San Esteban I, rey de Hungría

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Miniatura del Santo en un misal del siglo XV.

Pregunta: ¿Es verdad que un santo católico, San Esteban I rey de Hungría, ha sido reconocido como santo por las iglesias ortodoxas?

Respuesta: Pues esto es verdad en parte; me explicaré. San Esteban murió en el año 1038, o sea, dieciséis años antes de producirse el Gran Cisma que dividió a la Iglesia y fue canonizado por el Papa San Gregorio VII en el año 1083, cuando ya estaba consumada la separación de la Iglesia y así, desde entonces ha sido venerado como santo sólo por la Iglesia Católica. Pero en el año 2000 fue canonizado por el Patriarca Ecuménico de Constantinopla y siete años más tarde, o sea, en el año 2007, ha sido incluido en el calendario de la Iglesia Ortodoxa Rusa celebrándose su fiesta el día 20 de agosto, el día en que es festejado en Hungría. A mi modesto entender, esta canonización es motivo de alegría porque muestra que van desapareciendo algunas de las desconfianzas existentes entre las Iglesias Cristianas.

¿Por qué ha sucedido esto? Porque San Esteban I vivió y murió antes del Cisma y todos reconocen sus virtudes aunque sólo estaba canonizado por la Iglesia Católica. Pero ya que estamos con este tema, podemos decir algunas cosas sobre su vida. Es el primer rey húngaro declarado santo. Era descendiente directo del conquistador de Panonia, Arpad Vajk  y probablemente nació en el año 975 en Esztergon, siendo hijo del príncipe Géza y de la reina Sarolta. Al nacer, fue llamado Vajk, pero posteriormente, cuando fue bautizado, se le puso el nombre de Esteban, aunque no se sabe exactamente en qué fecha se realizó el bautismo.

Existe una leyenda que dice que, estando la madre embarazada, se le apareció San Esteban de Nicea, obispo de Reggio Calabria, que fue quién le insinuó cual debiera ser el nombre de su hijo. También hay quienes afirman que fue bautizado por San Adalberto, pero eso es poco probable porque este santo arzobispo estuvo presente en Hungría en el último decenio del siglo X, poco antes de ser martirizado. Lo más probable es que la elección del nombre fuese insinuado por quien le bautizó, Pilgrino obispo de Nassau, ya que su catedral estaba dedicada a San Esteban protomártir.

Corona del Santo, conservada en Budapest (Hungría).

Cuando la familia real húngara abrazó el cristianismo fue cuando se produjo el bautismo de Esteban, ya que con anterioridad, los miembros de la Casa de Árpád, que eran quienes reinaban en el entonces principado de Hungría, eran paganos. El padre de Esteban, por su proximidad con el Sacro Imperio Germánico y a fin de asegurarse su supervivencia política, fue quien decidió abrazar el cristianismo, pero como las razones eran más políticas que por convencimiento, el príncipe Géza, padre de Esteban, simultáneamente, seguía adorando a los dioses paganos y al Dios de los cristianos.

Esteban, de joven, aprendió latín de manos de San Adalberto y recibió una educación cristiana y poco antes de morir su padre, en el año 995, se casó en la abadía de Scheyern, con Gisela (la Beata Gisela de Baviera) que era hermana del emperador del Sacro Imperio, San Enrique II. Dos años después murió su padre, y al ser el primogénito le sucedió en el trono; pero ésta era una tradición cristiana occidental. En la tradición antigua magiar heredaba el trono el miembro mayor de la familia gobernante, por lo que el Señor de Somogy, que también era descendiente de Arpad, no reconoció a Esteban y se sublevó contra él. Se enfrentaron, pero los parientes de Gisela y numerosos caballeros y clérigos germánicos, vinieron en su ayuda y el Señor de Somogy fue derrotado. Esteban  se convirtió en el primer rey de una nación que muy poco antes se había consolidado políticamente y había abrazado el cristianismo. Con anterioridad su pueblo era un principado ejercido sobre una serie de tribus húngaras.

La acomodación del pueblo a la nueva religión no fue totalmente pacífica ya que venía impuesta por la conversión del príncipe gobernante (Géza) y por la llegada de misioneros occidentales; el pueblo estaba acostumbrado a adorar varios dioses y ahora se les imponía un único Dios. Esto lo fue consiguiendo Esteban, poco a poco, con muchísima dedicación a su pueblo y con el ejemplo de su vida.  Esteban, como “rex et  sacerdos”, tiene en el cristianismo centroeuropeo un significado histórico, pues como rey se adhirió incondicionalmente a la nueva religión, siendo consciente de las consecuencias políticas de esta adhesión.

Sepulcro del Santo en Székesfehérvar, Hungría.

San Esteban, como he dicho, se casó con la Beata Gisela, hermana de San Enrique II, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y después de haber afrontado las resistencias internas a la cristianización de su país, recurrió al Papa Silvestre II a fin de que Occidente reconociera a su reino y es entonces cuando fue coronado por San Anastasio, discípulo de San Adalberto, enviado por el Papa Silvestre II, en la Navidad del año 1000 como “rex pannoniarum”. La corona aún se conserva en la capital de Hungría.

Esteban organizó la vida política y la vida religiosa de su pueblo; dividió el país en dos archidiócesis (Esztergom y Kalocsa) y ocho diócesis (Györ, Veszprém, Pécs, Vác, Eger, Csanád, Bihar y Transilvania), construyó iglesias y monasterios, aseguró al clero una importante posición en la organización jerárquica del país, atendió constantemente las necesidades de su pueblo y puso las bases de una sólida cultura cristiana.

Sus más íntimos colaboradores en toda esta actividad eran los monjes benedictinos alemanes, franceses e italianos, Orden de la que procedían los primeros obispos del nuevo reino, como  San Anastasio, San Beszteréd, el Beato Sebastián de Esztergom, San Buldo, San Gerardo Sagredo, San Beneta y otros.

En sus dos códigos “regalis decreti”, libros que aun se conservan,  pueden comprobarse cómo consiguió una organización política y eclesiástica muy bien definida. Las disposiciones y las sanciones penales que en ellos se contienen, muestran la atenta vigilancia de Esteban sobre todos los aspectos de la vida de su pueblo, de sus necesidades materiales y espirituales.

Sin embargo, en más de una ocasión, Esteban se vio obligado a combatir contra quienes pretendían volver al Principado tribal anterior a la construcción del nuevo Reino. Hay que tener en cuenta que en la Europa central, en aquella época, solo existía el Reino de Croacia y el Reino de Hungría; los demás eran principados tribales, a excepción del Sacro Imperio mencionado anteriormente.

Relicario del brazo del Santo en la catedral de Budapest, Hungría.

En el año 1030 tuvo que defender a su país atacado por las tropas de Conrado II (sucesor de San Enrique II), quién pretendió someter bajo sus dominios al nuevo Reino Magiar. San Esteban y su hijo San Emerico, vencieron al emperador en Györ y lo expulsaron de su territorio. Su hijo y heredero, San Emerico, murió un año más tarde, en el 1031. Esto le ocasionó graves preocupaciones durante los últimos años de su vida, pues se había quedado sin heredero. Murió en Esztergom, el día 15 de agosto del año 1038 y fue sepultado en la Basílica de Székesfehérvár, que el había mandado construir y que era una de las mayores basílicas de Europa. En la catedral de San Esteban de Budapest se conserva una mano y puño incorruptos.

Como he dicho antes, en el año 1083, el Papa San Gregorio VII sancionó la “elevatio corporis”, lo que equivalió a su canonización oficial y lo hizo por haber convertido al cristianismo, de manera pacífica, a toda la nación pannoniana. Su fiesta es celebrada en Hungría el día 20 de agosto (fecha escogida también por las Iglesias Orientales para conmemorar su festividad). El Papa Inocencio XI extendió su fiesta a toda la Iglesia Universal, fijándola el día 2 de septiembre. En el nuevo calendario litúrgico promulgado por el Papa Beato Pablo VI el día 14 de febrero de 1969 su fiesta fue asignada al día 16 de agosto.

En el arte húngaro, San Esteban I es representado frecuentemente. Se conserva una “retrato” contemporáneo encargado por su esposa Gisela para la Basílica de Székesfehérvár. Normalmente se le representa como una persona mayor, cana, con barba gris, con cara seria, pensativa y aun triste. Su iconografía es muy variada representándosele en cada época conforme se idealizaba a un rey santo. Muchas veces es pintado en el momento de su bautismo y en el acto de consagración de Hungría a la Virgen. Existe una maravillosa estatua de madera del siglo XIII en la catedral de Bamberg (Alemania) en la que se le presenta como un caballero montado en un caballo. Se dice que San Esteban y su esposa la Beata Gisela, fundaron dicha catedral.

Detalle del puño incorrupto del Santo. Catedral de Budapest, Hungría.

Termino destacando que hablamos de un rey santo, pariente de dos santos (Enrique II y Cunegunda de Alemania), esposo de una beata (Gisela de Baviera) y padre de otro santo (el príncipe San Emerico).

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

19 pensamientos en “San Esteban I, rey de Hungría

  1. Este Santo suele aparecer a caballo y blandiendo una espada en no pocas esculturas y monumentos… muy poco espiritual, diría yo, pero en fin, iconografía de reyes. Me ha encantado la corona, que es bellísima, me recuerda a las típicas coronas votivas de los reyes visigodos, que de pequeña yo creía que eran lámparas (!!!!). También me ha llamado la atención lo del puño incorrupto… daría para hacer un chiste sobre el vehículo de santificación del guerrero, pero mejor me abstengo.

  2. Cuando visité Budapest tuve la posibilidad de ver personalmente la corona y el puño. En cuanto a la corona, que verdaderamente es preciosa, tengo la duda de si la que estaba expuesta era la auténtica o una copia. Desde luego estaba blindada y custodiada por varios guardias y eso es comprensible porque es considerada como una enseña nacional.
    En cuanto al puño incorrupto me ocurrió una anécdota que “hoy” (no entonces) recuerdo riéndome. Estaba terminantemente prohibido realizarle fotos y allí había “un gorila” para impedirlo. Como pude y después de muchísimo palique, conseguí que me permitiera acercarme a menos de un metro del altar y que le hiciera una sola foto pero sin flash. Estaba yo tan contento que hice la foto pero sin darme cuenta de quitarle el flash y ¡claro!, al dar el fogonazo, el tío se vino para mi y quería comerme y partirme la cámara. Menos mal que San Esteban me echó una mano (no si sería esa o la otra, ja, ja) y las aguas volvieron a su cauce.
    Después de todo este percance, me dí cuenta que fuera del recinto, vendían unas postales del relicario verdaderamente preciosas, mucho más que la foto que yo había hecho.

  3. Antonio excelente el articulo que has dedicado a San Esteban,Rey de Hungria.
    ¿Quien heredo el trono a su muerte?
    ¿A que edad murio San Emerico?
    Sobre la anecdota en la Catedral de Budapest “no coment”,jajajaja.
    El vigilante encima se pensaria que le habias tomado el pelo sacando la foto con flash,ayayay.
    Con las postales tan preciosas que venden de reliquias en muchos sitios (como tu te diste cuenta poco despues) y hay que ir “expoliando” reliquias a base de flash,¡¡que se estropean!!

  4. Abel,
    A San Esteban I le sucedió en el trono su sobrino Pedro Orseolo de Hungría, por lo que se puede decir que Pedro es el segundo rey de Hungría

    San Emerico murió en el año 1031 durante una cacería de jabalíes. ¿Con qué edad? Pues no se sabe porque la fecha de su nacimiento se considera entre el 1000 y el 1007, así que si nació en el año 1000, murió con 31 años de edad.

  5. Muy interesante como siempre Antonio, poco habia leido sobre este rey Santo y me sorprende ver su puño incorrupto y su corona bellisima y vaya si que habia santidad en su familia que bueno que los ortodoxos y los catolicos ya tengamos un santo más en comun

  6. Gracias Antonio. He leído que tras la muerte del padre de San Esteban se produjo un enfrentamiento dinástico con un aspirante al trono llamado Cupan cuyo cuerpo fue descuartizado (etimológicamente en cuatro pedazos) y mandados estos a los cuatro lugares más importantes de la Hungría de la época como símbolo aleccionador de quién “ostentaba el mando”. Sé que juzgar la historia con ojos actuales es excesivo pero también me lo parece aquel hecho.

  7. Eso que comentas es absolutamente cierto y detrás de esta barbarie pudo estar el mismo San Esteban, pero no he leido en ninguna fuente que esta decisión correspondiera directamente al santo sino que “era costumbre de la ápoca”. Sea de una manera u otra, el acto es verdaderamente bárbaro.

  8. Queridos hermanos me parece que los comentarios que hacen deben ser buenos y no de burla ni critica,me parece que no conocen verdaderamente a Dios,paso a presentarselo El es AMOR,CARIDAD,HUMILDAD,PIADOSO Y MUY MISERICOTDIOSO.Diran porqur escribe esto sinplemente porque si te vaz a olvidar de alguin empiezate a mirarte a ti mismo,asi re daras cuenta que por tus acciones te estarias burlandote de ti a cada hora. QUE DIOS LOS BENDIGA Y PROTEGA DE TODO MAL.y si se sienten afendido por mi culpame perdonenme

  9. Estimado Conni Romero,
    Ante todo un cordial saludo y gracias por tu comentario.
    Si ojeas bien el blog verás que nos lo tomamos con muchísima seriedad, independientemente de que en algún comentario haya alguna broma. Prueba de ello es que hemos escrito sobre San Esteban y lo hemos hecho porque además de ser un santo importante, es el patrono de un pais hermano y yo personalmente he querido ir a Budapest para ver la reliquia de su mano incorrupta. Eso no quita que comente con humor el episodio de la realización de la foto.

    Estamos totalmente de acuerdo contigo: Dios es amor y misericordia, es el Padre bondadoso que tanto nos ama y que envió a su Hijo para que nos salvara. Escribimos sobre los santos y lo hacemos porque estos nos acercan al amor de Dios, pero escribimos sobre ellos intentando desligar lo histórico de lo legendario, es decir, intentamos hacer una hagiografía crítica (en el buen sentido de la palabra) porque creemos que con ello hacemos un bien a la Santa Iglesia.

    Es mejor ver a los santos tales y cuales son, personas humanas que se acercaron a Dios y vivieron en su amor aun teniendo debilidades que supieron superar y no idealizarlos ñoñamente (permíteme la expresión). Al verlos como personas humanas podemos identificarnos más con ellos.
    De todos modos, te repito: gracias por tu comentario y nos tienes a tu completa disposición.

  10. Gracias Antonio:
    Vine por aqui y me ha parecido fantastico este blog. Te felicito!!! Como cristiano catolico creo en un Dios Todopoderoso y misericordioso y que nos ama mucho….
    Puedes explicar por que la cruz en la corona de San Esteban esta doblada? Desde cuando? Porque esta corona con la cruz doblada es el estandarte de Hungria!!!
    Saludos…
    Kike

    • Gracias KIKE por tu amable comentario hacia el blog. Espero que desde ahora nos visites asiduamente y nos comentes cada vez que lo consideres oportuno. Si das un vistazo en el archivo por meses, verás que existen muchos artículos que te puedan interesar.

      Y entrando en el tema que preguntas, parece que la cruz de la corona de San Esteban I de Hungría fue un añadido del siglo XVI y que quedó torcida en el siglo XVII cuando se intentó cerrar el cofre de hierro en la que estaba dentro pero mal colocada. Desde entonces se ha mantenido inclinada hacia la izquierda.
      En wikipedia hay un estudio bastante concienzudo sobre esta corona. Este es el link:
      http://es.wikipedia.org/wiki/Corona_de_San_Esteban

      Gracias de nuevo, considera este blog como tuyo y a tu disposición.

  11. Por cosas de la ida en una mision con ONU un capt de Hungria me contp que eataba asignado a la guarsa y custodia de esta corana a parte de au valor rwligioso ea una reliquia Naxional y que se supone que la antiguedad ea mas de maa de mil años y si antonio es de valpr Nacional

Deja un comentario