San Gregorio Dascălul, metropolita de Valaquia

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono ortodoxo rumano del Santo, ataviado con las ropas y símbolos de metropolita.

San Gregorio “el Maestro” es un santo canonizado recientemente en Rumania; vivió una vida monástica ejemplar siendo al mismo tiempo, un hombre amante de la cultura. Debido a su intensa actividad, el reavivado movimiento de la vida monástica (conocido como movimiento philokalic o movimiento neo-patrístico), se extendió por el sur de Rumania a través de las traducciones de las obras de los Santos Padres, a la lengua vernácula, el rumano. Por otro lado, reavivó el culto en la Iglesia Rumana apoyando la impresión de los libros litúrgicos en lengua rumana.

Primeros años de su vida:
Nació en Bucarest en el año 1765 siendo apoyado por sus padres para que adquiriese una educación superior tanto en las ciencias clásicas como en las del espíritu. Demostró tener una inteligencia extraordinaria siendo el mejor alumno del Colegio de San Sabas, que era la mejor escuela rumana de la época; allí aprendió latín y griego, teología, gramática y otras ciencias. Durante su estancia en el Colegio de San Sabas, conoció a los monjes Geroncio y Doroteo, dos de los discípulos de San Paisio de Neamt, que fue el santo abad que inició en el siglo XVIII, el resurgimiento de la vida monástica en Rumania y en Rusia. En esos momentos, Moldavia y Valaquia eran dos estados rumanos separados, que estaban bajo la dominación turca. Gregorio era de Valaquia.

En el año 1790, Gregorio marchó al monasterio de Neamt, situado al norte de Moldavia, donde aprendió directamente de San Paisio Velichkovsky, el cual lo tonsuró como monje y le enseñó las reglas de la vida monástica. En ese tiempo, en el monasterio de Paisio, vivían varios cientos de monjes traductores y copistas, cosa que durante más de un siglo, influyó notablemente en la vida espiritual de Moldavia, Valaquía y Rusia. Como Gregorio conocía bien el griego, animado por Paisio, tradujo varias obras de los Santos Padres.

Actividad como impresor:
En el año 1796, el metropolita Dositeo Filitti de Valaquia solicitó dos traductores al monasterio de Neamt. El abad eligió a los monjes Geroncio y Gregorio a fin de llevar a cabo esta misión por lo que comenzó a imprimir en Bucarest en el año 1799, el “Libro de interés para el alma”, libro muy popular en el mundo ortodoxo, siendo como una especie de catecismo. En 1801 imprimieron el “Kiriacodromion” del académico griego Nicéforos Theotokis, libro que explica el texto de las lecturas evangélicas de todos los domingos durante todo el año.

Entretanto, el metropolita Benjamín Costachi de Moldova, les instó a que tradujesen “El misterio piadoso de nuestra fe ortodoxa”, que se imprimió en el año 1803 y “La interpretación de los Evangelios” de San Teofilacto de Bulgaria, que se publicó en el año 1805. En el 1806 se publicó la traducción de la “Dogmática” (la enseñanza de la verdadera fe) de San Juan Damasceno, un libro muy especial sobre teología escrito en el siglo VIII, pero además, el monje Gregorio tradujo y publicó algunos otros libros en rumano.

En el año 1812, San Gregorio y el monje Geroncio fueron al Monte Athos en Grecia a fin de “adorar a Dios en los santos monasterios allí existentes y reunirse con los padres que pudiesen beneficiar su alma piadosa”. A su regreso, cerca de la ciudad búlgara de Plovdiv, fueron atacados por unos ladrones que mataron a golpes a su compañero Geroncio. Gregorio se retiró a Căldăruşani, cerca de Bucarest y allí permaneció durante cinco años, desde 1818 a 1823, fecha en la que fue elegido metropolitano de Valaquia. Aquí tradujo al rumano algunos libros muy importantes para preparar a los candidatos al sacerdocio, libros como:”Tratado sobre el sacerdocio” de San Juan Crisóstomo y “El mundo para el sacerdote” de San Gregorio el Teólogo.

Reliquias del Santo veneradas en el Monasterio Caldarusani, Rumanía.

Metropolita:
En el año 1822, después de haber transcurrido ciento diez años fue elegido como metropolita un rumano de Valaquia, a saber Gregorio Ghica. Este apoyó la elección de un nuevo metropolita para Bucarest, en un momento en el que, después de una difícil guerra con los turcos, no había ningún obispo en Valaquia. Elegido como metropolita, Gregorio se mostró equilibrado y sabio al tomar decisiones sobre la reactivación de la vida espiritual del país.

Se las arregló como pudo para impedir que los obispos griegos del sur del Danubio ordenasen sacerdotes fuera de sus diócesis. Esta práctica había sido bastante “normal” en la Edad Media por lo que muchos sacerdotes no sabían casi nada acerca de su propia fe. Después de quejarse ante el Patriarca de Constantinopla, esta práctica fue abolida.

Una de las decisiones del metropolita Gregorio fue proporcionar libros a las escuelas así como los mejores maestros para la enseñanza. Gregorio sabía que el progreso cultural y el progreso espiritual se reforzaban mutuamente, por lo que ayudó a muchos estudiantes de bajos recursos económicos a fin de que pudiesen estudiar y construyó seminarios de teología a fin de preparar a los futuros sacerdotes y maestros. Pero sobre todo, puso orden en la vida monástica tratando de reestablecer las reglas de los Padres de la Iglesia en todos los monasterios rumanos.

Tras el estallido de un nuevo conflicto entre Rusia y Turquía en el año 1828, San Gregorio se vio obligado a huir a Chisinau. Tres años más tarde, el gobierno de Bucarest le requirió su renuncia, pero él se negó diciendo: “Dios me dio un alma y a continuación, una diócesis; dejaré mi diócesis cuando el alma salga de mi cuerpo pues esto es lo que concierne a la salvación de las almas”. El 22 de agosto de 1833 regresó a Bucarest pero solo vivió un año más, pues pasó a la eternidad el día 22 de junio del año 1834. Fue enterrado sentado en una silla, en una tumba abovedada cercana a la Catedral Metropolitana de Bucarest. Siete años más tarde, sus restos fueron trasladados al monasterio Căldăruşani. Su voluntad se puede encontrar en el prefacio a la traducción del libro “Compartir el trigo” de San Juan Crisóstomo: “El tiempo que deseo vivir sea a fin de ayudar a la ortodoxia, a mi gente y a mis hermanos, a fin de que puedan obtener fácilmente la bondad eterna a través de las enseñanzas de los santos”.

Un sacerdote reza ante el sepulcro del Santo. Monasterio Caldarusani, Rumanía.

La veneración a San Gregorio el Maestro:
Gregorio “el Maestro” fue venerado desde hace muchísimo tiempo tanto en Bucarest como en sus alrededores, siendo canonizado oficialmente el día 21 de mayo del año 2006, celebrándose su festividad tal día como hoy, el 22 de junio, que fue el día de su fallecimiento.
El Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rumana tomó esta decisión en octubre del año 2005 a propuesta del Sínodo Metropolitano de Muntenia y Dobrogea (Metropolía de Valaquia).
Las reliquias de San Gregorio Dascălul se encuentran actualmente en el monasterio Căldăruşani, donde él estuvo cinco años como monje antes de ser elegido metropolita.

Tropario:
El himno del santo es el mismo utilizado para todos los Santos Jerarcas (por ejemplo, San Nicolás de Myra tiene el mismo himno litúrgico en la Iglesia).
En verdad, se dieron a conocer a su rebaño como una regla de la fe, una imagen de la humildad y un maestro en la abstinencia; tu humildad te ensalza, tu pobreza te enriquece; Jerarca y Padre Gregorio, ruega a Cristo nuestro Dios para que nuestras almas se salven”.

Kontakion o himno específico del Santo:
“La Iglesia Rumana te tuvo como defensor de la fe sin miedo, facilitando compasión al pueblo oprimido, oh Santo Jerarca Gregorio, ya que aconsejaste a los sacerdotes y a los fieles, enseñaste a los jóvenes y protegiste a los huérfanos y tus escritos y sabias enseñanzas permanecen como tesoro inestimable de nuestra Iglesia Ortodoxa”.

Mitrut Popoiu

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

18 pensamientos en “San Gregorio Dascălul, metropolita de Valaquia

  1. Thanks Antonio, for me is also a joy to make known our saints to the world, in asmuch as I have time to write these articles. And thank you for translating all from english to spanish, because it would take for me an eternity… Of course, I didn’t learn spanish in school, and my knowledge is only basic. Publishing the articles about the romanian saints in Spanish, it means making them accessible to the whole Spanish-speaking communities, because Romanian is not such a popular language. Of course, sometimes there are also some short informations in english, but not always… There are so many saints, who remain accessible only to us. But also to God, and of course that is the most important.

    • Salvador,
      Perdona que meta la cuchara, como dice Dairon, pero esto es lo establecido en las Iglesias Bizantinas: Cuando muere un obispo, los diáconos lo incensarán, mientras se procede a vestirlo con estijario, epitrajel, zona, epimanikias, palitza, sakos, gran omoforion, cruz pectoral, Panaguia y mitra.
      Debe ser colocado sobre su rostro un aer abierto; sobre su pecho un Evangeliario cerrado, y una cruz de mano debe ser colocada en su mano derecha que, junto con su mano izquierda, deberán estar posadas sobre el borde inferior del Evangeliario. Los ortodoxos griegos más tradicionales suelen velar a sus obispos sentados, con rostro descubierto, y revestidos como para la Liturgia Divina y con el Evangeliario en sus manos.
      Su báculo (pateritsa) debe ser fijado de tal modo que se mantenga de pie en la cabeza del ataúd, su mantya debe colocarse sobre el ataúd de modo que cubra al difunto desde abajo de sus caderas para abajo y sobre el pie del ataúd, un trikirion y un dikirion apagados deben colocarse de modo que permanezcan de pie, sobre unas pequeñas mesas a la altura de los hombros (el trikirion en su lado derecho y dikirion en su lado izquierda), y los exapteryga o ripidios deben colocarse de modo que permanezcan de pie y ligeramente orientados el uno hacia el otro, a cada lado del ataúd cerca de la cabeza del difunto.
      El aer puede ser quitado de su rostro durante los servicios divinos, pero nunca en otros momentos, pues siempre debe estar el aer abierto cubriendo el rostro del difunto.
      Luego el ataúd será conducido por los sacerdotes y diáconos desde el templo hasta el lugar del entierro.
      En la tradición griega, en cambio, el obispo es colocado sobre un trono y llevado en procesión hasta el lugar de su sepulcro. También en la tradición griega, el obispo es sepultado sin ataúd y depositado en su tumba sentado con el aer cubriéndole la cabeza y el rostro

        • Dairon,
          El “aer” es un velo que cubre la cara del difunto. Es similar al velo que se pone sobre el cáliz y la patena, cubriéndolos en la Misa o en la Divina Liturgia. Simbológicamente hablando sería como el sudario que cubrió el rostro de Cristo muerto.
          El Primer Jerarca de la Iglesia Ortodoxa Rumana es Su Santidad Daniel III (Ciobotea), Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rumana desde el 12 de septiembre del año 2007.

      • Y otra cosa… supongo que cuando se habla de metropolías hace referencia a lo que conocemos entre católicos como provincias eclesiásticas… ¿qué papel cumple este nivel de organización en la Iglesia? lo pregunto porque, en lo que conozco de muchas iglesias ortodoxas, así como en nuestra Iglesias católica, no es que tengan muchas funciones importantes, y aveces no es más que una cusetión simbólica… mejor dicho, ¿podrias hablarnos un poco de la organización de esta iglesia? aclaro que ya visité Wikipedia, así que espero algún complemento o incluso una corrección respecto de aquella información…

        • Hablar de la organización de las Iglesias Ortodoxas bizantinas es muy complejo y, sinceramente, bien del todo no la conozco, pero voy a tener el atrevimiento de decir lo siguiente y que me corrija Mitrut en aquello en lo que me equivoque. Tu sabes que por un lado están los Patriarcados tradicionales: Jerusalén, Constantinopla, Alejandría y Antioquía, que tienen jurisdicción sobre diócesis que pueden estar en más de un país. Por ponerte un ejemplo, el Patriarcado de Constantinopla tiene jurisdicción sobre diócesis en Grecia Turquia, Chipre y diversos países de la Europa Occidental.
          Después están las Iglesias autocéfalas que, digamos, son Iglesias nacionales, gobernadas por su Patriarca y su Sagrado Sínodo y que normalmente tienen toda su jurisdicción en su país, salgo alguna diócesis en la diáspora (emigrantes).
          Todas las Iglesias ortodoxas: las tradicionales y las “nacionales”, tienen su Patriarca, Sinodo y diócesis. Digamos que las Metropolias es lo que nosotros podríamos llamar arzobispados; en la jurisdicción de un arzobispado pueden estar incluidos varios obispados, independientes cada uno de ellos, pero que forman como un grupo que preside el arzobispo, que no tiene lo que digamos una jurisdicción eclesial sobre ellos sino que solo ayuda a agruparlos por “provincias eclesiásticas”. Por ejemplo, las diócesis de Getafe, Alcalá de Henares…, son sufragáneas del arzobispado de Madrid. Pues digamos que un metropolita es como un arzobispo. Lo que pasa es que algunas iglesias lo que tienen son solo mitropolias; otras tienen diócesis y mitropolias. Pero aun así, es aun más completo porque por ejemplo, la Iglesia Ortodoxa Griega, no tiene Patriarca, sino que está presidida por un arzobispo con el título de Beatitud. Los patriarcas son Santidad.
          Y si nos metemos en las Iglesias no calcedonianas, pues se complican aun más. Cuando vayamos tocando cada una en artículos distintos, “aterrizaremos” un poco más. Ya hay dos artículos preparados sobre las Iglesias Copta y Malankar.

          • yea… about the orthodox churches.
            The greek-speaking autocefal churches are divided in dioceses. their heads are metropolitans, and the primate of an autocefal church is Patriarch (Constantinople, Alexandria, Antioch, Jerusalem), or Archbishop (Greece and Albania). The suffragans are always metropolitans. The same manner is followed also by the Bulgarian Church.

            The other Churches, that is the slavic speaking + Romanian + Georgian have another system. The head of the church is the Patriarch, and under him, the metropolitanates , headed by a metropolitan. This is also the Archbishop of his diocese. The metropolitanates are divided in archbishoprics (called so by historical reasons, or because there’s an important city) and the normal bishoprics, headed by archbishops and bishops. That is , grosso modo, the system. So, our patriarch is ,archbishop of Bucharest and metropolitan of Muntenia and Doborogea (Valaquia) and also locum tenens of Caesarea from Cappadocia, a title given by the Ecumenical Patriarchate in 1772. In that time, our church was still dependent of Constantinople.
            In Romania we have Metropolitanates of Muntenia (Vallaquia), Moldova, South Transylvania, North Transylvania, Oltenia, Banat and Bessarabia (here is a conflict with the russian patriarchate) and also 2 metropolitanates for Europe, one for the Western Europe, in Paris, and another for Central Europe, in Nurnberg.
            These meropolitanates are divided in archbishoprics and bishoprics.

          • Thank Mitrut! then, the organization of the Slavic-speaking churches is similar to that of the Roman Catholic Church, according to what you say … I ask you: what role does the metropolitans in Metropolitanantes? Do you have any legal basis for his archbishops and suffragan bishops? How are the relations between these different levels of the hierarchy, in this specific case of the Romanian Orthodox Church? What metropolitanates meet the legal functions, other than territorial organization? I also read some information on Wikipedia about the government and administration of the Romanian Church, and read some facts about the Holy Synod and the National Assembly of the Church … How is it really the government of the Church? What functions do these organizations?
            Well, I know there are many questions, and give to a long article … anyway, you can ask Antonio my mail, I am interested in this topic, especially when information is scarce … and forgive my bad English, please!

  2. una cosa más: la costumbre de velar a los obispos sentados en sus cátedras también existía en Occidente durante la edad Media… recuérdese, también, que carlomagno fue velado así, sentado en su trono con el orbe y el Evangeliario en sus manos

  3. Hi Mitrut.
    As usual your article is great and helps me to discover more about the Orthodox holiness.
    I must say I was surprised the image with the Orthodox icon of the saint, is quite different from the usual orthodox icons of saints, no?
    Maybe by giving it a more today, or close …

    • the icon doesn’t seem very unfamiliar to me… what exactly seems to be special?

      about the romanian organization: all bishops, metropolitans, patriarch are equal: they have the gift of episcopacy. The difference between them as titles is organizatory and no more. so the metropolitan sinode, for instance, has a role in the local mission, organization of the local orthodox schools and so on. all the main decisions are taken by the holy synod in Bucharest. there is also a national assembly, which means all the bishops, and from every diocese 1 priest and 2 laics (civil members). They take some decision, such as the election of the patriarch, the preliminar election of the other bishops, the changing of the church law and administration.
      mainly, that’s all.

Deja un comentario