Las Iglesias Orientales (I) – Rito Maronita

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Con este nombre genérico vamos a iniciar una serie de artículos hablando de la Iglesia en Oriente y no solo de las Iglesias Ortodoxas sino  también de las Iglesias Católicas que mantienen los lazos de unión con Roma.

Todos sabemos que el Gran Cisma se produjo oficialmente en el año 1054  (en unos lugares antes y en otros después),  pero desde los primeros siglos ya aparecieron varias discrepancias, condenadas por los primeros concilios ecuménicos, y que dieron origen a dos grandes herejías: la monofisita y la nestoriana, de cuyas Iglesias también escribiremos.

Celebración de la Divina Liturgia según el rito maronita.

La Iglesia Maronita:

Sin embargo queremos iniciar esta serie de artículos hablando de una Iglesia Oriental que es y siempre ha sido únicamente católica: La Iglesia Maronita del Líbano. Hay otras, pero por alguna había que empezar. Esta Iglesia, con más de tres millones de fieles, en los últimos años ha aportado al santoral católico tres grandes santos y un beato: San Chárbel Makhlouf (canonizado por el Beato Pablo VI el día 9 de octubre del año 1977), Santa Rafqa Choboq Ar Rayes de Himlaya (canonizada por San Juan Pablo II el día 10 de junio del año 2001) y San Yussef Ninmatullah Al-Hardini (canonizado por Juan Pablo II el día 16 de mayo del año 2004) y el Beato Stefanos (Yussef) Nehmé (beatificado por Benedicto XVI el día 2 de septiembre de este año). Todos, monjes.

La Iglesia Maronita tiene su origen en San Marón, un ermitaño del siglo IV que, rodeado de un grupo de seguidores fundaron un monasterio en Qala’at alMadiq cerca de Aleppo, en Siria. Desde su fundación, este monasterio apoyó incondicionalmente la doctrina emanada del Concilio de Calcedonia, no separándose nunca de Roma. Fue tal la oposición de los monjes maronitas a la herejía condenada en Calcedonia, que en el siglo VI fueron masacrados por los monofisitas, muriendo mártires multitud de ellos, siendo su fiesta según el Martirologio Romano, el día 31 de julio.

Misa de consagración de un obispo según el rito maronita.

El Patriarcado Maronita fue instituido a finales del siglo VII con el título de Antioquia de los maronitas, ya que hasta entonces, este patriarcado había sido ocupado por los herejes monofisitas (no calcedonianos). En el siglo VIII, estos monjes se trasladaron desde Siria al Líbano, país en el que actualmente está la mayoría de sus fieles. Aunque hasta el siglo XII era una Iglesia “autónoma” que siempre había mantenido la doctrina eclesial, es en ese siglo cuando la Iglesia Maronita se acerca aun más a la Iglesia de Roma, uniendo no solo los lazos de fe, que ya mantenían desde siempre, sino incluso los jerárquicos y así jamás se han separado de la Iglesia Católica aunque tienen Patriarca y obispos propios, nombrados siempre por el Santo Sínodo Maronita y refrendados posteriormente por el Papa de Roma. Desde el año 1736 tiene un Código de Derecho Canónico propio.

Aunque en el siglo XVI los otomanos (turcos) invadieron el Líbano, en realidad, la Iglesia Maronita no fue perseguida hasta el año 1860, año en el que fueron masacrados miles de maronitas lo que originó que Francia interviniera en su defensa. El Líbano se independizó del poder francés a mediados del siglo pasado, en el año 1944. Actualmente, el Patriarca es Su Beatitud Béchara Boutros Raï, Patriarca de Antioquia de los Maronitas, elegido el día 15 del mes pasado por el Santo Sínodo de la Iglesia Maronita y al que le ha sido concedida por la Santa Sede la «Ecclesiastica Communion«, diez días más tarde, o sea, el 25 de marzo de este año. Tiene su sede patriarcal en Bkerke, muy cerca de Beyrout. La Iglesia Maronita tiene trece eparquías (diócesis) en el Líbano y quince en la diáspora (Oriente Medio, América y Australia).

Su Beatitud Béchara Boutros Raï, Patriarca de Antioquía de los Maronitas.

La Iglesia Maronita admite los siete sacramentos (como todas las iglesias católicas), utilizándose mucho en ellos las incensaciones y las unciones. El celibato es opcional entre los sacerdotes. La liturgia pertenece a la tradición sirio antioquena, aunque tiene algunas influencias latinas. Aunque originariamente la lengua litúrgica era el sirio, desde la invasión otomana del Líbano, el idioma litúrgico es el árabe, aunque mantienen el sirio en algunas partes de la misa. La Divina Liturgia (Santa Misa) es una variante de la Liturgia Siria de San Jaime, realizándose la consagración (o anáfora) en arameo, o sea, la lengua hablada por Cristo y utilizándose pan ácimo, como en el rito latino. Esta liturgia se distingue por su espiritualidad, popularidad, curiosas ceremonias, colorido y por sus dulces y armoniosos cantos en árabe.

San Marón, fundador de la Iglesia Maronita, murió alrededor del año 410, y su festividad es el día 9 de febrero, tanto en el Rito Maronita como en el Rito Latino. Sin embargo, diremos hoy algo sobre uno de sus santos más modernos, San Charbel.

San Charbel Makhlouf, monje maronita:

San Charbel nació el día 8 de mayo del año 1828, en Beka Kafra (Líbano), siendo sus padres Antonio Makhlouf y Brígida Chediac, ambos cristianos maronitas. Al ser bautizado se le impuso el nombre de Youssef. En su niñez y pubertad fue pastor de ovejas y, mientras los demás pastores se burlaban, él se retiraba a orar en soledad en el campo. Diariamente, participaba en la Divina Liturgia Maronita y rezaba el rosario.

Con venticinco años de edad ingresó en el monasterio de Maifuk, perteneciente a la Orden Libanesa Maronita (OLM) y cambió su nombre de Youssef por el de Charbel, en honor de un obispo de Antioquía martirizado en el siglo II. Estuvo en el seminario mayor siendo su director espiritual San Ninmatullah Kassab Al-Hardini y ordenándose de sacerdote en el año 1859. En 1875, se retira durante veintitrés años a vivir en soledad, como eremita dedicándose a la oración, trabajos manuales y rigurosa penitencia, pero en diciembre de 1898 sufrió un ataque de apoplejía mientras celebraba la Divina Liturgia. Murió la noche de Navidad del año 1898, con setenta años de edad. Su cuerpo incorrupto se venera en el monasterio maronita de Annaya (Líbano).

Dos devotas contemplan el cuerpo incorrupto de San Charbel. Monasterio maronita de Annaya (Líbano).

Fue beatificado por el Papa Pablo VI el día 5 de diciembre del año 1965 y canonizado por el Venerable Pablo VI el día 9 de octubre del año 1977. Su fiesta se celebra el día 24 de diciembre, víspera de la Navidad. Es todo un modelo de vida monástica para los monjes maronitas.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es