San Gerardo Maiela, redentorista

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Ilustración contemporánea del Santo.

Existen dos fuentes para conocer la verdadera historia del santo y son dos biografías escritas a mano. La primera es un documento de veintidós páginas, escritas por el padre Gaspar Caione, que fue el último superior del santo y que escribió sobre él porque así se lo ordenó el mismísimo San Alfonso Maria de Ligorio, fundador de los redentoristas. Esta obra fue escrita inmediatamente después de la muerte del santo, entre 1755 y 1762. Son apuntes fragmentarios que tienen el carácter de ser un escrito provisional, no definitivo.
La segunda fuente es un manuscrito anónimo que forma parte de la obra titulada “Historia de la Congregación del Santísimo Redentor”. Esta es una biografía más precisa y más voluminosa, ya que tiene más de cien páginas. Se puede decir que la segunda biografía es la primera, pero más desarrollada. Están relacionadas la una con la otra. Pudiera ser también obra del padre Gaspar Caione, pero esto no se puede afirmar rotundamente. El padre Caione era un hombre de ciencia, virtuoso y piadoso que conoció personalmente al santo y es por esto, que este escrito tiene un valor histórico indiscutible. Presenta a San Gerardo como un gran taumaturgo.

El apellido Maiela es una abreviatura de la forma original Machuela, que es la que aparece en las actas de la parroquia de Baragiano (Potenza), de donde era originaria su familia. Gerardo nació en la misma provincia, pero en otro pueblo: Muro Lucano, en el mes de abril de 1726, aunque hay dudas de si nació el día 6 o el día 23 de dicho mes. Sus padres se llamaban Domenico y Benedetta.
Pasó su juventud en su pueblo natal aprendiendo el oficio de sastre, salvo un período de tiempo que no se puede precisar, en el que estuvo en Lacedonia como camarero del obispo Claudio Albini. El día 12 de abril de 1746, con veinte años, cuando se hacía el padrón del reino de Nápoles, puso como profesión que era alumno en una sastrería, que estaba domiciliado en la parroquia de San Andrés en la parte baja de “Raja del Castello”, en una casa de alquiler por la que pagaba a su dueño, José Galella, veinte carlines al año.

Llamado al estado religioso, intentó entrar en los capuchinos pues su tío materno, Fray Buenaventura de Muro, era el padre provincial, pero fue rechazado. Lo volvió a intentar en los redentoristas y allí si fue admitido. Hizo el noviciado el Deliceto (Foggia) bajo la sabia y severa guía del Venerable Pablo Cafaro e hizo los votos religiosos el día 16 de julio del año 1752 como hermano coadjutor. En el convento trabajó como sastre, sacristán, cocinero, enfermero y ecónomo del colegio y fue enviado a otros pueblos para organizar colectas públicas de víveres y de dinero para su Congregación, que pasaba por graves momentos de penuria económica.

Mural del Santo en el Santuario del Santo Cristo de Esquipulas, en Alajuela, Costa Rica.

Aprovechó estos viajes para convertir a gente descarriada, aplacar riñas y discordias entre paisanos y predicar a favor de los monasterios de clausura. Siendo hermano lego llevó la dirección de varias comunidades.
En junio de 1754 fue enviado a Materdomini, aldea del municipio de Caposele (Avellino) y allí se le abrió un amplísimo campo de apostolado entre los habitantes de las casas diseminadas por el campo, yendo al mismísimo Nápoles donde estuvo desde el verano de 1754 hasta el invierno de 1755, predicando y entregado a la gente más humilde.
Murió poco después de la medianoche del 16 de octubre de 1755, en la aldea de Materdomini, con algo menos de treinta años de edad. Allí está sepultado.

Fue beatificado por el Papa León XIII en 1893 y canonizado por San Pío X el día 11 de diciembre de 1904.
De naturaleza extremadamente simple y fuertemente emotiva, amaba con locura la música, la poesía, la escultura y especialmente, la naturaleza. Cuando contemplaba algo bello, natural o artístico, inmediatamente se elevaba hacia Dios, que era para él la culminación de toda belleza. Sentía a Dios como algo suyo; decía: “Mi querido Dios, mi Espíritu Santo”. Veía a Jesús crucificado como el máximo modelo a imitar y a la Virgen como la alabanza permanente a la Santísima Trinidad. Veía a la Virgen en todas las mujeres. Esta era una visión espiritual y mística que se alimentaba de la inocencia de su alma, hasta el punto de poder confesar antes de morir que jamás había sentido ninguna tentación impura. Pero además, esta visión espiritual y mística se alimentaba también de la contemplación de Jesús Crucificado. Quería vivir a la perfección la Voluntad de Dios.

Tenía un carácter impetuoso y alegre y este carácter era la expresión externa de su inmensa riqueza sobrenatural. Desde los primeros años de su vida experimentó visiones y éxtasis. Se le atribuyen los dones de profecía, bilocación y milagros. De todo esto se habló en los procesos informativos previos a la beatificación, pero hay que decir que algunos de estos testimonios no están suficientemente documentados.

Actual sepulcro del Santo en su santuario de Materdomini, Italia.

En el siglo XVIII se le invocaba como santo protector de las parturientas. El primer documento sobre este culto lo encontramos en Tannoia, que en el año 1806 escribía: “Fray Gerardo es especial protector en los partos, por lo que en Foggia no hay ninguna parturienta que no tenga una estampa suya y que no lo invoque”. A principios del siglo XIX un médico de Matera escribía también: “Desde hace algunos años yo no ejerzo como médico; por mi lo hace Fray Gerardo” y seguía diciendo que a todas las parturientas les daba una estampa suya que entonces ni siquiera era beato. Este culto siguió creciendo y se desarrolló aun más con la beatificación y la canonización.

El 1955, con motivo del segundo centenario de su muerte, desde todas las partes del mundo se solicitó a Roma que el santo fuera proclamado patrono de las madres. Su fiesta litúrgica se celebra hoy, día 16 de octubre. Hoy, en su santuario, se bendice la mies que será sembrada en los campos.
El santuario es muy visitado por peregrinos de todo el mundo y está compuesto de una iglesia y un convento de redentoristas. Hace pocos años los restos del santo han sido colocados en una nueva sepultura, más moderna, hecha de mármol blanco.

De él se cuentas numerosas anécdotas y estas son algunas:
– Cuando murió, su madre decía: “Mi hijo solo era feliz cuando se hallaba arrodillado en la iglesia ante el Santísimo Sacramento”.
– Como dije, de joven trabajó como criado en casa del obispo de Lacedonia, hombre irascible que lo trataba de mala manera; él sin embargo lo servía fielmente y sin quejarse hasta que el obispo murió en el año 1745.
– En el convento los religiosos decían de él: “O es un loco o es un santo”, ¿por qué? Porque era el más trabajador, el más puntual y el más humilde.
– Tenía el don de la bilocación y así, estando el Nápoles, presenció el asesinato del arcipreste de Muro Lucano en el preciso momento en que tenía lugar, a setenta kilómetros de distancia.
– Otro caso: asistió a un enfermo en una cabaña de Caposele, estando en ese mismo instante charlando con un amigo en el convento de Materdomini.
– Una vez su superior fue a buscarlo a su celda y no lo encontró. Entonces, se dirigió a la capilla donde lo encontró rezando. Le preguntó el superior: ¿Dónde estabas hace un momento?. En mi celda, le contestó San Gerardo. Eso es imposible pues yo he estado allí dos veces buscándote. Entonces, el santo se vio obligado a confesar que, como estaba en retiro, había pedido a Dios que le hiciese invisible para que le dejasen rezar en paz. El superior le replicó: por esta vez te perdono, pero no le vuelvas a pedir esto a Dios.
– En una ocasión sufrió una de las pruebas más terribles de su vida. Una joven de vida licenciosa a quién el santo le había ayudado, le acusó de haberle hechos insinuaciones impuras. Inmediatamente, San Alfonso Maria de Ligorio lo llamó. San Gerardo, pensando que el voto que había hecho de perfección le obligaba a no defenderse, guardó silencio. Con esta actitud puso en aprietos a su superior, quién no lo creía culpable. San Alfonso lo castigó prohibiéndole recibir la comunión durante algunas semanas. Él le respondió tranquilamente: “Dios que está en los cielos, no dejará de defenderme”. Al cabo de unas semanas, la mujer confesó que lo había calumniado. San Alfonso le preguntó el por qué no se había defendido y él le replicó: ¿Acaso no tenemos una regla que nos prohíbe disculparnos? Naturalmente, la regla no estaba hecha para aplicarla en estos casos…

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

14 pensamientos en “San Gerardo Maiela, redentorista

  1. ¡Antonio te me has adelantado en realizar el articulo sobre este santo! jajajaja
    Me ha encantado el articulo Antonio.
    En alguna parte lei que su vida fue una continua sucesion de fenomenos asombrosos,yo asi lo creo,apuntando tu algunos en tu articulo.
    Comento la anecdota de que un dia yendo a buscar agua a un pozo se le cayo una llave dentro,rapidamente cogio una imagen del Niño Jesus y la ato con una cuerda,lo bajo y le pidio que le cogiera la llave,al subirlo alli estaba la llave con el niño.
    Este pozo aun se conserva y se le conoce como “el Pozo de Gerardito”.
    Otra anecdota que de el se cuenta es que estando en Napoles le comunicaron que una terrible tormenta habia arrebatado una embarcacion con todos sus tripulantes,y que seguramente ya estarian muertos.
    Se tiro al agua tal como estaba vestido perdiendose entre las olas,al poco despues aparecio arrastarndo la embarcacion como si se tratara de un fardo de poco peso,logrando salvar a la tripulacion.

  2. Abel,
    Tú sabes que el Equipo de dirección del blog intenta compaginar el santoral del día con otros temas igualmente importantes, como las series “martyrium”, “monacato cristiano”,
    “devociones latinoamericanas”, “mártires españoles”, “Santísima Virgen” y otros y que, normalmente, yo escribo sobre el santoral procurando hacerlo sobre el santo más popular de ese día.

    Hoy se celebra la festividad de San Gerardo y siendo este santo moderno tan popular en algunas partes del mundo, me pareció bien escribir sobre él. Es verdaderamente un santo taumaturgo, que impactó en su tiempo y en su región y del que existen datos muy verosímiles, aunque a mi entender, algunos un poco exagerados. Pero bueno, es un santo importante, modelo para muchos cristianos jóvenes y no tan jóvenes, sencillo, piadoso, caritativo,……, un santo que nos enseña mucho.

    Al escribirlo sabía de antemano que te daría una sorpresa a ti y a algún otro amigo del blog. Me alegro.

  3. Yo, de este Santo, me quedo con eso de que al mirar a una mujer, es como si viera a la Virgen María. Es decir, que en todas las mujeres veía a la Virgen. ¿Hay algo más bonito? En una larga tradición de “santos varones” machistas y misóginos, que hicieron de la mujer engendro del pecado y puerta del infierno, que a menudo predicaban contra ellas, justificaban la violencia doméstica desde el púlpito y más de uno ni siquiera se dignaba a mirarlas o dirigirles la palabra, nos llega este hombre que en todas veía a la Mujer más querida de nuestra fe. Sin comentarios.

    • Pues ese detalle, además de mostrar su grandeza nos demuestra también la santidad y limpieza de su corazón. Es tanta la estima y consideración que tiene hacia las mujeres que incluso no se defiende cuando una de ellas lo calumnia gravemente.

      • A mí también me pareció un comentario de lo más bello, que lástima que murió siendo tan joven! hemos visto innumerables casos parecidos, supongo que “lo bueno dura poco” me ha llamado la atención que era sastre, no tenía idea! gracias Antonio por este bello artículo!

        • Montse,
          El que durante su juventud fuera aprendiz de sastre no quiere decir que se hiciera un sastre consumado, al menos como hoy lo entendemos. Seguro que no confeccionarias prendas para lucirlas en las pasarelas de la época, si es que las había, ja, ja.

  4. Hola a todos, desde hace tiempo encontré esta página por azar y de vez en cuando la leo con cierto interés, es la primera vez que me atrevo a dar mi opinión por escrito pues soy de los que acostumbran a leer y no dejar constancia de la visita.
    En primer lugar quiero agradecer el laborioso trabajo que estáis realizando en pro del conocimiento religioso como así desde otros puntos de vista. En lo referente a los variados comentarios que he realizado de la pagina entre mis conocidos en estos tiempos difíciles que corren he comprobado que se asume como una parte de nuestra moralidad, enseñanzas y cultura por lo cual quiero animaros a que prosigáis en esta labor divulgativa.
    Creo que además de dar a conocer las vivencias ejemplares de cada santo estáis dando unas clases magistrales de historia relacionadas con los momentos de cada biografía y esto es una labor impagable que quizás no seamos capaces de valorar.
    Agradecido J.F.Ll.

    • Muchisimas gracias por estas palabras de elogio y aliento que te agradezco en nombre de mis compañeros colaboradores y en el mio propio.
      Intentamos hacer hagiografía rigurosa, dar a conocer la santidad en la Iglesia Universal, de forma general, sin complejos ni prejuicios, sin exclusiones y de forma ecuménica, pero también sin ñoñerias.
      Quiera Dios que este blog nos ayude a todos a entender mejor que formamos una sola familia, donde los más desvalidos deben ser los más queridos y que tenemos un Padre común.
      San Gerardo, cuya festividad celebramos hoy, nos ayude.
      Gracias de nuevo.

  5. Que hermosa esta vida de Gerardo! Los hombres simples son objetos de las delicadezas de Dios, pero también de las más duras pruebas. Antonio, me ha llamado la atención lo que dices al hablar de las colectas que él dirigía: que defendió a los monasterios de clausura ¿ podrías hablar un poco más de eso? ¿cual era el contexto histórico? ¿exactamente, qué decía Gerardo?

    • Dairon,
      Tu sabes que yo no soy especialista en Historia pero esta misma historia nos dice que a lo largo de todos los siglos, mientras algunos monasterios y abadias nadaban en la abundancia, otros vivían en la más absoluta de las miserias, especialmente los monasterios femeninos.

      En su epoca y en la Campania eran numerosos los conventos de clausura que vivían miserablemente y con escasos miembros y es por eso, por lo que San Gerardo al considerarlos como parte muy importante de la Iglesia y formados por personas que vivían pobremente, se dedica a predicar para promocionarlos y a darles parte de las limosnas que recogía, para sustentarlos. Esa es la explicación. Para él eran imprescindibles y eran parte de los pobres de Yahvé.

  6. Estimado Antonio me he quedado “aturdido” con la anécdota en la que el santo había pedido volverse invisible pues estaba en retiro y su superior le conmina a que no volviese a hacerlo más. ¿Qué hay de veracidad documentada en el suceso? o quizas sea una exageración. En todo caso gracias por mostrarnos la humildad de San Gerardo que sin duda le hizo grande.

    • Salvador,
      Dando por sentado que quizás algunas de las cosas que de él se cuentan pueden estar algo exageradas, las fuentes son tan fidedignas y creibles, que se puede asegurar que casi todo es completamente cierto.

  7. AL IGUAL QUE ABEL TAMBIEN QUERIA HACER EL ARTICULO DE ESTE SANTO PERO CON LO QUE HA ESCRITO DN ANTONIO CREO QUE HIZO MUY BUEN ARTICULO DE ESTE QUE ES UNA DE MIS SANTOS FAVORITOS. ESPEREN EL PROXIMO ARTICULO SOBRE EL……
    HAY MUCHAS ANECDOTAS DE EL UN TANTO LLENAS DE UNA EXALTACION PIADOSA PERO QUE RESULTAN SIMPATICAS COMO LA QUE YA SE DIJO EL NIÑO DIOS Y LAS LLAVEZ DEL POZO, O QUE QUE AL INVOCAR A LA SMA TRINIDAD SE LIBRO DE UNA AGRECION DEMONIACA, O QUE TAMBIEN CON INVOCAR A LA SMA TRINIDAD HIZO BEJAR DEL MONTE LOS TRONCOS PARA LA CONSTRUCCION DEL SANTUARIO DE MATER DOMINI EN FIN AUN HAY MAS…..
    EN LA CONGREGACION DEL SMO. REDENTOR EL MISTERIO DE MARIA ESTUVO ASOCIADA SU LA LABOR APOSTOLICA Y DE UN ENTRAÑABLE AMOR A LA VIRGEN COMO MADRE DEL SEÑOR COMO LO DEMUESTRA EL MISMO FUNDADOR Y SUS PRIMEROS SEGUIDORES QUE AÑADIERON A SU NOMBRE EL DE LA SMA VIRGEN: San Alfonso MARIA de Ligorio, Sn. Clemente MARIA Hofbahuer, Bto Jenaro MARIA Sarneli, Sn. Gerardo MARIA Mayela…… NO ES DE EXTRAÑAR QUE ESTE ULTIMO VIERA EN CADA MUJER LA REPRESENTAION DE NUESTRA SEÑORA INCLUSO SE HABLA EN SUS BIOGRAFOS DE VARIAS LEVITACIONES CUANDO OBSERVABA IMAGENES DE LA VIRGEN Y SOBRE TODO A LA IMAGEN DE MATERDOMINI, LA CONGREGACION LE DEBE SU NACIMIENTO A UNA MUJER, LA VENERABLE SOR MARIA CELESTE CROSTARROSA EL CUAL NUESTRO SANTO FUE SU CONSEJERO ESPIRITUAL Y SENTIA UNA GRAN VENERACION…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*