Solemnidad de la Epifanía del Señor

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Adoración de los Reyes. Lienzo de Andrea Mantegna, s.XV. Paul Getty Museum, Malibú (EEUU).

Miren que ya viene el Señor y Dominador
En su mano están el reino, la potestad y el imperio.

La antífona de entrada de la Misa romana para esta solemnidad de la Epifanía, cuyo texto encabeza este artículo, hace referencia a la significación primitiva que los términos Epifanía y Teofanía tenían entre los antiguos griegos: la llegada de un soberano. Pero parece que más primitivamente así se designaban a las apariciones de una divinidad, y por aquella peculiar relación en que los antiguos tenían a los reyes y los dioses, considerando a los primeros “hijos” y “representantes” de los segundos, entonces el paso de significado de unos a otros se operó de manera natural.

Es preciso decir que esta festividad es una de las más antiguas de la cristiandad, muy posiblemente la segunda más antigua después de la Santa Pascua, la madre de toda festividad cristiana. Como acusa el mismo nombre, su origen es oriental. El primero en informarnos de su existencia es Clemente de Alejandría: según su testimonio, los herejes gnósticos de la secta de Basílides conmemoraban el 6 de enero el Bautismo de Jesucristo en el río Jordán. Así tenemos que aproximadamente desde los años 120 – 140 esta fiesta era celebrada.

Ahora bien, la razón de que los dichos herejes celebrasen el bautismo del Señor en una época en la que los cristianos no conocen más fiestas que la Pascua y el domingo (que es una prolongación de la Pascua) era que, según sus doctrinas, la encarnación del Verbo eterno de Dios en la humanidad de Jesús de Nazaret se llevó a cabo en este solemne momento, cuando los evangelios dan cuenta de la voz del Cielo que proclamó: “Este es mi hijo muy amado, en quien me complazco” (Mateo 3, 17). La razón de la fecha se debe a que, en aquella época, tenía lugar en Alejandría la fiesta del nacimiento de Aión, dios patrono de la metrópoli, que en estas regiones, por lo que parece, era relacionado con el sol. Y el motivo de que esta fuera la fecha de aquella pagana fiesta se debe a que, desde tiempos antiguos en Egipto, el solsticio de invierno era celebrado el 6 de enero. Podemos notar que aquí hay una estrecha relación entre los cultos solares y nuestras festividades navideñas.

Bautismo de Cristo. Fresco ortodoxo de estilo bizantino.

Dicha relación de este día con la herejía gnóstica y con la religión pagana hacen que los cristianos no tengan presente esta fecha. Pero, a partir del siglo IV, se hacen numerosos los testimonios que dan fe de su celebración en las Iglesias. Según el testimonio de San Epifanio de Salamina, en este día los cristianos conmemoran el Nacimiento de Jesucristo y el milagro de las Bodas de Caná, en la que el agua fue convertida en vino por el divino Maestro.

De acuerdo con la peregrina Egeria, en Jerusalén se celebraba en este día el Nacimiento de nuestro Salvador. Otras pruebas documentarias muestran que en Egipto, además del Nacimiento de Cristo, se conmemoraba también su santo bautismo. Según todos los estudiosos del tema, está claro que, al instituirse esta fiesta, estaba lejos de las comunidades cristianas la memoria de un suceso histórico: más bien pretendían celebrar una “idea religiosa”: se festejaba las diferentes manifestaciones de Cristo, en las que daba cuenta de su condición divina. Y así, fue propagándose en el mundo cristiano: se documenta su celebración en las Galias hacia el año 361, en Hispania hacia el 380, en Italia hacia el 400. Finalmente San Agustín afirmará que esta festividad es conocida en todas las Iglesias.

Cuando la festividad romana de la Navidad empieza, a partir del 370, a entrar y ser aceptada en las Iglesias de Oriente, la Epifanía empieza a perder allí su primigenio sentido de celebración del nacimiento de Cristo. Más, no siendo el anterior el único significado de que estaba revestida dicha solemnidad, empezó a subrayarse la conmemoración del bautismo del Señor como motivo principal. Y así, hasta el día de hoy, en las Iglesias que siguen la liturgia bizantina, la Teofanía del Señor celebra principalmente este misterio del bautismo, y es costumbre entre ellos realizar este día la “Gran bendición de las aguas”; algunas veces también se verifica el sacramento del bautismo.

En Occidente esta festividad conservó por un tiempo este sentido de celebrar las diferentes manifestaciones del Señor, tal como lo demuestran los títulos que se le daban a la fiesta: Adventus y Apparitio (este último se conserva en la liturgia hispano-mozárabe). Pero, por causa de la perícopa evangélica que se acostumbraba a leer hoy, relacionada con la adoración de los Magos, en la Edad Media se le concedió un carácter “histórico” al día, y en la mentalidad religiosa popular, poco a poco pasó a convertirse en la “fiesta de los tres Reyes Magos”.

Celebración de la Epifanía en la Basílica de la Natividad de Belén, Palestina.

No podemos olvidar pues, hoy que celebramos esta fiesta, su verdadero y genuino sentido: En total conexión con la Navidad, celebramos la manifestación del Amor del Padre de todos, que es Jesucristo mismo. Y es que el pretendido amor de Dios no es un concepto abstracto, un invento de la razón, sino que es verdaderamente “palpable” en la persona de Cristo. Así como otrora celebraban los antiguos la llegada de los reyes a sus ciudades, así festejemos hoy que Dios mismo ha decidido habitar nuestra morada terrena y ser nuestro compañero. Celebremos la llegada del Rey, quien no se manifestó a la ruidosa muchedumbre, sino solo a aquellos que estaban con el corazón dispuesto: los pobres (los pastores) y los gentiles (los magos), en síntesis, a todos los despreciados por la sociedad de entonces.

Dairon

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

9 pensamientos en “Solemnidad de la Epifanía del Señor

  1. Oremus.
    Deus, qui hodierna die Unigenitum tuum Gentibus stella duce revelasti: concede propitius, ut qui iam te ex fide cognovimus, usque ad contemplandam speciem tuae celsitudinis perducamur. Per eumdem Christum Dominum nostrum. Amem.

    Oh Dios, que en este día, guiados por una estrella, revelaste a tu Unigénito a los gentiles: concédenos propicio a los que ya por la fe te hemos conocido, podamos contemplar tu rostro en el esplendor de tu gloria. Por el mismo Cristo, nuestro Señor. Amén

  2. MUY PADRE ARTICULO , EN MI ZONA ES ESCOGIDA ESTA FECHA PARA DAR REGALOS Y JUGETES A LO NIÑO LO QUE EN OTROS PAISES HACE EL SR STAN CLAUS, Y TAMBIEN EL DIA DE LOS SANTOR REYES SE LEVANTA LA IMAGEN DEL NIÑO JESUS DEL NACIMIENTO Y SE DA LA TRADICIONAL ROSCA DE REYES QUE CONTIENE UN MUÑEQUITO QUE SEGUN LA TRADICION AL QUE LE TOIQUE TENDRA QUE DAR LOS TAMALES Y EL ATOLE EL DIA DE LA CANDELARIA.
    SALUDOS

  3. Gracias a todos por comentar! he saltado un detalle del más alto valor: hoy era costumbre leer en las Iglesias la carta que el obispo de Alejandría enviaba a toda la cristiandad (específicamente a los obispos de Roma, Constantinopla, Antioquía y Jerusalén) para anunciar la fecha en la que sería celebrada la Pascua. Al parecer, dicho acuerdo se tomó en el Concilio de Nicea, debido a la fama de los astrónomos de aquella ciudad. Ya en plena edad Media, se instituyó en Occidente el canto del “Noveritis”, un anuncio solemne proclamado después del evangelio de la Epifanía, en el cual se anunciaba la fecha de la Pascua y de las demás fiestas móviles del ciclo litúrgico. El actual Ceremonial de los Obispos contempla la posibilidad de ejecutar dicho canto, que se debe hacer en el marco de una Misa estacional en la Catedral.

    Además añado, como dato curioso, que en Colombia el día de Epifanía no es día de dádivas: la costumbre de origen protestante de obsequiar a los niños en la Navidad, y la leyenda correspondiente de ser el Niño Dios el que “trae los regalos”, es tradicional aquí, desconociendo completamente los “regalos de Reyes”.

  4. Dairon tu articulo me ah gustado e interesado mucho porque eh aprendido varias cosas aunque ya sabia que la epifania es de las fiestas mas antiguas de la Iglesia me llamo la atención que fuera entre los herejes quienes la celebraban era algo que desconocia, y ya que lo sacaste a colación te hare la pregunta, ¿tienes idea de porque en tu pais prevalecio más la costumbre protestante del Niño Dios que lleva regalos? ¿acaso los protestantes llegaron más tempranamente a Colombia que a lo demás del continente americano?

    • La influencia nos viene de Estados Unidos… no estoy seguro al detalle, pero algunas costumbres colombianas han sido bebidas de Nortemaérica…. Téngase en cuenta que desde la década de los 70s del siglo pasado se trajeron muchas tradiciones desde allá (como la celebración del día del padre), y nada raro que también éste fuera el caso. Pero confieso que es todo lo que sé y sería interesante investigar un poco más al respecto. También menciono que nunca le he escuchado a las abuelas que alguna vez existiera la costumbre de dar regalos en Reyes, así que yo pensaría que incluso la práctica de los regalos es más bien reciente…

      • Ah vaya entiendo aunque si es bastante extraño debido a que bueno yo que vivo en México y estamos aun más cerca de E.U. que ustedes aunque nos ha entrado una gran cantidad de celebraciones anglosajonas como el caso de Santa Claus al hablar d ela Navidad, esta tradición protestante del Niño Jesús es totalmente desconocida y valgase que protestantes norteamericanos hay en México desde el siglo XIX, asi que si seria interesante investigar (aunque el articulo no es respecto a eso) como fue que esa tradición de los regalos del Niño Dios tomo auge en Colombia, gracias de nuevo Dairon.

  5. ¡Feliz día de Reyes a todos! A los que como yo, recibamos regalos de los Reyes Magos en el día de hoy, espero que os hayan dejado muchas cosas. Y a pesar de este año de crisis y malos pronósticos, ha sido un día completo, precioso y con más regalos de lo esperado. Sé que no es lo más importante del día, pero lo que sí lo es es celebrarlo con toda la familia, como debe ser.

    • Gracias Ana muy Felzi Día de Reyes a ti también por desgracia en mi país los regalos de reyes son solo para los niños asi que no recibi regalos jejeje suerte ustedes en España que si reciben todos regalos, lo único es que comere roscon de reyes al rato espero no me salga el niño Jesús o tendre que dar los tamales!! jejeje y pues si esperemos que la Sagrada Familia y los Santos Reyes llenen este año de buenos augurios, de felicidad y alegria al contrario de lo que dicen los pronósticos.

Deja un comentario