San Teófilo, monje y confesor en Nicea

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Imagen del Santo en un manuscrito iluminado griego.

Pregunta: Un buen día. Quiero agradecerles por la oportuna respuesta cuando les consulté días atrás… siguiendo con mis preguntas (y sin ánimo de aburrirlos) quisiera saber sobre San Teófilo de Bulgaria: aparte de conocer su vida (lo que haya de cierto, o por lo menos, de muy probable) quisiera saber si es cierto que éste fue monje de la regla de san Benito y vivió en Oriente, que fue “de occidente y de oriente”, como por ahí leí. Colombia

Respuesta: Su vida se conoce únicamente por lo que comentan los Sinaxarios bizantinos, pues no hay fuentes occidentales que hablen de él. Los Sinaxarios hablan de él adornando su vida con eventos prodigiosos, probablemente más de fábula que históricos.

No nació en Bulgaria aunque algunos lo conocen por Teófilo el búlgaro. Nació en Tiberiópolis (lo que hoy es la ciudad de Strumitza) en Macedonia y con sólo tres años de edad, sus padres lo llevaron a un monje llamado Esteban, que vivía en el Monte Selentión con la intención de que lo bendijese. El niño siguió viviendo su vida normal con sus padres, pero a los trece años  se marcha de casa y voluntariamente vuelve a donde estaba este monje y le dice que ha sentido una llamada interior que le decía que se pusiera bajo su dirección espiritual. Asombrado el monje, aceptó al niño y lo inició en la vida monástica y más tarde lo puso bajo la dirección de un egumeno (abad) de un monasterio cercano, monasterio del que no se sabe absolutamente nada. En ningún momento se dice bajo qué regla estaba este monasterio.

Sigue diciendo el Sinaxario que como Teófilo se marchó de casa sin avisar a sus padres, estos estuvieron buscándolo durante varios años y finalmente, descubrieron donde estaba y decidieron ir allí para verlo. Estuvieron varios días con su hijo y le suplicaron al abad que lo dejase marchar con ellos a fin de que entrara en un monasterio que ellos construirían para él y para los monjes que le acompañaran. El abad, antes de tomar una decisión quiso tener una señal divina y para eso pidió a su comunidad que ayunase durante tres días, concluyendo el ayuno con una “agrypnia” o vigilia de oración a fin de conocer cual era la voluntad de Dios. Al cuarto día, durante el canto del oficio de Maitines a medianoche, se escuchó una voz en la iglesia que decía que Teófilo podía marchar con sus padres y unos monjes más a ese futuro monasterio prometido por su padre. Y eso hicieron.

El Santo abandona la ciudad en carro tirado por un buey. Icono ortodoxo griego contemporáneo.

Por entonces empezó a surgir un movimiento que rechazaba el culto a las imágenes y cuando en el año 792, León III Isáurico desencadenó la persecución contra el culto a las imágenes (iconoclastas), Teófilo que estaba en el monasterio que habían construido sus padres, se puso al frente de quienes defendían a las imágenes, por lo que fue arrestado por, digamos, la policía imperial y llevado a Nicea con Longino el estilita. Aunque esto lo dice el Sinaxario, hay que reconocer que es bastante extraño que un prisionero de Macedonia fuese llevado a Nicea, pero bueno…

Allí intentaron disuadirlo, quisieron incluso que apostatara, pero él se mantuvo firme en sus convicciones; llegaron incluso a torturarle, pero viendo finalmente que no conseguían nada, lo dejaron volver a su monasterio donde murió algunos años más tarde. No se sabe exactamente en qué año murió aunque parece que fue alrededor del año 715. La Iglesia Bizantina (ortodoxa y católica) lo festeja el día 2 de octubre y en esa misma fecha aparece en el Martirologio Romano. No se puede decir que fuese monje benedictino, simple y llanamente, porque los Sinaxarios no mencionan bajo qué regla estaba su monasterio.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

14 pensamientos en “San Teófilo, monje y confesor en Nicea

  1. Gracias Antonio! únicamente conozco a san Teófilo por su papel contra la iconoclastia, que leí en una Historia Eclesíastica del siglo XVIII y eso, referenciado como un defensor más, sin hacer mayores explicaciones. Me queda una duda, comentas que solamente se conoce su vida por los sinaxarios bizantinos, pero que es mencionado en los martirologios romanos, ¿los martirologios toman la información de los sinaxarios, repiten la información? y ¿Por qué se le asocia con los benedictinos?

  2. Montse,
    No es el único santo del que no teniendo información en una parte de la Iglesia, haya pasado de un sinaxario (en este caso el Constantinopolitano) al Martirologio Romano o viceversa; fue Dukakis quién lo inscribió.
    En cuanto al tema de su posible o probable relación con la Orden Benedictina, así nos lo insinuaba la persona que hizo la pregunta, pero la realidad es que no existe ningún motivo para pensar en ello porque, aunque en aquella época la Iglesia estaba unida, los benedictinos estaban principalmente en occidente, no existiendo además constancia alguna sobre qué Regla se seguía en su monasterio. Creo que en algunos monasterios benedictinos se hace alguna mención a él, pero el motivo por el que se hace, no lo se, porque ni siquiera en el hábito tienen parecido como comprobarás en las fotos de los iconos que acompañan al artículo, que tengo que decir, no ha sido fácil encontrarlas.

    • Gracias Antonio, mi duda era saber si la información del martirologio provenía del sinaxario y ya veo que así es. En cuanto a la relación con los benedictinos, ya se me hacía raro que lo asociaran -no lo veía por donde- supongo que como dices, sea idea de la persona que pregunta.

  3. Veo que de este santo monje hay más sombras que luces, en realidad, porque no se sabe nada con certeza: parece una síntesis muy tradicional. Sí que me ha extrañado que se le relacione con la regla benedictina, porque aunque estamos tratando tiempos anteriores al primer cisma, como muy bien dices, Antonio, el monacato benedictino es occidental.

    • La verdad es que aunque le llaman San Teófilo el búlgaro, era de Macedonia (no la Macedonia griega) y Macedonia está muy cerca de Italia, pero sinceramente, no hay motivo alguno para relacionarlo con los benedictinos.
      A ver si nos aclara algo más quién nos hizo la pregunta.

      • Bueno, Antonio, la verdad no deseaba hablar, pero para no dejar la duda sobre la pregunta, les cuento:
        En una página web (cuyo link no recuerdo pero en cuanto lo tenga, lo cuelgo aquí) se dice de manera directa que el tal Teófilo era un monje de Oriente y Occidente (léase, de la Iglesia Oriental bajo la regla benedictina). Yo tampoco le ví mucho sentido a esa aseveración, y por eso decidí preguntar.

  4. Interesante. no habia escuchado antes sobre este santo, y menos sobre eso de que lo consideran un benedictino oriental, eh pensando que si no sera que en algun convento benedictino le tiene devoción al santo o algo similar y por eso se ah llegado a pensar que quiza fuera de la orden?? o quizá reliquias de el en alguna convento benedictino? porque si pra la fecha es extraña el que fuera un benedictino

    • Abel,
      La iconografía no es mi fuerte pero a mi me parece que no representa el momento en el que él se escapa de casa , sino el momento en el que él sale del monasterio donde estaba para irse al monasterio que iba a fundar sus padres. Date cuenta de que ya va vestido de monje.

  5. Gracias Dairon por esos links.
    Tu sabes que no todo lo que sale en internet es cierto. Yo por ejemplo que, modestia aparte, entiendo algo de reliquias he visto en internet muchisimas veces fotos de reliquias de un santo diciendo que es de otro. Quién no conozca el tema, se lo cree, pero quién lo conoce, al menos, queda perplejo.
    ¿Qué quiero decir con ésto? Pues que no se de donde se saca esa información quienes publican esa página, porque en los sinaxarios no se dice absolutamente nada; es más, se llega a decir que no se sabe bajo qué regla estaba su monasterio. Y si no se sabe bajo qué regla estaba, ¿por qué tenía que ser la benedictina y no cualquier otra más “común” en Oriente? En fin, digo lo que se y he leido en documentación seria, como el Sinaxario Constantinopolitano, páginas 125-130, ó “Mega Sinaxaristis”, C. Doukakis, Atenas, 1895.

Deja un comentario