San Silvestre papa y el canto del Te Deum en el día de hoy

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Escena de la vida del Santo. Miniatura gótica del Speculum Storiae, s.XV.

Hoy, último día del año, celebramos la festividad del Papa San Silvestre I y también en este día, a la hora de Vísperas, la Iglesia tiene la costumbre de cantar solemnemente el Te Deum, dando gracias a Dios por el año que acaba. Quiero hoy hablar de ambas cosas, además de desearos a todos un feliz Año 2012.

San Silvestre I, papa

En la “Depositio Episcoporum” tenemos la información más antigua acerca del culto a este santo papa que murió tal día como hoy del año 335. Esta festividad es recordada en todos los sacramentarios y martirologios históricos, y ¡cómo no!, en los Martirologios Romano y Jeronimiano, aunque en su biografía hay connotaciones legendarias. La Iglesia de Oriente lo conmemora dos días más tarde, el 2 de enero.

Había nacido en Roma en el año 270, siendo su padre un tal Rufino, que era sacerdote en tiempos del Papa San Marcelino. Como Sumo Pontífice, sucedió al Papa San Melquíades un año después de decretarse el célebre Edicto de Milán por el que se le devolvía la libertad a la Iglesia. Se le atribuyen una serie de escritos que forman parte de los llamados “apócrifos sinmaquianos”, algunos de los cuales se utilizaron en la elaboración del “Liber Pontificalis”, en el cual se atribuye a San Silvestre un papel importante dentro de la Iglesia y en sus relaciones con el emperador Constantino.

En enero del año 314 tuvo que esconderse, refugiándose en el Monte Soratte, a unas siete leguas de Roma, pues en ausencia del emperador, los magistrados de Roma iniciaron de nuevo la persecución contra los cristianos. Cuando volvió Constantino, fue llamado por este que estaba afectado por la lepra, de la que se curó milagrosamente después de recibir el bautismo. El emperador, agradecido, decidió construir la Basílica Vaticana, la Lateranense y algunas otras iglesias en Roma, como la de San Pablo en la vía Ostiense y la de la Santa Cruz en Jerusalén y aunque en esta actividad constructora hay quienes dicen que la intervención del Papa no fue decisiva, sin embargo se le atribuye la fundación de una basílica, la del “titulus Aequitii”, a la que desde el siglo VI se la reconocía como “titulus Sancti Silvestri”.

Urna de bronce con las reliquias del Santo. Abadía de Nonantola, Italia.

Su pontificado fue largo pues duró algo más de veinte años, pero su vida digamos que se vio oscurecida por la popularidad del emperador Constantino el Grande, contemporáneo suyo y que es considerado como el primer emperador cristiano.
Gracias a San Silvestre, la madre de Constantino, Santa Elena, que se había adherido al judaísmo, se convirtió al cristianismo después de escuchar una larga disputa entre el Papa y doce escribas judíos. Ya se ha hablado en otro artículo de este blog (el día 18 de agosto) sobre la influencia que tuvo Santa Elena sobre su hijo y lo mucho que ayudó en la reconstrucción y enriquecimiento de las iglesias en todo el Imperio.

Se dice que fue el primer Papa en utilizar la tiara y el que instituyó el domingo, como Día del Señor, en conmemoración de la Resurrección. Reglamentó la administración de los sacramentos, organizó la ayuda a los necesitados con numerosas obras de beneficencia y puso orden entre los clérigos romanos.
Durante su pontificado se agitaron las controversias donatista y arriana por lo que también bajo su pontificado se convocó el Concilio Ecuménico de Nicea celebrado en el año 325; en este Concilio, como todos sabemos, fue condenada la doctrina de Arrio.
Dice la leyenda que para reparar algunas lagunas que dejó el Concilio, Silvestre convocó un sínodo romano al que asistieron doscientos setenta y cinco obispos, que ratificaron los decretos de Nicea y promulgaron algunos cánones litúrgicos y disciplinarios: solo los obispos podrían consagrar el Santo Crisma, los diáconos debían utilizar dalmáticas, los corporales utilizados en la Misa tenían que ser de lino, en qué momento debía recibirse cada orden sagrada, etc.

El último documento apócrifo que se le atribuye es la “Donatio Constantini”, con la cual se pretende justificar el origen del poder temporal del Papa cuando Constantino le hizo donación de la ciudad de Roma decidiendo que la nueva capital del Imperio fuera Constantinopla, pero eso es falso pues se ha demostrado que ese documento es originario del siglo VIII y San Silvestre vivió en el siglo IV.

Relicario del Santo en Zadar, Croacia.

Su pontificado se caracteriza por ser el del primer Papa que gozó de tranquilidad y que no murió mártir. Y como consecuencia de haber vivido en este clima de libertad dado a la Iglesia por Constantino, su figura aparece como si tuviera una importancia secundaria en la historia de la misma Iglesia, cosa que no es cierta, pues es el primer santo al que se le rinde culto tanto en Oriente como en Occidente no habiendo muerto mártir. Con anterioridad, solo recibían culto los mártires.
Como he dicho, murió el 31 de diciembre del año 335 y su cuerpo fue enterrado en las catacumbas de Priscila, en la vía Salaria. En los Itinerarios del siglo VII se menciona una basílica en su honor en aquel lugar.

El 2 de junio del año 761, el Papa Paulo I trasladó sus restos al oratorio del monasterio de San Silvestre in Capite y un mes más tarde a la misma iglesia. Durante los trabajos de restauración realizadas en la misma en el año 1596, el Papa Clemente VIII encontró sus reliquias y las puso bajo el altar mayor. El cráneo se conserva aparte en un precioso relicario del siglo XVIII.
Reliquias insignes del santo se veneran en la iglesia romana de Santa Maria in Vía Lata y en la de Santa Cecilia. Sin embargo existe una tradición que confirma que sus reliquias fueron llevadas en el año 756 a la Abadía de Nonantola, en Modena (Italia). De estas reliquias, mostramos alguna foto.

El himno “Te Deum laudamus”
Es uno de los primeros himnos cristianos y, generalmente, su autoría se atribuye a San Ambrosio, arzobispo de Milán que vivió en el siglo IV. Sin embargo hay quienes afirman que lo compuso San Agustín cuando fue bautizado por San Ambrosio. En la forma en que actualmente lo conocemos, se encuentra por primera vez en el “Antiphonarium benchorense”, de finales del siglo VII.
Con este himno termina el Oficio de Maitines (o de Lecturas) y es cantado en determinadas ocasiones como himno de acción de gracias. Una de estas ocasiones es la tarde del día 31 de diciembre. A él le han puesto partitura los músicos más famosos del Renacimiento, el Barroco, el Clasicismo y el Romanticismo. La lista de estos compositores puede encontrarse aquí.

Aparte de transcribir su letra en latín y en castellano, al final damos los datos de dos vídeos distintos sobre el canto de este precioso himno ambrosiano.


Texto original en latínTexto en español
Te Deum laudamus:
te Dominum confitemur.
Te aeternum Patrem,
omnis terra veneratur.

Tibi omnes angeli,
tibi caeli et universae potestates:
tibi cherubim et seraphim,
incessabili voce proclamant:

Sanctus, Sanctus, Sanctus
Dominus Deus Sabaoth.
Pleni sunt caeli et terra
majestatis gloriae tuae.

Te gloriosus Apostolorum chorus,
te prophetarum laudabilis numerus,
te martyrum candidatus laudat exercitus.

Te per orbem terrarum
sancta confitetur Ecclesia,
Patrem immensae maiestatis;
venerandum tuum verum et unicum Filium;
Sanctum quoque Paraclitum Spiritum.

Tu rex gloriae, Christe.
Tu Patris sempiternus es Filius.
Tu, ad liberandum suscepturus hominem,
non horruisti Virginis uterum.

Tu, devicto mortis aculeo,
aperuisti credentibus regna caelorum.
Tu ad dexteram Dei sedes,
in gloria Patris.

Iudex crederis esse venturus.

Te ergo quaesumus, tuis famulis subveni,
quos pretioso sanguine redemisti.
Aeterna fac
cum sanctis tuis in gloria numerari.

Salvum fac populum tuum, Domine,
et benedic hereditati tuae.
Et rege eos,
et extolle illos usque in aeternum.

Per singulos dies benedicimus te;
et laudamus nomen tuum in saeculum,
et in saeculum saeculi.

Dignare, Domine, die isto
sine peccato nos custodire.
Miserere nostri, Domine,
miserere nostri.

Fiat misericordia tua, Domine, super nos,
quemadmodum speravimus in te.
In te, Domine, speravi:
non confundar in aeternum.
A ti, oh Dios, te alabamos,
a ti, Señor, te reconocemos.
A ti, eterno Padre,
te venera toda la creación.

Los ángeles todos, los cielos
y todas las potestades te honran.
Los querubines y serafines
te cantan sin cesar:

Santo, Santo, Santo es el Señor,
Dios de los ejércitos.
Los cielos y la tierra
están llenos de la majestad de tu gloria.

A ti te ensalza el glorioso coro de los apóstoles,
la multitud admirable de los profetas,
el blanco ejército de los mártires.

A ti la Iglesia santa,
extendida por toda la tierra,te aclama:
Padre de inmensa majestad,
Hijo único y verdadero, digno de adoración,
Espíritu Santo, defensor.

Tú eres el Rey de la gloria, Cristo.
Tú eres el Hijo único del Padre.
Tú, para liberar al hombre,
aceptaste la condición humana sin desdeñar el seno de la Virgen.

Tú, rotas las cadenas de la muerte,
abriste a los creyentes el Reino de los Cielos.
Tú sentado a la derecha de Dios
en la gloria del Padre.

Creemos que un día has de venir como juez.

Te rogamos, pues, que vengas en ayuda de tus siervos,
a quienes redimiste con tu preciosa sangre.
Haz que en la gloria eterna
nos asociemos a tus santos.

Salva a tu pueblo, Señor,
y bendice tu heredad.
Sé su pastor
y ensálzalo eternamente.

Día tras día te bendecimos
y alabamos tu nombre para siempre,
por eternidad de eternidades.

Dígnate, Señor, en este día
guardarnos del pecado.
Ten piedad de nosotros, Señor,
ten piedad de nosotros.

Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros,
como lo esperamos de ti.
En ti, Señor, confié,
no me veré defraudado para siempre

Oremus:
Deus, cuius misericordiae non est numerus, et bonitatis infinitus est thesaurus, piissimae Majestati tuae pro collatis donis gratias agimus, tuam semper clementiam exorantes: ut qui petentibus postulata concedis, eosdem non deserens, ad praemia futura disponas. Amen.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

San Calixto I, papa y santos del mismo nombre

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

San Calixto I, papa y mártir. Medallón barroco en relieve.

El día 14 de octubre, las liturgias de rito romano y de rito ambrosiano prevén la memoria (que puede ser facultativa) de San Calixto I, papa mártir. La vida de este pontífice es muy complicada y está marcada por las disputas eclesiásticas de la época, como la elección del antipapa Hipólito, el primero de la historia de la Iglesia. ¿Quién es el papa Calixto?

San Calixto nació en el Trastévere en el seno de una familia cristiana y de condición servil o esclava. Su padre se llamaba Domicio y su incapacidad para administrar los bienes que poseía, lo metió en problemas siendo deportado a la isla de Cerdeña. Una vez liberado, aunque existen diversas teorías que no tendremos en cuenta, inicialmente vivió en Anzio y posteriormente, gracias al papa San Ceferino entró a formar parte del clero romano, siendo ordenado de diacono y encargándose de la superintendencia del cementerio cristiano en la via Appia, hoy conocido como “catacumbas de San Calixto”.

En el año 217 fue elegido Papa pero, por culpa de controversias teológicas, tuvo que luchar contra un antipapa, Hipólito, pero al que no condenó por lo que fue fuertemente calumniado. Hipólito se reconcilió con San Ponciano, sucesor de San Calixto, y juntos, son venerados como mártires el día 13 de agosto: San Ponciano y San Hipólito.
Calixto murió mártir durante un tumulto popular en el Trastévere, el día 14 de octubre del año 222. Fue sepultado ese mismo dia en el cementerio de Calepodio, en la via Aurelia y esto está atestiguado en la “Depositio martyrum” (A.D. 354). Probablemente su sepultura no se hizo en la via Appia, en el cementerio de San Calixto, porque la situación tumultuosa hizo preferir una sepultura rápida y cercana al lugar del martirio.

El pontificado de San Calixto fue muy molesto para muchos de los cristianos disidentes que vivían en Roma. Fue acusado de laxitud y herejía (adopcionismo y patripasianismo), pero al final de su vida, todas las contrariedades desaparecieron con su glorioso martirio y con un culto litúrgico que, después del de los apóstoles Pedro y Pablo, fue el primero que se tributó en Roma en el siglo III.

El nombre “Calixto” deriva del nombre griego “Kallistos”, traducido al latín como “Callixtus”. El significado de esta palabra griega es el de “bellísimo”.
Después de este papa mártir, llevaron su nombre algunos otros santos de la Iglesia Católica:
o San Calixto Caravario, sacerdote salesiano mártir en China en el siglo XX.
o San Calixto martir, muerto con San Carisio en Corinto.
o San Calixto obispo mártir de Todi.
o San Calixto, martirizado en Roma, con Bonifacio y Félix.
o San Calixto de Huesca, soldado y mártir.
o San Calixto Turmarca, oficial bizantino mártir en Amorio.

San Calixto Caravario, sacerdote salesiano mártir. Lienzo retrato decimonónico.

San Calixto Caravario
Cuorgnè, Torino, 18 de junio de 1903 – China, 25 de febrero de 1930
Martirologio Romano, 25 de febrero: En la ribera del rio Beijang cercano a la ciudad de Shaoguan en la provincia del Guandong en China, los Santos mártires Luís Versiglia, obispo; y Calixto Caravario, sacerdote de la Sociedad Salesiana, que sufrieron el martirio por haber dado asistencia cristiana a los fieles a ellos confiados.

San Calixto mártir en Corinto
Según la “Bibliotheca sanctorum”, probablemente el nombre de este mártir es un error de transcripción de los nombres Callides y Cariesa, vírgenes pertenecientes al grupo de San Leónidas.

San Calixto de Todi
También según la “Bibliotheca sanctorum” el nombre de este mártir es un error de identificación. Probablemente se trata del papa San Calixto al cual le estaba dedicada una iglesia junto a San Casiano. Pero resulta que existe un traslado de reliquias en el mes de agosto del año 1301 en la iglesia franciscana de San Fortunato. Otras traslaciones y reconocimientos de reliquias se hicieron en los años 1596 y 1923.
No está claro, o sea, existen dudas, de si este sagrado depósito sea de un santo obispo de nombre Calixto de la iglesia turdetina (de Todi). Su memoria litúrgica se celebra el día 14 de agosto.

San Calixto, mártir en Roma
Asdimismo, según la “Bibliotheca sanctorum” sea otro error de transcripción de los nombres de otros mártires con el mismo nombre.

San Calixto de Huesca
Oficial del ejército de Sancho Abarca II, rey de Aragón, pasó a Francia donde murió en el año 1003 luchando contra los sarracenos, en las cercanías de Cazaux-Frechet (diócesis de Tarbes), donde su fiesta es celebrada el día 15 de octubre.

Sepulcro de los mártires Casiano, Calixto, Fortunato, Romana y Digna de Todi (Italia).

San Calixto turmarca
Siria, marzo 845
Oficial bizantino mártir en Amorio en el año 845 a manos de los musulmanes.
Martirologio Romano, 6 de marzo: En Siria, la pasión de cuarenta y dos santos mártires que, arrestados en Amorio de Frigia y conducidos al río Eufrates, obtuvieron con esta insigne prueba la palma del martirio.

Concluyo esta pequeña búsqueda con el himno a los Mártires de Rabbula de Edessa:
Oh benditos mártires,
oh grupo de vidas humanas de Dios,
vuestro vino embriaga a la Iglesia;
las luces gloriosas y divinas,
con las que habeis aceptado con gozo todos los tormentos
han vencido a vuestros injustos verdugos;
gloria a la potencia que os ha asistido
cuando combatísteis!
El Dios que vino para nuestra salvación
Tenga piedad de nosotros.
Amén.

Damiano Grenci

BIBLIOGRAFIA Y SITIOS:
o AA. VV. – Biblioteca Sanctorum (Enciclopedia dei Santi) – Voll. 1-12 e I-II appendice – Ed. Città Nuova
o C.E.I. – Martirologio Romano – Libreria Editrice Vaticana – 2007 – pp. 1142
o Grenci Damiano Marco – Archivio privato iconografico e agiografico: 1977 – 2011
o Sito Web monasterovirtuale.it
o Sito Web todi.org

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Santa Laura en Rione Trebbio

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista del altar con la figura que guarda los restos de la Santa. Iglesia de Nuestra Señora de la Misericordia, Rione Trebbio (Italia).

Hoy vengo con un nuevo corposanto y una nueva historia que contar, y de éste ya iba haciendo falta que alguien hablase, porque está siendo difundido por ciertas personas y websites (que conozco bien, pero que no mencionaré), como un cuerpo incorrupto, cuando no lo es, y como Santa Laura de Córdoba, mártir hispana en tiempos de Al-Andalus, cuando tampoco lo es en absoluto.

Esta que veis en la foto es, en efecto, una mártir llamada Laura, pero se trata de una mártir de las catacumbas y como tal, no se corresponde ni con la mártir de Córdoba, ni con ninguna otra santa homónima del calendario. Y digo tal a pesar de que la web del Santuario donde ésta se venera (la iglesia de la Virgen de la Misericordia, en Rione Trebbio, Pollenza, Italia) dice que entre los años 302-305 fue desterrada a Ancona y decapitada junto con otros mártires por no obedecer el edicto imperial. No se dan explicaciones de esta versión, que no me parece muy fiable, tratándose más bien, como don Damiano Grenci (experto en corposantos) defiende, de otra de tantas mártires procedentes de las catacumbas romanas.

Sea como fuere, el cuerpo de esta mártir fue exhumado de su sepulcro el 4 de enero de 1846 en presencia del obispo de Loreto y Recanati, Alessando de’ Conti Benedetti, quien, una vez hecho el reconocimiento, le concedió sellos de autenticidad. El 27 de mayo de 1889 el padre Francesco Zamponi, procedente de Loreto para formar parte del convento de Pollenza, trajo consigo a la mártir, que fue colocada en una urna en la colegiata de San Blas, dentro de una figura de cera en forma de doncellita romana. Los huesos fueron nuevamente catalogados en mayo de 1912 y colocados en su revestimiento por el talentoso artista Nazareno Stolavagli, sacristán de la colegiata. Junto a la urna fue el auténtico signo de su martirio: un vaso que contenía restos de tela, tierra y sangre, emplazado sobre un soporte con la inscripción S.Laura.

Vista de la capilla con los restos de la Santa bajo el altar. Iglesia de Nuestra Señora de la Misericordia, Rione Trebbio (Italia).

Actualmente la Santa ha sido colocada en una nueva urna (en la imagen) bajo el altar de la capilla de la Tercera Orden Franciscana consagrada a San Francisco, San Luis de Francia y Santa Isabel de Hungría. Las fiestas en su honor se iniciaron en el año 1953, y han durado hasta la actualidad, estableciéndose para el 20 de agosto.

De modo que ya sabéis… ni incorrupta, ni Santa Laura de Córdoba. A ver si dejamos de ser tan “creativos” con las imágenes que vamos birlando por Internet, y tratamos de encontrar la historia auténtica que está detrás de cada una de ellas.

Meldelen

Fuente: http://www.cartacanta.org/festa/santalaura/index.htm

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

La devoción a Santa Filomena (VII) – La omisión del Martirologio

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Figura-relicario de la Santa tal como se venera en Mugnano, lienzo decimonónico italiano; y reconstrucción del epitafio de la Santa.

Martirologio Romano revisado
Más recientemente, la publicación revisada del Martirologio Romano por la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos en 2001 supuso una nueva ocasión de discusión por el estatus eclesial de Santa Filomena. La omisión de Santa Filomena en el Martirologio Romano revisado fue otra vez interpretado por diversas fuentes y medios como que la Iglesia ya no reconocía a Santa Filomena como santa.

Diversos aspectos deben ser tenidos en cuenta acerca de Santa Filomena y su omisión en el Martirologio Romano revisado:
1. Santa Filomena, como se ha dicho ya, nunca fue incluida en ninguno de los martirologios romanos, incluso cuando el Magisterio papal concedía la veneración pública litúrgica, indulgencias plenarias, y aprobación universal a la archiconfraternidad eclesiásticamente erigida en su honor.
2. El Martirologio Romano no constituye una exhaustiva recopilación de cada santo y mártir reconocido por la Iglesia, y nunca fue presentado como tal por la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos.
3. La continuidad de la devoción popular en el Santuario de Mugnano con la aprobación directa del obispo ordinario de la diócesis de Nola, unido a la aún floreciente devoción mundial en honor a Santa Filomena, se ha manifestado en la archiconfraternidad universal que continúa con completa aprobación eclesiástica, y ha experimentado además una renovación significativa en todo el mundo la última década.

Cualquier conclusión, por tanto, que pretenda negar la devoción popular a Santa Filomena basándose en su omisión en el recientemente revisado Martirologio Romano sería teológicamente errónea y contraria a la existente y eclesiásticamente aprobada devoción a la santa mártir.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

La Navidad en México (III)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Escena de una tradicional pastorela mexicana donde se enfrentan San Miguel y el demonio por defender a los pastores y que puedan llegar a ver al niño Jesús en Belén.

Las Pastorelas:
Las pastorelas son una representación teatral en la que los pastores emprenden un largo viaje para poder ir a visitar al Salvador recién nacido, pero el demonio trata de impedírselo; esta tradición tiene sus antecedentes en los autos sacramentales como el famoso auto de los Reyes Magos, además no podemos olvidar que el nacimiento hecho en Greccio por San Francisco era con personas reales por lo que también podríamos considerarlo como un antecedente de las pastorelas mexicanas.

Después de la conquista de México y la llegada de los franciscanos al nuevo mundo estos aprovecharon el gusto por la expresión poética de los indígenas para evangelizarlos empezando con esto un género conocido como teatro evangelizador y especialmente con este se dió origen a las pastorelas durante el siglo XVI.

Hacia 1527 en Cuernavaca se representó “La Comedia de los Reyes” y el 6 de enero de 1528 “El ofrecimiento de los Reyes al Niño Jesús” ambas en náhuatl y hacía 1530 por ordenes del primer obispo de México, fray Juan de Zumárraga se representa la “Farsa de la Natividad Gozosa de Nuestro Salvador”. Aunque se ignora el año, se tiene certeza que debió ser alrededor de 1528; fray Andrés de Olmos escribe en náhuatl para celebrar la fiesta de la Epifanía la que es considerada de los antecedentes más importantes de las pastorelas y como la mejor obra de dramaturgia del siglo XVI: el “Auto de las adoración de los Reyes Magos” posiblemente inspirado en el famoso Auto de los Reyes Magos del siglo XIII. Se sabe que los personajes principales de esta obra eran el niño Jesús, la Virgen María, San José, Melchor, Gaspar, Baltasar, un mensajero, el ángel, el rey Herodes, un mayordomo y tres sacerdotes judíos. Además se incluían coreografías de pastores y ángeles que entonaban cantos y plegarias en náhuatl.

Pero las pastorelas tal como se les conoce actualmente no tuvieron mayor auge sino hasta 1572 con la llegada de los jesuitas; en esa época se les conocía como coloquios y fue posteriormente que se les comenzó a llamar pastorelas, por centrarse en los pastores que van a visitar al niño Jesús y San Miguel o San Gabriel que se enfrenta al demonio para defender a estos y que puedan llegar a Belén. De este modo hacía 1595 el jesuita Juan Cigorongo escribió “Égloga Pastoril al nacimiento del Niño Jesús” y en 1596 se presentó en la Villa de San Felipe, Sinaloa, el “Coloquio de los Pastores”.

La tradicional rama con los adornos típicos que es llevada de casa en casa para pedir su "aguinaldo" para realizar las posadas o el convivio navideño.

Hacia el siglo XVII se agregarán personajes como los demonios y los pastores de nombre Bato y Brás (o Blás) y hacia 1750 Cayetano Javier de Cabrera introduce a la pastora Gila quien solía ser tentada por la lujuria y a representar algunas situaciones de carácter sexual.

Con la expulsión de los jesuitas la Santa Inquisición prohíbe las pastorelas por considerarlas vulgares y contrarias a los principios del catolicismo. Pero ya para esta época las pastorelas pasaran al ámbito popular siendo representadas en los famosos corrales y en el siglo XIX con el restablecimiento de la Compañía de Jesús las pastorelas volvieron a las iglesias. En esta época destacará la pastorela que le abrió la puerta a esta tradición para perpetuarse hasta hoy, “La noche más venturosa“ de Joaquín Fernández de Lizardi con quien por primera vez una obra de este tipo se representó en un teatro; el autor evitó el lenguaje vulgar y grosero.

Por lo general las pastorelas empiezan con un monólogo del diablo molesto y preocupado por el nacimiento de Cristo y llama a sus demás demonios para que lo ayuden a que los pastores jamás lleguen a Belén a adorar al Mesías, y es donde entra San Miguel o San Gabriel (en algunas entran los dos y en otras versiones hasta San Rafael se une) para defender a los pastores enfrentándose bélicamente al demonio y sus huestes y que los pastores lleguen a tiempo a Belén. También entran personas como el ermitaño que es tentado por la lujuria igual que la pastora Gila o a veces esta representa la ira, Bato la gula, Bartolo (Blas o Bras) la pereza, San Miguel (u otro de los arcángeles) el bien, Lucifer el mal y los diablos menores, la astucia y el pecado siendo las pastorelas de esta forma también una representación de cómo el hombre vence a las tentaciones de los pecados.

Algo curioso en el caso de las pastorelas es que personajes que participan en estas han influido en otra tradición navideña como es la de los nacimientos o belenes. En el centro de la República podemos apreciar en algunos nacimientos figuras de barro del ermitaño, personaje muy posiblemente inspirado en San Antonio abad (17 de enero) debido a la cercanía de su fiesta a la de la Epifanía, y vestido de color café con barbas largas en su cueva mientras es tentado por el demonio, que son aspectos que destacaron en la vida de este santo. De la misma manera se pueden ver figuras de barro de los demonios que se ponen tentando a los pastores o cerca del pesebre viendo con enojo como estos y los reyes adoran al Salvador del Mundo.

Las pastorelas actualmente se siguen representando aunque algunas ya muy alejadas del significado evangelizador y moralizante que tuvieron en sus inicios y que el mismo Fernández de Lizardi le quiso devolver, terminando algunas siendo más una comedia y casi una burla llena de referencias sexuales y políticas nada moralizantes convirtiéndose en el ejemplo vivo de aquello que la Santa Inquisición prohibió en el siglo XVIII; por suerte no en todos los casos sucede así puesto que las escuelas y las iglesias realizan pastorelas con el verdadero sentido evangelizador y con un toque cómico nada desmoralizante con la que fueron creadas. El éxito y trascendencia de esta tradición es tal que este año 2011 aquí en México se estreno una película de nombre “Pastorela” basada en las peripecias de la organización de esta tradición en una parroquia. Las pastorelas por lo general se realizan desde el 1 de diciembre y hasta el 6 de enero.

Tradicional nacimiento mexicano en el estado de Tabasco donde se acostumbra el tradicional "robo del Niño Dios" del nacimiento

La Rama:
En los estados de Veracruz, Tabasco, Campeche, Yucatán, Quintana Roo y algunos municipios de Chiapas (el sureste mexicano) se realiza una hermosa tradición que es considerada por muchos como la versión mexicana del árbol de navidad, que consiste en adornar una rama con faroles, cadenas y diversos adornos de papel, globos, escacha o motivos navideños y un grupo de personas por lo general niños salen con ella de casa en casa cantando el “canto de la Rama” para recolectar dinero que les servirá para realizar las posadas de las que ya se habló en el primer artículo sobre la Navidad en México o para realizar algún convivio navideño. Esta tradición tiene diversas fechas: en algunos lugares va del 1 de diciembre al 24, en otros del 1 al 31, del 1 al 6 de enero, del 16 de diciembre al 24 o del 16 de diciembre al 6 de enero. Su significado al igual que las posadas es recordar el peregrinar de José y María hasta Belén buscando posada, recordando la rama el árbol del jardín del Edén por el que nuestro primeros padres fueron expulsados del paraíso y que con el nacimiento de Cristo fuimos redimidos y cumplidas las promesas a Adán y Eva y por lo tanto los adornos recordarían el fruto prohibido.

Muchos mencionan que esta tradición tiene muchos elementos tanto hispanos, como indígenas y afrocubanos; esta costumbre fue utilizada por los misioneros para sustituír la que los indios tenían durante estas fechas decembrinas de adornar una rama llamada versuchil para celebrar el renacer de la naturaleza. Además en la región maya como es Tabasco, Campeche, Yucatán, Quintana Roo y Chiapas el árbol de la ceiba tenía un significado místico y cósmico pues se pensaba que la ceiba unía al cielo y la tierra y que en el cielo las almas descansaban a la sombra de uno de estos árboles, por lo que se nota la importancia de las ramas de los árboles en estas culturas.

En algunas casas a los que llevan la rama les dan los típicos buñuelos con miel que son a base de harina y arroz o dulces típicos, también muchos acostumbran adornar un portalito con José, María y el Niño y es llevado junto con la Rama. En cada uno de los estados en que se realiza esta tradición las estrofas de la canción es diferente así como la forma de entonarla; desgraciadamente, debido en gran parte a la inseguridad en muchas ciudades esta tradición se ha ido perdiendo por la desconfianza de los padres de dejar ir solos a sus hijos con la rama por las calles y en otra por la falta de interés en recuperar estas tradiciones, en el estado de Veracruz se acostumbran celebrar concursos de la mejor Rama. Algunas de las estrofas más comunes del canto de la Rama son estos:

Buenas noches decimos señores
la Rama les viene a cantar;
les viene a cantar sus honores
¡A ver que le puede usted dar!

Blancas azucenas
lindos girasoles
naranjas y limas
limas y limones

Naranjas y limas
limas y limones
más linda es la Virgen
que todas las flores

Ábranme la puerta
si quieren que cante
que al Niño Jesús
traigo por delante

Salga para afuera
verán que bonito
verán a la rama
con sus farolitos

A la media noche
un gallo cantó
y en su canto dijo
ya Cristo nació

Ya se va la rama
muy agradecida
porque en esta casa
fue bien recibida

Ya nos despedimos
en la oscuridad,
y a todos deseamos
¡Feliz Navidad!

Una niña madrina que se "robó" al Niño Jesús lo lleva a entregar en casa de su dueña después de ser cumplida su petición.

El robo del Niño Jesús:

En algunos Estados del sureste de la República Mexicana (y en algunas partes de Centro América) se acostumbra en época decembrina una peculiar tradición que es conocida como “robarse al Niño Dios”. Esta tradición consiste en que el día de Nochebuena o Navidad o en el transcurso de las fechas navideñas alguien ajeno a la casa donde está puesto el nacimiento sustrae la imagen del Niño Jesús del nacimiento; por lo general lo hacen por alguna promesa o a veces por el simple hecho de hacer un festejo. Cuando se hace por una promesa a veces la imagen se regresa a sus dueños hasta que la petición sea cumplida o hasta el tiempo que se haya acordando al hacerle la promesa al Niño Jesús, pero por lo general se debe devolver el 6 de enero o el 2 de febrero o en el transcurso del mes de enero.

Esta tradición es basada en el pasaje bíblico del niño Jesús perdido y hallado en el templo; sustrayendo la imagen del niño Jesús y no encontrándolo se toma como el tiempo que el Niño Jesús se le perdió a José y María y al entregarlo simbolizaría cuando le encontraron en el templo por lo cual tanto en la casa de quien lo sustrajo como en la casa de los dueños se le hace un rosario antes y después de ser entregado y el que lo robó que se convierte en su padrino debe vestirlo para la ocasión y hacer un gran festejo en la casa de los dueños para celebrar que el Niño Jesús ha vuelto con José y María.

Al salir el padrino con la imagen del Niño Jesús de su casa lo debe llevar en procesión mientras van quemando cohetes y se buscan personas que se vistan de José, María, ángeles, pastores y reyes magos para que reciban la imagen del Niño de regreso recordando como José y María lo buscaron y los encontraron en el templo. Muchas veces esta entrega se hace en la iglesia y de ahí es llevado a la casa del dueño para hacerle el rosario; en otras ocasiones en la misma casa se visten de ángeles o de José y María y ahí lo reciben. Esta tradición en las ciudades también se ha ido perdiendo debido al gasto que implica pero sobre todo porque hay muchos listos que se robaban al niño Jesús y ahí sí, sin intención de devolverlo, por lo que muchos han optado por no seguir la tradición. Del mismo modo como sucede con la rama existe un canto que se entona al momento de entregar la imagen y de llevarlo en procesión a la casa de sus dueños:

Vámonos madrinas
vámonos toditas
busquemos al Niño
que salió de Egipto

Hace varios días
me puse en camino
haber si lo encontramos
en casa del vecino

Yo llegué primero
a este lugar
me di con el Niño
y corrí a avisar

Perdónanos Niño
el atrevimiento
ya te llevaremos
para tu aposento

Y su santa madre
como ha padecido
porque no ha encontrado
su Niño perdido

El padre se aflige
porque no ha llegado
vámonos hermanas
vamos a entregarlo

Todas las madrinas
vienen temerosas
pero la culpable
es la señora (o señor aquí se pone el nombre de quien lo robo)

Oiga Señor (el nombre de a quien le robaron el niño)
No tenga cuidado
aquí esta su Niño
que tenía extraviado

Aquí esta su Niño
mírelo usted
hoy vuelve a su casa
donde lo robé

Este Niño vino
entre la azucena
y lo entregaremos
en la Nochebuena.

La tradicional flor de Nochebuena o Cuetlaxóchitl aportación de México a la Navidad y al mundo en dos de sus tradicionales colores rojo y blanco

La flor de Cuetlaxochitl o de Nochebuena:
Una de las flores que sin duda alguna se ha convertido en símbolo mundial de la Navidad es la flor de Nochebuena y es quizá el aporte más grande que México ha dado a este festejo y al mundo. Los aztecas la usaban en sus rituales y la conocían como cuetlaxóchitl, que significa flor que se marchita por lo efímero de su duración de vida y es originaria del pueblo de Cuetlaxóchitlan (actualmente desaparecido) cercano a Taxco, en el estado mexicano de Guerrero.

Esta flor era usada para curar algunas enfermedades y como ya mencioné en varias festividades religiosas, los frailes al ver esto se aprovecharon de la situación y comenzaron a usarla para adornar los templos y los nacimientos con ella durante la época de adviento y navidad que es cuando florece, puesto que para los mexicas esta flor era símbolo de pureza y de nueva vida puesto que se ofrecía especialmente a las almas de los guerreros muertos que posteriormente se convertían en colibrís y chupaban el néctar de esta flor (esto se explica con más detalle en el artículo del 2 de noviembre sobre el Día de Muertos).
Durante el siglo XIX el primer embajador estadounidense en México, Joel R. Poinsett al ver el uso que se le daba a esta flor en Navidad como ornato se llevó algunas plantas para reproducirlas en Estados Unidos adonde se acopló fácilmente por el tipo de clima y él se encargo de difundirla por todo el país norteamericano, pero Poinsett nunca mencionó que la flor era mexicana por lo que aun actualmente en ese país a la Nochebuena se le conoce como poinsetta y por mucho tiempo se creyó que era originaria de Estados Unidos.

La flor de Nochebuena en México es usada de muchas formas durante la Navidad, además que en algunas regiones se sigue usando para curar ciertas dolencias. Tiene una gama de colores muy bellos como el rojo, blanco y un color rosado salmón o tornasol como muchos le dicen y nos recuerda a los mexicas, la pureza de la Navidad y la nueva vida que Cristo nos dio a través de la salvación.

Con este artículo quiero desearle a todos mis amigos, compañeros del blog y lectores una muy Feliz Navidad y que Jesús, María y José pidan posada en su corazón y que al dársela se quede en ustedes no sólo en Navidad sino todo el año para que la paz, la alegría y el amor de la Natividad del Señor este siempre presente en ustedes.

André Efrén

BIBLIOGRAFÍA:
– Iglesias y Cabrera, Sonia, Navidades mexicanas, México, CONACULTA, primera edición, 2001.
– —————————-, Las fiestas tradicionales de México, México, Selector, primera edición, 2009.

Consultado en línea:
http://www.uv.mx/popularte/esp/scriptphp.php?sid=670
http://www.esquipulas.com.gt/noticias/el-robo-del-nino-dios-tradicion-de-mas-de-120-anos/21130/
http://archivo.elheraldo.hn/Ediciones/2009/01/04/Noticias/!Se-robaron-al-nino-Dios!

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es