Martyrium: ¡a las fieras!

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

"La última oración de los mártires", óleo de J. Leon Gérôme (1883). Walters Art Gallery, Baltimore, MD, U.S.A.

Probablemente el suplicio más notable y conmovedor de la Antigüedad clásica sea el suplicium ad bestias, que consistía en arrojar los condenados para que fueran devorados por animales salvajes. Pero se han dicho muchas cosas que no son ciertas sobre esto, ya sea por ignorancia o maldad.

En primer lugar, este tipo de ejecución no fue un invento romano, ni siquiera era un espectáculo profano en principio. Formaba parte de ciertos rituales y juegos funerarios en la cultura etrusca, predecesora de Roma, y consistía en una serie de luchas a muerte entre condenados o de éstos con las fieras; pero también luchaban profesionales que se prestaban voluntariamente a ello y que además recibían un salario por esto, siempre que sobrevivieran, claro. Formaba parte de la religión funeraria etrusca. Roma, cautivada por lo exótico y sangriento de estos ritos, los tomó, transformó y adaptó a su mentalidad, convirtiéndolos en el espectáculo profano que nos es más familiar. Tales espectáculos tenían lugar en el anfiteatro –y no en el circo, como tienen muchos la manía de decir-, y no se vio a un cristiano en la arena hasta la primera persecución, desatada por Nerón, que tras incendiar Roma no halló mejor chivo expiatorio que aquel nuevo culto al que todos detestaban. Son los Protomártires de Roma.

La variedad de animales, machos y hembras, que participaban en los juegos era abrumadora: felinos salvajes (leones, tigres, leopardos, panteras…) bovinos (toros, uros, búfalos) caninos (perros, lobos, mastines), así como elefantes, rinocerontes, osos, cocodrilos… en fin, una amalgama interminable. Para asegurarse de que iban a atacar cuando estuviesen en la arena, se les retiraba todo alimento días antes del espectáculo y se les maltrataba continuamente. Así, cuando saltaban a la arena estaban absolutamente hambrientos y rabiosos, de modo que, pese a lo que las piadosas leyendas nos dicen, embestían contra todo lo que se les pusiera por delante y lo devoraban brutalmente. Esto tenía que ser así porque los espectáculos eran muy caros y los costeaba el emperador y las familias patricias de su propio bolsillo, por lo que no había lugar a errores. Tras el espectáculo estos animales eran inmediatamente sacrificados, pues al haber comido carne humana se volvían impuros –según la religión pagana- y aún más peligrosos que antes.

Detalle de "La Dirce cristiana" (1897), óleo de Henryk Siemiradzki que representa a Nerón observando el cadáver de una víctima muerta tras ser atada a un toro.

Aunque estamos acostumbrados a ver la romántica escena del mártir atado a un poste esperando a la fiera, esto casi nunca se hacía: al público le parecía más divertido ver al condenado correr y gritar tratando de huir, o encarándose a la fiera por ver si podía vencerla. Se vestía a los condenados con pieles y se les rociaba con sangre para volverlos más apetitosos para las fieras. Los juegos eran de una extrema crueldad y el pueblo acostumbraba a llevar a sus hijos al anfiteatro desde muy niños, para que se fortaleciera su carácter con la contemplación de ese espectáculo. Del suplicio se libraban todos los ciudadanos romanos, pero no se respetaba a nadie ni por sexo ni por edad, tan sólo las mujeres embarazadas; pero después del parto igualmente se las arrojaba a las fieras.

Es imposible hacer una lista mínimamente exhaustiva dada la infinidad de mártires que padecieron este vergonzoso suplicio público, pero se puede hacer colocando en primer lugar al animal responsable –es un decir, los responsables son las personas y su inmensa crueldad- de su martirio. Huelga decir que acabado el espectáculo, se remataba a quienes aún seguían con vida.

Oso: Santa Columba de Sens, Santas Donatila, Máxima y Segunda

Leones: Santas Tecla de Iconio, Blandina de Lyon, Eufemia de Calcedonia, Rufina de Sevilla, Crescencia, Martina, Gliceria, Taciana, Marcionila, Prisca, Basilia, Ancia, Fortunata y Dominica (Ciríaca).

Leopardo: Santa Marciana de Cesarea, en África.

Toro, vaca: Santas Tecla de Iconio, Marciana de Cesarea, Blandina, Perpetua y Felicidad de Cartago, Santa Helicónide.

Cocodrilo: Santa Tecla de Iconio.

Por último, para quienes deseen  profundizar un poco más en el contexto histórico en que se desarrolló la primera persecución, bajo Nerón, recomiendo que no dejen de leer la gran obra del escritor polaco Henryk Sienkiewicz, Quo Vadis?, probablemente una de las mejores novelas históricas jamás escritas. Naturalmente, se han hecho, al menos, dos versiones cinematográficas, la primera y más conocida, de 1951, que no recomiendo por no seguir fielmente el relato del libro e incurrir en numerosos errores históricos; y la más reciente, del año 2001, una producción polaca que sí se ha ceñido fielmente a la novela. De ésta última versión os dejo la escena del suplicio ad leones, que sirve para hacerse una idea del contexto, aunque debo advertir que no es un vídeo agradable de ver.

De todos modos, insisto que, aunque las películas siempre son recomendables para pasar un rato ameno y hacer comparaciones entre versiones, lo realmente excelente es el libro. Así que os dejo con mi recomendación

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

15 pensamientos en “Martyrium: ¡a las fieras!

  1. Realmente terrible. No se sido capaz de ver el video completo.
    A los Protomártires romanos los honraremos el 30 de este mes.

    • Pues el vídeo está considerablemente más dulcificado y moderado que lo que debió ser la realidad. Los sacaban desnudos o vestidos con pieles, de modo que parecían animales, y desde luego que no todos estarían tranquilamente arrodillados esperando a la fiera. El espectáculo debió ser infinitamente horrible. Es aquí cuando, cada vez que te lo imagines, debes hacerlo diez veces peor, y aún así no nos aproximaremos al auténtico espanto de este suplicio.

  2. Estoy espantadísimo, horrorizado, por esta forma tan cruel y despiadada de matar a los cristianos. Es muy famoso el caso de San Ignacio de Antioquía, deborado por los leones, me dio coraje y sentimiento el bebé del video, esta muy fuerte la verdad. Meldelen, en esta forma de martirio he sabido por algunos relatos de la pasión de estos mártires que existían algunos milagros que se sucedían como que las fieras no atacaban al final, que la sangra expedía olores a fragancias exiquisitas, etc. Qué puedes decirme al respecto?

    Fray Marcelino de Jesús, CSFJ

    • Respecto a esto, sólo puedo decirte la triste verdad: eso no son más que leyendas piadosas inventadas con posterioridad para edificación del lector. Muchas de esas passio se escriben siglos después de la muerte del mártir o mártires, y naturalmente se adornan con eventos sobrenaturales y prodigiosos para infundir ánimo en el lector. Pero la cruda realidad es que las fieras estaban bien muertas de hambre cuando salían a la arena, y lo de no atacar no hay quien se lo crea. En cuanto al olor de la sangre, por mucho que te acostumbres a ella, mézclalo con los efluvios de suciedad y enfermedad que esas pobres personas acumulaban en sus estancias en la cárcel… por más que los adornaran con flores, no había nada que hacer.

      Los “milagros” son simplemente inventos de escritores tardoantiguos para adornar las bonitas leyendas de los mártires. Si tal cosa hubiese sucedido, a la vista de los ejecutores, habrían reaccionado con temor y arrepentimiento ante tales señales. Aunque nos los vendan como idiotas, los paganos no eran idiotas. Eran infinitamente supersticiosos y creían mucho en los signos sobrenaturales.

      En fin… que hoy día vemos miles de cristianos perseguidos, torturados, ejecutados, en África, en China… en todo el mundo. Y no hay signos prodigiosos que les libren de la humillación y el dolor. ¿Es que ellos valen menos que los mártires antiguos? Seamos realistas.

  3. Gracias Ana María. Aunque parezca una pregunta tonta , y seguramente lo es ,jeje … se me ocurre si conocemos algún caso de cristiano que milagrosamente lograra vencer a la fiera que seguramente estaba predestinado a matarlo y “si fue indultado” como reconocimiento a su valor sobre la arena como sucede actualmente con otro tipo de espectáculos.

    • En la passio de Santa Blandina se menciona que fue crucificada en una cruz baja y que las fieras no se interesaron por ella, probablemente porque andaban entretenidas en otros compañeros que tenían más a su alcance, corriendo por la arena. Además, sabemos que muchas veces, y como se ve en el vídeo, a la fiera se le despierta más el instinto de caza cuando ve a la presa correr, que si está quieta, lo que la confunde (por eso en África se sabe bien que, cuando tienes un león cerca, lo último que debes hacer es darle la espalda y echar a correr).

      Pero volviendo a Santa Blandina. Ese día ella no murió, de modo que la desclavaron y la llevaron de nuevo a prisión, pero en ningún caso la “indultaron”. Simplemente la reservaron para otro día y murió corneada por un toro furioso. No conozco ningún otro caso en que el mártir pudiera eludir a la fiera, ni se enfrentara a ella, pero es poco probable pensar que se indultara a nadie. Si hablas de un gladiador profesional, especialista en luchas contra fieras, claro, pero de un condenado a muerte… no es lógico.

  4. Ana Maria no se si existiran muchos detalles sobre el martirio de Santa Tecla de Iconio.
    Realmente es un caso muy surrealista y casi unico de animal utilizado en la arena.
    No me imagino de que manera debio de suceder,desde luego tuvo que ser o bien en un terreno muy muy pequeño o bien la victima estaria inmovilizada u otra cosa,si sabes algo mas te agradeceria que me lo relataras.
    Ya vi una escena parecia,pero mucho mas corta y por lo tanto no tan sangrienta en una escena eliminada de la pelicula “Gladiator”,en la que los cristianos se encuentran tambien de rodillas cuando sueltan a las fieras,desde luego,la escena del bebe ha sido horrorosa.
    Lo que no comprendo,si una mujer estaba embarazada se aplazaba su ejecucion hasta que diera a luz..¿pero que ocurria con el niño?
    Se encomendaba a familiares cercanos como en el caso de Santa Felicidad¿?.
    Si ya me parece monstruosa la mentalidad romana en cuanto a sacrificar personas,lo de culpar tambien a niños y bebes es de locos…..

    • Vamos por partes. 🙂 No se conoce nada de la vida ni del martirio de Santa Tecla de Iconio, como ya dije en su artículo en su día, la leyenda que se ha transmitido de ella, según la cual fue arrojada a mil bestias diferentes (leones, toros, cocodrilos, serpientes) es totalmente falsa y además el mismo autor que la escribió admitió que se la había inventado, lo que le costó su ministerio. Por lo tanto, a Santa Tecla simplemente la he mencionado por iconografía, pero no sabemos nada de ella.

      Lo que no significa que los cocodrilos no sirvieran para el suplicio ad bestias, porque sí servían. Naturalmente un cocodrilo es un animal que caza en el agua, así que supongo que los arrojarían a algún estanque con agua para que el animal pudiese hacer su tarea vital. De todos modos, en la película La Señal de la Cruz, del año 32, aparece una cristiana atada a ras de suelo para ser devorada por un cocodrilo. No sé hasta qué punto es auténtica la escena, pero podría ser: http://krypta.i24.cc/movies/sc/soc07.jpg

      Sobre la película Gladiator, mejor no digo nada… es pésima. Tiene tantos fallos históricos que no sé ni por dónde empezar. Ni se me ocurriría mencionarla. Pero esa escena eliminada la he visto y creo que la quitaron más por mojigatería que por otra cosa. En cualquier caso, tienes muchos mejores ejemplos en Quo Vadis?

      Vamos con las mujeres que estaban embarazadas. Se las respetaba, como he dicho, hasta que daban a luz. Luego, si tenían a alguien a quien darle el bebé, como es el caso de Santa Felicidad, naturalmente, lo hacían. Si no… en fin, lo que has visto en el vídeo es un contexto muy especial en que Nerón ha prometido a Roma vengarse del incendio en los cristianos, por lo que eso implica todos los cristianos.

      Tienes que comprender, como he dicho otras veces, que eso llamado “Derechos del Niño” es un invento del siglo XX y antes de eso no hay ningún código o legislación que proteja a la infancia, ni en la “pagana” Antigüedad, ni en la cristianísima Edad Media. Cuando se ejercía venganza o suplicio en una familia o contra algún colectivo, nada hacía pensar que los niños tenían que ser tratados de modo diferente. ¿Se apiadó Hitler de los niños judíos? Obvio que no. De modo que si matas a los cristianos, a menos que ellos puedan gestionar que los niños sean dados a otra familia, pues… corren la misma suerte que sus mayores. No es que fueran tontos y pensaran que los críos tienen la misma culpa que los adultos. Es que nadie respondía por esos críos, a menos que interesara venderlos como esclavos.

      Piensa que los niños esclavos se vendían en el mercado igual que los adultos, que los padres que se negaban a reconocer a sus hijos podían matarlos o tirarlos a la calle si les daba la gana, que las niñas abandonadas eran vendidas como esclavas a los prostíbulos… en fin, que incluso había destinos peores que ser devorado por un león.

      Todo esto es inmensamente cruel pero es así. La infancia no ha sido realmente protegida hasta el siglo XX y aún así existen amplias zonas en el mundo donde los niños son esclavizados y las niñas violadas y prostituidas. En cierto modo, nuestro civilizado mundo actual no es mejor que aquella cruel sociedad romana, tan brillante por sus luces, y tan terrible por sus sombras.

  5. il video ricorda una scena del grande film e libro “QUO VADIS?”

    ——-
    Quo vadis? è un film kolossal del 1951, diretto da Mervyn LeRoy, che narra della storia di un soldato romano innamorato di una ragazza cristiana durante le persecuzioni di Nerone. Nel film, girato prevalentemente a Roma, recitano attori di fama internazionale come Robert Taylor, Deborah Kerr, Leo Genn e Peter Ustinov.

    Fonte: http://it.wikipedia.org/wiki/Quo_vadis%3F_(film_1951)

  6. Gracias Ana! pues mira, todos hemos remarcado la crueldad con la que fueron tratados los cristianos… aunque no me sorprende, no deja de ser horroroso, tanto ayer como hoy, que vemos tantas barbaridades. Y también quiero mencionar a los animales que ran usados para tales fines: siendo que no suelen atacar a un humano sino es por estricta necesidad de alimento o por seguridad, es feo ver los métodos que usaban los antiguops romanos para presionarlos a que atacaran… barbaridades por lado y lado…

  7. Me ah parecido muy interesante el articulo Meldelen, creo que conocemos infinidad de santos y santos que murieron o padecieron este tipo de martirio, me viene a la mente San Saturnino con el toro y el ya mencionado San Ignacio de Antioquia que quiza sea de los más famosos entre los hombres, me supongo debido a que eran devorados, que reliquias de estos santos eran imposible de ser rescatadas, o si se ah dado el caso??

    • De muchos mártires que murieron en la arena se conservan reliquias, claro que habría que ver si son auténticas o no, cosa imposible de comprobar en la mayoría de los casos, como no coincidan en sexo, época y edad los restos que analizas y el mártir que pretendes que sea. No tengo noticia de que se hayan hecho muchos estudios al respecto.

      Tras la muerte en la arena, los todavía moribundos eran rematados y los cadáveres eran retirados de la arena y acumulados en el spoliarium, donde se acumulaban. Luego eran sacados en carretilla y arrojados a las fosas pútridas, fosas comunes donde quedaban enterrados. Por eso en las primeras persecuciones, poco podría recuperarse, especialmente porque estaba penado por la ley, por cuestiones de higiene y claro, por persecución.

      A Saturnino de Tolosa lo arrastraron por las calles atado a un toro y se rompió el cráneo contra unas escaleras. Luego lo dejaron allí para que se pudriera, pero dos mujeres tomaron el cadáver y lo enterraron, lo que les valió ser azotadas y vejadas en público, y luego expulsadas de la ciudad. Tengo un artículo dedicado a ellas y ya lo sacaré, pero para que veas que era bastante complicado recuperar reliquias, al menos de los muertos en la arena.

  8. Santa Columba de Sens no fue expuesta a ningún oso ni sufrió martirio por este animal. El asunto del oso ronda en que ocurrió que: una osa, atacó por la espalda, habiéndose soltado, al carcelero que intentó abusar de Columba. El carcelero sacó a la Mártir del calabozo con ese fin, y la osa lo atacó por detrás. Santa Columba primeramente fue expuesta al fuego y enseguida decapitada.

    • Estoy al corriente de los pormenores de la passio de Santa Columba; sin embargo, tomarlos al pie de la letra, es poco más que erróneo. Te recomiendo mi artículo del 31 de diciembre de 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*