¿A qué edad murió Cristo?

Adoración de los Magos. Tabla gótica de Gérard David (s.XVI). Flandes.

Hace unos años leí en la revista “Tierra Santa” un artículo de un padre franciscano, Fray Ariel Álvarez Valdés, en el que trataba este tema: la edad de Cristo.

Cuando hablamos de personas concretas, y en otros artículos de este blog estamos hartos de hacerlo, fechamos exactamente el día de su nacimiento y el día de su muerte. Rara es la vez en la que decimos: tal persona nació alrededor del año tal o murió alrededor del año cual. Yo, por ejemplo, trato siempre de fechar exactamente a cada personaje, pero con Nuestro Señor, la cosa no está tan clara.

Siempre, cuando hablamos de la edad de Cristo, automáticamente decimos: treinta y tres años, pero según decía este sacerdote eso es más una tradición que un hecho en sí, pues exactamente, con el cien por ciento de seguridad, no se sabe. Y decimos que murió con treinta y tres años porque el evangelista Lucas dice que cuando Jesús empezó a predicar tenía unos treinta años de edad (Lucas, 3, 23) y el evangelista Juan da a entender que predicó unos tres años, luego murió con treinta y tres. Basándose en esto, el Papa Pío XI, con la encíclica “Quod nuper” declaró Año Santo el 1933 para conmemorar el diecinueve centenario de la muerte de Cristo. Aunque la intención de los evangelistas era dar a conocer la Buena Noticia, predicar nuestra salvación mediante el mensaje que Jesús nos dejó, sin embargo, dan algunos datos que nos pueden llevar a esa conclusión cronológica.

Bautismo de Cristo. Miniatura del códice "Ars Moriendi", s.XV, Marsella (Francia).

Nos dice San Lucas, que cuando se enteró Jesús de que su primo Juan estaba predicando y bautizando en el río Jordán, se presentó ante él, se hizo bautizar e inició su predicación y dice también San Lucas que Juan inició su predicación en el “año quince del emperador Tiberio” y como Tiberio empezó a gobernar en el año catorce de nuestra era, Juan empezaría su predicación entre el año veintiocho y el año veintinueve (mes arriba, mes abajo). Pero datos más precisos y recientes confirman el inicio del gobierno de Tiberio dos años antes, luego de ser así, San Juan Bautista empezaría a predicar alrededor del año veintiséis de nuestra era. Si damos estos hechos por ciertos, posiblemente Cristo empezó a predicar a principios del año veintisiete.

Este dato de que Jesús empezaría a predicar a principios del año veintisiete nos lo corrobora el pasaje narrado por San Juan, (Juan, 2, 13-22.), que dice que cuando Jesús subió por primera vez a Jerusalén para celebrar la Pascua, expulsó a los vendedores del Templo y cuando los sacerdotes le preguntan el por qué lo hace, Cristo dice “destruid este Templo y yo lo reconstruiré en tres días”. Los que lo escuchaban se quedaron atónitos, “Cuarenta y seis años hace que se construyó y tú lo vas a construir en tres días”. Como se sabe que la reconstrucción del Templo la inició Herodes en el año diecinueve antes de nuestra era, cuarenta y seis años menos diecinueve años nos confirma que ese episodio pudo ocurrir en el año veintisiete, o sea, Cristo sube por primera vez a celebrar la Pascua en Jerusalén en ese año.

Y si damos por bueno que empezó a predicar en el año veintisiete, ¿se puede deducir cuanto tiempo duró su vida pública? Aunque los tres primeros evangelistas solo hablan de una entrada en Jerusalén, la del Domingo de Ramos, San Juan sin embargo habla de cuatro. La primera, la que hemos mencionado antes, cuando echó a los vendedores del Templo pocos meses después de iniciar su predicación. La segunda cuando curó a un enfermo en el estanque de Betesda (Juan, 5, 1-2); la tercera, cuando multiplicó los panes (Juan 6, 4-13) y la cuarta, cuando fue arrestado, torturado y muerto en la cruz, luego si durante su predicación se celebraron cuatro Pascuas, como poco, predicó durante tres años largos.

La Transfiguración, obra de David Gérard (s.XVI). Flandes.

Según los textos evangélicos y el Credo, Cristo murió en tiempos de Poncio Pilatos que fue gobernador de Judea desde el año veintiseis al año treinta y seis de nuestra era, o sea, durante diez años, luego entre esas dos fechas ocurrió la muerte de Nuestro Salvador, pero hay también otro dato que nos lo aportan los cuatro evangelistas y es que murió en viernes, el día de la preparación de la Pascua, que era el día siguiente y como la Pascua judía puede caer en cualquier día de la semana, basta con saber en qué años cayó la Pascua en sábado durante el gobierno de Poncio Pilatos.

Como la Pascua judía depende de la luna, por la astronomía se sabe que la Pascua cayó en sábado en el año veintisiete (el día 1 de abril), en el año treinta (el día 8 de abril) y en el año treinta y tres; por lo tanto, Cristo murió en uno de esos tres años. Pero de los tres, ¿cual es el más probable? En año veintisiete no pudo ser porque acababa de iniciar su predicación. El año treinta y tres hay que eliminarlo también porque de ser así, Jesús hubiera estado predicando durante seis años, luego tuvo que ser el año treinta. O sea, Jesús inicia su predicación a principios del año veintisiete y muere el viernes día 7 de abril del año treinta a las tres de la tarde<.

Ya sabemos cuando murió, pero ¿cuándo había nacido? Nos hace falta saber esa fecha para poder determinar cuantos años tenía cuando murió. Este dato nos lo dice, aunque de forma algo imprecisa el evangelista San Lucas (2, 1-3): “Aconteció en aquellos días que salió un edicto de parte de César Augusto, para levantar un censo de todo el mundo habitado. Este primer censo se realizó mientras Cirenio era gobernador de Siria”. Y la historia, contrastada, nos aporta las siguientes fechas:

- Cayo Julio César Augusto gobernó desde el año veintisiete antes de Cristo hasta el año catorce después de Cristo.

- Cirenio estuvo en Siria entre el año ocho y el año cinco antes de Cristo.

- Cristo nació en tiempos del rey Herodes el Grande. Nos lo dice San Mateo en 2, 1: “Jesús nació en Belén de Judá en tiempos del rey Herodes…” Y Herodes gobernó Palestina entre el año treinta y siete antes de nuestra era y el año cuatro, también antes de nuestra era, luego por todos estos datos, el nacimiento real de Nuestro Señor se sitúa entorno al año siete antes de nuestra era, aunque no se puede precisar con exactitud la fecha: ni el día ni el mes.

La Crucifixión. Tabla de Giotto di Bondone (s.XV).

Resumiendo: si Cristo nace entorno al año siete antes de nuestra era y muere en el año treinta de nuestra era, su edad debió ser aproximadamente de treinta y siete años.

Siendo este un dato al menos curioso e interesante de conocer, para los cristianos es un dato “irrelevante”, ya que de Cristo, lo que realmente nos interesa es su Persona y su mensaje: es la Segunda Persona de la Santísima Trinidad, que asume nuestra naturaleza humana y que lo hace para redimirnos y dejarnos un mensaje de amor hasta el final de los tiempos.

Antonio Barrero

23 pensamientos en “¿A qué edad murió Cristo?

  1. Interesantisimo articulo Antonio.
    Yo digo lo mismo que en el articulo de cuando se celebro la ultima cena.
    Obviamente es interesante descubrir la verdadera edad de Cristo al morir,pero no hay mucha diferencia de 33 a 37.
    Si hubieramos descubiero que murio a los 43,49…..

    • Como explicamos que estando con los doctores uno de ellos le preguntara: –todavía no has cumplido 50 años y has conocido a Abraham?—?? increible verdad.
      Debía tener 49 o algo así…..

  2. Muy interesante articulo Antonio, como bien dices es irrelevante si murio a los 33 o a los 37, pero si es un dato bastante curioso de saber, me agradna mucho estos articulos sobre Cristo que has estado escribiendo ultimamente se ve que has invetigado bastante bien los temas

    • Salvador, Abel, André,
      Todos coincidimos en que la edad con la que murió nuestro Salvador no es lo más importante. Lo importante es que el Hijo de Dios se hizo hombre para salvarnos y reconciliarnos con Dios. Pero es curioso investigar sobre todas estas cosas porque nos facilitan datos adicionales sobre Cristo y ayudan a desmitificar algunas cuestiones.

  3. Siempre es interesante descubrir estos datos, porque aunque digamos que la edad de Cristo no es relevante, muchas tradiciones y simbología se han estructurado en torno al 33, como número simbólico. El 3 ya de por sí es un número con un significado simbólico muy particular, y el 33 lo era por ser la edad en que Cristo murió. Ahora ya no podrá tener más ese valor, pues sabemos que murió con 37.

    La diferencia es poca y sin embargo, ya digo, que se quiebra el componente simbólico que tenía antes el 33. Yo hasta he conocido gente que se deprimía al cumplir 33 por considerar la cifra fatídica de la muerte de Cristo. Es que hay para todo, la verdad.

    Gracias Antonio, por compartir los fascinantes estudios del padre Ariel con nosotros.

    • La verdad es que el número 33 estaba muy manoseado. Cuando le preguntabas a alguien qué edad tenía y te decía: “la edad de Cristo”, automáticamente pensabas en el 33. El pueblo llano lo sigue y seguirá diciendo porque a estos trabajos de investigación la verdad es que llegan muy pocos y aunque se divulgasen… ¿quién quitaría del todo esa tradición? Creo que es algo irremediable, aunque menos mal que no tiene importancia alguna.

      • Claro Antonio, pero si algo nos has enseñado con al menos 4 artículos sobre la vida terrenal de Cristo, es a cuestionar e investigar los sucesos y fechas simbólicas. Como siempre, estoy impresionada por la manera como unes y comparas las fechas litúrgicas judías, con las cuestiones jurisdiccionales del imperio, verdaderamente se debe ser docto en la materia para lograr hacer ese contraste. Muchas felicidades!

        • Montse,
          No es cuestión de sapiencia. A mi en la Universidad me enseñaron una cosa importántisima: para entender de una materia hay que tener y consultar una buena biblioteca. En el fondo, eso es lo que te enseñan porque cuando una cosa no la tocas mucho, acabas olvidándola.
          Tu sabes que yo soy geólogo y con el tiempo las cosas sobre geología se me olvidan: pués ahí están los libros para recurrir a ellos. Y en esto caso concreto, es el recurso al Padre Ariel, que él si que es un estudioso de estos temas bíblicos.

  4. Es cierto lo que dice Antonio, desafortunadamente todos dicen que 33 años ha durado la vida de Cristo, 30 en las penumbras y 3 de ministerio. Es preciso dar a nuestras comunidades parroquiales este tipo de literatura histórica que refuerce más el conocimiento de Cristo. Ojalá se realice una consecución ahora sobre la vida de María o inclusive de las reliquias de la pasión tan difundidas ahora en esta semana santa. Gracias Antonio, nos salvas de la ignorancia.

    • Fray Marcelino,
      Muchas gracias. Como empecemos a hablar de las reliquias de la Pasión, más de uno va a acabar cogiendo un sofocón, porque la “autenticidad” de todas ellas se remontan hasta Santa Elena y sobre esto se ha escrito tantas cosas de fábula……, que para qué hablar.
      De todas formas se hará aunque no en esta Semana Santa porque ya están cogidos todos los días. De todos modos repito lo dicho con la edad de Cristo. Lo importante es que Cristo es nuestro Salvador y nuestro Señor; lo demás, es secundario.

    • Gracias, Pedro, por la corrección, aunque francamente de un cristiano se espera que venga con un poco más de cortesía y educación que la que tú has empleado.

  5. Interesante artìculo, si bien yo no soy catòlico, sino un Obispo Ortodoxo, el artìculo cuenta con un valor agregado que no ha sido lo suficientemente resaltado, y es que si Nuestro Señor fue crucificado en el año 30, significa que – entre el sacrificio de Cristo, como Cordero de Dios, y la caìda de Jerusalèn, y consiguiente destrucciòn de su Templo – pasaron 40 años. Y el nùmero 40 tiene un gran valor simbólico en los israelitas de la Primera Alianza, puesto que representa el “cambio”, de un período a otro, los años de una generación. Por eso el diluvio dura 40 días y 40 noches (pues es el cambio hacia una nueva humanidad). Los israelitas están 40 años en el desierto (hasta que cambia la generación infiel por otra nueva). Moisés permanece 40 días en el monte Sinaí, y Elías peregrina otros 40 días hasta allí (a partir de lo cual sus vidas cambiarán). Jesús ayunará 40 días (porque es el cambio de su vida privada a su vida pública). Es decir, que el año de la crucifixión de Cristo en el año 30 de nuestra era, guarda ìntima relación, con el año de la destrucción del Templo, realizada por el Emperador Tito en el año 70 de nuestra era. A partir de ese año, ya nunca mas se pudo realizar el sacrificio del Cordero en el Templo por parte de los judíos, razón por la cual en las actuales Pascuas judías no se come cordero, sino que se pone un hueso de cordero quemado, y que desde aquel año no se comió mas. Este es todo un signo que revela que la acción espiritual de Nuestro Señor se realiza en la historia a través de signos históricos concretos. No se trata de un simple mito.

    • Querido señor obispo,
      Muchísimas gracias por su amabilidad al visitar nuestro blog – que también es el suyo – y por las aportaciones que nos hace respecto al simbolismo del número 40. Es importantísimo esto que nos muestra y que nos hace comprender que no todas las cosas son casualidades de la vida.
      Si desmenuza un poco el blog, verá que hemos publicado – y publicaremos si Dios quiere – muchos artículos sobre santos ortodoxos y hemos hablado, aunque sea brevemente, de todos los ritos e iglesias cristianas, estando ahora con el rito y las Iglesias bizantinas.
      Le doy de nuevo las gracias, nos encomendamos a sus oraciones y nos ponemos a su completa disposición.

  6. Estimado, me parece sobremanera interesante su estudio. Creo que comparto muchos de sus resultados. sin embargo, hay algo que no logro encontrar en la Escritura Santa, y me refiero especificamente a lo que ud. menciona como un aporte de los 4 escritores de los evangelios, es decir que, segun ud dice, ellos se refieren al viernes como dia de la muerte de Jesus. Lo unico mas cercano a eso es lo escrito en Juan 19:31 Como era el día de la Preparación de la Pascua, los judíos no querían que los cuerpos quedaran en la cruz durante el sábado, pues aquel sábado era un día muy solemne. Pidieron a Pilato que hiciera quebrar las piernas a los crucificados y retiraran los cuerpos. (Biblia Latinoamericana). Cita Que no se refiere al sabado como dia normal de la semana, sino al Gran Sabat que era una fiesta judia movil y podia celebrarse cualquier otro dia. Es importante acotar que, si Jesus hubiera muerto un dia viernes no podia haber resucitado el siguiente domingo, ya que esto contradiría la Escritura de Mateo 12:40 que serían 3 días y 3 noches en el seno de la tierra (Biblia de Jerusalen). Aun asi, agradezco el esfuerzo y espero que estos datos puedan aportarle algo a tan importante investigacion. Blessings.

    • Estimado Hermano;

      Interesante acotación, sin embargo el texto por su contexto lo que busca es sobre todo asociar la figura de Jonás como “prefigura” de Cristo, lo cual no significa que la concordancia deba ser exacta al mínimo detalle, lo cierto es que el relato histórico mencionado en los Evangelios hablan de una Pascua especial, que los judíos denominan incluso hoy como “Shabat shabaton” que bien podría traducirse como “doble shabat”, por eso es que en todo el cristianismo de los primeros siglos, y me atrevería a decir, de los primeros 1900 años de Historia cristiana, no han cuestionado el día de la Resurrección del Salvador del Mundo.

      Con Afecto en Xto.
      + Gorazd

  7. Muy buen artículo, en su mayor parte estamos de acuerdo, sin embargo, el estudio que tengo sobre Jesús, es que nació el año 04 antes de nuestra era y fue crucificado durante la pascua del año 33, exactamente 14 días antes de cumplir 37 años, o sea a los 36 años,11 meses y 16 días…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Imagen CAPTCHA

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>