San Fernando III, rey de Castilla y León

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Óleo del Santo por Bartolomé Esteban Murillo. Museo Nacional del Prado, Madrid (España).

Se dice que nació en Zamora en el año 1198 y era hijo de Alfonso IX de León  y Berenguela de Castilla. Aunque Fernando era el primogénito, en los últimos años, su padre lo miraba con rencor, designando como su sucesor a su hijo Sancho. Sin embargo, la nobleza y el pueblo llano consiguieron que el trono lo ocupase Fernando. Hay quienes ven detrás de esa maniobra la mano de su madre, Berenguela que había preparado que una sola persona tomara las riendas de los dos reinos y era en su primogénito, en quién más confiaba. Inmediatamente recibieron el apoyo de los Papas Inocencio III y posteriormente, de Honorio III. Como consecuencia, se anularon los conflictos entre los reyes hispanos y se hizo más efectiva la lucha de los cristianos contra los musulmanes que ocupaban gran parte de la Península Ibérica. (Recuerdo que en otro artículo anterior hubo un interesante debate sobre esta “ocupación”).

Se casó dos veces; la primera vez, con Beatriz de Suabia en el año 1219, con la que tuvo diez hijos y de la que enviudó y la segunda, con Maria de Potieu en el año 1235, con la que tuvo cinco hijos. Su primogénito fue Alfonso X el Sabio que heredaría el trono a la muerte de su padre Fernando. Estuvo treinta años luchando contra los musulmanes, primero como príncipe y luego como rey,  siendo armado caballero en Burgos el mismo año de su primer matrimonio. ¿Qué objetivos se propuso? Dos: liberar la Península Ibérica y así, ayudar a los Papas y Cruzados a aplastar el poder musulmán. Era la lucha entre cristianos y musulmanes, de la que se ha escrito y se seguirá escribiendo aun mucho.

Reconquista Baeza en el año 1227. Sitiaba Jaén cuando ocurrió la muerte de su padre, conquistó Martos y el emir Aben Hud de Córdoba se rindió el 29 de junio de 1236. Definitivamente conquista Jaén en el año 1246, haciendo un trueque con el Emir granadino a cambio de Granada, Málaga y Almería. Conquista Cádiz y definitivamente, Sevilla el día 23 de noviembre de 1248. Cuatro años antes, su hijo, el príncipe Alfonso X, había conquistado Murcia. El reinado de toda Andalucía estuvo en sus manos a excepción del Reino de Granada.

Al mismo tiempo que reconquistaba las provincias, restauraba sus diócesis: Baeza-Jaén, Córdoba, Sevilla, Cartagena y Badajoz pagando con su dinero todos los gastos que conllevaban las restauraciones de estas diócesis. ¡Como para que Roma no estuviese contenta! Y como es natural, Roma recompensó, concediéndole el Papa Inocencio III las mismas indulgencias que concedió a los Cruzados que marcharon a Tierra Santa, le dio el derecho de patronazgo sobre las sedes episcopales, la facultad de gastar en la reconquista lo recaudado a favor de las Cruzadas y destinando un tercio de los bienes eclesiásticos en la reconstrucción de iglesias.

La rendición de Sevilla al Santo, óleo de Charles Joseph Flipart. Museo Nacional del Prado, Madrid (España).

Aunque guerrero, se afirma que fue un gobernante modélico en tiempos de paz, sagaz y hábil negociador. Esto por ejemplo se demuestra con el trueque que hizo con el Emir de Granada. Organizó la Marina Real y con una flota pesquera dirigida por Ramón de Bonifax irrumpió en el río Guadalquivir contribuyendo decisivamente en la reconquista de Sevilla.

Era piadoso, pero muy intransigente con los herejes (!!) generoso y magnánimo con los vencidos y muy tolerante con los judíos, al contrario de lo que posteriormente haría Isabel la Católica.
Fue un rey prudente que organizó un Consejo compuesto por doce personas que decidían sobre los temas más importantes del reino. Inició la redacción de un Código de Leyes, que terminaría su hijo Alfonso X el Sabio (Las Siete Partidas). Incrementó las ciencias y las artes fundando las universidades de Salamanca, Palencia y Valladolid.
Inició la construcción de grandes catedrales como las de León, Burgos y Toledo. Concretamente, en la de Burgos, se puso la primera piedra el 19 de julio de 1221 y en ella se casó las dos veces: la primera en la catedral románica y la segunda, en la gótica. Devolvió a Compostela las campanas robadas por Almanzor y acogió en su reino a las ordenes mendicantes de los franciscanos, dominicos y trinitarios, llegando él mismo a pertenecer a la Tercera Orden de San Francisco. Siempre llevaba consigo una imagen de la Virgen, daba públicas gracias a Dios en cada una de sus victorias, aunque rey, era humilde y llegó incluso a hacer penitencia pública.

Murió en Sevilla el día 30 de mayo del año 1252; había recibido desnudo el Viático, humildemente en el suelo, diciendo: “Señor, desnudo salí del vientre de mi madre, la tierra y desnudo me ofrezco a ella. Señor, recibe mi alma entre tus siervos”. En su primitiva tumba en Sevilla se hicieron inscripciones laudatorias en hebreo, árabe, latín y castellano antiguo. Su cuerpo incorrupto está actualmente expuesto en una bellísima urna de plata en la Capilla Real de la Catedral de Sevilla. Destaquemos su pureza de costumbres, su prudencia, generosidad y magnanimidad, su mansedumbre y espíritu de servicio. Gobernó con sabiduría y santificó su vida.

Su culto estuvo limitado a Sevilla hasta el siglo XVII. En el año 1629 se inició el proceso como “culto inmemorial” y finalmente, fue canonizado por el Papa Clemente X el día 4 de febrero del año 1671. Es patrono del Arma de Ingenieros del Ejército, de los presos, de los gobernantes (junto con Santo Tomás Moro) y de Sevilla y Córdoba. Su fiesta se celebra hoy, día 30 de mayo.

Detalle del cuerpo incorrupto del Santo en su sepulcro. Capilla Real de la catedral de Sevilla, España.

Se le representa vestido con manto real, cetro y corona, con las llaves de Sevilla en las manos y portando una imagen de la Virgen. La primera escultura en piedra que se hizo de él es del siglo XIII, de autor anónimo francés y se encuentra en la catedral de Burgos. Hay dos pinturas suyas realizadas por Bartolomé E. Murillo, conservadas en el Museo del Prado en Madrid y en la Catedral de Sevilla. De Zurbarán  y de El Greco se conservan sendos cuadros en el Museo de El Louvre, en Paris. Existe,  además una imagen suya realizada por Pedro Roldán en el año 1698.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

19 pensamientos en “San Fernando III, rey de Castilla y León

  1. Aqui en México tuvo mucha devoción y culto San Fernando debido a que los primeros franciscanos fundaron el convento de San Fernandoy aqui se organizo una tipo congregacion conocidos como los Fernandinos que se dedicaban a expandir mucho el culto a este rey Santo construyeron muchos templos dedicados a el, aun hoy se conserva el antiguo templo de San Fernando en la ciudad de México y algunos otros en la sierra construidos por el beato Junipero Serra tambien dedicados a él. Ahora precisamente que estuve en España traje una pequeña estampa de este santo basada en el óleo que presentan primero que esta en el Prado, me sorprendio mucho saber que esta incorrupto es algo que ignoraba sobre él, ultimaente eh visto en las estanterias de librerias que se esta vendiendo una novela que se llama algo como Santidad y erotismo que esta basada en la vida de San Fernando.

    • Amigo André,
      Algo conocía de la devoción a San Fernando en tierras americanas.
      Con respecto al segundo tema me parece que te estás refiriendo al libro de José Antonio Ugarte titulado “erotismo y santidad”.
      Este autor en su libro estudia la personalidad de San Fernando, el cual como era costumbre en su época, pudo permitirse ciertas licencias muy corrientes entre la gente de la corte. Pero después de estudiar concienzudamente la vida de San Fernando, este autor concluye que el santo solo amó a su esposa a la que siempre le fue fiel.

  2. Muchas gracias Antonio. Quisiera agregar dos “anécdotas” que me parecen curiosas. En primer lugar , su hijo Alfonso X El Sabio contravino el deseo de su padre y realizó los mausoleos de sus padres fallecidos y la imágenes sedentes que presentaban con metales y piedras preciosas , siendo que su padre , San Fernando III, nunca quiso aquello. En segundo lugar , los aficionados del Betis celebran sus triunfos (escasos por cierto) bajo el escudo de la urna sepulcral del santo pues aparecen una corona y , bajo esta , un bastón y una espada cruzados que forman un triángulo invertido que se asemeja al escudo del equipo.

    • Gracias Salvador,
      El tema del mausoleo ordenado construir para su padre por parte de Alfonso X el Sabio, lo conocía, pero lo que cuentas del Real Betis Balompie, no lo sabía. Y no seas malo con el Betis: ¡Viva el Betis manque pierda!

  3. Tú sabes, Antonio, que estos reyes y guerreros no son muy santos de mi devoción… piadosísimos en costumbres, privilegiadores del clero, constructores de templos, pero carniceros en la batalla. Tampoco es que les culpe: todos los gobernantes han hecho, más o menos, lo mismo, y es una forma de ser propia de la época, por muy contradictoria y poco cristiana que nos parezca. No se va a condenar sin más al que se comporta como lo que es: no se le piden peras al olmo.

    Pero por eso mismo no son santos de mi devoción y me dejan más bien indiferentes. Además, como historiadora, veo al guerrero, al político, al rey; al Santo, por ningún lado, por más iglesias que mandara hacer o más rosarios que rezara en privado. Y eso que le debo la iniciativa de la construcción de la catedral de Burgos, joya del gótico español.

    Más notable me parece su madre, Berenguela, que fue reina propietaria de Castilla y, aunque renunció a su reino apenas lo heredó en favor de su hijo, en ausencia de Fernando era ella quien gestionaba los asuntos del reino y operaba como reina propietaria, además con bastante eficiencia. Se tiende a reducir el papel de las reinas a Isabel la Católica, Isabel II y poco más, cuando hubo también espléndidos precedentes.

    • Ana Maria,
      ¿Qué quieres que te diga? Me he limitado a escribir lo que la hagiografía dice de él y lo que han llegado a afirnar los historiadores modernos sobre él: guerrero y piadoso. ¿Cómo se casa eso? Yo no lo se. Recuerda que ya salió el mismo tema al hablar de San Canuto de Dinamarca.
      Entiendo que no sea “santo de tu devoción”. Ese dicho popular tiene mucha razón de ser y santos que no son “de nuestra devoción” los ha habido en todas las épocas de la historia. También en las recientes, porque yo te podría mencionar más de una docena de ellos que han sido canonizados o beatificados en los últimos veinticinco años y que…………; mejor lo dejamos aquí.

  4. Antonio, querido amigo, me ha encantado el artículo sobre este hombre San Fernando III Rey, además tenía entendido que era el santo patrón de la casa real de los Habsburgo, pero no lo se a certeza, que me puedes decir al respecto?

    Meldelen tenes razón en esos puntos de vista que anotas, ciertamente muchas veces diría Fernand Braudel seguimos viendo a los “hombres de bronce” al superhéroe, al personaje sin sentimientos, ligado íntimamente a su profesión sin vida social, pero al mismo tiempo en la Historia de vida cotidiana aprendí que el hombres es un ser de carne y hueso, con debilidades y flaquezas, con virtudes y sentimientos y desde esa perspectiva estudiar su relación y entorno, del cual no podría separar jamás una vida privada a una social porque no son 2 hombres distintos, sino uno solo. Seguidamente podemos poner ejemplos tan fuertes como Gabriel García, presidente de Ecuador, pero vamos más allá, Fernando vivió una época distinta a la nuestra, no lo veo con ojos del siglo XXI, sino con ojos del siglo XIII donde lo que hoy no es lícito, en su tiempo tal vez lo fue…

    Los fernandinos entendidos como una “congregación” no es precisamente una orden tercera unida a los franciscanos, ni mucho menos, se les denominó fernandinos a los religiosos franciscanos salidos o formados en el Convento Mayor de San Fernando de la ciudad de México, era nombre de procedencia no el nombre oficial, de hecho por muchos años el beato Junípero Serra fue tachado de fernandino, cierto y falso a la vez, sí porque salió del Convento de San Fernando, falso porque en realidad pertenecía a los frailes menores. Tuvo mucha devoción en la época colonial, según mis registros oficiales, 1 de cada 10 Cofradías por cada provincia de la Nueva España llevaba el nombre de este ilustre rey.

    Fray Marcelino de Jesús, CSFJ

    • Mi querido amigo,
      Gracias por el apunte que haces sobre los fernandinos.
      Los Habsburgo son los que aquí llamamos reyes de la Casa de Austria, que reinaron en España entre los siglos XVI y XVII. Que estos reyes tuvieran a otro rey hispano como santo patrón me parece natural, pero la verdad es que en ese tema no había profundizado.

  5. Antonio me ha encantado este excelente articulo del gran Rey Santo.
    Entiendo en parte la postura de Ana Maria,pero eran otros tiempo y otro pensar,y obviamente hacia lo que creia que era justo,tampoco luchar contra quien invade/invadio tus tierras es un crimen,otra cosa es que sea tema de santidad.
    Desde luego,por lo que he liedo era un gran Rey y hombre.
    Me he quedado totalmente sorprendido con la fotografia del cuerpo incorrupto.
    Mira que he visto paginas y paginas de cuerpos incorruptos(o presuntamente),pero no sabia que el lo estaba,pues jamas habia visto su fotografia.

  6. Pues eso de santos Reyes; es un tema duro de tratar. El primer santo monarca que leí fue Santa Isabel de Portugal o de Hungría (o quizá las dos existen). Pero lo que me impactó de ellas era su vida sencilla, piadoza y llenas de caridad. Sieramente no hay que jusgar ningún acontecimiento histórico con la mentalidad actual (eso es de tontos) hay que jusgarlos con la mentalidad de la época Y CREO QUE ES ALGO MUY DIFICIL conocer todo lo que sucedia en la época SOLO LOS ESTUDIOSOS que se atrevan a hablar de ello. Me gustaría que em enviases fotos de su cuerpo incorrupto y si tienes de otros santos también me gustaría verlos; pues los únicos que he visto son los de corazones.org una congregacion religiosa en MIMAMI FLORIDA.

  7. Santa Isabel de Portugal y Santa Isabel de Hungría son dos santas distintas. Esta segunda era tía abuela de la primera. Hay artículos escritos sobre las dos que se publicarán en su momento.
    Las fotos te las envio por e-mail.

  8. BUENO HAY ALGO QUE QUIERO PREGUNTAR SI ES MERAMENTE UNA LEYENDA ¿LA vIRGEN DE LOS REYES DE SEVILLA FUE REGALO DE SAN LUIS A SN. FERNANDO? Y ¡POR QUE SE REPRESENTAN EN ALGUNAS PINTURAS A SAN FERNANDO CON LA vIRGEN DE LOS MILAGROS Y LA vIRGEN DE LINARES?

    • Que la imagen de la Virgen de los Reyes fuera un regalo de San Luis IX de Francia a San Fernando III es solamente una leyenda sin ningún fundamento. Hay quienes afirman que el santo tuvo una visión y ordenó tallar la imagen y otros dicen que se la encontró. Todo leyendas sin ningún fundamento histórico. Lo que si parece cierto es que su hijo Alfonso X la hizo llegar a la catedral hispalense.
      En cuanto a la relación de San Fernando con la Virgen de los Milagros, tengo que decirte que no tengo ni idea y en cuanto a su relación con la Virgen de Linares, te aconsejo que consultes esta web: http://www.virgendelinares.com/historia.htm

  9. Hola! Es un placer poder leer muchas cosas interesantes en este sitio, debo decir que la fe que siento por San Fernando es inmensa, sobre todo porque soy de un municipio llamado San Fernando (en el departamento de Bolívar – Colombia) en honor a este santo. Celebramos sus festividades los 30 de mayo como debe ser. La devoción a este singular Santo está muy extendida en toda esta zona. Muchos saludos desde esta parte de Colombia. ¡América presente!

    • Muchas gracias a ti, Fernando, por frecuentarnos y por tu amabilidad. Yo vivo a 90 kilómetros de Sevilla, en cuya catedral se veneran los restos del santo rey y he tenido la oportunidad de ver su cuerpo incorrupto en repetidas ocasiones.
      Hace años, el difunto cardenal Bueno Monreal me dió una reliquia “ex corpore” (piel) del santo, reliquia que yo regalé a una parroquia de mi ciudad.
      Esperamos que nos sigas visitando y comentes los artículos que creas conveniente.

  10. San Fernando III es mi santo favorito. Es un gran ejemplo de fe, esperanza y caridad. San Fernando RE-CONQUISTÓ lugares que le pertencian a los cristianos desde los primeros tiempos del cristianismo. Era un santo en todo el sentido de la palabra y no sólo porque mandaba contruir muchos templos, etc. (la Edad Media está plagada de gobernantes que hacían lo mismo y no por eso son santos y están muy lejos de serlo) sino porque era “otro Cristo” ahí donde le tocó asumir su responsabilidad. Un gobernante honesto, los pactos que hacía los cumplía aunque no fueran a su favor (lo contrario a Maquiavelo), era generoso y magnanimo, cuidaba y ayudaba a los pobres y desfavorecidos, a veces directamente cosa que ningún gobernante hace generalmente, atendía enfermos ¡en persona!, buscaba el bien común, creaba y desarrollaba cultura para que las personas de su pueblo tuvieran una vida de más calidad; procuraba justicia, cosa que ahora necesitamos mucho en estos tiempos. Era misericordioso con sus enemigos, no los odiaba, eso es muy importante. No hacía nada por “debajo de la mesa”. Arriesgaba su vida por el bien de su pueblo. Pedía a la Virgen María sus virtudes como ejemplo de cristiana. Agotaba toda diplomacia (era un genio de la diplomacia) para no hacer la guerra, buscaba siempre la paz; sus guerras eran porque ya no había otra opción, pero siempre con esa actitud de lograr una paz pronta. Y aun así daba ventajas a sus enemigos. ¿A caso un militar no tiene derecho a ser santo? Un buen militar sin corrupciones nos proteje de la injusticia y del crimen. Es como si criticaramos a un padre de familia, por ejemplo, porque defendió a su hija dentro de su hogar porque se metió un criminal a dicha casa y quería raptar a la niña. ¿A caso juzgaríamos a ese padre de familia porque la defendió y le salvó la vida o la dignidad? o lo criticaríamos negativamente; ¿es mejor que hubiera “perdonado” a dicho rufian y dejara que se llevara a la pobre inocente? Si el padre es “manso como una paloma y astuto como una serpiente” seguramente busca una forma de defender a su familia sin el mayor daño colateral; tal vez se esconda en un lugar secreto y llame a la policía si puede, tal vez haya tenido que usar la fuerza, no sé. Pero nunca con odio y rencor. San Fernado es un santo que nos compromete como laicos católicos, porque su ejemplo nos obliga a buscar ser santos en donde estamos, ahí donde esta nuestra responsabilidad en nuestra profesión y oficio, con nuestro conyuge e hijos, con nuestros vecinos, como ciudadanos, en nuestro país. Es un santo laico para todos los tiempos.

    P.D. San Fernando iii era un santo que practicaba la pobreza evangélica en medio de su riqueza material. Usaba de sus bienes para ayudar a todos. Era su deber como gobernante (recordemos que no era ni sacerdote, ni fraile) ante Jesucristo. A mí me inspira a cumplir con mi deber, con el que Dios me dio, ante Jesucristo. Gobernanr y protejer a los demás no sólo justicia sino también como buen cristiano con amor, caridad y misericordia. Cuando gobiernas un pueblo tienes que protejer a los inocentes de ese mismo pueblo de los males que causan los injustos, si no que clase de gobernante sería aquel que permite injusticias. San Fernando fue ese modelo de gobernante cristiano que nuestros gobernantes actuales tienen mucho que aprender.

    P.D.D. ¿No es acaso un acto tremendo de caridad protejer a los inocentes de un pueblo? Es una una abnegación del que da la vida por sus amigos. Lo hace con humildad, es decir, con inteligencia, con recursos, con diplomacia y con un aparto judicial disciplinado. Un cristianismo tal cual. Hacerlo con el mayor cuidado y tratando de no dañar a los inocentes e inclusive al criminal con un jucio justo ¿no es acaso misericordia?

    • Rob, te agradecemos mucho la participación en nuestro blog, pero por favor, la próxima vez, incluye todo tu comentario en un único post. No vayas desparramando tus opiniones en varios posts, porque eso confunde a los lectores y además está considerado SPAM. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*