Santa Águeda, patrona de las mujeres

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Detalle de la Santa en un mosaico del siglo XIX. Cripta de la iglesia de Santa Cecilia In Trastevere, Roma (Italia).

Hoy, día 5 de febrero, celebramos la memoria de otra de esas grandes mártires que siempre han estado presentes en la tradición, el arte y la cultura cristianas: Águeda o Ágata (del griego agathé, “bondadosa”), mártir siciliana del siglo III que se ha erigido en irrenunciable protectora de las mujeres. Todos estamos acostumbrados a verla en el arte y en las iglesias, pero, ¿quién fue realmente ella?

El relato que todos conocemos proviene de una passio escrita en la segunda mitad del siglo V, que resumo brevemente: Águeda, joven cristiana oriunda de Catania (Sicilia) y de una edad indeterminada (se ha barajado que tenía entre 14 y 21 años) consagró su virginidad a Cristo. En tiempos de la persecución de Decio (año 251) el procónsul Quintiliano (o Quinciano, según versiones) mandó arrestarla y convencerla de que sacrificase a los dioses. Como ella se negara, la entregó a la vieja prostituta Afrodisia, que regentaba un burdel con sus siete hijas, para forzarla a practicar la prostitución. Ello fue en vano, ya que Águeda evitó aquel oficio y se refugió en la oración. Llamada de nuevo al tribunal, sostuvo un valiente interrogatorio ante el procónsul y fue luego condenada a padecer atroces torturas: descoyuntada en el potro, azotada con varas, desgarrada con garfios, quemada con antorchas, y finalmente le fueron amputados los pechos (o uno solo, según versiones). Es aquí cuando ella recrimina duramente al procónsul haber dado orden de mutilar en ella los mismos órganos con que su madre le habría amamantado de pequeño, frase que se ha hecho muy célebre. Arrojada moribunda a la celda, se le apareció San Pedro y la curó por completo. Luego sembraron el suelo de su celda trozos de vidrio, cerámica rota y brasas, y desnuda la revolcaron sobre este lecho horrible. Mientras esto ocurría, un inmenso terremoto sacudió la ciudad, derribando algunos edificios y matando a algunos verdugos. Águeda, alabando a Dios y dando gracias por haber sido digna del martirio, murió a consecuencia de las terribles heridas. Su cuerpo fue recogido por los cristianos y enterrado en un sepulcro nuevo. (Para ver un extracto de la passio y su escenificación en vídeo, acudid a este artículo).

Martirio de la Santa. Óleo de Stefano Maria Legnani (ca.1680-1715).

Precisamente un año después, el volcán Etna, tan cercano a Catania, entró en violenta erupción y amenazó la supervivencia de la ciudad. Y entonces, no los cristianos, sino los paganos, echaron a correr despavoridos al sepulcro de la mártir, lo abrieron, cogieron el velo que cubría su cadáver y lo extendieron frente a la colada de lava que ya se cernía sobre la ciudad. Inmediatamente la erupción se aplacó y la lava se detuvo. Esto ocurrió hasta nueve veces más en los sucesivos años, lo que le dio el patronazgo sobre incendios, erupciones volcánicas y desastres del fuego en general.

Hasta aquí lo que todos sabemos de ella. Sin embargo, esta passio, como decía, se escribe por primera vez doscientos años después de su muerte. Ha pasado demasiado tiempo desde que ella vivió, por lo que los datos que da no son seguros y no tienen valor histórico; ya que su autor se preocupó, no de narrar su vida tal como fue, sino de crear un relato edificante para los fieles, por lo que añadió elementos prodigiosos para adornarlo: la visita de San Pedro, el episodio del volcán… pero veamos datos más seguros, dejando de lado esta leyenda popular.

Parece claro que vivió en la primera mitad del siglo III y sufrió el martirio a 5 de febrero de 251, imperando Decio. Esto es bastante fiable porque las tres versiones de la passio coinciden en afirmarlo (la latina incluso dice que fue el tercer año del mandato del emperador). Algunos otros, sin embargo, dicen que fue en tiempos de Diocleciano (“De laudibus virginitatis”, capítulo 42, de Aldelmo, Martirologio de Beda) y también dicen que había hecho voto de virginidad siendo niña y que venía de familia rica y noble; cosa que yo cuestiono por parecerme un simple tópico, y por las espantosas torturas que le inflingieron, que habría evitado de haber tenido un alto status social. Siempre acogiéndonos a los textos, claro.

La Santa, mutilada de los senos, en la cárcel. Óleo de Andrea Vaccaro.

La Santa, mutilada de los senos, en la cárcel. Óleo de Andrea Vaccaro.

Pero, ¿de dónde era oriunda? Se dice que nació en Catania y la verdad es que todos los martirologios y calendarios se han decantado siempre por esta ciudad, pero los habitantes de Palermo también la reivindican como suya. Tras estudiar este tema en profundidad, los Bolandistas han decidido no inclinarse por una ciudad en favor de otra, pues realmente no parece estar claro (Acta SS. Februarii, I, Amberes, (1658), pp.595-659). Eso sí, su sepulcro estuvo ubicado en un suburbio de Catania llamado Hybla Maior, lugar donde las excavaciones arqueológicas han confirmado la presencia de muchos sepulcros cristianos con inscripciones auténticas. Actualmente la mayor parte de sus reliquias han quedado en Catania, pero el cuerpo hace mucho que fue monstruosamente fragmentado, hasta el punto que sus brazos, piernas, manos, pies y hasta una supuesta mama incorrupta (!!!) están diseminados por varios relicarios. También el supuesto velo que detiene las erupciones de los volcanes, una tela larga y de intenso color rojo, es venerado en Alì Superiore. El cráneo, fragmentado también, está repartido entre Catania y la ciudad alemana de Kamp, aunque el Monasterio de San Pablo del Monte Athos, en Grecia, reivindica tener el cráneo auténtico, completo. También hay reliquias en Roma (Sant’Agata Dei Goti) y en muchos otros lugares.

Se la ha venerado ininterrumpidamente desde el siglo V tanto en Oriente como en Occidente, y aunque los martirologios y sinaxarios antiguos la mencionan en numerosas fechas, se acepta universalmente que su dies natalis es el 5 de febrero. El culto conoció gran expansión por las buenas relaciones comerciales entre Sicilia y el Mediterráneo, y se convirtió pronto en una Santa universal, de referencia obligatoria en el Canon de la Misa.

Es la patrona de las mujeres, porque la torturaron arrancándole un pecho o dos, y actualmente se la invoca contra el cáncer de mama, que hace tantos estragos en las mujeres de nuestro tiempo. Es por ello que no me resisto a poner un breve vídeo sobre el patronazgo de Águeda en Villalba del Alcor, Huelva (España), donde se ve claramente el fervor y la devoción con que las mujeres siguen acogiéndose a ella para que las ayude en su enfermedad.

Es también enormemente venerada en el resto de España, donde muchos pueblos la tienen por patrona y en algunos las mujeres protagonizan pintorescas fiestas donde son elegidas reinas o alcaldesas por un día (Zamarramala, en Segovia, por ejemplo), por lo que son llamadas “las Águedas”. Además, y por el legendario episodio del volcán, como decía, es invocada como patrona contra desastres del fuego. En Catania, aún, cuando el Etna entra en erupción –y sigue entrando, porque es un volcán todavía activo- se la invoca de nuevo para que proteja a su pueblo del peligro. Los malteses atribuyen a su intercesión la huida de los sarracenos de la isla, diciendo que se apareció ante el ejército y los ahuyentó. Por ello también es patrona de Malta.

En el arte es fácil reconocerla porque aparece con la palma del martirio y portando uno o dos senos amputados sobre una bandeja, símbolo de su atroz tormento, pero también de su patronazgo. En ocasiones lleva unas tenazas, instrumento de su mutilación, o una vela encendida, como protectora contra el fuego. Todos los episodios de la passio aparecen reseñados en el arte y su nombre aparece grabado en no pocas campanas, por la costumbre, nacida en el siglo XII, de tocar la campana de la iglesia para evitar del peligro de un incendio, por lo en tanto que se tañía la campana, se avisaba al pueblo y se invocaba a la Santa a la vez. En la ciudad valenciana de Jérica, por ejemplo, hasta día de hoy es tradición que el día de su fiesta los hombres hagan sonar las campanas impulsándolas con sus propios cuerpos, por lo que se quedan agarrados a ellas mientras van girando y sonando.

Muestrario de relicarios de la Santa expuestos a la veneración: a ambos lados, brazos y piernas, en el centro, el seno (relicario pequeño) y el velo rojo (relicario cilíndrico). Catedral de Santa Águeda, Catania (Italia).

En resumen: Santa histórica, real y de antiguo e ilustre culto, cuya existencia no cuestiona tampoco nadie hoy en día. Sin embargo, los detalles de su vida y martirio nos son desconocidos y lo único que tenemos es una leyenda tardía cuyos hermosos diálogos son, en palabras de los expertos, “todo un invento del anónimo autor de la passio”, pero que es indispensable, como suele ocurrir, para comprender la iconografía, el culto y el patronazgo de esta mártir antigua.

Aprovecho, además, para dejar una película-documental que narra en media hora la passio de la Santa, “Agathae”. Está en italiano pero es fácil deducir el contexto y vale la pena por la caracterización de los actores y la ambientación en general.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

28 pensamientos en “Santa Águeda, patrona de las mujeres

  1. Muchas gracias, Mel, por este artículo… otra santa de gran prestigio, y ahora muy popular con aquellos que mencionas del cancer… muy curiosos los datos que suministras sobre las costumbres en torno a esta santa.

    • Santa Águeda no ha perdido nunca su popularidad precisamente por este patronazgo, y hoy en día aún se la tiene más en cuenta con la proliferación de cáncer de mama que se da actualmente. De hecho, alguna vez me acojo a ella porque las mujeres de mi familia somos propensas al cáncer de mama y ha hecho estragos entre nosotras, a mi tía la mató y mi bisabuela tenía un pecho amputado. Vamos, que es una cosa seria.

  2. Magnífico artículo . Respecto al origen natalicio de Santa Agueda y , aunque los Bolandistas no hayan querido pronunciarse los Gozos de devoción popular la sitúan también en Catania. A estos efectos adjunto su estrofa;

    A Sicilia diste honor
    y a Catania noble lustre,
    naciendo de sangre ilustre
    que diste por el Señor.
    Siendo con grande rigor
    por su fe martirizada
    dadnso socorro del Cielo
    Agueda Santa Abogada.

    • Sí, como ya he dicho, generalmente se asume que es Catania su patria, porque su sepulcro estuvo allí. Pero los habitantes de Palermo la siguen reivindicando y la tienen también como patrona, junto con Santa Rosalía y Santa Oliva. Y si los Bolandistas al final no se han decantado ni por una ciudad ni por otra, será porque la cosa realmente no está nada clara. Por ejemplo, pudo haber muerto en Palermo y haberla trasladado a Catania después, o haber nacido ella en Palermo y haber sufrido el martirio en Catania. La cosa es que ambas ciudades están en los dos extremos de la isla de Sicilia y no es un paseíto de veinte minutos precisamente, jaja.

  3. Excelente trabajo, Ana Maria, sobre una santa veneradísima desde la antigüedad, de cuya historicidad nadie duda en absoluto y que sus reliquias son también considerados por todos como auténticas.
    Es una pena que su cuerpo esté tan troceado, aunque todas las reliquias insignes se encuentran en Catania. Y hay una cosa muy curiosa y lo afirmo porque tengo fotos de todas sus reliquias insignes: algunas están incorruptas y otras no lo están y aun asi, ninguna de ellas está puesta en cuestión. Por poner un ejemplo: pié incorrupto y el cráneo, no lo está.
    Aquí, en Villalba del Alcor, pueblo onubense de la zona del Condado y del que pones el vídeo, es muy venerada.

    • Si nos ponemos “tradicionales”, habría que decir que las partes incorruptas son auténticas de la Santa, y las corruptas no… pero eso sería un generalismo poco riguroso, porque no todos los incorruptos son Santos y no todos los Santos están incorruptos, y además se han dado casos de partes que se han corrompido y otras que no. Por ejemplo, eso del pecho incorrupto… tiene tela marinera.

      De todos modos, yo no afirmo ni niego nada, salvo el caso del velo que es falso a más no poder (lo siento por los devotos de Alì Superiore), ya que lo del velo se inventa con la passio, doscientos años después de la muerte de la Santa. Además, que cualquiera que vea esa tela descubre enseguida que no tendrá mucho tiempo, a lo sumo cien o doscientos años si me apuras.

      El vídeo de Villalba del Alcor me pareció encantador por la fe sencilla de la gente y por lo particular de la imagen, que es muy hermosa, pero que no lleva los atributos usuales en ella, simplemente la palma y una rosa en la mano.

      • Ana Maria precioso el articulo,el video,el mosaico y la pintura (¡ala!)
        Tambien me he extrañado y mucho,de que esta imagen de Santa Agueda no lleve sus caracteristicos atributos.
        Pensaba que incluso en principio esta imagen podria haber sido realizada para una advocacion mariana,no se….
        ¿Sabes si fue tallada con el proposito de que encarnase a Santa Agueda?
        Parece bastante reciente.
        Que “espanto” da ver todas las reliquias asi expuestas,desmembradita por completo.
        Otra cosa,no es muy habitual que un cuerpo presente partes incorruptas y otras no,¿verdad?

        • Según he leído en Internet, la imagen venerada en Villalba del Alcor es obra de Antonio Illanes, copia de la original desaparecida durante la Guerra Civil, así que estás en lo cierto: es reciente. La antigua imagen databa del siglo XVIII y se atribuía a Cristóbal de Ramos. La tradición, sin embargo, habla de una talla gótica del siglo XIV. Por lo que efectivamente ha sido siempre una imagen de Santa Águeda y lo de su iconografía particular será cosa del pueblo, a veces pasa: por ejemplo, decía el otro día que San Blas en Dubrovnik no lleva sus atributos habituales, sino una maqueta de la ciudad. Aquí pasará algo por el estilo.

          Sobre los fenómenos de incorruptibilidad, ahí Antonio sabe mucho más que yo, pero tengo entendido que puede darse. Por ejemplo, San Antonio de Padua se corrompió entero, pero su lengua no. De otros Santos ha quedado sólo el corazón, o la lengua, y el resto no. Pero el caso de Santa Águeda es raro y ahí se me ocurre pensar que las reliquias podrían estar mezcladas, pero insisto: este tema no es mi fuerte.

          • Muy triste lo de la pérdida en la guerra civil…afortunadamente tienen la decencia de tratar de copiar la original y no poner moldes improvisados, como sucede aquí en México!

  4. Buen artículo Ana, Santa Águeda ha sido una santa que me llamado siempre la atencion y de la cual solo sabia la forma de martirio que usaron con ella, no sabia lo de los volcanes, ni de su representacion con una vela. Gracias Ana 🙂

  5. Me gusto mucho el articulo Ana, como siempre te luces, pero me gusto mas todavia el video que pusiste eh que maravilloso testimonio de devoción popular a la santa y de verdad que hermosa imagen eh, aqui en México esta santa no esta muy difundida sobre todo porque su fiesta cae el 5 de febrero que aqui es la solemnidad de San Felipe de Jesús primer santo mexicano, lo cual hace que a Santa Agueda se le celebre el 4 de febrero aqui, y pues no se en el norte del pais pero en lo que yo conozco de México tiene más devoción Santa Lucía.

  6. Muchas felicidades por el artículo. El domingo salimos para Sicilia y estaba muy interesada en visitar sus reliquias. Es una santa de mi devoción, cada día pido su intercesión, fui operada de cáncer de mama en el 2005. Y también tengo una tía que se la llevó el cáncer de mama y otra que lo ha padecido, ambas eran gemelas.
    Me gustaría ponerme en contacto contigo Meldelen o Ana M. como te llaman.
    Muchas gracias.

    • Estimada Maribel;
      podemos ponerte en contacto con cualquiera de nuestros colaboradores si escribes al correo del blog, en la pestaña “Envíanos tu pregunta”, menú del blog.

  7. Excelente trabajo me parecio muy interesante. resolvio todas mis dudas sobre la vida de santa Agueda. los felicito. estoy seguro que a todos los que visiten esta pagina les agradara mucho. y ademas ahora ya se porque mis abuelo les pusieron Águeda a mi mamá (jejeje). ADIOS.

  8. Santa Agatha una gran santa. Aqui en méxico la ha visto representada con sus senos en una bandeja señal de su martirio claro está. Grax a la interseción de estas santas muchas mujeres con complicaciones mamarias, entre ellas mi madre hace algún tiempo, encuentran el alivio.

  9. SANTA ÁGUEDA: TE SUPLICO POR EL ÉXITO DE LA OPERACIÓN DE ADA DE SANDOVAL, QUIEN MAÑANA SERÁ INTERVENIDA QUIRÚRGICAMENTE DE CÁNCER DE MAMA…TE RUEGO QUE ÉSE TUMOR ESTÉ ENCAPSULADO…LO EXTIRPEN….Y NO HAYA HECHO METÁSTASIS….TE LI PIDO POR NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO…AMÉN

  10. He estudiado la historia del cáncer de mama y ahí me encontré que Santa Agueda o Agatha es la Santa Patrona de las mujeres con enfermedades del seno y por ello me he atrevido a entrar en su sitio. Gracias. Deseaba tener escrito todo lo referente a la Virgen. Pero en esta página no he podido

    • Federico, nuestro espacio busca compartir los contenidos sobre vidas de Santos y en ese sentido estamos contentísimos que te haya sido de ayuda este artículo de Santa Águeda. Pero como comprenderás, los artículos son propiedad intelectual de sus respectivos autores y por ello la copia y distribución de nuestros textos no está permitida. Aquí lo tienes disponible para consulta siempre que quieras.

  11. quiero por favor recibir la oración diaria y la novena a Santa Agueda, ya que en estos momentos estoy padendo dolores fuertes debido al cancer de mama.

    • Estimada Lucrecia, nosotros no nos dedicamos a la difusión de devociones, sino a la hagiografía, es decir, a relatar vidas de Santos. Será mejor que contactes a alguna Hermandad o Cofradía que rinda culto a la Santa o busques por Internet; ya que hay mucho material de devociones disponible.

    • Estimada Mónica, lo cierto es que no tengo ni creo que exista un modelo único de novena a Santa Águeda. En Internet puedes encontrar muchas versiones y en algunas parroquias o tiendas de devociones seguro que también, si acudes.

      Dicho esto, yo te recomiendo que más que una novena, le dediques a la Santa tus propias oraciones personales, hechas por ti. Ella te escuchará lo mismo y quizá la sientas más cercana si le hablas con tus propias palabras, a si repites unas frases prefabricadas por otros que probablemente no acaban de significar lo que tú quieres expresar.

      Y por supuesto, te deseo de todo corazón una rápida y completa curación. Que Santa Águeda te cuide.

  12. Me ha gustado mucho saber la historia de Santa Águeda ya que nos llamamos igual siempre me ha interesado su historia muchas gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*