San Gabriel Zabludowski, niño mártir

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono ortodoxo polaco del Santo.

El mártir San Gabriel Zabludowski, en lengua polaca, Muczenik mładieniec Gawriił Zabłudowskij y en lengua rusa, Гавриил Заблудовский or Белостокский (de Bialystok), nació en el vecino pueblo de Zvierki, cerca de la ciudad de Zabludovo (probablemente en Bielorrusia) en la familia formada por Pedro y Anastasia Gowdel (en ruso: Gavdel, Гавдель).

Según la tradición, el día 11 de abril del año 1690, el niño, que tenía seis años de edad, salió de su casa y una persona extraña observó que se estaba perdiendo. Poco tiempo después, su cuerpo fue encontrado en un campo cercano. Como su muerte ocurrió durante la celebración de la Pascua judía, la investigación y el proceso judicial concluyó acusando a la población judía local de haber secuestrado al niño. Especialmente, por este asesinato fue acusado un judío, Shutko, que confesó bajo tortura que había asesinado al niño en Bialystok.

Según la acusación, el niño fue torturado y asesinado ritualmente. La tortura, que duró nueve días, consistió en punzarlo con objetos afilados para que se desangrara imitando la Pasión de Cristo. Lo clavaron en una pared por los brazos y las piernas, a fin de recoger su sangre. Debido a la pérdida de sangre, murió el 20 de abril (según el calendario gregoriano, el 3 de mayo) del año 1690 y su cuerpo fue dejado en secreto al borde un bosque cerca de Zwierki. A la fiscalía le facilitó la acusación el hecho de que la muerte del niño ocurrió durante las fiestas de la Pascua, cuando según las creencias de la época, los judíos llevaban a cabo asesinatos rituales.

Después de sepultar al niño en el cementerio de Zwierki, entre la comunidad ortodoxa fue creciendo, poco a poco, el culto hacia el niño mártir. El culto a San Gabriel creció cuando treinta años después de su muerte, por error se abrió su tumba y se encontró el cuerpo incorrupto. Inmediatamente después de esto, muchas personas empezaron a proclamar que hacía milagros y que curaba a los enfermos. Ya existía la tradición de que en su infancia, se distinguía entre sus compañeros por su piedad y por evitar las peleas entre ellos y, de acuerdo con las creencias locales, las oraciones al santo les curó de una epidemia existente en la zona.

Las reliquias de San Gabriel fueron trasladadas desde el cementerio a la iglesia de Zwierki y, milagrosamente, se salvaron del incendio ocurrido en dicha iglesia en el año 1746, trasladándose entonces al monasterio de Zabludow. En 1755, las reliquias fueron trasladadas al monasterio de la Santísima Trinidad de Slutsky, en el Guberniya de Minsk, con un cartel culpando de su muerte a los judíos. Su culto se desarrolló y extendió por todo el Imperio Ruso y el niño fue canonizado oficialmente en el año 1820 por el Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Es considerado el santo patrón de los niños.

Urna del Santo en la Catedral de Bialystok (Polonia).

En la década de los años treinta, durante la percusión comunista en la antigua Unión Soviética, las reliquias fueron trasladadas al Museo ateo de Minsk, para que sirviera de ejemplo de “mistificación cristiana”. En el 1944, llevaron las reliquias a la ciudad bielorrusa de Grodno, donde permanecieron hasta el año 1992, cuando fueron trasladadas a la ciudad polaca de Bialystok. Actualmente se está construyendo una iglesia dedicada al niño santo en Zwierki, con la intención de llevar allí definitivamente las reliquias.

Los días de su fiesta:
Al mártir San Gabriel, la Iglesia Ortodoxa Polaca lo celebra tres veces: el 20 de abril (3 de mayo según el calendario gregoriano (2), que es el aniversario de su muerte); el 9 de septiembre (22 de septiembre) que es el aniversario del traslado de las reliquias a Polonia en el año 1992 y el tercer domingo después de Pentecostés (que es el día de los santos ortodoxos de Bielorrusia).

Iconografía:
Iconográficamente, San Gabriel es representado como un niño pequeño vestido con una camisa brillante, que tiene en la mano derecha una cruz y con la mano izquierda hace un gesto de oración. Está entre los iconos del fondo de la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora en Zabludow y es también representado en numerosos iconos bielorrusos.

San Gabriel y el antisemitismo:
Aun cuando los judíos estaban más protegidos por las leyes de la Commonwealth polaco-lituana, o sea, estaban mucho mejor que en la Edad Media lo estaban en España o en Alemania, el antisemitismo era también muy fuerte en esta región del Este de Europa.  Frecuentemente, el auto aislamiento de los judíos en sus propias ciudades y pueblos, crearon en la mentalidad de los cristianos una serie de supersticiones, como la de que los judíos utilizaban la sangre de los niños cristianos para sus propósitos rituales en los días previos a la Pascua. Ni que decir tiene que no existen evidencias históricas que apoyen esta difamación al pueblo judío.

Icono ortodoxo bielorruso del Santo.

Se trata de la vieja edición de algunos santos católicos, como San Simón de Trento, que fue una joven victima de los brutales asesinatos rituales judíos. Después de descubrirse el cuerpo del niño, los líderes judíos fueron torturados y claro, finalmente confesaron su crimen. Los habitantes de la ciudad, los quemaron en la hoguera e incendiaron su sinagoga. Después del Concilio Vaticano II, en 1965, se ha realizado un nuevo juicio en el caso de San Simón de Trento a fin de invalidar el proceso anterior y así, el nombre se Simón de Trento fue retirado del Martirologio de la Iglesia Católica.

Este tipo de acusación contra otra religión no es nada nuevo. De la misma manera, los propios cristianos fueron acusados por los romanos diciendo que mataban a los niños para comerlos en los rituales eucarísticos o que adoraban a la cabeza de un asno. Este tipo de acusaciones se produce a menudo en la historia de la religión y están relacionadas con el miedo creado por “los otros”, que se consideran civilizaciones desconocidas. Muchas veces, la necesidad de proteger su propia identidad religiosa y cultural lleva a tales acusaciones de asesinatos religiosos, cultos rituales, orgías, etc. Este tipo de acusaciones están perfectamente vinculadas a la concepción que tienen muchos cristianos de que todos los musulmanes son unos terroristas y de la misma manera, muchos musulmanes creen que actualmente los católicos y los ortodoxos somos idólatras porque celebramos el culto a los santos, como si ellos fueran Dios.

En el contexto de este tipo de mentalidad antisemita, la acusación de que Gabriel había sido asesinado por los judíos, que necesitaban su sangre para hornear el “Matzot” (pan sagrado para el Pessah), se extendió rápidamente por la región oriental ortodoxa polaca y consecuentemente, el culto al santo floreció y ya conocemos cómo eran los procesos medievales contra los judíos: mediante la tortura admitían delitos que eran imaginarios. Y por supuesto, esto pudo haber ocurrido también con el supuesto asesino, Shutko, que claro, confesó el asesinato.

Incluso hoy en día, como en el resto del mundo, el antisemitismo se vive en toda la Europa del Este, pero hay que diferenciar entre las ideas generales existentes en la sociedad y algunos opiniones individuales. El 27 de julio de 1997, el día de Todos los Santos, la televisión estatal bielorrusa reiteraba las tesis de los asesinatos rituales que los judíos cometían con los niños ortodoxos. El aumento del culto a San Gabriel en Bielorrusia se citó expresamente como una expresión peligrosa del antisemitismo en los informes internacionales sobre los derechos humanos y las libertades religiosas. Se informó al Congreso de los Estados Unidos (en la Subcomisión de Relaciones Exteriores) sobre la lucha contra el antisemitismo en los últimos años y estos informes fueron analizados por la Comisión de las Naciones Unidad para los Refugiados (ACNUR).

Vista de la urna del Santo expuesta a la veneración de los fieles. Catedral de Bialystok, Polonia.

San Gabriel hoy:
El actual Metropolita de Varsovia y de la Iglesia Ortodoxa Polaca, Su Beatitud Sabas, está promoviendo el culto a San Gabriel, lo que condujo al traslado de las reliquias del niño santo desde la ciudad bielorrusa de Grodno a Polonia y puestas en la Catedral Ortodoxa dedicada a San Nicolás, donde aun se encuentran como he dicho más arriba y que es centro de peregrinaciones. En la actualidad, la veneración a San Gabriel, es el culto más generalizado entre las comunidades ortodoxas polacas y bielorrusas. Está considerado como el santo ortodoxo más importante nacido en las actuales fronteras de Polonia. Es el patrono de los niños y de la Sociedad de la Juventud Ortodoxa de Polonia (Bractwo Młodzieży Prawosławnej w Polsce).

Importa mencionar, que en las biografías del santo en la web de la Iglesia Ortodoxa Polaca (1), así como en la de la Organización  de la Juventud Ortodoxa (2) no se hace ninguna mención sobre las acusaciones imputadas a los judíos. Esto significa que el santo es hoy celebrado a causa de su martirio y por los milagros que se produjeron mediante su intercesión. El sentimiento antisemita es anticristiano y va en contra del amor que tenemos que sentir hacia nuestros semejantes y este antisemitismo debe ser condenado como un acto o sentimiento contrario a los valores de nuestra religión.

Tropario:
Santo Niño Gabriel, en nombre de Aquel que fue traspasado por nosotros, la mala gente traspasó tu cuerpo y como el de Aquel que sangró por todos nosotros, todo tu cuerpo también sangró con terribles heridas, pero ahora estás en la gloria eterna disfrutando también con Él. Acuérdate de nosotros que aquí en la tierra te veneramos y ruega por la salud de nuestros cuerpos y por la salvación de nuestras almas.

Mitrut Popoiu

(1)http://www.cerkiew.pl/index.php?id=swieci&tx_orthcal[sw_id]=272&cHash=5a1142cdd3
(2) http://bmplublin.pl/index.php?id=patron

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

7 pensamientos en “San Gabriel Zabludowski, niño mártir

  1. Dear Dumitru,
    From my point of view, I do not believe in these martyrdoms: You know these legends appeared in the Middle Ages in Italy, Spain, France, Poland… and always are “the evil Jew who with treat brutally with the small Christian children”.
    The hate everybody had to the Jewish in this time, this provoked people invented these stories and began the worship to these saint children. In Spain, the most renowned case is the Saint Dominguito from Val, venerate in Zaragoza. To my, these are simple local traditions without foundation, although these cases appear in the calendars and martyrologies.

  2. I share completely the opinion of the good fellow Antonio Barrero. Some times in the history any negative legend became enough for making people think that jewish people are almost devil´s family. This kind of opinions led the human kind to the worst murders I´m able to imagine and the elevation of men to the category of animals.

  3. Completely unaware of the existence of this holy child, despite the controversy generated by the many children killed (allegedly) in rituals by Jews, I argue that they all deserve to be in the Martyrology, were killed by Jews or not. (Given the life of piety which had most of them despite his young age).

  4. I completely agree with you, Mitrut, as well as Salvador and Antonio. The crude and orchestrated invention of ritual murders of Christian children by suspected Jews was a maneuvered justification for the persecution and extermination of the children of Israel, who are our brothers in God the Father. It is a shame as we have tried throughout history, many segregations, expulsions and pogroms against them, with the approval and even the direction of the authorities who shown a very Christian appearance, but had no love in their hearts.

    I do not know who would kill these poor children, assuming that they were so many as has been said, which I doubt, but definitely they were isolated crimes even if they have a ritual, nothing suggests it had to engage Jews in them. A historical shame.

  5. Quisiera pedir al administrador de éste foro que se ahorre sus comentarios pro judíos, al menos en lo correspondiente a los Santos Ortodoxos. Nosotros, Ortodoxos, no dudamos de nuestra Tradición Sagrada y no nos interesa quedar bien con el mundo. Si usted, como seguidor del papa, quiere quedar bien con el mundo, nosotros no! Y lo único que exigimos es respeto y fidelidad a nuestra Tradición. Si usted no es capaz de respetar otras Tradiciones (ni siquiera las de su propia religión), entonces sera un gran favor para los Ortodoxos que no se meta a indagar en lo que no le corresponde

    • Estimado Antonio;
      aquí no estamos para “quedar bien con el mundo”. Estamos para respetar a nuestros hermanos y promover una cultura de paz y de amor, lo cual está en la mismísima tradición sagrada de cualquiera que se llame cristiano, sea ortodoxo, católico, protestante o de otra comunidad, y desde luego, lo que está también en el mensaje de Cristo, el cual, por cierto, era judío; lo mismo que la Virgen María, los Apóstoles y todos aquellos que fundaron la fe de la cual usted y nosotros somos seguidores.
      No vuelva a referirse a “comentarios pro-judíos” -aquí no apreciamos el antisemitismo- ni a cuestionar a quienes aquí debaten, pues este artículo ha sido redactado por un hierodiácono ortodoxo, hermano suyo en la fe. No juzgue si no quiere ser juzgado.
      Cordiales saludos.

Deja un comentario