Beato Marcelo Spínola Maestre, cardenal arzobispo de Sevilla

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Fotografía del Beato revestido de su atuendo cardenalicio.

Ya publicamos hace unos meses, unas notas sobre el Beato Marcelo Spínola en el contexto de los santos venerados en la provincia de Huelva, pero al acercarse su festividad, un amigo mío, antiguo presidente de la Asociación de padres del “Colegio de las Esclavas”, me ha insistido para que lo publiquemos otra vez. Yo he accedido aunque procuraré añadir algún dato no aportado en aquella ocasión.

Marcelo Spínola Maestre nació en San Fernando (Cádiz) el día 14 de enero de 1835 siendo sus padres los Marqueses de Espínola. El día 29 de junio del año 1856 se licenció en Derecho por la Universidad Hispalense y fue entonces cuando estableció su bufete en la ciudad de Huelva entrando en contacto con los problemas de los onubenses; venía muy asiduamente a fin de asesorar gratuitamente a los obreros por lo que era llamado el “abogado de los pobres” y aquí se hizo gran devoto de la Hermandad del Nazareno de la Semana Santa Onubense. Posteriormente trasladó su despacho a Sanlúcar en Barrameda, en la provincia de Cádiz, pues su padre, el Marqués de Spínola, fue destinado allí como comandante de Marina.

En 1858 entró en el seminario de Sevilla ordenándose de sacerdote el día 21 de mayo del año 1864, cantando su primera misa en la iglesia sevillana de San Felipe Neri catorce días más tarde, pues esperó hasta el día en el que la Iglesia conmemoraba la festividad del Sagrado Corazón de Jesús. Quería ser un sacerdote de cuerpo entero; su primer amor, Jesucristo y seguidamente, la Iglesia y sus feligreses.
Fue nombrado capellán de la iglesia de la Merced de Sanlúcar de Barrameda y capellán de la “Hermandad de San Pedro y Pan de los Pobres”, institución que se dedicaba a obras de beneficencia y que tenía su sede en la parroquia sanluqueña de Nuestra Señora de la O.

Posteriormente, el 17 de marzo de 1871, el cardenal Lastra lo nombró párroco de San Lorenzo, en Sevilla donde estuvo hasta el 28 de mayo de 1879 y donde se integró en las dos hermandades de la Semana Santa sevillana erigidas en aquella parroquia: las hermandades del Gran Poder y la de Nuestra Señora de la Soledad.
En el mes de octubre del año 1874 se acercó a su confesionario una mujer joven vestida de luto que buscaba orientación espiritual. Había quedado viuda hacia dos meses y medio y se llamaba Celia Méndez. Entre el párroco y Celia se produjo un intercambio espiritual pues ella quería entregar generosamente todos sus esfuerzos a Dios; esto cuajaría un año más tarde siendo cofundadora con él de una Congregación Religiosa de la trataremos más adelante.
El arzobispo don Joaquín Lluch lo designó canónigo de la Santa Catedral Hispalense ese mismo año aunque él siguió ejerciendo su labor pastoral en la parroquia sevillana de San Lorenzo.

Fotografía del Beato, año 1904.

El 6 de febrero de 1881 el Papa León XIII lo nombró obispo auxiliar de Sevilla y tres años más tarde, el 10 de noviembre de 1884, obispo de Coria-Cáceres, de cuya sede se hizo cargo el día 7 de marzo de 1885. Tomó el lema de “Todo lo puedo en Él”. Allí, junto con la Marquesa de la Puebla de Obando (Celia Méndez), fundó la “Congregación de las Esclavas Concepcionistas del Divino Corazón de Jesús” el día 26 de julio de 1885. El espíritu que ambos imprimieron en su obra fue el de la oración y contemplación del Corazón de Cristo y la labor apostólica a través de la educación cristiana. Sus religiosas deberían ser como Maria: la primera esclava del Señor.
Durante veintitrés años, Celia Méndez guiada por don Marcelo estuvo al frente de la nueva Congregación. En la diócesis de Coria-Cáceres estuvo hasta el 5 de agosto del año 1886.

El 16 de septiembre de ese mismo año, por decisión de la Santa Sede, se hizo cargo de la diócesis de Málaga. Al llegar, inmediatamente se dio cuenta de que la provincia vivía prácticamente en el subdesarrollo por culpa del agotamiento de las minas, escasa actividad en el puerto de la capital y las plagas en los viñedos. Se dedicó a ayudar a quienes estaban sufriendo las consecuencias de esta situación económica y a cuestionar el trabajo esclavizante de los obreros en cuanto a horarios y condiciones de salubridad en los centros de trabajo. Decía con amargura que “la Iglesia había abandonado a los más pobres y que esta situación había que remediarla urgentemente”. Con estas posiciones se estaba adelantando a lo que con posterioridad se difundiría y defendería en la encíclica “Rerum novarum” de León XIII.

Escultura del Santo en la parroquia de San Roque de Sevilla, España.

Abrió un comedor gratuito, un hogar para los que no tenían donde dormir, escuelas nocturnas donde estudiar, consiguió que los salesianos se establecieran en la ciudad…, en fin, numerosas obras sociales que le hizo estar siempre muy pegado a las necesidades de quienes estaban bajo su cuidado espiritual. Fue nombrado senador del Reino como delegado de la provincia eclesiástica de Granada, destacando por su defensa de la enseñanza católica.

Nueve años más tarde, abandona Málaga porque fue nombrado arzobispo de Sevilla, haciéndose cargo de esta archidiócesis desde el 11 de febrero de 1896 al 19 de enero de 1906. En Sevilla, siguió con su misma actividad social a favor de los obreros y de los demás desfavorecidos y siempre, donde estuvo, destacó por su modestia, sencillez, vida austera, humildad, piedad, caballerosidad y cuidado de los pobres, por lo que era conocido como el “arzobispo mendigo”. Por humildad, en más de una ocasión se planteó renunciar al episcopado porque se consideraba indigno de dicho ministerio; si no lo hizo fue porque siguió el consejo del cardenal Della Chiesa, que fue el futuro Papa Benedicto XV.

En el año 1889 fundó en Sevilla el periódico “El Correo de Andalucía” desde el que quería defender la verdad y la justicia y creó una facultad de teología. En el Consistorio del 11 de diciembre del año 1905, San Pío X lo nombró cardenal de Sevilla, pero no pudo ir a Roma para recibir el capelo cardenalicio, aunque la birreta cardenalicia le fue impuesta por el rey Alfonso XIII el 31 de diciembre de 1905, pues cuando estaba bendiciendo el Santuario de Nuestra Señora de Regla, en Chipiona (Cádiz), cayó enfermo muriendo en Sevilla seis días más tarde: el 19 de enero de 1906.

Efigie del Beato sobre su tumba en la catedral de Sevilla, España.

Está sepultado en la Catedral hispalense en un precioso mausoleo blanco construido en el año 1913. Fue beatificado en Roma por el papa San Juan Pablo II el día 29 de marzo del año 1987.

La Congregación de las Esclavas Concepcionistas del Divino Corazón de Jesús se extendió rápido: en primer lugar en Coria, Málaga y Sevilla, donde él fue obispo; también en Ronda (Málaga), Sanlúcar la Mayor (Sevilla), Aracena, Corte-Concepción y Moguer (Hueva) y muchos otros pueblos andaluces y extremeños. Se abrió una Casa en Madrid y a partir del año 1913 empezaron a extenderse por América Latina: Brasil, Argentina, Ecuador, Paraguay y Venezuela. En la actualidad la Congregación tiene cinco provincias canónicas estando extendida por los cinco continentes. Se dedican a la enseñanza, desde la infantil hasta la universitaria y a obras culturales y sociales.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

17 pensamientos en “Beato Marcelo Spínola Maestre, cardenal arzobispo de Sevilla

  1. Gracias por esta publicación. Merece la pena dar a conocer a Marcelo. Y hoy precisamente es una fiesta en la Iglesia y grande en toda la Familia Spínola y sentimos que la figura de nuestro Fundador, humilde y santo, contagia a todo el que se acerca a él de lo que fue la pasión de su vida: Jesucristo, su corazón, y el corazón de cada persona, y especialmente las más débiles…

    • Encarna,
      Está claro que teneis un santo fundador que marcó un hito en nuestra tierra.
      Hay un refrán que dice que “la cara es el espejo del alma” y tiene que ser cierto porque al ver cualquiera de sus fotos te cautiva la dulzura y sencillez que emana de su rostro.
      ¡Qué fácil es que a un jerarca se le suban los humos a la cabeza! Con él ocurrió todo lo contrario, porque aunque era humilde por naturaleza, cuanta más dignidad eclesiástica le otorgaban, mas humilde y sencillo se hacía. A mi me cautiva.

  2. Pues fíjate, yo creía que era un Santo italiano porque el apellido Spínola lo es claramente, será porque sus antepasados procedían de Italia, ¿o no?
    Oí citar, en la película de Maria Goretti, al sacerdote protagonista unas líneas de la encíclica Rerum novarum de León XIII y me sorprendió que ya en aquellos tiempos la Iglesia empezara a darse cuenta de que, desde los albores de la Edad Media y mucho antes quizá, obcecada con sus pretensiones de poder y privilegios, olvidara los más fundamentales principios del mensaje de Cristo y dejara de lado lo que es lo primero en quien se hace llamar cristiano. Excelente que incluso un cardenal, perteneciente a esta casta jerárquica, se diera cuenta de esto y lo deplorara, además de trabajar por cambiar esta triste realidad.

    • Pues si te soy sincero no se decirte si algún antepasado suyo era de origen italiano. Desde luego su familia era española y de buena posición social, cosa que verás a él no le influyó en el sentido de que más humilde y más semejante a Cristo no pudo ser.

      Sin duda, en cuestiones sociales, fue un adelantado en su tiempo. Con razón lo llamaban el “arzobispo mendigo”. El tenía clarísimo que las personas más desfavorecidas tenían que ser sus hijos predilectos y por eso realiza esa labor social tan importante por allí por donde pasó, desde Huelva (al principio) hasta Sevilla (al final).
      La verdad es que yo lo considero como uno de los principales santos andaluces modernos.

  3. Gracias por poder centrar en un articulo aparte con la figura de este Beato,hizo bien tu amigo en pedirtelo Antonio.
    Yo tambien antes de leer el articulo sobre los santos venerados en tu provincia pensaba que era italiano por su apellido,o puede que lo sea,por algun abuelo o antepasado de el.
    Veo que hizo una gran labor y esperaremos el dia que publiques un articulo sobre la congregacion que fundo junto con La Marquesa de La Puebla,¿no esta beatificada esta mujer? ¿o es Sierva de Dios?

    • Pues si, algún día podemos hacer un artículo sobre esta Congregación Religiosa.
      A la confundadora, la Madre Celia Mendez también se le ha abierto proceso de beatificación, luego es Sierva de Dios. En este enlace, puedes encontrar algo de su biografía. Es la web de la Congregación: http://www.adcspinola.com/

  4. “EL ARZOBISPO MENDIGO” ¡¡¡¡ llamádme iluso pero ojalá muchos prelados se ganasen el derecho y el honor de llevar un sobrenombre tan digno. Y es que me caen mal las sedas y los excesos pomposos. Como nuestro Santo Tomás de Villanueva…un magnífico ejemplo.

    • Salvador,
      En los veinte siglos de historia que tiene la Iglesia y aun en la actualidad, en todos sus estamentos, desde el Papa hasta el más simple seglar ha habido grandes santos y grandes indeseables.

      Marcelo Spinola Maestre es uno de los grandes santos cardenales del siglo XX. Con los que tenemos en la actualidad, cómo lo echamos de menos, ¿verdad?

  5. estos santos sevillanos como me caen simpaticos y sobre todo este en especial que teniendo la dignidad episcopal y cardenalicia muy accesible con lo mas desamparado muy buen ejemplo y modelo que deberia de seguir muchos “principes de la Iglesia”!.

    • Pues esos “principes de la Iglesia”, que deberían recordar que son “los siervos de los siervos de Dios”, conocen perfectamente estos ejemplos de santidad; lo que pasa es que es mucho más fácil vivir del cuento y querer que sea el pueblo quienes le sirvan a ellos.

  6. Yo conocía algunas pinceladas de la vida de este afamado Cardenal y Fundador Marcelo Spínola pero gracias a tu articulo Antonio veo todos los méritos que se gano a pulso este Beato.
    A pesar de venir de una noble cuna y tener una carrera como la de abogado, cosa que mucho no podían acceder en esa época, vio claramente la llamada de Dios y se entrego totalmente a ella sabiendo ver las necesidades que un día vio Jesús.
    Yo como Salvador, lo tengo comparado con unos de mis Santos, con Santo Tomas de Villanueva tiene muchas similitudes que a ambos los hace grandes.

    • Una puntualización, David.
      Se entregó a la llamada de Dios mucho antes de decidir hacerse sacerdote, porque ya de abogado, venía expresamente a Huelva para defender a quienes más lo necesitaban aun a sabiendas de que tenía que hacerlo gratis. Ya esto demuestra su grandeza y su entrega a los pobres de Yaveh.

  7. Antonio, reconozco que nunca había escuchado de esa congregación, en verdad que hay muchas que ni de nombre ubico. Gracias por compartirnos la vida de este hombre ejemplar.

  8. Muy buena informacion. Me sirvio para un trabajo. Solo una cosa mal: has puesto que las esclavas de Sanlucar la Mayor esta en Cadiz. Y no esta en Cadiz sino en Sevilla. Lo digo porque yo estoy en este colegio

    • Gracias Jesús por tu amabilidad al hacer esta corrección. Yo vivo en Huelva y he viajado cientos de veces a Sevilla, no solo por la actual autopista sino por la carretera antigua que pasaba y pasa por Sanlúcar la Mayor donde siempre parábamos a tomar café. ¿Sabré de sobras que Sanlúcar la Mayor es de Sevilla y que la gaditana es Sanlúcar de Barrameda? Comprenderás que ha sido un lapsus, que pediré que se corrija.
      Gracias de nuevo.

  9. Ante todo quiero dar las gracias por este bonito homenaje y dicho esto me gustaría deciros que efectivamente el apellido Spiola es de origen Italiano , a lo largo de los años el apellido de quedo fijado en Spinola despues de transformarse del latín . Los Spinola llegaron a España a través de los ejércitos , en los cuales hay varios altos cargos a lo largo de la historia, en Cádiz se produjo una batalla y se establecio en la zona el mismo que estubo al frente de la parte Española el Coronel Spinola.

    • Perdón por la ortografía , me falla el autocorrector y al escribir tan rápido… No pare a revisar el texto y ahora no encuentro la forma de corregirlo. Un saludo y acepten mis disculpas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*