Santa Marina (Margarita) de Antioquía: la que venció al dragón

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vidriera de la Santa en la iglesia parroquial de Saint Vérand de Lyon (Francia). Obra de Lucien Bégule.

Hoy aún se mantiene la memoria de una antigua mártir que tuvo gran veneración en toda la cristiandad; no sólo en la Europa católica sino también en las Iglesias Orientales. Sin embargo, con el paso del tiempo, su culto fue decayendo hasta ser muy minoritario en la actualidad por lo que respecta a la cristiandad católica, mientras que, como suele ocurrir, nunca ha decaído en la ortodoxa, que la sigue venerando enormemente y la tiene entre sus Grandes Mártires.

¿Cómo ha podido decaer tanto el conocimiento y veneración a una Santa que en sus tiempos fue de las principales? La razón es que, como ocurre con muchos de sus coetáneos, ha sido considerada legendaria y retirada del calendario oficial romano debido a la reforma de los años 60, quedando autorizado tan sólo su culto local. Lo que nos lleva de nuevo a la pregunta del millón: pero, ¿es realmente Marina-Margarita de Antioquía una santa inexistente, fruto de una fábula, como se asume actualmente, o pudo haber existido? Vamos a verlo.

En cuanto al nombre, es importante tener claro, en primer lugar, que esta mártir responde tanto al nombre de Marina como de Margarita. Los ortodoxos la conocen más por el primer nombre y los católicos por el segundo, pero se trata de la misma persona. El primero, Marina, fue el más antiguo que se le atribuyó, por lo que es lógico considerarlo el “original”, y será el que usaré para referirme a ella. La passio griega de la Santa, atribuida a un tal Timoteo y publicada por Metodio de Constantinopla, la llama así, Marina. Pero cuando esta passio se traduce al latín, y se hace en época bien temprana, inexplicablemente se cambia su nombre por el de Margarita, que significa “perla”. Sirva esto para ver que ambos nombres son los de esta única Santa, que no debe ser confundida con otras Santas católicas y ortodoxas que llevarán luego este nombre, tanto uno como el otro, ya que ella fue la primera.

¿Qué nos cuenta la passio sobre esta mártir? Era oriunda de Antioquía de Pisidia, en Asia Menor, y fue hija de un sacerdote pagano llamado Onésimo. Su madre murió al traerla al mundo y entonces él la puso al cargo de una nodriza que, secretamente, profesaba la fe cristiana, por lo que además de su leche, ella le transmitió su fe. Cuando la muchacha alcanzó los quince años, descubrió el padre que era cristiana y, enfurecido, la arrojó a la calle. Viéndose abandonada y sin recursos, se marchó a vivir con su nodriza y se ganaba la vida sacando a pastar su rebaño de ovejas.

Un día que guiaba las ovejas por el campo, pasó el séquito del prefecto Olibrio, destinado a Antioquía, y al verla la encontró hermosa y mandó que se la trajeran, y le preguntó si era libre o esclava. Si era libre, podía ajustar un acuerdo de concubinato con ella, y si era esclava, podía comprarla a su amo. Al saber que era libre le propuso lo primero, pero al negarse ella rotundamente a pesar de su pobreza, acabó surgiendo que era cristiana y que no le estaba permitido aceptar transacciones vergonzosas, por lo que mandó inmediatamente arrestarla y llevársela consigo, para someterla a un proceso. Eran los tiempos de Maximino y Diocleciano (s.IV) por lo que le estaba permitido procesar a una cristiana, aunque fuese por su propio interés.

Martirio de la Santa. Óleo de Giuseppe Ghezzi (1655-1721). Iglesia de los Santos Margarita y Emidio, Roma (Italia).

A pesar de amenazas, lisonjas, promesas y maltratos, Marina no aceptó ser la concubina de Olibrio, por lo que éste tomó pretexto de su religión cristiana para vengarse a su gusto. Fue sometida a terribles torturas y humillaciones: la desnudaron y exhibieron desnuda en público para avergonzarla, fue entregada a los soldados que se la llevaron a una celda oscura y allí hicieron lo que quisieron con ella, la apalearon hasta romperle huesos, la desgarraron con peines y tridentes de hierro, haciéndola sangrar a borbotones. El espectáculo era tan horrible que la gente gritaba conmovida. Olibrio, quien también estaba impresionado por la fortaleza de Marina, que prefería aquello a ser su amante, mandó llevarla a la celda y dejarla allí sin atención ni comida.

Aquella noche, la malherida Marina fue tentada por el diablo, que se le apareció para atacarla. En la versión oriental de la leyenda, éste se le aparece como un diablillo negro al que ella somete a golpes de maza; en la leyenda occidental, aparece bajo la forma de un dragón que la engulle, pero ella, trazando la señal de la cruz sobre él, logra que la escupa y se erige triunfante sobre el monstruo, que desaparece. De este detalle curioso del dragón que la engulle y luego la vomita viene el considerarla patrona de las parturientas, pues las mujeres que iban a dar a luz, en el momento que sentían los dolores del parto, la invocaban para que las ayudara a parir rápidamente; pues una de las causas más frecuentes de muerte de madre y feto en el parto, era que éste se quedaba atascado dentro del útero y no podía salir.

En fin, que habiendo vencido Marina al demonio, fue llevada de nuevo ante Olibrio, que nuevamente le propuso salvarse si renegaba de su fe, y viendo que de nuevo se mantenía firme, la entregó de nuevo al tormento: colgada de un palo, fue rociada con aceite hirviendo y quemada con antorchas; y luego introducida rápidamente en un balde de agua helada, para atormentarla con el contraste de temperatura. La gente seguía dando gritos de horror e indignación por la crueldad que estaban mostrando hacia ella, pero Marina, tranquilamente, tomó el agua en sus manos y se bautizó a sí misma, dando gracias al pretor por haberle dado la oportunidad de luchar por su fe. Olibrio, viendo que no estaba consiguiendo nada, mandó sacarla fuera de la ciudad y decapitarla.

Aunque la passio se atribuye a un tal Teótimo que dice ser testigo ocular del martirio de la Santa, lo cierto es que el relato sí es legendario, especialmente el detalle del diablo-dragón y los discursos. Por lo tanto, y como suele ocurrir, el relato no tiene credibilidad histórica. Basándose en eso, la Santa ha ido perdiendo culto en Occidente y hoy día ni siquiera tiene presencia en el calendario. Pero lo cierto es que, por sorprendente que parezca, sí es una santa histórica, real, que existió, y ello se demuestra por la antigüedad de su culto, aunque su passio no nos sirva para autentificarla. La passio no menciona el día de su muerte, sin embargo, todos los sinaxarios orientales la recuerdan el día 17 de julio, salvo el de Ter-Israel, que lo hace el día 18. En Occidente, en cambio, se la conmemora el 20 de julio, o sea hoy, desde su primera mención en el Martirologio de Rábano-Mauro. Baronio la introdujo con breve referencia en el Romano.

Brazo de la Santa venerado en el monasterio Vatopedi, monte Athos (Grecia).

En cuanto a las reliquias, el Sinaxario de la Iglesia Copta dice que el cuerpo de la Santa estuvo originalmente en la iglesia homónima de Constantinopla, hasta que los cruzados toman la ciudad y así, en el año 908 algunas reliquias fueron traídas desde Oriente hasta la iglesia de San Pietro della Valle junto a la orilla del lago de Bolsena y desde allí, en el año 1145 fueron transferidas a la catedral de Montefiascone. En el año 1213 el dux Pietro Sian se llevó gran parte a Venecia. Una de las manos de la Santa ha quedado en el monasterio Vatopedi, del Monte Athos, en Grecia. Por lo tanto, aunque la historia que conocemos de ella no sea válida, la Santa es real, por la antigüedad de su culto y por la ininterrumpida veneración de sus reliquias.

La Santa tuvo muchísimo culto en la Edad Media, difundido por la Leyenda Áurea, y fue siempre invocada en los partos –hasta tal punto de que en muchos lechos de matrimonio, que eran también lechos de parto, aparecía su imagen tallada, como se observa en la magistral obra de Van Eyck El matrimonio Arnolfini– siendo considerada, además, una de los Catorce Santos Auxiliadores. En Italia siempre ha tenido gran veneración y muchas princesas y reinas de las dinastías europeas, especialmente a partir de la época barroca, han llevado su nombre (Margarita). Es a partir de su descrédito en los siglos XIX-XX, a causa de la leyenda del dragón, cuando su culto empieza a desaparecer.

No así en Oriente, donde siempre se la ha tenido por Gran Mártir y sigue siendo venerada muy especialmente, por ejemplo, en la isla de Andros. Recientemente –año 2006- se ha documentado un gran milagro atribuido a esta Santa, que se apareció en el quirófano donde operaban a un niño de gravedad, por el cual habían implorado sus padres, y fueron varias personas que la vieron e incluso hablaron con ella, creyendo que era una doctora más, la cual se había identificado diciendo: “Soy Marina de Andros”, haciendo referencia a esta isla donde tiene un importante monasterio. No me extiendo más, sin embargo, recordemos también que Santa Juana de Arco declaró en sus procesos que una de las tres voces que oía y Santos a los que veía, era ella.

Iconografía oriental: la Santa golpea al diablo con un mazo o martillo. Icono ortodoxo griego.

En la iconografía occidental aparece pisando a un dragón, al que ahuyenta con una cruz, mientras que en la oriental aparece sujetando a un diablillo por los cuernos y lo machaca con un mazo. A veces estas iconografías se confunden y aparece con un mazo y pisando un dragón, como ocurre en algunos pueblos italianos (Ruggiero, Miggiano) donde además, para más inri, se la confunde con la Marina virgen, que recordábamos hace poco, ocurriendo que se venera en realidad a la virgen, pero se le pone la iconografía de la mártir.

También en Galicia, especialmente en Orense, se venera a una Santa Marina, virgen y mártir, que toma los atributos y la iconografía de la mártir de Antioquía, y está considerada una mártir local, hermana de Quiteria, Librada y demás. Sin embargo los bolandistas consideran que esto es un desdoblamiento y se trata realmente de la mártir de Antioquía, no de una inexistente mártir hispana. Por último, decir que la passio de la Santa ha sido literalmente copiada en el caso de otra mártir, Regina de Alesia, hasta tal punto que se las puede llegar a confundir.

En resumen: Santa verídica, auténtica, con culto antiquísimo y reliquias veneradas, pero que tiene una passio absolutamente legendaria y que no nos dice nada de su auténtica vida y martirio; y que a causa de eso ha sido “descartada” del calendario oficial hasta tal punto que muchos hoy en día creen, erróneamente, que es una Santa que jamás existió.

Dejo una película copta dedicada a la Santa. Es una pequeña producción sin grandes pretensiones ni efectos especiales, pero el esfuerzo de los actores y de la rudimentaria ambientación es notable. Además, es útil para hacer un recorrido sobre la passio de la Santa y al final del vídeo, se incluye una interesante explicación e imágenes de la reliquia de la Santa que se venera en Egipto: su mano incorrupta. La película está en árabe como es habitual en las películas coptas, pero pueden seguirse los subtítulos en inglés:

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

29 pensamientos en “Santa Marina (Margarita) de Antioquía: la que venció al dragón

  1. Como siempre, muy buen artículo, muy riguroso y explicando con detalle los “pros y los contras” a los cuales se ha visto sometida su vida y martirio con narraciones de “passios” que, por grotescas, ni las repito. Ya lo has explicado meridianamente bien. Muchísimas gracias, Ana Maria.
    Tu sabes que llevo más de cuarenta años dedicado a “estos menesteres” y durante mucho tiempo para mi eran dos santas distintas: Santa Marina y Santa Margarita y así las tenía en mis archivos y álbumes de fotos.
    Pero como de esta santa existen relicarios como para completar varios esqueletos, en cierta ocasión me di cuenta de que un relicario que tenía de Margarita, me llegaba por otro lado como de Marina y “se me encendieron las alarmas”. Empecé a estudiar a fondo el tema y comprobé que la Marina de griegos y coptos era la Margarita de los latinos. Tuve que reunificar mis documentos como de una sola y única santa (Marina-Margarita) y estudiarla como una sola. De esto hace ya algunos años.
    Si me pongo a enumerar la lista de relicarios que tengo de ellas, sería más larga que la lista de los reyes godos, ja, ja. Y para liar más la cosa, en algunos aparecen los huesos pelados y mondados y en otros, partes del cuerpo incorruptas. ¿Cómo le ponemos a la niña? Como se dice en mi pueblo. Porque no puede estar incorrupta y al mismo tiempo no estarlo. Moraleja: la inmensa mayoría de las reliquias son más falsas que el rey Miguel, aunque algunas, las más insignes, se consideran auténticas.
    Sea como sea, lo que está clarísimo es que se trata de una famosa y muy venerada santa histórica, que realmente existió y murió martirizada, pero sobre la que se ha escrito multitud de historietas y se han inventado multitud de reliquias falsas.
    Y sobre lo del dragón, no entro porque me da la risa y me puede pasar cualquier cosa…

    • Tú te hiciste un “cacao” con las fotos, y yo me lo hice con las fuentes, porque al principio también creí que eran dos Santas distintas. Luego fui cotejando los datos y viendo similitudes y diferencias, hasta que confirmé que se trataba de la misma persona, después de haber analizado al detalle las passio, la iconografía, y la curiosa fusión entre tradición católica-tradición ortodoxa que se da en muchos pueblos italianos, ¡por no hablar de las mezclas de la otra Marina, la monja; o la inexistente mártir de Orense!

      Fue entonces, cuando vi que Marina era su nombre más antiguo, cuando empecé a llamarla así y a aparcar un poco el “Margarita”, que sobre sernos más conocido a los occidentales, la verdad es que es posterior y seguro que sólo un seudónimo, ya que significa “perla”. Precisamente hoy me ha llegado por cortesía un amigo italiano una estampa con el relicario de su cráneo venerado en Montefiascone, ya te la escanearé por si quieres verla.

      Y yo tampoco hablo de dragones y mazmorras, que esto no es un foro para juegos de rol. Jajajaja 😀

  2. Muy interesante este asunto, Ana, muchas gracias! Que bien poco se la invoca ahora, pues ni de lejos la había escuchado. Me llama la atención el cambio de nombre entre la tradición griega y la tradición latina, pues no pinta como un simple error del copista-traductor, sino que se ve claramente la intención, sobre todo por la significado de su nombre… ahora bien ¿qué tendría el traductor latino contra el nombre de “Marina”? ¿Quizás pueda existir alguna explicación lingüística, o simplemente no se sabe (como cosa rara…)? En fín…

    Ana, si ha lugar, me interesaría conocer un poco más al detalle, dentro de lo posible pues, el milagro reciente aquel que mencionas.

    • Metiendo la cuchara. En este texto de San Mateo encontramos “una cierta semejanza” entre el significado final de Margarita y el de Marina. A mi me ha llamado la atención.

      Iterum simile est regnum caelorum homini negotiatori quaerenti bonas margaritas.
      Inventa autem una pretiosa margarita, abiit et vendidit omnia, quae habuit, et emit eam.
      Iterum simile est regnum caelorum sagenae missae in mare et ex omni genere congreganti; quam, cum impleta esset, educentes secus litus et sedentes collegerunt bonos in vasa, malos autem foras miserunt. (Mateo, 13, 45-48)

      También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas y que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía y la compró.
      Asimismo, el reino de los cielos es semejante a una red que, echada al mar, recoge toda clase de peces y una vez llena, la sacan a la orilla y sentados, recogen lo bueno en cestas y lo malo lo echan fuera. (Mateo, 13, 45-48)

      • Gracias Antonio… tal como dice Ana más abajo, podrá ser una cuestión de cariño, como para remarcar más el aprecio.. Gracias a los dos!

    • Yo, sin restar mérito a lo que dice Antonio, que Margarita significa “perla” y en efecto es un seudónimo de cariño y admiración para la mártir; recuerdo que Marina significa “del mar” y en principio no parece nada especial, por lo que podría haber sido su auténtico nombre. El cambio, lo hizo el autor por piedad y devoción, está claro; pero yo personalmente prefiero llamarla por su primer nombre.

      En cuanto al milagro del que hablas, ¿qué tal está tu inglés? Espero que bien, pues acá lo tienes contado con pelos y señales:

      http://full-of-grace-and-truth.blogspot.com/2008/10/great-miracle-of-st-marina.html

      Si tienes problemas con el inglés, entonces yo sin ningún problema paso a explicártelo, pero vale la pena no perdérselo 🙂

      • Gracias, querida… de verdad, quedé impresionado, sobre todo porque no estoy acostumbrado a escuchar milagros obrados por mediación de santos tan antiguos, siempre que se habla de tales fenómenos, suele ser con santos más o menos “recientes”… en fín, no nos quede sino decir:
        αλληλουια αλφ μακαριοι οι αμωμοι εν οδω οι πορευομενοι εν νομω κυριου…
        Confitemini Domino quoniam bonus quoniam in saeculum misericordia eius.

        • Celebro que te haya gustado. Yo me quedé absolutamente impresionada al leer el relato de los hechos. Imagínate, una Santa a la que la mayoría hoy considera invento de una fábula, aparecerse, hablar con varias personas, y firmar un parte médico identificándose sin tapujos como Marina, la de Andros (o sea, la Santa patrona de esta isla). Yo veo eso y me caigo muerta a sus pies.

          Y si es una santa tan antigua, es porque los padres del niño operado la habían invocado a ella como intercesora. La llaman, y acude. Así de simple, así de extraordinario.

  3. Pues como ya comentabamos en el articulo obre Justa y Rufina lo del dragón, creo que lo pasare por alto y solo dire que a pesar de que es una leyenda me gusta ese simbolismo de Marina-Margarita venciendo al dragon que no debe ser más que la herejia o el paganismo derrotado, sobre todo me gusta porque es lo que más la representa iconograficamente, para mi siempre ah sido una Santa admirable Margarita, hace tiempo pude conseguir una estampa popular suya, aunque me quedo la duda porque le ponen una corona en la cabeza no se si tu sepas Mel, y es una lastima que su culto vaya cayendo tanto sobre todo por considerarla una santa de leyenda, en la catedral de Celaya, Guanajuato, México, existe una escultura de la santa muy bella y que parece que tiene cierta veneración, yo igua que Dairon me interesaria saber más sobre ese milagro del 2006, porque como dicen ustedes me dejo helado leer lo de su aparicion, realmente me parecio sorprendente.

    • André, el enlace con el milagro bien detallado lo he colocado arriba, como respuesta a Dairon. Te digo lo mismo: si tienes problemas con el inglés, yo con mucho gusto te lo explico. Vale la pena, porque estamos hablando de una aparición que se hizo delante de varias personas y que además eran médicos y cirujanos, y por tanto gente de ciencia, nada proclive a inventarse cuentos.

      En cuanto a la corona, se la ponen para adornarla, en este caso no significa realeza sino gloria, la gloria del martirio.

  4. Los ortodoxos han sabido valorar como es debido a esta santa,bravo por ellos.
    ¡Menuda chapuza la de la reforma del calendario en los 60!

    • Bueno, Abel, yo respeto profundamente a nuestros hermanos ortodoxos en todos los aspectos, pero si han mantenido la veneración de muchos santos sin alteración a lo largo de los siglos es porque carecen, o no han trascendido, los debidos estudios sobre hagiografía, lo cual no es algo positivo sino negativo, en mi opinión personal.

      La reforma del calendario de los 60, en mi opinión, no es chapuza alguna sino algo bien intencionado, pero que no se hizo perfectamente pues no se ciñeron al 100% a los estudios hagiográficos que nosotros, los católicos, sí tenemos la suerte de tener. Así que faltaría pulir eso, para hacer justicia a mártires como Marina, Apolonia, Anastasia… pero en modo alguno es algo de lo que nos debamos avergonzar.

  5. Estimada Ana Marís , desconocía que en uno de mis cuadros preferidos como es el del Matrimonio Arnolfini de Van Eyck estuviese la estatuilla de nuestra santa¡¡¡ Podrías decirme exáctamente dónde se encuentra en el lienzo?…

    • ¡Jaja, por fin alguien me lo pregunta! Lo estaba esperando. Pues puedes a la Santa tallada en madera encima de la esquina izquierda del lecho. La verás como una mujercita saliendo a través de las fauces abiertas del dragón, con las manos unidas en oración.

      Pero ya sabes que Van Eyck, como corresponde a un pintor del realismo flamenco, era muy detallista, por lo que necesitas ampliar mucho la pintura para ver a la Santa. Te enseño un detalle muy amplificado del mismo, espero que sepas ubicarla en el cuadro completo. 🙂

      http://www.blogodisea.com/wp-content/uploads/2009/04/arnolfini-matrimonio-santa-margarita.png

      Hay quien dice que podría ser Santa Marta por estar al lado de la escobilla y porque ambas comparten el elemento del dragón; pero realmente yo sostengo que es Marina, porque no tendría mucha lógica tallar una imagen de la primera en el lecho donde se concibe y se pare a los hijos de la casa; en cambio, sí tiene lógica que sea la segunda, pues ha sido la patrona universal de los partos.

  6. Gracias por el link mel, por suerte no es un ingles tan complicado y si pude entenderle a la mayor parte, muy interesante el milagrol, lo unico que no comprendi bien es como supieron o donde leyeron que el nommbre de la doctora era Marina de Andros. Ahora que estuve reflexionando recorde que aqui en México en el canto para arrullar al Niño Jesús en Navidad una de las Santas a las que se menciona para que arrulle al niño es precisamente a Santa Margarita, la estrofa dice de esta manera:

    Santa Margarita
    carita de luna
    meceme ese niño
    que tengo en la cuna

    • Pues mira, como has leído, la Santa entró al quirófano y estuvo dando indicaciones y consejos a los cirujanos que operaban, por eso la tomaron por una doctora autorizada. Y sabes que los que entran o salen de trabajar en un hospital, especialmente en quirófano, están obligados a firmar un parte para dar cuenta de su horario y presencia. Ella lo firmó ante la vista de varios, pero no con una firma moderna sino con las palabras: “Marina de Andros”. Luego desapareció y nadie volvió a verla.

  7. Me ha gustado…, estoy impactado por este milagro…, me recuerda a alguien que hacía operaciones sin bisturí (con solo un pedazo de vidrio de botella) y sin saber de estudios médicos…, pero es un “santo” perteneciente a un iglesia separada de la católica: Niño Fidencio. Pero esto es otro nivel dirían por acá en mi país. Marina-Margarita pasará a como una santa que se niega a “morir” en el olvido de los santorales católicos. Gracias…

  8. Hola he leido esto con mucho interes, yo siempre he celebrado mi santo el 18 de Julio por Santa Marina de aguas Santas, pero al leer esto me ha surgido un duda, ya que coincide muchisimo en sus vidas.
    mi pregunta es ¿La de Antioquía y la de Orensen son las mismas Santas?
    Gracias y un saludo

    • Querida Marina, si te fijas, al final del artículo lo comento: Santa Marina de Aguas Santas (o de Orense) es un desdoblamiento local de Santa Marina-Margarita de Antioquía. Es decir, sí, son la misma Santa, totalmente; sólo que debido a tradiciones locales sustentadas en el culto gallego a la mártir de Antioquía, se la ha acabado “adoptando”, de modo que se ha llegado a creer localmente que fue una Santa gallega. No lo es, es la misma mártir de Antioquía.

      Y por adelanto aprovecho para felicitarte por la festividad de tu Santa, que es mañana en el calendario occidental. Saludos.

  9. Agradezco los comentarios, pero si estudiamos la vida de las santas casi todas acaban siendo torturadas para manifestar una ideología contraria a la que la sociedad acepta. Es de ningún modo se permite el libre albedrío y menos de la mano de una mujer…y en respuesta Margarita-Marina.Perla, aunque es desprovista de su herencia, la única opción que le dejan es vender su cuerpo. Pero su tenacidad y determinación son tan fuertes que no se deja vencer por el dragón(que son los hombres endemoniados y la sociedad que la quiere someter y privar de libertad) pero ella los burla a todos a pesar de su sufrimiento..y ahora…reflexiona cual es la fé verdadera.

  10. Hola! uno de mis hijos y su mujer estuvieron en Vernazza y me enviaron una foto con la imagen de Santa Margarita que está en la Iglesia que lleva su nombre. Pueden decirme qué significado tiene la hoja que sostiene en su mano? Mil gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*