Martyrium: tsurushi

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Pintura de Santa Magdalena de Nagasaki con un ejemplar de "tsurushi" al fondo, instrumento de su martirio.

Aunque suene a algo así como sushi, no se trata de un plato típico japonés. A nosotros nos ha llegado con los nombres de forca, fossa u hoya, y es un horrendo método de tortura y ejecución que se empleó durante la persecución del shogun Tokugawa (s.XVII) en Japón y Filipinas, y únicamente ideado para el tormento de los cristianos.

Podemos ver en la imagen en qué consistía: se colgaba a la víctima de un poste cabeza abajo, introduciendo el cuerpo en un hoyo. En ocasiones se añadían piedras colgando de los brazos o del cuello para añadir mayor peso y sufrimiento. La muerte tardaba días en llegar, y se producía por asfixia y por hemorragia intracraneal, es decir, que al estar colgado boca abajo toda la sangre que debía circular libremente por el cuerpo descendía y se encharcaba en el cerebro. Para evitar esto, se hacía una perforación en las sienes para permitir que la sangre se vertiera y liberara un tanto al cráneo de esa presión, pero naturalmente eso acababa implicando la muerte por desangramiento. También era imposible respirar bien boca abajo, y el diagfragma, al descender, comprimía los pulmones. Era considerada la muerte más atroz y dolorosa en aquel momento.

Si la conocemos es porque se trata del suplicio con el que fue ejecutada Santa Magdalena de Nagasaki, agustina recoleta, quien permaneció nada menos que 13 días boca abajo en la oscuridad porque se había dado orden de tapiar el hoyo con maderas alrededor de su cuerpo. No llegó ella a morir ni por asfixia ni por hemorragia, sino que debido a unas lluvias torrenciales, se llenó el hoyo con el agua y murió asfixiada por el lodo. También es muy conocido el mártir filipino San Lorenzo Ruiz, quien fue también colgado boca abajo en la fosa y murió a causa de la hemorragia.

Es importante añadir que, si bien los pies estaban atados a la cuerda y uno de los brazos se ataba al cuerpo, el otro se quedaba colgando libremente. Esto se hacía para que el condenado, en el momento en que no pudiese soportarlo más, pudiese alzar la mano y hacer una señal a los verdugos para que lo descolgaran, lo cual implicaba, evidentemente, que estaba dispuesto a apostatar. Si hacía esto, su vida era respetada con todas las garantías. Por ello es notable saber que Magdalena no sucumbió tras trece días, y que Lorenzo fue el último en morir de todos los que fueron colgados con él; eso nos permite hacernos la idea de la fortaleza que tuvieron para ello.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

16 pensamientos en “Martyrium: tsurushi

  1. Gracias de nuevo Ana Maria.
    Oir hablar o leer sobre este tipo de martirio, te pone la carne de gallina porque es una muestra más de hasta donde puede llegar la maldad del hombre para conseguir sus objetivos: en este caso la apostasía del mártir.
    Añado que casi siempre, en la hoya se vertían inmundicias para hacer padecer aun más al mártir.

    • No tenía el dato específico de que vertieran inmundicias en el hueco de la hoya, pero no me sorprende en absoluto.
      Anuncio de paso que el mes que viene veremos un artículo sobre la mártir japonesa Magdalena de Nagasaki, cuya historia siempre me ha impresionado porque siendo más joven que yo, soportó torturas horrendas y la muerte lenta del tsurushi sin sucumbir, hasta el final. Algo que me parece totalmente sobrehumano.

  2. Ana Maria,yo he leido en alguna parte que lo llenaban hasta cierta punto de agua para hacer sufrir al condenado,¿esto es cierto o entraria en otro tipo de “martyrium”?

    • No me consta, porque no se pretendía que el condenado muriese ahogado sino que sufriera por la antinatural postura. Magdalena de Nagasaki se ahogó, pero debido a unas súbitas lluvias torrenciales, no entraba en “los planes” ese tipo de muerte para ella. Claro que tampoco la sacaron en cuanto vieron que podía ahogarse, simplemente la dejaron estar donde estaba.

      No creo que echaran agua, simplemente porque si echaban, no tenía que ahogarse el colgado, y si no lo iban a ahogar, ¿para qué echar agua? No sé, para mí no tiene mucho sentido eso.

    • ¿Qué quieres decir, Salvador? ¿Que no crees que les dieran la oportunidad de retractarse? Pero todos los perseguidores de todos los tiempos dieron esa ocasión, salvo algunos. Me consta que en Japón se esforzaron bastante en lograr la apostasía antes que mandarlos sin más al suplicio y a la muerte.

      • Me refería a que, dentro de la humillación que ya en sí es un martirio, el dejarlos con un brazo suelto por si se retractaban aumentaba aún más ese acto degradante. No creo que lso torturadores fueran tan simples de pensar que un acto de apostasía era debido a una crisis de fe y no al dolor que estaban procurando al martirizado. En todo caso, este tipo de martirio me parece de los más crueles que has descrito.

        • Ah no, por supuesto que los verdugos tendrían claro que la apostasía se debería más a la humillación y al dolor que a un auténtico cambio de espiritualidad. Pero no es que ello les haya importado nunca demasiado a todos los torturadores históricos, ¿no?

  3. Muy interesant este tipo de martirio bastante horrrendo y desesperante, pero como bien dices Aana se debe a que los japoneses lo que buscaban era que los cristianos apostataran, pues ellos querian que todos fueran shintoistas pues creain que al ser de otra religion debilitaria al imperio y los desuniria

    • Hay que entender que la nación japonesa ha sido siempre muy celosa de sus tradiciones, y el shintoísmo no es sólo lo que querían preservar, también el budismo ya que ambas religiones -o más bien, espiritualidades- imperaban en Japón. Realmente creo que pretendían mantener sus tradiciones para evitar la descomposición de su sociedad, como bien apuntas, más que un control mental de cada uno de sus individuos. Además, y esto también vale para el caso de China, cristianismo se asociaba a “occidental”, ¡y tenían muy buenas razones para detestar a los occidentales!

  4. Y bueno Ana María, no vamos lejos, no se en Europa pero aqui en América si sucede, que todo lo que huele a oriente o a espiritualidad oriental, la iglesia lo ve como cosa del demonio, asi sucede con los famosos mangas y animes o con algunas practicas medicas a base de acupuntura o hierbas o medicamentos traidos de aquellas tierras, los sacerdotes por el solo hecho de pensar que el budismo y el shintoismo son religiosas paganas “del demonio” consideran que todo lo que viene de alla es algo endemoniado

    • Caray, André, huelga decir que ese tipo de pensamientos me parecen de lo más ignorante, inculto y retrógrado que puede haber. El manga y el anime son sólo una expresión artística; de la acupuntura y la medicina oriental tenemos muchísimo que aprender y aprovechar y en cuanto al budismo, directamente no cree en dioses y demonios, así que… más equivocados no pueden estar.
      De todas las culturas y religiones tenemos grandes verdades y maravillas que aprender sin por ello renunciar o traicionar a la nuestra. Quien ha comprendido esto ha comprendido que ni somos los primeros, ni los únicos, ni tampoco es que tengamos tanto de lo que enorgullecernos.

  5. Asi es Meldelen es un pensamiento retrogrado pero tengo muchos amigos que sus madres que son muy allegadas a la iglesia hasta le dicen que ven “sombras demoniacas” en su habitacion y que eso es por que ven anime, y yo en mi caso quien tambien soy fan de este arte muchos sin conocerme hasta me han preguntado si es que soy satanico por que me gusta ver el anime y el manga, asi que ya te puedes imaginar, sobre el budismo ty el shinto creo que ni el mismo San Francisco Javier lo satanizo a como lo hacen ahora los sacerdotes y otros fieles.

    • Me parece terrible y te animo a que no sólo no hagas caso de tan terribles prejuicios, sino que los combatas. Yo también me he visto mis buenas series de animes y ni ando endemoniada ni tengo ningún problema espiritual. El arte es el arte y no puede dañarnos en absoluto, es simplemente una expresión humana.

  6. Si lo entiendo Ana y es lo mismo que les digo a los que me preguntan al respecto yo creci y sigo viendo anime y no por eso soy un endemoniado y la respuesta esta en que escribo articulos sobre santos, Cristos y Virgenes en esta pagina jajaa de otra forma no lo haria, pero es la ignorancia tremenda de la gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*