Santos con nombres árabes

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono ortodoxo griego de San Ahmed el copista, neomártir.

Pregunta: Hola, primeramente desearle el mayor de los éxitos con la gracia de Dios, yo quisiera pedirles si por favor me pueden decir cuál es mi santo o santa. Yo nací el 16 de febrero de 1986, mi nombre no es cristiano pero mi corazón sí, me llamo Alem Amed, espero su respuesta y agradeciendo de antemano.

Respuesta: Estimado amigo, los santos cristianos cuyos nombres empiezan por la letra A y que son más parecidos a su nombre, son:

San Ahmed el calígrafo, nuevo mártir (3-mayo-1682).
Beato Abd-el Mosti Masabki, maronita mártir en Damasco, sepultado en Damasco.
San Abd Al-Masih, mártir copto, sepultado en Al-Fayyum (Egipto)
San Abdel Messih El Makari, monje ortodoxo copto del siglo XX, sepultado en el Monasterio de San Antonio, Mar Rojo (Egipto)
San Abd Al-Malak, monje copto del siglo XVIII, sepultado en el monasterio de al-Muharraq (Egipto).
San Abd Al-Masih, martir copto del siglo VII.
San Adhani, monje etíope del siglo XIV
San Amda Mika’El, político (ministro) etiope del siglo XV.
San Abhay, obispo de Nicea.
San Absay de Alejandría martir del siglo IV.
San Abu I-Arah, martir egipcio.

Si le gusta alguno de estos, se lo puede cambiar. Todos estos son santos cristianos. Pero como a mi entender, el nombre más parecido es el del primero, digamos algo de él.

San Ahmed el copista, mártir:
Ahmed nació en el siglo XVII en Constantinopla, en el seno de una familia musulmana. Era copista o calígrafo del Archivo de la ciudad. No estaba casado, pero tenía una esclava rusa que era quién lo atendía. Y con esta esclava, vivían otros esclavos más, entre ellos una anciana siendo ambas muy piadosas.

Todos los días de fiesta, la anciana iba a la iglesia y tomando el pan bendecido que se repartía al terminar la Liturgia, se lo daba a la esclava de Ahmed para que le sirviera de alimento. A veces, también le traía agua bendita para que la bebiera. Cada vez que la esclava comía este pan y bebía esta agua, Ahmed sentía como si una suave y agradable fragancia saliera de la boca de la esclava y él le preguntaba que qué comía y bebía que olían tan bien. Ella le contestó que comía el pan y bebía el agua que los sacerdotes habían bendecido.

Al oír esto, a Ahmed le entró la curiosidad y quiso ir a la iglesia ortodoxa y comprobarlo con sus propios ojos, pero sintiendo algo de miedo, le dijo a un sacerdote que lo llamase para que cuando el Patriarca celebrara la Liturgia en un lugar secreto, él pudiese asistir. Cuando lo avisaron, se disfrazó y asistió a la Divina Liturgia y cuando estaba en la iglesia vio cómo una brillante luz levantaba al Patriarca del suelo cuando estaba bendiciendo a los fieles y vio como unos rayos luminosos se posaban sobre las cabezas de los fieles ortodoxos pero no sobre la suya. Esto le sucedió en varias ocasiones por lo que decidió abrazar la fe ortodoxa y abandonar la fe musulmana. Se hizo bautizar en secreto y no dijo nunca cual era su nuevo nombre para no levantar sospechas.

Icono ortodoxo maronita de San Ahmed el calígrafo, Neomártir.

Sin embargo, un día, cuando estaba comiendo con unos amigos, se sentaron a hablar y a fumar según las costumbres musulmanas y en el curso de la conversación empezaron a discutir sobre qué cosas eran las más grandes en este mundo y cada cual daba su opinión. Unos decían que lo más grande era ser sabio, otros decían que era la mujer y algunos manifestaban que era la comida, cosa que Dios tenía preparada para los justos en el paraíso. Cuando le preguntaron a Ahmed su opinión, él dijo que lo más grande era ser santo y que la verdadera fe era la de los ortodoxos. Se confesó como cristiano por lo que sus amigos quedaron estupefactos.

Enfurecidos, los amigos lo maltrataron y lo llevaron ante el juez a fin de que fuese condenado a muerte. Murió decapitado el día 3 de mayo del año 1682. La Iglesia Ortodoxa celebra su fiesta ese mismo día, el 3 de mayo.

Y con respecto al día de tu nacimiento, te diré que el día 16 de febrero se conmemoran los siguientes santos y beatos:
Beata Felipa Mareri
Beato Archinrico abad de Montmajour
Beato Juan obispo de Salzburgo
Beato Marciano Scoto,
Santos Elias, Jereminas, Isaias y Samuel martires,
San Faustino obispo de Brescia,
San Flaviano anacoreta,
San Furseo abad de Lagny,
San Honesto martir de Tolosa,
Santos Macrobio, Lucilla, Nundinario y Cecilia, martires,
San Onésimo,
Santos Pánfilo, Valente, Pablo, Porfirio, Seleuco, Teodulo, Julián, Elias y Daniel martires,
San Porfirio de Cesarea martir,
San Roibhni abad,
San Seleuco de Cesarea,
San Simeón obispo de Metz,
San Tanco obispo de Bardowick,
San Tetradio obispo de Bourges,
San Tigrido martir.

Espero haber podido ayudarte en lo que preguntabas. Un cordial saludo.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

19 pensamientos en “Santos con nombres árabes

    • Montse,
      Del santoral cristiano, normalmente no conocemos ni el 1% y cuando conocemos a algunos, de Josés, Juanes, Antonios y otros parecidos, no salimos.

      • Claro, me refiero a que no conocía a ningún santo con nombre árabe. Ojalá pueda haber algún artículo en el futuro en el que nos platiques de ellos.

  1. Bien , el ejemplo que tan pertinentemente traes acolación , amigo Antonio , nos da pie a insistir una vez más en conceptos que nuestras sociedades debieran tener claros y no siempre es así desgraciadamente; la tolerancia religiosa , la convivencia en la diferencia , el respeto al “otro”, la libertad de expresión … muchos siglos nos contemplan pero hay sociedades que en algunas asignaturas no sacan el aprobado. Gracias por tu trabajo.

    • Salvador,
      Desde que Caín mató a Abel ¡y solo eran dos!, la intolerancia ha impregnado en mayor o menor medida todas las sociedades. Nos creemos que es cosa de hoy pero los historiadores podrían ponernos multitud de ejemplos y, sin querer entrar en detalles, ¡no digo nada de aquellas en las que conviven varias creencias y/o etnias!

  2. “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.” (Romanos 5:12. Versión Reina-Valera)… Y decir que incluso en las sociedades y ambientes que presumen de “avanzados” se ven, en pequeñas dosis, tal intolerancia.. Nadie escapa de esta nefasta influencia… La verdad, es que me parece que hace falta mucho coraje para salir de este círculo vicioso.

    Antonio, muchas gracias por el artículo, y por traernos esta vida de san Ahmed, que me ha resultado bastante particular… la verdad es que tuvo que tener mucha determinación este cristiano para delatarse de esa forma, y preferír eso antes que decir algo que no sintiera su corazón. Coherencia: la característica de los fieles seguidores de Cristo; que Dios nos conceda tal gracia.

    • Gracias, Dairon,
      La verdad es que San Ahmed en principio solo sintió curiosidad, posteriormente y aun con miedo, sintió interés y finalmente, con el miedo metido también en el cuerpo, abrazó la fé en Cristo y señal de que tenía miedo es que no reveló su nombre cristiano y se le conoce por el nombre musulmán. Pero como alma de Dios, el Espíritu se impuso y él se entregó profesando su fe a sabiendas de que sería martirizado.
      Es uno de los muchos casos ejemplares que desde hace más de cinco siglos ocurrieron y ocurren en aquellos paises donde “conviven como pueden” las dos religiones: Cristianismo e Islám.

  3. He de decir, como dato que viene al caso, que San Bernardo, mártir venerado en Alzira (Valencia, España), se llamaba, antes de convertirse al cristianismo, Ahmed. Por otra parte es un nombre muy común entre los musulmanes, por ser uno de los epítetos que atribuyen al profeta Muhammad. Significa “digno de alabanza”.

    Por otra parte el régimen otomano fue especialmente inflexible con los cristianos y hay muchos mártires de esta época, víctimas de la persecución y de los encontronazos a causa de la fe. Pero ésta es una lección que nos sigue quedando pendiente a todos los creyentes de todas las religiones, en este siglo XXI que comenzamos.

    • Es verdad lo que dices, Ana Maria; los tres hermanos al ser musulmanes, tenían nombres musulmanes pero al convertirse, cambiaron sus nombres y son conocidos por sus nombres cristianos. Los tres pagaron con su sangre la profesión de su fe en Cristo.

  4. Antonio,yo como Montse tambien desconocia todos los santos o beatos que mencionas con nombres arabes o influencias de estos.
    ¡Se va aprendiendo dia a dia en esta vida!

    • Hay muchísimos más; solo he puesto los que empiezan por A y seguro que se me ha olvidado más de uno.
      Hay que tener en cuenta dos cosas: que muchos neomártires ortodoxos han sido musulmanes convertidos al cristianismo y que cuando apareció el Islán a principios del siglo VII ya llevábamos más de seis siglos de cristianismo y muchos de los santos de aquellos tiempos y lugares tienen nombres que hoy consideramos musulmanes pero que antes no lo eran. En aquellos paises donde apareció el Islám, existían obispados, monasterios, anacoretas, etc., muchos canonizados con sus nombres de origen.

  5. Como siempre, tus artículos no solo me gustan sino también me han sorprendido, como este.
    Tantos santos árabes y sólo con la letra A.
    Gracias!

    • Santos cristianos con nombres árabes, Alonso.
      Y con otros nombres originarios de otras civilizaciones, como por ejemplo: San Abiscairon Al-Kelini o San Apalo Ib-Yostos, que son dos santos egipcios de origen que por ser cristianos fueron martirizados por Diocleciano.
      Hay cientos de nombres “raros”: coptos, armenios, sirios, malancares….

  6. como siempre muy interesante tu articulo Antonio, como dicen todos santos de nombres bastante raros para nosotros de occidente y pues es de los pocos casos que habia escuchado de santos que se convirtieron de ser musulmanes al cristianismo

    • Si lees los sinaxarios bizantinos te encuentras con un gran número de neomártires que o bien fueron masacrados por convertirse al cristianismo o bien lo fueron por declararse como tales aunque nunca hubieran sido musulmanes.
      Hay casos curiosos, de cristianos que para no ser martirizados se convirtieron al Islám pero que después se arrepintieron y volvieron a declarar su fe en Cristo derramando su sangre.
      Tengo fotos de las tumbas y relicarios de varias docenas de ellos, principalmente venerados en Grecia, Chipre y Turquía.

  7. DESEO SABER ME NCANTO LA PAGINA AHORITA LA DESCUBRI YO NACI EL 14 DE FEBRERO DE 1960 QUE DIA DE SANTO ES O SANTA SEGUNDA PREGUNTA UNA AMIGA DICE QUE QUE SANTO PONEN LOS ARABES EN SUS NEGOCIOS Y LE DIJE QUE IVA A INVESTIGAR POR FAVOR AYUDENME SALUDOS

    • El 14 de febrero se celebran los siguientes santos y beatos: Abrahám de Carrhes, Adolfo de Osnabruck, Antonia de Siena, Armata, Arbasio, Dionisio, Oro, Pablo, Leviorio, Ortasio y Plesia, mártires, Auxencio de Bitinia, Basilio, Teodoro y Timoteo mártires, Caemhan obispo, Ceollach obispo, Cirilo y Metodio apóstoles de los eslavos, Cirión, Casiano, Agatón y Moisés, mártires, Conran monje, Cristina de Spoleto, Dionisio, Passamona, Jonás, Ammonio, Ipo, Proto, Precvonio y Moisés mártires, Eleucadio obispo, Filemón de Gaza, Jordán de Saxonia, Juan Bautista de la Concepción, Guerino obispo, Modestito, Florentino y Flaviano mártires, Nostriano obispo, Nicolás Paglia, Pauliano obispo, Pedro II obispo, Saturnino, Advocato, Máximo y Precuno mártires, Senador obispo, Sinach, Valentín de Roma, Vidal de Spoleto, Vidal, Felicola y Zenón mártires y Zenón de Roma.

      Con respecto a qué santos conmemoran los árabes como patronos de sus negocios, pues tengo que decirte que no tengo ni idea. El que existan santos cristianos que tengan nombres árabes no quiere decir que nosotros, en este blog, nos dediquemos a investigar sobre los santos del Islán, si es que en esa religión los hay y los veneran. Nosotros nos dedicamos únicamente a la hagiografía cristiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*