Festividad de la Exaltación de la Santa Cruz

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono ortodoxo americano de la Exaltación de la Santa Cruz.

La festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, es una de las grandes fiestas del año litúrgico, aunque bien es verdad que en Oriente se celebra más que en Occidente. Tiene vigilia y octava. Toda la Iglesia Universal la celebra en este día 14 de septiembre desde que el Papa San Sergio I, en el siglo VII, ordenó así festejarla.

Principalmente se conmemora el descubrimiento de la Cruz de Cristo por parte de Santa Elena en el año 320, pero también algunos otros acontecimientos históricos relacionados con la Santa Cruz. La tradición dice que Santa Elena, madre del emperador Constantino el Grande, se encontró en Jerusalén las tres cruces utilizadas en las crucifixiones de Cristo y de los dos ladrones y que a causa de una curación milagrosa ocurrida por contacto con una de ellas, se descubrió cual fue la Cruz de nuestro Señor, que inmediatamente empezó a ser venerada. (Ver el artículo escrito por Mitrut sobre Santa Elena publicado el pasado día 18 de agosto).
San Macario, Patriarca de Jerusalén, la tomó en sus manos y la elevó y al verla, todo el pueblo lloró de alegría y empezó a entonar al unísono y espontáneamente “Kyrie eleison”; es por eso por lo que en las ceremonias de veneración de la Cruz y de alguna reliquia del “Lignum crucis” se entona este canto penitencial.

Parte del Sagrado Madero se conserva en la Basílica del Santo Sepulcro en Jerusalén, pero otras porciones fueron llevadas a Roma por la misma Santa Elena. El trozo principal se venera actualmente en la Basílica romana de la Santa Croce in Gerusalemme, pero otros presuntos trozos y pequeñas porciones están repartidos y son venerados por toda la Cristiandad.

El 4 de mayo del año 614, durante el saqueo de Jerusalén por parte de los persas, la Vera Cruz cayó en sus manos, pero en el año 628 el emperador Heraclio derrotó al rey persa Cosrroe y la recuperó. En esta invasión de Palestina, los persas saquearon e incendiaron numerosos monasterios y masacraron a innumerables monjes que son venerados como santos por toda la Iglesia Universal.
El emperador Heraclio, montado a caballo, vestido de púrpura y portando una diadema en su cabeza, cogió la Santa Cruz y salió por la puerta principal de Jerusalén, pero el caballo se detuvo y el Patriarca Zacarías, recién liberado de los persas, le recordó al emperador que Jesús no llevó de esa manera la Santa Cruz cuando por la Via Dolorosa de Jerusalén marchaba hacia el Gólgota. Heraclio se conmovió, bajó del caballo, se quitó la púrpura y la diadema y descalzo, llevó sobre sus hombros el Sagrado Madero hasta la Basílica.

Icono ortodoxo griego de los Santos Constantino y Elena con la Vera Cruz.

Este segundo hecho, junto con el primero (el descubrimiento) es conmemorado en Oriente este mismo día cantándose el siguiente himno: “Hoy se exalta a la Cruz y el mundo se santifica porque Tú, que estás sentado en el trono con el Padre y el Espíritu Santo, extendiste tus manos sobre ella y todo el mundo fue llamado a conocerte. Tú haces digno de la gloria eterna a todos los que esperan en ti. Ahora viene la Cruz del Señor y los fieles la reciben con amor, recibiendo de ella la curación de todos sus males, tanto del alma como del cuerpo. Besémosla con alegría y con temor; con temor, por culpa de nuestros pecados y porque somos indignos y con alegría, por la salvación que Cristo ha concedido al mundo cuando fue crucificado, lleno de misericordia con todos nosotros”. Entonces Heraclio, temiendo que la Santa Cruz no estaba segura en Jerusalén, se la llevó con él a Constantinopla, donde fue triunfalmente exaltada en la Basílica de Santa Sofía en el año 629.
En Oriente, los servicios litúrgicos celebrados esos días recuerdan asimismo la visión de la Cruz que tuvo Constantino en el año 312 poco antes de su victoria sobre Majencio y en la cual oyó desde el cielo: “Con este signo, vencerás”.
Pero la Santa Cruz no es solo venerada este día, festividad de su Exaltación. Tanto en Oriente como en Occidente la veneración del Sagrado Madero es una de las principales ceremonias del Viernes Santo, pues ella representa el símbolo de nuestra salvación por lo que recibe culto de adoración por parte de la Iglesia.
La crucifixión es el evento principal del Triduo Sacro (junto con la institución de la Eucaristía). La celebramos con dolor y arrepentimiento porque en esos días de la Semana Santa recordamos la Pasión y Muerte de Nuestro Salvador; sin embargo, hoy, festividad de su Exaltación, la conmemoramos como símbolo del triunfo, como una bandera de victoria contra la muerte y el pecado. El poder de la Santa Cruz se extiende por todo el Universo y la salvación que ella nos trae se extiende absolutamente a toda la creación. Concretamente, en Oriente, conmemorando este mensaje, con la Santa Cruz se bendice a los cuatro puntos cardinales: Norte, Sur, Este y Oeste.

Reliquia del Lignum Crucis. Basílica della Santa Croce in Gerusalemme, Roma (Italia).

Himno del Oficio de Maitines según el Rito Romano:
Pange, lingua, gloriosi lauream certaminis et super Crucis trophaeo dic triumphum nobilem, qualiter Redemptor orbis immolatus vicerit.
De parentis protoplasti fraude Factor condolens, quando pomi noxialis in necem morsu ruit: ipse lignum tunc notavit, damna ligni ut solveret.
Hoc opus nostrae salutis ordo depoposcerat; multiformis proditoris ars ut artem falleret, et medelam ferret inde, hostis unde laeserat.
Quando venit ergo sacri plenitudo temporis, missus est ab arce Patris natus, orbis Conditor; atque ventre virginali carne amictus prodiit.
Vagit infans inter arcta conditus praesaepia, membra pannis involuta Virgo Mater alligat; et Dei manus pedesque stricta cingit fascia.
Sempiterna sit beatae Trinitati gloria, aequa Patri, Filioque, par decus Paraclito; Unius Trinique nomen, laudet universitas.
Amen.

Oración:
Oh Dios, que todos los años nos proporcionas un nuevo motivo de gozo con la solemnidad de la Exaltación de la Santa Cruz, te suplicamos, que después de haber conocido su misterio en la tierra, merezcamos el cielo donde gustaremos los frutos de su Redención. Amén.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

18 pensamientos en “Festividad de la Exaltación de la Santa Cruz

  1. Estimado Antonio, nos hablas muy bien de la significación y de las tradiciones en torno a la Vera Cruz en este artículo, pero veo que no has entrado en detalles referentes a la autenticidad de los diversos ligna crucis venerados en el mundo y que tú, claro está, conoces muy bien.

    Está de sobra estudiado y demostrado que los diversos trozos de madera venerados como fragmentos de la Vera Cruz son falsos; dado que se sabe que los maderos de crucifixión eran constantemente reutilizados para crucificar una y otra vez y, que tras diversos usos, la madera se hinchaba y se podría al absorber los fluidos procedentes de los cuerpos crucificados. Entonces se hacía leña con ellos e iban a parar al fuego.

    Y de hecho, aún cuando no se hubiese hecho esto -que insisto, está demostrado que se hacía- en los primeros siglos del cristianismo la cruz no fue un símbolo venerado, sino un mero patíbulo de tormento, y por tanto hasta el s.V no empezó a mirarse con otros ojos. ¿Qué iba a quedar de la Vera Cruz después de 500 años de su uso en Cristo, si nadie se había interesado antes por ella? Pues nada, claro está.

    Todo esto está fuera de discusión y es absurdo rebatirlo; por lo que creo que los cristianos harían bien en dejar de entusiasmarse por unos cuantos trozos de palo que a saber de dónde han salido y quedarse con la significación auténtica de esta fiesta: la Vera Cruz como símbolo, no como mero objeto físico.

    • Ana Maria que el tema este fuera de toda discusion sera una opinion tuya,faltaria mas.
      No se de donde has sacado que se han estudiado diversos trozos de lignum crucis y han resultado ser falsos.
      De todas formas,aunque esos resultaran falsos,hay…..bastantes mas.
      Resultara justo que han estudiado los falsos,jejeje.

      • Perdona, Abel, pero de opinión mía, nada de nada. Es la verdad pura y dura, te guste o no te guste.
        Cuando yo expreso una opinión mía, siempre digo, esto, en mi opinión. Pero cuando es algo que está de sobra estudiado por la ciencia y la historia, y además demostrado con pruebas, es cuando digo que está fuera de toda discusión.
        Los ligna crucis son falsos, te pongas como te pongas. Esto lo sé yo, lo saben los expertos en el tema y lo sabe la Iglesia, el Papa, la jerarquía eclesiástica y los arqueólogos y estudiosos de Tierra Santa. Así que, esto es lo que hay.

          • Y para cualquiera que sepa algo de la materia, Abel, como todos los que he mencionado arriba. Si no quieres aceptarlo, allá tú: sólo te engañas a ti mismo. Pero déjanos tranquilos a los que sí nos gusta saber las cosas y que no nos tomen el pelo.
            Esta discusión ya me cansa y no vamos a ningún lado, de modo que no diré nada más.

  2. ¡Joroba, Ana María, que tema has tocado!
    Como digo en el artículo el relato del descubrimiento de la Cruz por parte de Santa Elena es una tradición, admitida por muchos, pero solo tradición. Son muchos los historiadores, exegetas, hagiógrafos,…, que no la admiten o le ponen dudas.

    Si se juntasen todos los “lignum crucis” existentes por el mundo habría madera para construir las cruces de todos los Cristos que puedan salir en procesión en una Semana Santa de cualquier ciudad andaluza y prueba de que existen dudas más que razonables es que cuando el Vaticano dona un “lignum crucis” lo hace sin la “auténtica”. NO ENTREGA LA AUTENTICA, que tu sabes es un documento que acompaña a toda reliquia y que certifica su autenticidad.

    Yo también soy de los que creen que difícilmente, tres siglos más tarde de ocurrir el acto de la crucifixión de Nuestro Salvador, la cruz se conservase. Como tu bien dices, era un instrumento de ignominia en el que se colgaban a los malhechores y el mismo palo era utilizado en más de una ejecución, sobre todo el vertical (stipes o estípites). El patíbulum o palo horizontal, era el que pudiera estar más ligado con un solo ajusticiado.

    Además, analizados algunos trozos hay quienes afirman que pertenecen a distintos tipos de madera!!! Yo no se si esto es verdad porque no creo que se hayan analizado muchos “lignum crucis”, pero hay quienes afirman esto. A este tema, yo no le doy mucho crédito.

    Pero para mi lo verdaderamente importante no es si la Vera Cruz es auténtica o no, sino que la Cruz, por si misma, es el signo de nuestra Redención y es por eso por lo que cualquier cruz, esté hecha como esté hecha, merece toda nuestra veneración. Y es por eso también, por lo que la Iglesia la adora el Viernes Santo y el objeto de adoración de ese día en concreto, es una simple Cruz con el Cristo clavado en ella; no tiene por qué ser un “lignum crucis”.

    De todos modos, en el día de hoy conmemoramos la Exaltación de la Santa Cruz, no solo el tradicional acto de su descubrimiento, como bien digo en el artículo. Es mi veneración a este Santo Madero, repito, símbolo de nuestra Redención, lo que me ha inducido a introducir al final el himno de Maitines.

  3. Bueno, como tu sabes existen decenas de miles de reliquias del “Lignum crucis”, pero la inmensa mayoria son trozos minúsculos de madera en forma de cruz conservados en pequeñas tecas.
    De todos modos, no hay diócesis, abadia, monasterio o convento que se precie (tanto católicos como ortodoxos) que no presuman de tener un “Lignum crucis” algo mayor. Que yo sepa, los mayores trozos están en la Basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén, la Basílica de la Santa Croce in Gerusalemme (Roma), Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, Monte Athos (varios), Monasterio de Liébana (en Cantabria) y otros.

  4. Hago un comentario de que aqui en México y en varios países de América esta festividad no se celebra el 14 de septiembre sino el 3 de mayo mas como la “Invención de la Santa Cruz” y por ser considerada “patrona de los albañiles” queines le veneran en gran manera en ese día, en esta fecha 14 de septiembre se celebra lo que si una innumerable cantidad de advocaciones de Cristo por lo general crucificado y tienes razón Antonio el año pasado a una parroquia en mi ciudad el Vaticano le concedio un Lignum Crucis y no se ve la autentica en ningun lado, claro yo se de antemano que seguramente es más posible que sea un pedazo que más formaria una casa que una Cruz pero creo que como bien dices por el hecho de saber que es una Cruz o por la fe que se tiene de que “fue la Cruz de Cristo” aunque esto sea por demás dificil creo que es interesante y más aun si esto ayuda a que la gente se acerque más a la pasión de Nuestro Señor y a su fe

  5. Gracias Antonio. Más allá de la discusión sobre la veracidad o no de los lignum crucis tengo entendido que hay una tradición o leyenda semita que decía que cuando los cristianos encontraran la vera cruz los judíos ya no reinarían nunca más. No se si esto forma parte de la leyenda negra pero , si sabes algo de esto, podrías comentarlo, aunque quizás sea otro bulo más a lo Dan Brown…

  6. Salvador,
    Como tu bien sabes fue Gelasio de Cesarea quién en el año 390 relata por primera vez los detalles del descubrimiento de la Santa Cruz por parte de Santa Elena, pero él no menciona para nada algo que esté relacionado con los judíos.

    Es la dichosa “Leyenda Aurea”, de la que hemos hablado muchas veces la que introduce algunos relatos de carácter antisemita, porque narra que cuando llegó Santa Elena a Palestina, se reunió con los judíos ya que pensaba que ellos tenían escondida la cruz. Como los judíos se negaron a decirle donde la tenían escondida, Santa Elena se cabreó y amenazó “con quemarlos a todos”. Entonces, para calmarla, le entregaron a un judío llamado Judas que sabía el lugar donde estaba escondida la cruz de Cristo. Santa Elena lo mandó torturar y claro, el pobre Judas “cantó por soleares”. Una vez encontrada la cruz, Judas se convirtió al cristianismo.

    Dice también la “Leyenda Aurea” que los judíos no querían darle esa información a Santa Elena porque había una profecía que decía que si los cristianos encontraban la cruz, los judíos no reinarían nunca jamás. Como comprenderás esto es otro cuento chino contado por el Beato Jacobo de Vorágine al escribir la “Leyenda Aurea”.

  7. Antonio aqui en México y tengo entendido que en Peru también la Santa Cruz es patrona de los albañiles por el recuerdo de que un 3 de mayo se inicio la construcción de la basilica del santo sepulcro para albergar la Cruz osea que los albañiles empezaron a construir el lugar que la albergaria y en recuerdo a esto los albañiles aqui en México han tomado como su patrona a la Santa Cruz y la celebran a lo grande el 3 de mayo ese día se les da libre y en todas las construcciones se hace una Cruz de madera que se adorna con papeles de colores o flores de plastico y se lleva a bendecir en la misa del día y despues regresan y se le hace un rezo a esta Cruz en la construcción y despues hay un convivio para celebrar a la Santa Cruz y a los albañiles, pero ya abundare mas sobre el tema en el articulo que ya tienes anotado para el 4 de mayo del proximo año sobre la Santa Cruz

    • Gracias por la aclaración, André, aunque eso de que la Basilica del Santo Sepulcro se empezó a construir un 3 de mayo………..

  8. Pues a mi igual me parece dificil de creer que se sepa exactamente el día en que se empezo a construir, pero vamos es solo algo simbolico y esto ah servido para que los albañiles tengan en gran devocion a la Cruz de Nuestro Señor

  9. apoyo lo dicho por Efren incluso en el calendario liturgico d Mexico este festividad es el 3 d mayo y varios pueblos del centro d la republica ese dia culminan el triduo d misas rogativas para pedir la lluvias. En la capitas d mi estado: Puebla tambien se tenian astillas del “lignum crucis” como el que se regalo al Monasterio d sta Ana y Sn Joaquin de Clarisas Capuchinas, o el d la Parroquia d Sta. Cruz el Alto anteriormente Sta. Cruz d los españoles

  10. Un saludo muy cordial y respetuoso a todas las personas que han escrito en ésta página.
    Me autodefino, a día de hoy, como no creyente en un dios especial, sea cual sea la religión de la que provenga, ya que éste tema está discutido en todo el mundo hasta la saciedad, pero debido a circunstancias muy personales, lo que sí tengo muy claro es que la fe en algo o alguien está presente en cualquier ser humano y puede (ésto si que está demostrado científicamente) lograr hasta curarse de una enfermedad terminal, y yo, lo afirmo categóricamente.
    Por ésto, soy de las personas que respeto las creencias y cultos de los demás, siempre y cuando no sean impuestas a otros a sangre y fuego ni se conviertan en fanatismos.
    El día 14 de septiembre del año en curso, se le impondrá a un familiar mío, una medalla en un acto homenaje a su labor en una Hermandad de Sevilla y por supuesto que asistiré y seguiré la liturgia con respeto, aparte de emoción, por lo que esto significa para la persona homenajeada.
    Más allá de si ese trozo de madera es o no de la cruz en la que crucificaron al hijo de dios y de María y la cortó alguien con las manos, un instrumento o con los dientes al besarla, hipótesis que se puede leer en la obra de Matilde Asensi, El último Catón.
    Pues dicho ésto, hay algo que pienso sobre el tema:
    Quién puede demostrar categóricamente, por muchas pruebas científicas que se hagan, que al igual que remite un carcinoma IVa sin ninguna explicación médica, un poste de madera que debería haber desaparecido hace más de 1.700 años no permanece *milagrosamente* aún en algunas Iglesias, Catedrales o en casa de alguien?
    Francamente, una servidora no se atreverá jamás, a asegurarlo categóricamente, como tampoco voy a poner en tela de juicio, que cierto día del año y en ciertos lugares del planeta, se sienta algo especial e incomprensible que emana de la tierra y el cielo a la vez o que mis padres y las personas que se han ido y me han amado no están aún cerca de mí y protegiéndome. Ciertamente han habido y habrán muchos falsarios en todos los campos de la ciencia; pero que hay objetos, lugares o seres especiales dotados de un *algo* especial… haílos.
    Paz y bien, a todos los seres humanos que viven y actúan de acuerdo a sus creencias y haciendo el bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*