San Abraham, obispo copto de al-Fayyum

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono del Santo realizado a partir de una fotografía auténtica.

José, que así se llamaba, nació en el pueblo de Dalga en la provincia de al-Minya en Egipto. No se sabe la fecha exacta de su nacimiento, pero si que fue en el año 1829. El niño fue bautizado en la única iglesia existente en su pueblo, iglesia que estaba dedicada a la Virgen y que databa del siglo V.
De pequeño, frecuentó la escuela anexa a la iglesia cuyo director era en cantor Rufa’il. Aprendió a leer y a escribir y se aprendió de memoria los Salmos y parte del Nuevo Testamento. Con ocho años de edad, en 1838, se murió su madre y con quince años de edad, fue ordenado diácono por el obispo Yusab de Sanaba. Quiero decir aquí que la Iglesia Copta tiene por costumbre ordenar de diácono incluso a los niños.
Más tarde, el joven José dejó la casa de sus padres y entró en el monasterio llamado al-Muharraq en la provincia de Asyut. Con diecinueve años de edad, en 1848, después de haber pasado un período de prueba (noviciado), el egumeno del monasterio, Abd al-Malak al Huri lo consagró como monje. En dicho monasterio permaneció durante unos once años dando ejemplo de humildad a todos los monjes.

En el año 1859, el obispo Yacobus de al-Minya, con el permiso del abad del monasterio, llamó a José para se ocupara de diversos menesteres en la curia episcopal. Allí se mostró como un verdadero padre de los pobres y socorrista de todos los necesitados. Al cabo de un año, fue ordenado de sacerdote y después de tenerlo tres años más junto a sí, el obispo le permitió volver al monasterio. En 1866, el abad fue nombrado Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Copta tomando el nombre de Demetrio II y José fue promovido al puesto de egumeno (abad), con el consentimiento casi unánime de todos los monjes y del propio Patriarca, que lo conocía bastante bien pues ambos eran originarios del mismo pueblo.
El nuevo egumeno se interesó mucho por el progreso material, espiritual y cultural del monasterio, por lo que empezaron a acudir al monasterio numerosos aspirantes. Se dice que en una sola semana llegó a consagrar a cuarenta monjes y que el número total de monjes era de ciento noventa. El se comportaba como un verdadero padre al servicio de sus hijos y sobre todo, de los innumerables pobres que se acercaban al monasterio a fin de ser socorridos. Sin embargo, algunos monjes, partidarios del antiguo abad, no lo miraban con buenos ojos e incluso llegaron a quejarse ante el Patriarca el cual los reprendió y les aconsejó someterse a las decisiones del abad.

Sepulcro del Santo en Dayr al-‘Azah (Egipto).

En el año 1870 murió el Patriarca Demetrio II y once monjes del monasterio marcharon a El Cairo para intentar que el vicario del Patriarcado, el obispo Marcos de al-Buhayrat, en el delta del río Nilo, lo depusiera como abad. Después de seis meses de tiras y aflojas, José fue depuesto y alejado del monasterio. El único delito del que le acusaban era el de vender los bienes del monasterio para socorrer a los pobres, los cuales, sintieron con dolor la marcha del abad. Cuatro monjes le siguieron pero a un quinto que también quiso seguirle, San Miguel al-Buhayri, le pidió que se quedase allí, donde murió santamente, estando también canonizado por el Santo Sínodo de la Iglesia Copta.
José y sus cuatro monjes-discípulos fueron adonde estaba el Patriarca en el barrio al-Azbakiyyah en el Cairo. El Patriarca los envió al monasterio de Amba Psoi en Wadi El-Natrum, pero después de tres meses no encontrando allí la paz, los cinco se establecieron en el monasterio de al-Baramus donde fueron bien acogidos por el abad Yuhanna al-Nasih, futuro Patriarca Cirilo V.

En 1881, el Negus de Etiopía (emperador) escribió una carta al Patriarca solicitándole cuatro obispos para su país. El Patriarca consagró de obispo a los cuatro compañeros de José, los cuales se negaron a marchar a Etiopía si no era consagrado también su padre espiritual y la ocasión se presentó cuando en el mismo año murió el obispo de Bani Suwayf y al-Fayyum. La diócesis vacante fue dividida en dos y José fue consagrado como obispo de al-Fayyum el 24 de julio de 1881. Tomó entonces el nombre de Abrahán.

Vista de la celebración de la Divina Liturgia según el rito copto.

Así se inició la segunda fase de su vida durante la cual se intensificó aun mucho más su amor por los pobres. En su propia casa episcopal instituyó un comedor estable, distribuyendo todo entre todos sin distinción de confesión o religión, ayudando por igual tanto a los cristianos como a los musulmanes. El vivía pobremente, vistiendo miserablemente y negándose a acondicionar la casa donde habitaba. Cuanto le daban los ricos pasaba inmediatamente a los más pobres. Jamás aceptó que nadie de los que se acercaban a su casa, ricos o pobres, se sentara en una mesa diferente a la de su comedor para todos. Cultivó la virtud de la humildad en grado extremo, leía el Evangelio estando siempre de pie y mientras celebraba la Divina Liturgia jamás se sentaba en su cátedra episcopal. Ya muy viejo y débil aceptaba sentarse pero solo en las gradas del altar.
Por humildad rechazó la dignidad de metropolita que le ofreció el Patriarca Cirilo V. Era un hombre de oración continua y profunda; se encerraba en una celda para meditar y jamás faltó a la iglesia para presidir el Oficio Divino junto con los fieles. Se distinguió por su coraje y por su sinceridad, sin temerle jamás a ningún poderoso, sobre todo cuando se trataba de defender a los pobres o a la verdad del Evangelio.

Después de treinta y tres años de episcopado, a la edad de ochenta y cinco años, murió el día 10 de junio del año 1914. Su muerte provocó una conmoción general entre sus conciudadanos, cristianos y musulmanes. A sus exequias asistieron más de veinte mil personas de toda clase social, cultural o religión. Fue sepultado en la localidad de Dayr al-‘Azah, a las afueras de la ciudad de al-Fayyum y su tumba inmediatamente se convirtió en lugar de peregrinación. Actualmente se encuentra en la ciudad.

Altar dispuesto para la celebración de la Divina Liturgia según el rito copto.

A San Abrahán se le atribuyen muchísimos milagros, sobre todo curaciones de gangrenas en los pies. Su fama de santidad sobrepasó las fronteras de Egipto llegando incluso hasta Europa. En el año 1898, en vida, lo visitó el escritor inglés S. H. Leedor el cual había oído hablar de él en Francia a una señora católica. Fue también visitado por el príncipe Sergio, tío del Zar Nicolás de Rusia. Fue canonizado por el Santo Sínodo de la Iglesia Copta Ortodoxa en el año 1963 y en Egipto son numerosas las iglesias a él dedicadas sobre todo en la provincia de Asyut.
He utilizado los trabajos de Wadi Abuliff en su obra “Enciclopedia de los Santos de las Iglesias Orientales”, editado en 1998.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

31 pensamientos en “San Abraham, obispo copto de al-Fayyum

  1. Quiero dejar como comentario una observación curiosa:
    El rito copto es el rito más antiguo de todos los ritos existentes en la Iglesia Universal y por ser el más antiguo, quizás sea el más monótono en cuanto a letanías y el más largo. Pero quiero que os fijeis en la postura inclinada que tienen todos los sacerdotes que rodean el altar y que están concelebrando. Están inclinados a la manera en que se inclinan los musulmanes y teniendo en cuenta que este rito tenía al menos tres siglos de antigüedad cuando apareció el Islán, ¿quién ha copiado de quién?

    • No te falta razón. Pero más que copiar, yo diría adoptar, y es que la inclinación hasta el suelo es un gesto de esos universales, de adoración extrema, quizá sólo superados por tumbarse boca abajo en el suelo, como hacen los sacerdotes en viernes santo o los religiosos cuando van a profesar. Es como juntar las manos en oración: muchas religiones muy diferentes entre sí lo hacen (cristianos, budistas e hindúes), por ejemplo, para orar de muy distinta manera y a diversas entidades inmateriales, pero prácticamente el mismo gesto en todas.

      Por cierto, gracias por las fotos del rito copto. Son bellísimas.

    • Antonio, ya sabes que con gusto recibo cualquier gota de tu archivo fotográfico: podrias enviarme más fotos alusivas al rito copto?

      Y me parece curiosísimo que la actitud de los concelebrantes sea la de estar postrados, y la del diácono, que supongo es el que está frente del obispo en el lado opuesto de la mesa del Señor, esté de pie… muy impresionante, muy sacro, esta imagen de verdad me cautivó..

      • Amigo Dairon,
        A mi también me apasiona el estudio de la liturgia, especialmente las de los ritos orientales. Mi primer contacto con el rito copto fue hace casi cuarenta años participando en una concelebración pontifical celebrada en la Catedral de Santiago de Compostela y presidida por el Patriarca copto católico Stéphanos I Sidarous con quien durante varios años mantuve correspondencia epistolar. Posteriormente, además de asistir en persona alguna otra vez a la Divina Liturgia Copta, conseguí tres videos completos: de una primera comunión de más de cien niños en El Cairo, de la Vigilia Pascual y de la Misa de Nochebuena y entrando en lo que preguntas te diré que el presbiterio está dentro de un iconostasio parecido al del rito bizantino y, normalmente, los diáconos están fuera.
        En una concelebración pueden participar muchos diáconos que entran y salen del iconostasio, pero normalmente están fuera.
        El que está de pie frente al obispo es el sacerdote concelebrante principal y el resto de concelebrantes no siempre están inclinados, sino que dependiendo del momento de la Celebración, están de pie o postrados. Si te soy sincero, no recuerdo haberlos visto nunca sentados.
        Te envío por e-mail otras fotos.

  2. No me queda algo en claro. Creí o creo que solo al Santo Padre se le confiere la potestad de Canonización. Cómo está eso de que los Coptos canonicen o que los Ortodoxos canonicen como a los Romanov o algo así.

    • Me adelanto a meter la cucharada: depende de lo que tu entiendas por “potestad de canonización”. En TODAS LAS IGLESIAS y comunidades cristianas, incluyendo nuestra amada Iglesia Católica Romana, la canonización es , esencialmente, un acto jurídico con el que se pretende dos cosas: primero,”certificar” que x o y persona están en la presencia de Dios, es decir, en el Cielo, y segundo, proponer la vida y la obra de dicha persona como ejemplo y modelo para los fieles. En la Iglesia Católica Romana, dicha atribución actualmente corresponde al Papa de Roma, pero valga decir que no siempre fue así, que al principio los santos eran reconocidos por aclamación del pueblo, luego los obispos monopolizaron esa “prerrogativa”, y ya en la Edad Media, el Obispo de Roma se hizo con ella, así como es actualmente. Pero eso no quita que en las otras Iglesias y comunidades eclesiales fuera de la comunión con Roma eso no se de: como hemos notado en este artículo, los Santos Sínodos y Concilios Locales de las Iglesias Ortodoxas también realizan este acto jurídico, y para ellos, los santos que “canonizan” son verdaderos y legítimos modelos de vida para sus sus propios fieles. No se trata de una institución de orígen divino, como lo son los Sacramentos, sino de una práctica de disciplina eclesiástica, de orígen “humano”, en otras palabras, si mañana Roma decidiera que las Conferencias Episcopales conocieran las causas de canonización, no pasaría absolutamente nada, no incurriría en delito, pues estas cosas de disciplina, aunque halla precedentes venerables, siempre podrán ser cambiadas por la legítima autoridad.

      Espero que quede halla quedado claro, y por supuesto, podrán corregirme o precisar aquello que les parezca conveniente.

      • Amigo Emmanuel,
        Prácticamente no hay que añadir nada a lo dicho por Dairon, que lo explica perfectamente.
        La exclusividad de la Iglesia de Cristo no está solo en la Iglesia Católica, sino que el resto de Iglesias Ortodoxas son tan Iglesia de Cristo como la nuestra. Yo creo que Cristo es la cabeza y el conjunto de todas ellas formamos el cuerpo.
        ¡Y claro que cada Iglesia tiene potestad para poner como modelos de santidad a quienes crean que lo merecen! Y, aunque no oficialmente, de hecho así es reconocido. Yo recuerdo una alocución del Beato Papa Juan Pablo II en la que puso como modelo de santidad a San Sergio de Radonezh y este santo ruso vivió en el siglo XIV (o sea, después del Gran Cisma) yfue canonizado por la Iglesia Ortodoxa Rusa en el año 1448 (o sea, también después del Gran Cisma). ¡Y Juan Pablo II lo puso como modelo!

      • Gracias, Dairon, por tan excelente explicación, pues yo sabía que el Papa de Roma no era el único ahora, ni lo fue antes, en poder “canonizar”; pero no hubiese sabido explicar el proceso en sí. Lo de la aclamación popular sí lo sabía.

        Y es que hay que dejar de ser tan “romanocéntrico” y mirarnos tanto el ombligo, que los católicos romanos no somos los únicos cristianos del mundo y el Papa no es la única autoridad en el mundo cristiano, que es mucho más amplio, variado, rico y complejo de lo que muchos quieren admitir.

          • ¿Es una pregunta con trampa? Si me preguntas por el Papa-obispo de Roma, uno: Benedicto XVI. Si me preguntas por cabezas de las Iglesias, muchos otros: los patriarcas ortodoxos, griegos, rusos… los armenios, los libaneses… y si ya incluimos a la gente “friki” que tiene sus propias cabezas y sus propias iglesias…

  3. Y el del Palmar de Troya no es un Anti-papa??

    Bueno,el articulo magnifico Antonio,me ha impresionado la vida de este Santo Hombre.
    En todos sitios cuecen habas y tambien en su monasterio habian malas semillas.

  4. Excelente articulo como siempre Antonio, un gran gran santo, como un San Carlos Borromeo de Oriente, una duda tu que sabes más sobre esto, nunca eh entendido bien, en egipto, existe una iglesia copta catolica y una copta ortodoxa o solo hay una copta ortodoxa y los catolicos son de rito latino u otro? igual otra duda, rcuerdo que cuando estuvo la famosa noticai del llamado evangelio de judas iscariote, mencionaban en las televisoras que segun la iglesia Copta veneraba a Judas Iscariote como santo, que hay de cierto en esto Antonio?

    • Amigo André,
      Antes que nada decirte que, al menos que yo sepa, ninguna Iglesia cristiana venera a Judas Iscariote como santo; tampoco la Iglesia Copta. Independientemente de que Dios, en su infinita misericordia, lo perdonase, no es considerado santo. Por cierto, en el Nuevo Testamento se dan dos versiones acerca de su muerte.
      En Egipto coexisten la Iglesia Ortodoxa Copta y la Iglesia Católica de rito Copto.
      – La Iglesia Católica de rito Copto tiene en Egipto: el Patriarcado en Alejandría y eparquias en Alejandría, Assiut, Ismayliah, Luqsor, Minya y Sohag.
      También en Egipto está presente la Iglesia Católica tanto en el rito latino (varias diócesis), como en el rito maronita (El Cairo), en el rito sirio (El Cairo), en el rito armenio (Iskanderiya), en el rito caldeo (El Cairo) y en el rito melquita (en diversos territorios dependientes del Patriarcado de Antioquia de los Greco-melquitas).
      – La Iglesia Ortodoxa Copta mayoritariamente está en Egipto: el Patriarca Shenouda III de Alejandría reside en El Cairo y tiene cincuenta y una diócesis en Egipto y varios monasterios cuyos egumenos son obispos (digamos que son monasterios-diócesis), también en Egipto. Me ahorro mencionarte una a una todas las diócesis copto-ortodoxas en Egipto, ya que como ves son muchas.
      Pero como hay muchos egipcios ortodoxos coptos en la diáspora, esta Iglesia tiene también diócesis por diversos países africanos, americanos y europeos.
      Espero haberte contestado.

  5. Muchas gracias por la respuesta Antonio me ayudas mucho a entender la iglesia Copta, una duda más el rito copto se ah mantenido intacto desde sus inicios, me refiero, no ah tenido modificaciones?

    • Prácticamente, no, al menos en el sentido en el que hablamos nosotros sobre las reformas litúrgicas.
      Tu sabes que un apartado del blog está dedicado a los ritos; hay hecho un artículo sobre el rito copto que probablemente se publique en septiembre acompañado de algún santo de dicha Iglesia. Antes, ya no es posible porque está todo ocupado.

  6. Vaya se ha comentado mucho. Bueno si se puede regresar al tema de la canonización (y gracias por las aclaraciones y comentarios) me gustaría aclarar algunas cosas: Primero creo que la IGLESIA ES SANTA, CATÓLICA Y APOSTÓLICA y nomás; eso de Romana como que no me cuadra. El Santo Padre es el Obispo de Roma y ya. El mismo creo nos dice que la Iglesia es Santa, Católica y Apostólica. No me excluyo de la Autoridad y Figura del Papa pero yo no soy Romano. Y segundo. Con lo de la canonización. Si se que al principio era por aclamación y luego lo confirmaba el obispo y que Actualmente es un trabajo que Una Congregacion por encargo del papa analiza esas cuestiones. Me refiero a que los Coptos, como Armenios, Maronitas y otros ritos son parte de la Iglesia Católica asi que a sus santos los VENERAMOS pues son santos católicos pero de difierente rito. Pero hay Ortodoxos Católicos y no Católicos tengo entendido; asi que si la Iglesia Ortodoxa no católica Canoniza (o como se llame el proceso) a x crisitano y se que ellos son Iglesia tambien (No como los miembros de la Reforma Protestante que bueno tengo entendido son Cristianos MAS NO IGLESIA) significa que podemos venerar a esos santos como el que uno de ustedes dijo qu el B Juan Pablo II lo puso como modelo. Creo que le llaman el San Francisco de Asis de la Iglesia Ortodoxa. ¿Es decir es lícito Venerarlos?

    • La Iglesia Universal es Una, Santa, Católica y Apostólica. Eso lo dice el Credo Niceno-Constantinopolitano y se está refiriendo a la Iglesia Universal, no a la Iglesia Católica Romana. Luego la Iglesia Ortodoxa también es Una, Santa, Católica y Apostólica. Ambas lo son porque ambas forman parte de la única Iglesia Universal, de la Iglesia de Cristo.
      Cada Iglesia está en su pleno derecho a canonizar, a poner como modelos a seguir a las personas que hayan llevado una vida santa. ¿Alguna Iglesia tiene la exclusividad? Por sùpuesto que no; somos santos porque Dios es santo, el tres veces santo. La santidad nos viene de Dios y puede venir a través de la Iglesia porque Cristo es su Cabeza y es Santo. Pero Cristo es la Cabeza de todo el Cuerpo Místico, del conjunto de los bautizados; no solo de unos o de otros.
      El tema de las iglesias protestantes es distinto. Ellos no veneran a los santos.

    • Querido Emmanuel:
      No ha sido mi intención ofender con la respuesta que he dado. Si digo “Iglesia Católica Romana” es porque es el nombre técnico para referirse a las Iglesias en comunión con el Obispo de Roma y que siguen el rito romano, sensus lato. Nunca he visto porblema en usarlo, y es más, así aparece en textos de teología y de derecho eclesiástico; y voy más lejos, en mi tierra, que bien lejos que está de Europa, si le preguntas a cualquier parroquiano por su religión de filiación, con toda la naturalidad (e ingenuidad) del caso responderán: “soy católico, apostólico y romano” así que no pretendía ofender a nadie, sino sólo aclarar a qué Iglesia me estaba refiriendo… porque si vamos a eso, también nosotros seriamos “ortodoxos” pues esta palabra significa “tradicional y correcto” y nosotros también creemos que poseemos la tradición apostólica, pero por pura y física convención les decimos ortodoxos, pero ellos también son Católicos y Apostólicos, pues profesamos el mismo credo y celebramos los mismos sacramentos y también poseemos la sucesión apostólica… En todo caso, se trata de un simple malentendido de lenguaje, y ofrezco mis disculpas

  7. Realmente no hay algo textual al menos que yo sepa de la Iglesia Catolica sobre la veneracion a los santos ortodoxos, no creo que haya ningún problema en venerarlos particularmente, más no publicamente porque hayq ue recordar que en la iglesia catolica el que canoniza es el Papa, y creo yo que por logico estos santos ortodoxos al no estar canonizados por el Papa ni aber estado unidos al potifice romano, no pueden ser venerados publicamente, el año pasdo yo compre un diccionario de santos editado por las ediciones paulinas y ahi menciona a San Sergio de Radhonez y dicen no se hatasa que punto sea cierto que se acepto que fuera venerado por la iglesica católica también, asi que hay sus excepciones y al menos en privado creo que se les puede venerar seria algo similar quiza a la veneracion a un Siervo de Dios o Venerable, pero seguro que Antonio podria responderte mucho mejor que yo

  8. Todos los santos anteriores al Gran Cisma son venerados por ambas Iglesias; el “problema” empieza después del Cisma, que aunque decimos se produjo en el 1054, en realidad no fue así porque en algunos lugares la separación se dió antes y en otros, después. Pero como norma, después del Gran Cisma, cada iglesia reconoce oficialmente a sus santos aunque en multitud de ocasiones son venerados también “los ajenos” y puse el ejemplo de San Sergio de Radonezh como podría poner muchos otros más. Y aunque se tratará en otro artículo, voy a explicar un caso curioso:
    San Esteban I, rey de Hungría, murió en el año 1038, o sea, dieciséis años antes de producirse el Gran Cisma que dividió a la Iglesia, pero jurisdiccionalmente estaba “bajo Roma” y por eso fue canonizado por el Papa San Gregorio VII en el año 1083, cuando ya estaba consumada la separación de la Iglesia y así, desde entonces ha sido venerado como santo solo por la Iglesia Católica. Pero en el año 2000 fue canonizado por el Patriarca Ecuménico de Constantinopla y siete años más tarde, o sea, en el año 2007, ha sido incluido en el calendario de la Iglesia Ortodoxa Rusa celebrándose su fiesta el día 20 de agosto, el día en que es festejado en Hungría. A mi modesto entender, esta canonización es motivo de alegría porque muestra que van desapareciendo algunas de las desconfianzas existentes entre las Iglesias Cristianas.

    • buen apunte, Antonio! Gracias! pero, ya que se presenta este diálogo, quisiera provechar para preguntar:
      La Iglesia Copta no acepta el Concilio de Calcedonia (por razones políticas y lingüísticas más que doctrinales) por lo que los llaman “monofisitas” (horrendo nombre!!!!), así que ¿existen acercamientos doctrinales por parte de los católicos hacia ellos, así como los hay con el patriarcado ecuménico de Constantinopla? ¿qué han concluido?
      ¿Ellos también aceptan el credo niceno-constantinopolitano? y si es así ¿cómo asumen la polémica del “Filioque”?

      • Amigo Dairon,
        Aunque la Iglesia Copta es considerada como monofisita, los Papas Shenouda III y Pablo VI firmaron en Roma el día 10 de marzo del año 1973 una declaración cristológica común, reconociendo que las disputas del pasado sobre Cristo eran unas disputas terminológicas, por lo que renunciaban a estas polémicas y se comprometían a no hacer proselitismo una Iglesia dentro de la otra, así como la colaboración en los campos sociales y culturales, abriendo sobre todo un diálogo teológico que restableciera de nuevo la unidad en la fe, aunque esto no significa “una unidad administrativa eclesiástica”.
        Este diálogo teológico, seis años más tarde, hizo decir textualmente al Papa Shenouda: ”Está claro que nuestras dos Iglesias confiesan y profesan sustancialmente la misma doctrina, según la cual, Cristo nuestro Señor es el Dios encarnado, perfecto en su divinidad e igualmente perfecto en su humanidad”. Pero se sigue hablando sobre el tema del “Filioque”, la doctrina sobre el Espíritu Santo y sobre el Purgatorio y sobre todo, si la Iglesia Universal tiene que estar o no sometida a la jurisdicción universal del Papa de Roma.
        Y en lo referente al “Filioque”, quiero decirte que la primera versión de Credo se fijó en el Concilio de Nicea en el año 325; ese Credo se conoce como Credo Niceno. En este Credo no se hacía referencia alguna al origen del Espíritu Santo ya que lo que en ese momento se intentaba era combatir el arrianismo en lo relativo a la figura de Cristo, por lo que en ese Credo se incluyeron las frases: “engendrado, no creado” y “de la misma naturaleza del Padre”, refiriéndose a la Persona del Hijo.
        Este Credo se amplió en el Concilio de Constantinopla en el año 381 y en este Credo, se agregó que el Espíritu Santo procede del Padre conforme se manifiesta en el evangelio de San Juan. El Concilio agregó: “Y en el Espíritu Santo que procede del Padre”. Este texto lo conocemos como Credo niceno-constantinopolitano, pero no tuvo carácter normativo hasta el Concilio de Calcedonia en el año 451, que prohibió expresamente cambiarlo.
        Por mucho que nosotros al rezar este Credo digamos “que procede del Padre y del Hijo”, el texto original del Concilio solo dice “que procede del Padre”; o sea, nos saltamos lo decretado por el Concilio de Calcedonia.
        ¿Y por qué hacemos eso? Porque en el primer concilio de Toledo celebrado antes (en el 397, pero que no es un Concilio Ecuménico) se añadió el “Filioque” por lo que se empezó a decir que el “Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo”. Recuerdo que el Concilio Ecuménico de Calcedonia prohibió cambiar el Credo niceno-constantinopolitano, que fue el dictaminado por el anterior Concilio Ecuménico de Constantinopla.
        Esta cláusula del “Filioque” se extendió por Europa, pero el Papa San León III, en el concilio de Aquisgrán que fue convocado por Carlomagno, prohibió el uso de esta cláusula, para que el Credo volviera a su definición original y así, sin el “Filioque” se grabó en dos tablas de plata que fueron expuestas en la Basílica Vaticana.
        Pero a pesar de esta prohibición papal, esta cláusula se siguió utilizando, permitiéndolo Roma “bajo cuerda”. Y para terminar de liarla, el Papa Benedicto VIII cuando consagró al emperador Enrique II, recitó el Credo con el “Filioque”. Esta actitud sería una de las causas del llamado cisma de Focio que fue el germen del futuro Gran Cisma del 1054.
        Resumiendo, cuando nosotros rezamos el Credo con el “Filioque”, no rezamos la versión original del Concilio Ecuménico de Constantinopla, versión que corroboró el Concilio Ecuménico de Calcedonia que, además, prohibió tajantemente cambiarlo. Luego independientemente de si el Espíritu Santo procede del Padre o si procede del Padre y del Hijo, el texto original del Credo dice solo que “procede del Padre”.

  9. Pues muchas gracias por la extensa expicación sobre la iglesia Copta Antonio realmente esclareces muchas dudas que tenia yo y muchos más de los que entramos a la pagina, sobre los santos no se que sabras tu, pero yo conoci a una señora casada con un libanes catolico maronita, y me comento que en varias ocasiones que habia ido a Libano se entero de que habia muchos ortodoxos que por la fama que ah adquirido, son devotos de San Charbel, y que algunos de ellos le comentaron que a veces los sacerdotes ortodoxos les prohibian que lo veneraran por no ser un santo ortodoxo, pero que la mayoria de la gente a pesar de esa prohibición le seguian venerando pues lo consideraba un santo y milagroso.

    • San Charbel es un santo muy famoso en el mundo maronita, especialmente en el Líbano y no solo lo veneran los católicos, sino que también tiene muchos devotos entre los ortodoxos e incluso los musulmanes. Y por lo que dices que algunos sacerdotes ortodoxos lo impedían, pues te diré que habrá de todo, como en botica.
      Otra cosa: todos los maronitas son católicos.
      Y por último, una anécdota bastante corriente. El pueblo llano no entiende de divisiones en la Iglesia y en cualquier pueblo rural donde existan ortodoxos y católicos, si son del mismo rito, ellos en el fondo no entienden por que son dos iglesias distintas. En algunos lugares, los ortodoxos, en el Sacramento de la Reconciliación imponen un penitencia y una llamemos “multa o limosna” en metálico. Los católicos solo imponen la penitencia, pero no la “multa”. Pues me consta, porque así me lo han contado más de un amigo, que algunos ortodoxos cuando van a confesarse, lo hacen con el sacerdote católico (que no les pone la “multa”) y despues van a la parroquia ortodoxa a la Divina Liturgia y a comulgar. Ellos dirán: ¡si es la misma Misa y la misma comunión y la misma confesión! ¿por qué voy a pagar?

Deja un comentario