Beato Isidoro Bakanja, catequista congoleño mártir

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Fotomontaje coloreado basado en una fotografía original del Beato.

Pregunta: Sé que hace unos años fue beatificado un catequista africano, pero no conozco ni su nombre, ni su vida y como yo también soy catequista en mi parroquia, pues siento cierto interés en este tema. Os agradecería me ayudarais, si podéis. Muchas gracias y sabed que nos estáis haciendo un inmenso favor con vuestro maravilloso blog. Todos los días lo visito. Una catequista de Salamanca.

Respuesta: Efectivamente, llevas razón ya que te refieres al Beato congoleño Isidoro Bakanja. No se sabe mucho acerca de él, pero lo que conocemos, te lo decimos.
Nació de padres paganos en Ikengo entre los años 1880 y 1890, estableciéndose en los primeros años del siglo XX en Coquilharville, la actual Mbandaka, donde trabajó como ayudante o peón de albañil en una empresa belga instalada en lo que entonces era el Congo Belga. Allí conoció la religión católica recibiendo el bautismo el día 6 de mayo, con algo más de veinte años y cambiando su nombre a Isidoro. Cuando se le acabó el contrato de trabajo se trasladó a su pueblo, Ikengo, y de allí pasó a Busina, quedándose en casa de su primo Camilo, que también trabajaba para los belgas. Allí fue contratado como sirviente en casa de uno de los directores de la empresa, que se lo llevó consigo a Ikiki en el año 1909.

En Ikiki lo pasó realmente mal, pues era el único cristiano negro y no tardó con encontrarse con la hostilidad de un ambiente agnóstico entre los belgas y pagano entre los congoleños. El jefe de la empresa, Van Canter, se jactaba públicamente de su odio hacia los católicos, ya que acusaba a la jerarquía católica de que los nativos no temiesen la autoridad de los europeos. El propio Isidoro fue víctima de tanto odio anticristiano, pues al saber Van Canter que Isidoro era católico practicante y que llevaba al cuello el escapulario de la Virgen del Carmen, la tomó contra él. Isidoro se negó a quitarse el escapulario como le exigía el empresario, por lo que fue torturado salvajemente hasta dejar su cuerpo completamente ensangrentado y amarrado con cadenas sus pies.

Cambiado el director de la empresa, el nuevo jefe se apiadó de él, lo curó y se lo llevó consigo a Busira, donde Isidoro vivió unos seis meses con los insufribles dolores causados por el martirio al que había sido sometido por su anterior jefe y así, con resignación cristiana y perdonando a su verdugo murió el día 15 de agosto del año 1909. Tendría unos veintitrés o veinticuatro años de edad. Un tribunal belga condenó al que causó tales crueldades a Isidoro.

Como era evidente que la muerte de Isidoro fue debido a su profesión de fe, la autoridad eclesiástica del Congo recogió todos los testimonios necesarios e inició el proceso de beatificación, que fue admitido por la Sagrada Congregación para las Causas de los Santos en día 11 de junio de 1977. Isidoro Bajanka fue beatificado por el papa San Juan Pablo II el día 24 de abril del año 1994. Era así el segundo beato zaireño (congoleño), mártir de la fe, como lo había sido la primera beata, Anuarita Nengapeta. Su fiesta es el día 15 de agosto, pero como mañana trataremos sobre la Asunción de la Santísima Virgen, escribimos hoy sobre él.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

19 pensamientos en “Beato Isidoro Bakanja, catequista congoleño mártir

    • Muchas gracias, Antonio, por presentarnos a este catequista martir. A lo largo de la historia de la Iglesia, los catequistas han desempeñado un papel importantísimo en la evangelización, sobre todo en tiempos de persecución. Aquí vemos un martirio causado no precisamente por una persecución religiosa sistemática: pero como Iglesia que somos, nos hacemos solidarios de cualquier tipo de persecución, y con mayor razón dadas las difíciles condiciones a que está sometido el continente africano.

      Ahora, sobre el rito zaireño, es preciso decir que se trata, esencialmente, de una adaptación e inculturización del rito romano: de hecho, el libro que regula la misa se llama: “misal romano para las diócesis del Zaire”, y fue aprobado por la Congregación para el culto divino y los sacramentos, con la autoridad y en nombre de S.S. Juan Pablo II, en 1988. Aquí tenemos, pues, un hermoso e intersante precedente para la tan clamada y poco practicada inculturización de los valores cristianos en cada cultura, manteniendo siempre lo esencial de nuestro ser cristiano. Hermosos los videos, Antonio, nuevamente muchas gracias! Ah! y me hace gracia el tuiferario del primer video ¿cómo hará para agitar ese incensario y no quemar a nadie? jejejej

      • Es cierto lo que dices, Dairon, este nuevo Rito es el fruto de la puesta en marcha de la nueva liturgia inculturada, de la nueva política de inculturización, pero verás que es la política contraria a la ejercida por Roma cuando anuló todos los ritos occidentales e impuso “por calzones” el rito romano. Si el Congo puede adaptar su liturgia a sus costumbres, ¿por qué no podemos recuperar plenamente en España la liturgia mozárabe?, por ejemplo. Esa es nuestra liturgia genuina, la otra es impuesta y lo mismo podríamos decir con los ritos celta, galicano, ambrosiano, etc.
        Donde Roma pudo imponer la cruz y la espada, eso fue lo que hizo; en Oriente no pudo, salvo influir “algo” en algunos ritos como en el armenio, maronita o caldeo. ¡La dichosa centralización o el no fiarse de los demás!
        Pero volviendo al Rito Zaïreno (o Congoleño), ya también se ve que Roma recula, porque aunque se mantienen las danzas, el colorido, las bendiciones, incensaciones, etc., algunas cosas, poquito a poquito, se van quitando como los cubre cabezas sacerdotales al estilo de los hechiceros o las invocaciones a los antepasados. ¿En qué quedamos? ¿Ya estamos otra vez con las “reformas litúrgicas”? ¡Qué socorrido!

        • Estoy de acuerdo con ambos, y especialmente Antonio, creo que sí deberían permitirnos restaurar nuestra liturgia mozárabe y alguna otra que tenemos por ahí, pero ya ves que desde el principio Roma trató de imponer su modelo… espero que estas liturgias inculturizadas sigan brillando y no las ahogue el “romacentrismo”; ya está bien, como suelo decir, de mirarnos tanto el ombligo los occidentales y creernos los amos del mundo.

        • Pues Antonio, y lo digo con todo el respeto que ustedes me merecen y toda la caridad fraterna que debe haber entre nosotros, cristianos: los europeos nos han dado la independencia política y económica (aunque muy mal dada), pero no la independencia religiosa, entendiendo tal como el pleno derecho que tenemos de ejercer el sensus fidei y expresar la única Fe en nuestro propio ámbito cultural. Está visto que aún se cree que la solución a todos los problemas es la “mano firme y el corazón grande” de los dirigentes de Roma… no niego la buena disposición y la gran sabiduría de algunos, pero no nos engañemos: muchos de ellos no son más que burócratas que, con toda probabilidad, jamás han salido de Europa para conocer las realidades del mal llamado “tercer mundo”. Y Antonio, supongo que ya has leído “por ahí” que en la Santa Sede andas preocupados por la “exuberante piedad litúrgica” de los africanos… Buena por esa! se preocupan de que los africanos vivan su liturgia con intensidad, y a la vez amonestan a los occidentales y a quienes vivimos bajo su influjo a que redescubramos la liturgia, entonces, unos porque sí y otros porque no, entonces ¿en qué estamos, pues? Y lo de la “supresión cautelosa” de la invocación a los antepasados que en esta liturgia aún es oficial, es bastante preocupante, pues el que fuera cristianizado este valor africano costó bastante a los teólogos y pastores africanos de entonces (con muy buenas ayudas europeas, hay que decirlo) y más costó que fuera admitido en la liturgia: será que tanto trabajo será tirado al basurero? Amanecerá y veremos…

          • Dairon,
            En el fondo estamos diciendo lo mismo y preocupados por lo mismo: la dichosa centralización que le tiene pánico a todo lo que huela a vernáculo. Yo digo Roma porque se cree el centro del centro, pero es verdad lo que tu dices: es Europa “contra” todos los otros. Como dices: amanecerá y veremos…, pero ¿nosotros?. Seguro que no.

          • Totalmente de acuerdo contigo, Dairon. Yo que soy lectora mensual de una revista de los misioneros combonianos, he visto no pocas quejas de algunos que se encuentran con otros misioneros y sacerdotes que se molestan con los cantos y bailes africanos en las misas y quieren obligarlos a que se estén quietos y callados, “a la europea”. SIN COMENTARIOS.

    • Lucho,
      Tu sabes que desde los primeros tiempos del cristianismo, Africa ha aportado a la Iglesia un importante elenco de mártires; los hems venerados desde siempre.
      En el siglo XIX también hubo otro importante grupo: los santos mártires de Uganda de los que escribiremos algún día y en el siglo pasado pues ya ves que también hubo algunos.
      De todos modos, para mí, África es un continente martirizado, donde mueren millares de personas al día abandonados por todos nosotros. No dan la vida pr la fe pero la dan por culpa de nuestros egoismos y pecados del Primer Mundo. Esa pléyade de niños y adultos mártires diarios del hambre y de las enfermedades, cristianos o no, intercedan ante Dios por nosotros para que nuestro corazón de piedra se convierta en un corazón de carne.

  1. Son terribles las barbaridades cometidas por los occidentales en África (en general) y en el Congo por los belgas (en particular). La última novela de Vargas Llosa, “El sueño del celta”, ahonda en este tema en particular, por lo que recomiendo su lectura.

    En cuanto al Beato que nos presentas, te doy las gracias, Antonio, por promover el conocimiento de la santidad africana negra; en diciembre está previsto que os hable de la Beata Anwarite Nengapeta, la primera congoleña beatificada.

    Gracias también por los vídeos de los ritos zaireños, son de gran ritmo, colorido y alegría, como es propio de nuestra madre África.

    • Los mártires de Africa están hoy en día por millares en Sudán, Etiopía, Somalia,…. Ese es el Pueblo de Dios que muere de hambre por culpa nuestra. Eso es infinitamente peor que los martirios sufridos por los cristianos que derramaron su fe por Cristo. Estos últimos tenían la esperanza de alcanzar la vida eterna, pero y los millones de niños mártires de hoy en Africa, ¿qué esperanza tienen?

  2. Antonio su apellido es Bajanka o Bakanja? Es que colocas uno de título y en el artículo aparece otro…, me interesó mucho la vida de este beato, ya lo conocía pero no detalles de él, yo que fui catequista de mi parroquia por 7 años creo que debemos promoverlo como patrono de las catequesis misioneras, sería un ejemplo a seguir en nuestras comunidades. Gracias Antonio

    • Fray Marcelino,
      En España hay un cante-baile muy popular que se llama “Jota”. Pues eso es lo que ha pasado con la J de Bakanja, ja, ja. ¡Ha bailado de un sitio a otro! Ya está corregido.
      Si, estoy de acuerdo contigo: es un ejemplo a seguir por todos los catequistas.

  3. Gracias por este articulo Antonio.
    Si que me suena haber leido alguna breve reseña sobre este catequista martir.
    Espero que se hiciera justicia con la condena al maltratador y torturador belga.
    De adolescente estuve a punto de ser ayudante de catequista,pero justo entonces empece a trabajar y no pude serlo.

  4. Nunca antes habia escuchado sobre este beato y me agrado mucho su vida y martirio y más por su amor al escapulario del Carmen y no quererselo quitar a pesar de las torturas que sufrio, muchas gracias Antonio y si ojala estos santos de Africa fueran más promovidos porque nos enseñan todas la atrocidades que occidente ah cometido contra ese continente

Deja un comentario