuanto a las relaciones entre los latinos y la Iglesia ortodoxa Serbia en tiempos de San Sabas  es significativo mencionar que la Iglesia Latina mantuvo toda su estructura en aquellas regiones donde estaban presentes, conservando todos sus obispados. Se consideró normal mantener en paralelo los obispados latinos y los ortodoxos.

Monasterio de Zica (s. XIII). Serbia.

San Sabas dejó una Iglesia organizada, con un adecuado número de obispos, monjes, clérigos y laicos, con sus correspondientes monasterios e iglesias a los que suministraba las normas y los libros necesarios. En lo relativo a las relaciones entre la Iglesia y el poder civil, desempeñó un importante papel el “Nomokanon” de San Sabas. El “Nomokanon” es una colección de leyes bizantinas  eclesiásticas y civiles, donde las leyes imperiales (νομος) y las eclesiásticas (κανων) se unen y acuerdan un cierto sistema, acompañado de los comentarios de destacados juristas. Ellas representan las fuentes del derecho de Bizancio así como de la Serbia medieval. Eran una versión serbia adaptada, que tenía como principal objetivo el proteger la autocefalía de la Iglesia, definiendo claramente las prerrogativas del poder secular, especialmente, en sus relaciones con la Iglesia.

Con el fin de garantizar esto, San Sabas eliminó cuidadosamente todas las cláusulas impuestas por las aspiraciones césaropapistas de mantener la influencia entre los dos poderes, cosa que a menudo, ocurría en Bizancio. Y así, la versión serbia del “Nomokanon” incluía cláusulas que daban a la Iglesia un cierto derecho ético y moral para supervisar las leyes, así como una amplia inmunidad judicial con implicación activa en sus contactos con el Estado. Por ejemplo, el obispo tenía el derecho a intervenir a favor de los pobres y de los injustamente perseguidos. Debido a su codificación, a fin de adaptarlo al “Nomokanon” bizantino, San Sabas logró incluir el Estado medieval serbio y su sociedad dentro del círculo de la Europa de civilización mediterránea y su conexión con la rica herencia de las legislaciones romana y griega. Si el “Nomekanon” representa uno de los pilares de la Iglesia Serbia, el otro pilar era lo que San Sabas llamaba: “La confesión de la fe, santa, verdadera y ortodoxa”, que es una redacción serbia del “Sinódico de la Ortodoxia”. Con este Sinódico, la ortodoxia de la Iglesia Serbia fue definida y determinada a través de la positiva exposición de los principales dogmas de la fe cristiana de acuerdo a las enseñanzas de los Santos Padres y a las normas de los Concilios Ecuménicos.

San Sabas estuvo diecisiete años en el trono de la Iglesia Serbia, como su primer arzobispo, hasta que abdicó en el año 1234; no se conocen las razones por la cuales abdicó, nunca fueron explicadas por completo. Después de consagrar a su discípulo, el monje Arsenio, este fue su sucesor en el trono de los arzobispos serbios;  Sabas dejó una vez más Serbia y marchó en peregrinación a Tierra Santa y a las ciudades santas de Oriente, visitando entre otros el monasterio de Santa Catalina en el Monte Sinaí, Alejandría, Antioquía y finalmente, a través de Constantinopla, regresó a los Balcanes, a la capital medieval búlgara de Trnovo, donde visitó al entonces emperador búlgaro Juan Asen, suegro del entonces rey serbio Vladislav (1234 – 1243) y al Patriarca búlgaro Joaquín.

Bartholomeos, Patriarca de Constantinopla, y Methodios, abad de Chilandariou.

En Trnovo, San Sabas murió el día de la Teofanía, el 14 de enero del año 1236. Las reliquias de San Sabas, después de muchas negociaciones pues tanto el emperador como el patriarca búlgaros le tenían gran aprecio, fueron llevadas desde Bulgaria a Serbia y puestas en el monasterio Mileseva, fundado por el rey Vladislav Nemanjić.

Dragoljub


(1) Incluso actualmente el monasterio Chilandariou desempeña un papel importante en la vida espiritual y administrativa del Santo Monte Athos, como uno de los cuatro monasterios que participan en el gobierno de la República Monástica.
(2) Dj. Slijepcevic; Historia de la Iglesia de la Iglesia Ortodoxa Serbia I, 73-74.
(3) Es un obispado que aún existe y que incluye la región de Kosovo y Metohija, con su sede en la ciudad de Prizren.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

10 pensamientos en “San Sabas I (II)

  1. My dear friend Dragoljub,
    Thank you for this second part of the article of Saint Sabbas I, founder of the Autocephalous Serbian Church.
    Without a doubt, Saint Sabbas is one of the leading figures of the Universal Church (Eastern and Western) during the thirteenth century. He struggled to get the identity of the Serbian people and put all Christian Serbs under one ecclesiastical jurisdiction.
    It is clear that with perseverance and holiness of life, he made it and this conquest enriches us, all Christians, wherever we are.
    Thanks again.

  2. Really nice and interesting article, Dragoljub. It’s really little what I know about the autocephalous church of Serbia, so I’m really happy to learn more about this issue. Thank you very much and keep going with the work!

    Furthermore, I have to say that you have really beautiful churches and monasteries in your country, congratulations! 🙂

    • Thank you Meldelen. I will try to continue writing about Serbian church trough history, although I have some ideas not concerning the Balkans.
      Regarding the churches, I have to say that their interior is much more interesting and very valuable, I refer to the frescoes which very often carry a message of the Nemanjic ruling ideology, much under the contemporary Byzantine influence. On this site you will find the interior of many medieval serbian monasteries: http://www.srpskoblago.org/

      Unfortunately some 15o medieval monasteries and churches were destroyed in various extent on Kosovo and Metohija by Albanian terrorists.

      • I already know something about frescoes in Decani monastery, there are some female martyrs depicted, and as I study about them, I picked up so many of this beautiful photos. But thanks for the link, I have found some interesting Serbian icons!

        I’m really sorry for what you tell me about Kosovo and Metohija. As you probably know, here in Spain during Spanish Civil War (1936-1939) a lot of religious art was also destroyed. I think that destroying artistical and religious patrimony is a sin… and a disgrace for future generations. God forgive us and may He want that this never repeat again.

  3. As Ana María . the most impressive thing for me is discovering the marvellous and colourful chapels , churches and temples cominf from , many times , this wide universe of eastern churches that are often completely unknown for us. Please keep us reading your articles ¡¡¡¡

    • It seems to me that we need here an art historian who would properly present Serbia’s medieval cultural heritage 🙂 I will try to do my best to introduce to you Serbian ecclesiastical heritage.

      Best regards!

      D.

  4. Impressive items that perform Dragoljub.
    I do not understand the motives of the crusaders to raze Constantinople on their way to holy ground.
    The picture of the Hermitage of San Saba has fascinated me, seems to lie as that hall is built on the same mountain wall, God forbid that one day you can see these wonders.

    • Regarding the sack of Constantinople in 1204. by the armies of the Fourth crusade, there is a vast literature dealing with this issue. I can only recommend you a few books on this topic: Ch. M. Brand, Byzantium Confronts the West, Cambridge 1968; and specially: Urbs Capta, The Fourth Crusade and its Consequences, ed. Angeliki Laiou, Paris 2005.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*