San Efrén el Sirio

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono ortodoxo griego del Santo.

San Efrén el Sirio es un diácono, Doctor de la Iglesia. En un santo muy celebrado tanto con Oriente como en Occidente y son numerosas las fuentes que hablan sobre su vida. Los testimonios de San Jerónimo en “De viris illustribus” y la “Historia Lausiaca” corrigen y completan los datos biográficos encontrados en una “Vita Ephraemi” escrita originariamente en siríaco. Comparando todos estos documentos y teniendo igualmente en cuenta las precisiones autobiográficas escritas por el propio Efrén en su obra “Carmina Nisibena”, el hagiógrafo L. Leloir ha reconstruido recientemente y de forma crítica la biografía del santo.

Efrén nació en Nisibi (Mesopotamia), en la actual Turquía, alrededor del año 306, su madre era cristiana pero su padre era un sacerdote pagano muy intolerante, que echó a su hijo de casa cuando se enteró de que era cristiano. Estuvo en Nisibi, su ciudad natal, muy probablemente bajo la tutela del obispo Jacobo (San Jacobo de Nisibis), del cual el mismo Efrén en sus escritos habla con muchísima veneración, teniéndolo por un maestro del que recibió la educación y la instrucción cristiana, pero sin embargo, no tenemos noticias directas sobre cuales fueron exactamente sus estudios.

Las obras de San Efrén dan a entender que tenía conocimientos de la filosofía griega, pero de una forma sincretista. Efrén estudió teología, pero en esta materia, la teología, su vocabulario es bastante impreciso y en sus escritos, que estaban más dirigidos al pueblo que a las clases cultas, él intenta sobre todo excitar la piedad más que dar una profunda formación doctrinal a quienes lo leyesen. Con muchísimo celo, dulzura y firmeza continuará con su obra y alcanzará este objetivo gracias a la utilización de un estilo de escritura, simple y con un cierto tono poético. En vida fue llamado “el arpa del Espíritu”.

Pasó la mayor parte de su vida en Nisibi, donde el obispo Jacobo lo ordenó de diácono y ejerció su ministerio como tal, enseñando, predicando y escribiendo. Por humildad, nunca quiso ordenarse de presbítero. Luchó con mucho vigor contra la herejía arriana y se afirma que acompañó al obispo Jacobo de Nisibi al Concilio de Nicea en el año 325. Hay una tradición que afirma que habiéndosele ofrecido el obispado de Nisibi, él simuló estar loco a fin de sustraerse a esta dignidad episcopal. Cuando en el año 367 los persas invadieron su ciudad natal, él la abandonó refugiándose en Edessa. Allí, siguió con su actividad apostólica predicando y escribiendo y contribuyó a la fundación de una escuela para persas, asimismo fue un gran defensor de la doctrina trinitaria y cristológica en la Iglesia sirio-antioquena.

Detalle del rostro del Santo en un fresco del s.XVI en el Monasterio Dionysios, Monte Athos (Grecia).

El ministerio pastoral al que dedicó toda su vida era prácticamente incompatible con una vida eremítica y en completa soledad, pero sin embargo está comprobado que, muy pronto, él abrazó la vida monástica siguiendo el ejemplo del obispo Vologeso, del cual él traza un retrato que en realidad es el ideal de vida monástica que él mismo se había propuesto. Esta consistía en vivir en perfecta castidad, ayunos, mortificaciones y noches en vela orando junto con otros ascetas, pero al mismo tiempo, consagrarse al servicio de la comunidad cristiana, al pueblo, en el que estaba inmerso. Unir la vida contemplativa con la vida apostólica fue su programa de vida y lo realizó tanto en Nisibi como en Edessa.

También debe ponerse en dudas su supuesto viaje a Cesarea de Capadocia, donde se dice que se encontró con el obispo Basilio, así como su estancia en los monasterios del desierto egipcio. En el año 372 con ocasión de una hambruna en Edessa, como diácono fue el encargado de organizar los escasos bienes y socorrer a los más necesitados. Murió en el año 373, tal día como hoy, el día 9 de junio.

No pretendemos aquí hablar de la actividad literaria del santo. En la tradición oriental, sus obras tienen tanta resonancia que a veces, se han mezclado obras auténticas con otras supuestas, que son simplemente escritos apócrifos. En el siglo XVIII un grupo de profesores maronitas publicó bajo el nombre de Efrén una colección de seis volúmenes, tres para las obras escritas en siríaco y otros tres para las escritas en griego, aunque traducidas al latín (“S.Ephraemi Syri opera omnia quae exstant graece, syriace, latine in sex tomos distributa”, editadas en Roma entre los años 1732-1746).

A estas publicaciones, deben unirse los cuatro volúmenes de una edición de Th. J. Lamy: “S. Ephraemi Syri hymni et sermones”, publicados en Malines (Bélgica) entre los años 1882 y 1903, así como su “Carmina Nisibena”, publicada en Lipsia en el año 1886. Es en esta copiosa fuente de información donde los críticos estudiosos de San Efrén deben discernir cuales son sus obras y cuales no lo son.

Representación del Santo en el Menologio Griego de Chipre, siglo XIII.

Las crónicas de Edessa dicen exactamente cual fue la fecha de su muerte (9 de junio del 373) y precisan que ese día y el 28 de enero eran las fechas en las que se festejaba al santo en la ciudad. La Iglesia Siria lo conmemora el día 1 de febrero. El Calendario palestino georgiano del Sinaítico 34, se hace eco de esta doble conmemoración. El Sinaxario Constantinopolitano de la Iglesia Bizantina lo celebra el 28 de enero y la Iglesia Copta, el 9 de julio. En Occidente, en el Martirologio de Beda aparece también el 9 de julio, pero en el de Floro, el 1 de febrero y es en esta fecha en la que aparece en el Martirologio Romano. El Papa Benedicto XV en el año 1920, lo proclamó Doctor de la Iglesia y extendió su festividad a toda la Iglesia Universal.
Hemos utilizado la obra de Joseph-Marie Sauget, escritor de la Biblioteca Apostólica Vaticana.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

16 pensamientos en “San Efrén el Sirio

  1. Me da un enorme gusto leer ste articulo acerca de uno de mis santos patrones por ser yo también Efrén, te agradezco mucho Antonio pues eh conocido muchas cosas de este santo que antes no sabia pues las biografias que hay suyas por internet son bastante escuetas en información, te agradeceria si puedieras enviarme algunas imagenes del santo y que m dioags si existen en algun sitio reliquias del mismo

    • Las imágenes te las envío por internet.
      De San Efrén hay un precioso relicario en el monasterio ortodoxo griego de Nea Efesos. Busqué la foto para ponerla en el artículo pero no está digitalizada; intentaré escanearla y también te la enviaré.
      En mi colección tengo fotos de tumbas, relicarios y urnas de más de una decena de distintos santos ortodoxos con este nombre

  2. Comple anos a te!
    La multi ani cu sanatate,
    Să îţi dea Domnul tot ce doreşti:
    Zile senine şi fericire,
    LA mulţi ani! să trăieşti!

    Să-ţi fie viaţa numai lumină,
    ca în lumină să dăinuieşti
    pentru credinţă şi mântuire!
    La mulţi ani! să trăieşti!

  3. Gracias Antonio : Me ha parecido muy bella la expresión “arpa del espíritu” para referirse al tono poético con que redactaba sus escritos y que fueran dirigidos sobre todo a las clases populares para incitar su piedad.

    • Salvador,
      El calificativo de “arpa del Espíritu”, que recibió en vida, se lo siguen dando especialmente los sirios de todos los ritos, tanto católicos como ortodoxos: latinos, bizantinos, melquitas, maronitas, sirio-antioquenos, etc.
      Yo quiero destacar que, al menos que yo recuerde, es el único diácono declarado Doctor de la Iglesia y lo fue en el siglo pasado, especialmente por su fama de defensor de la fé, orador y comentarista de las Escrituras y “poeta”. Es uno de los grandes santos de la Primitiva Iglesia.

  4. Gracias, Antonio. Me alegra que se escriba de quie, como tu, creo que es el único Doctor de la Iglesia del orden de los diáconos… aunque diáconos predicadores reguro que hubo muchos, pues los obispos con frecuencia solían encargarles esta función que originalmente era exclusiva del episcopado.
    No sabía el dato de su presunta vida monástica, y me parece curioso el ideal que se propone de unir vida ascética y labor pastoral, pues ese sería el ideal de algunos antiguos monjes griegos (como Alejandro Acemeta, el monacato basiliano primitivo, el Crisóstomo…) y también, ya en plena edad Media, de muchos ermitaños, sobre todo en el siglo XI, donde surgiría una buena cantidad de congregaciones monásticas renovadas; algunas incluían la vida itinerante y la predicación… y todo esto unido por un solo pensamiento: es necesario DAR aquello que se ha recibido; ésta premisa también ha sido muy importante a la hora de renovar la ordenes monásticas, siguiendo las directrices del concilio Vaticano II y de Pablo VI

    • No puedo estar más de acuerdo contigo, de hecho, tu sabes que no ya solo Ordenes, sino que muchas Congregaciones e Institutos religiosos “modernos” intentan conciliar, llevar a la práctica, ambas formas de vida. Para muestra un botón: Madre Teresa de Calcuta que se podía llevar horas enteras en profunda oración, que era sobria hasta el extremo y luego era una mujer activísima predicando sobre todo con el ejemplo y no solo con la palabra, que también.
      Ya hay preparado un artículo sobre ella.

  5. Antonio yo de este santo aparte de sus escritos,recuerdo el relato de cuando se hizo pasar por loco para no aceptar el obispado de Nibisi-que tu comentas en el articulo-y el accidente que se produjo siendo el joven cuando se despeño una vaca o similar por un barranco y le hizo reflexionar.

  6. Hola, quiero rogar me pudiera proporcionar imágenes del Doctor de la Iglesia San Efrén el Sirio. Mi madre (q.e.p.d.) determinó que sus hijos llevarían el nombre de la Virgen/Santo del día del alumbramiento, yo soy Efrén y hasta ahora a mis 46 años me estoy interesando por el significado que Dios que me permitió al nacer en esa fecha. Por su atención. La Gracia de Dios sea para Usted.

  7. Excelente biografía de tan gran santo e padre y su formación para enriquecer la piedad a los hombres deseos de Dios y su madre María.

  8. igual no tiene nada que ver pero hoy busco a este santo que nisiquiera sabia que existia hasta hoy ,anoche soñe con el soñe que dios lo buscaba y le llamaba dicieondo san efren san efren.. y desperte pensando en el y le rendi una oracion aun sin saber si realmente existia ,me alegro mucho al leer este articulo ..muchas gracias de corazon por la informacion..y garcias adios por presentarmelo..que dios os bendiga a todos vosotros con mucha sabiduria..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*