Santo Tomás de Aquino, fraile dominico (III Parte)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Actual sepulcro del Santo bajo el altar de la iglesia de los dominicos en Toulouse (Francia).

En este último artículo sobre Santo Tomás vamos a hablar muy someramente sobre su obra y sobre su culto, pues de hacerlo como debiera hacerse, a Santo Tomás hubiésemos tenido que dedicarle más de tres artículos.

Sus obras:
La obra de Santo Tomás es inmensa, por lo que no será posible entrar a valorar cada una de ellas ni desde el punto de vista teológico, ni cronológico y ni siquiera  biográfico. Además, no me considero capacitado para ello, sobre todo, cuando solo al estudio de la “Summa Theologica” se le han realizado muchísimas tesis doctorales. Mencionemos sólo algunas de las más importantes:

Comentarios a las Sagradas Escrituras:Comentarios a los Salmos, a los libros de Job, Isaías, Jeremías, a los evangelios de Mateo y Juan, a las epístolas de San Pablo, etc.

Comentarios a algunos autores eclesiásticos:

De teólogos: “De divinis nomínibus” del Pseudos-Dionisio, “Boethii de Hebdomadibus”, “Boethii de Trinitate”, “Sententias Petri Lombarda”.

De filósofos: “Perihermeneias”, “Posteriora Analytica”, “Physicam”, “De Generatione et Corruptione”, “Meteorológica”, “De Anima”, “De Sensu et Sensato”, “Memoria et Reminiscentia”, “Metaphysicam”, “Ethicam”, “Politicam”, “Librum de Causis”, etc.

Escritos mayores: “Summa contra Gentiles”, “Summa Theologiae”, “Quaestiones disputatae”: “De Veritate”, “De Potentia”, “De Malo”, “De Anima”, “De spiritualibus creaturis”, “De virtutibus in communi”, “De caritate”, “De correctione fraterna”, “De Unione Verbi Incarnati”, “De spes”, “De virtutibus cardinalibus”, etc, etc, etc.

Opúsculos y escritos menores: “Compendium Theologiae”, “De rege et regno”, “De regimene Iudaeorum”, “Contra errores Graecorum”, “De rationibus fidei”; “Responsio ad lectores Venetum”, “Responsio ad Gerardum Bisuntinum”, “De forma absolutionis”, “De articulis fidei et Ecclesiae sacramentis”, “De iudiciis astrorum”, “De sortibus”, “De occultis operationibus naturae”, “De aeternitate mundi”, “De unitate intellectus”, “De substantiis separatas”, “Expositio secundae Decretalis”, “Contra impugnantes Dei cultum et religiones”, etc, etc, etc.

Escritos atribuidos a él aunque dudosos: “Questio de Inmortalitate animae”, “Quesito utrum aliquid de libro vitae deleri possit”; “De fallaciis”, “De propositionibus modalibus”, “De demonstratione”, “De natura generis”, “De natura materiae”, “De natura accidentis”, “De principio individuationis”, “De natura verbi intellectus”, etc, etc, etc.

Como puede verse he reducido muchísimo esta relación de obras, los escritos de Santo Tomás de Aquino son innumerables y pretender tratarlos en un artículo sería de un atrevimiento rayano en la imprudencia. Pero aun así, hay que decir algo sobre su doctrina aunque sin pretender abarcar todas sus obras de teología y de filosofía.

Anterior sepulcro del Santo en la iglesia de los dominicos de Toulouse (Francia).

Santo Tomás introduce el concepto de “filosofía cristiana”, o sea, la única verdad que une lo procedente de la razón y de la revelación y en esto él se diferencia de los llamados filósofos puros, los llamados averroístas que no veían esta unidad así como de la llamada escuela tradicional. Esto explica el por qué Santo Tomás recurre a la teología para argumentar filosóficamente y viceversa. Para él las dos fuentes se complementan, no se contradicen.

El une en una síntesis propia  lo que descubre en autores como Aristóteles, Proclo, San Agustin, San Severino Boecio y lo que adquiere de diversas escuelas filosóficas (como la aristotélica, platonismo-neoplatonismo y estoicismo) y teológicas (como la latina y la griega). El hace una síntesis muy consistente, fuerte y sistemática, aunque no expone siempre sistemáticamente todas las partes de la filosofía. En sus análisis de las cosas y de las teorías el cree siempre necesario lo que llama “esse purum”, que lo explica todo y que es un concepto primordial que necesariamente, siempre tiene que aplicarse. Así él podrá explicar cuales son los errores del mal. La inteligencia tiene que abrirse al “ser” a fin de poder explicar la posibilidad de la revelación, de la elevación a un orden sobrenatural, de la elevación a la “beatitudo”. Esta doctrina hay que hacerla práctica en lo objetivo y en lo subjetivo y esta doctrina él la desarrolla y en ella basa su fundamento natural y su fundamente sobrenatural.

Su culto:
Su primera sepultura estuvo en la Abadía de Fossanova, donde murió, junto al altar mayor, pero el abad transportó el cuerpo a la capilla de San Esteban, donde estuvo siete meses. En el año 1281, siete años después de su muerte, fue exhumado el cadáver encontrándose incorrupto. En 1288 le quitaron la mano derecha, que se le dio a su hermana Teodora, la cual la llevó a Salerno, en la Campania italiana. Más tarde, los monjes le separaron la cabeza que pusieron en un relicario en la sacristía. En ese tiempo fue confirmada su autoridad doctrinal y su santidad hasta el punto  en que en mayo de 1274 (solo dos meses después de su muerte) la Facultad de Arte de la Universidad de París reclamó al Capítulo General de la Orden, el cuerpo del santo. Se dice que desde los primeros años después de su muerte mucha gente visitaba el sepulcro.

Pregunta: En el año 1960 comencé a estudiar en la Facultad de Medicina de Zaragoza y nuestra fiesta de estudiantes Universitarios era el día 7 de marzo por ser el día de Santo Tomás de Aquino. Me gustaría saber porqué cambiaron esta celebración, en qué fecha la cambiaron y si en vez de ser solo fiesta para la Universidad también se celebró en Colegios, Institutos y Escuelas. Muchas gracias. España

Respuesta: La iniciativa del proceso de canonización la tomó el Capítulo Provincial de la Orden en Gaeta, localidad de la provincia de Latina, en el año 1317 y en ese mismo tiempo se empezó a escribir su biografía. El Papa Juan XXII hizo examinar toda la documentación acumulada y el día 18 de julio del año 1323 promulgó la Bula de canonización, proclamando su fiesta el día de su muerte, o sea, el 7 de marzo. En el nuevo calendario litúrgico para la Iglesia Universal promulgado el 14 de febrero del año 1969 por el Papa Beato Pablo VI, se fijó su fiesta el día 28 de enero, día del traslado de sus reliquias a Toulouse, porque se estableció o adoptó el principio de no celebrar la fiesta de ningún santo durante la Cuaresma. Con esta explicación respondo a lo que comentabas en tu pregunta.

Relicario con el cráneo del Santo. Saugoma Priverno, Latina (Italia).

Entre los años 1321 y 1368 los monjes de la Abadía de Fossanova separaron los huesos de la carne del cadáver (este proceso no era raro en aquella época) y el Conde de Fondi se apoderó del cuerpo y pasó algunas reliquias a los dominicos. Estos recurrieron al Papa para recuperar el cuerpo y la cabeza, que como he dicho antes, había sido separada. Finalmente, el Beato Urbano V dio en 1368 el permiso para llevar los restos del santo a Toulouse, adonde llegaron en el año 1369. En aquella ocasión se hizo una nueva distribución de reliquias: a Itri, París, Roma… pero la mayor parte del cuerpo quedó en Toulouse. Sin embargo, el sepulcro fue profanado en el siglo XVI (en 1562) y fue sustituido por otro que destruyeron durante la Revolución Francesa. En el año 1791 las reliquias se salvaron llevándolas al convento de los dominicos. El cráneo, que quedó en Fossanova y había desaparecido, fue descubierto en el año 1585. Ponemos una foto en el artículo. Los fieles veneran algunos lugares y objetos ligados al santo: su celda en Nápoles, la cámara mortuoria en Fossanova, el Crucifijo con el que habló, la cátedra desde la cual enseñaba en París, etc.

El Capítulo General de la Orden celebrado en 1324 ordenó redactar un Oficio Propio para el día de su fiesta; posteriormente se le hicieron algunas correcciones por parte de Guillermo de Adam y el Papa León XIII cambió las lecciones del segundo nocturno del Oficio de Maitines. Antiguamente, la fiesta del 7 de marzo tenía una octava que celebraba la Orden de Predicadores (Dominicos). En el año 1943, se confeccionó un prefacio propio para su fiesta y aun existen traducciones del oficio para las liturgia bizantina (en griego) y Armenia (en armenio). Su fiesta llegó a ser de precepto en la archidiócesis de Nápoles.

El origen de su patronazgo sobre los universitarios es del año 1880 y fue proclamado Doctor de la Iglesia por San Pío V en el año 1567. El Concilio Vaticano II revalidó la importancia de su doctrina en el Decreto “Optatam totius” y en la Declaración “Gravissimum educationis

Para realizar estos tres artículos sobre Santo Tomás de Aquino he utilizado diversa bibliografía, relación que está a disposición de quien lo desee. Quiero hacer especial mención a los trabajos de Clemens M. Joris Vansteenkiste y a esta web.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

9 pensamientos en “Santo Tomás de Aquino, fraile dominico (III Parte)

  1. Estimado Antonio , con estra gran trilogía tomista consolidamos la convicción de que Santo Tomás fue quizás la gran cúspide para muchos estudiosos de la literatura-filosofía-teología cristiana , bebiendo en muchos casos de las fuentes aristotélicas como afirmaba mi profesor para traducirlas a nuestra fe. Su ingente obra , que magníficamente relacionas , así lo demuestra y es referencia ineludible en Seminarios y Escuelas de Teología. Eso no obsta para que sean difíciles de entender con una mentalidad del S.XXI posturas y actitudes que , como bien dices , necesitan empatizarse con credos del S.XIII.

    • Gracias, Salvador.
      No es nada fácil escribir sobre Santo Tomás de Aquino. Menos mal que la bibliografía consultada me ha ayudado muchísimo.
      ¡Y no te olvides de San Alberto Magno, su maestro!

  2. Antonio despues de observar la foto del relicario, me da la impresion de que el craneo de Santo Tomas esta partido(o le faltan trozos importantes).
    Fijate en todo el perfil de la parte superior derecha.
    Por cierto,tenia entendido que lo de separar carne y huesos lo hicieron al poco de fallecer el santo,no 40 o 50 años despues de su muerte.
    ¿Que hay de cierto sobre lo que queria “cesar” la orden del Carmelo?

    • Abel, vamos por parte:
      Efectivamente, el cráneo no está completo porque hay algunos pequeños trozos repartidos por otros lugares.
      En cuanto al hecho de la separación de la carne y los huesos, la fecha exacta no se conoce, pero fue entre los años 1321 y 1368; no fue antes.
      Y la tercera pregunta no la entiendo. ¿Quieres decir que Santo Tomás quería que desaparecieran los carmelitas?

          • Que yo sepa, la Orden Carmelita fue aprobada por el Papa en el año 1226, aunque algunos obispos estaban en contra porque decian que entraba en contradición con lo acordado por el Concilio de Letrán del año 1215 y fue precisamente el II Concilio de Lyón, en el año 1274 el que la aprobó definitivamente. Y tu sabes que a ese Concilio era al que iba Santo Tomás.

  3. Ahora entiendo bien sobre la festividad de Santo Tomás de Aquino el 7 de marzo, ya que resulta que un pueblo llamado Ixtapangajoya perteneciente a Chiapas a 15 minutos de mi ciudad (Teapa, Tabasco), evangelizado en 1545 por los misioneros dominicos a la cabeza fray Tomás Casillas y fray Tomás de la Torre, con el Ilmo. y Excmo. Sr. Dr. Dn. Fray Bartolomé de las Casas (Siervo de Dios) fundaron una iglesia dedicada al santo en cuestión…, me resultaba algo curioso que la feria es en este tiempo y ayer apenas fue la celebración, gracias por despejar la dudad Antonio.

    Saludos en Xto y María…. Dtb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*