San Florencio

Pies de San Florencio, donde se observa el desprendimiento de las caligas y la capa de suciedad sobre la cera. Foto Montserrat Báez.