Santa Taciana de Roma, diaconisa y mártir

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono ortodoxo ruso de la Santa.

La Santa de la que hablaré hoy, día de su fiesta, goza de un amplísimo culto y reconocimiento entre los cristianos orientales; mientras que es mucho menos conocida por los occidentales, pese a que su martirio la sitúa en Roma. Como suelo tener por costumbre, hablaré en primer lugar de su passio y después, de las evidencias históricas y documentales que tenemos de ella.

Dicha passio data del siglo VII y nos dice que Taciana vivió en tiempos de Alejandro Severo; quien, siendo joven todavía al acceder al poder -16 años- delegó muchos asuntos en su ministro Ulpiano, quien desató una feroz persecución contra los cristianos. Ella era hija de la ilustre familia de los Taci –de ahí su nombre- y su padre había sido elegido cónsul por tres veces. Él la había educado a la fe cristiana y, al hacerse adulta, la joven se convirtió en diaconisa, desempeñando este papel en el seno de su comunidad hasta que fue delatada y arrestada.

Fue conducida ante una imagen del dios Apolo, ante la cual la conminaron a que hiciese un sacrificio a la divinidad. Ella no sólo se negó sino que además escupió directamente hacia la estatua, lo que propició que le aplicasen un cruel castigo: le arrancaron los ojos con un garfio de hierro. Taciana sufrió con paciencia el tormento y dijo que, si bien ella había perdido sus ojos corporales; eran ellos los que estaban ciegos y rogaba a Dios para que les abriera sus ojos espirituales. Tras esto, la arrojaron a un calabozo.

Otro día fue llamada a presencia del tribunal, pero ella siguió resistiéndose a sacrificar al dios. Por ello, fue desnudada y azotada públicamente, pero no lograron doblegarla. Le desgarraron el cuerpo con cuchillas, y tras esto, la tendieron en el suelo y la volvieron a golpear, turnándose los verdugos cuando se cansaban. Como se desmayara sin haber pronunciado una sola palabra de arrepentimiento o súplica, nuevamente la dejaron en su celda.

El tercer día que compareció ante las autoridades; se quiso que sacrificase a la diosa Diana [1]. Ante su sorpresa, ella sonrió y se dejó conducir mansamente al templo, pero apenas estuvo ante la imagen de la diosa; trazó ante ella la señal de la Cruz y empezó a rezar en voz alta, tras lo cual la estatua se hizo pedazos. Furiosos y asustados ante lo que interpretaron como brujería, la colgaron del techo y le arrancaron la piel con clavos de hierro. Luego, le amputaron los dos pechos y la abandonaron de nuevo en la mazmorra.

Martirio de la Santa. Grabado de Antonio Tempesta para la colección "Immagini de molte sante vergini e martiri romane nel martirio". Istituto Nazionale della Grafica, Roma (Italia).

El cuarto día, estando de nuevo ante el tribunal, Taciana ni siquiera se dignó a responder a las preguntas que le hacían. Molestos, la arrojaron a un foso con un león, que no la atacó. Ante esto, persuadidos de que era una bruja, le raparon la cabeza [2] y la revolcaron desnuda en un lecho de brasas. No contentos con esto, la encerraron durante días en el templo de Júpiter, pero cuando fueron a buscarla, la encontraron de rodillas sobre los restos destrozados de la imagen del dios, rezando y sonriendo.

Harto ya de ella, el mismo Ulpiano mandó encender una hoguera y, agarrándola de los cabellos, la tiró él mismo dentro de las llamas; pero éstas no se cebaron en ella. Furioso, mandó decapitarla inmediatamente, y con ella a su padre, mientras una voz del cielo los felicitaba por su valor y les daba la bienvenida al Paraíso.

Esta passio griega de la Santa no debe considerarse una referencia fidedigna. Primero, por su tardía fecha (s.VII) respecto al martirio de la Santa (s.III). En segundo lugar, porque Alejandro Severo no fue un emperador hostil a los cristianos y por tanto, no se registra una persecución en su reinado [2]. En tercer lugar, porque una mujer de tan noble alcurnia como se pretende que sea Taciana, jamás habría sido torturada con tanta saña, de un modo tan cruel y prolongado. Además, esta passio adolece de los típicos elementos milagrosos (estatuas que se rompen solas, fuego que no quema, leones que no atacan) que contribuyen a su descrédito. Para Franchi de’Cavalieri, no es más que una hermosa leyenda hagiográfica sin el menor valor histórico, escrita para justificar la veneración de una Santa en el monte romano del Quirinal, como veremos. Y recordemos también que esta passio de Santa Taciana fue literalmente copiada para el caso de Santa Martina. Por último: las mujeres elegidas para diaconisas generalmente solían ser de cierta edad, curtidas en la fe y en la experiencia de la vida; y no jovencitas como también se pretende que sea esta Santa.

Taciana entre los leones. Grabado de Filipo Biglioli para la serie “Il Perfetto Leggendario ovvero Vite de' Santi per Ciascun Giorno dell'Anno …”, Roma, 1847.

Esclarecida la duda respecto a esta Santa, hablemos de las evidencias históricas y documentales. La noticia más antigua sobre esta Santa se encuentra en el Itinerario insertado por Guillermo de Malmesbury en su Gesta regué Anglorum, datada en la segunda mitad del siglo VII. En este documento se lee textualmente: Et in monte Nola sancta Taciana. Esta información, sin embargo, suscita algunos problemas ya que ninguna otra fuente, ni antigua ni medieval, conoce este monte. Los catálogos medievales de París y Turín acerca de las iglesias existentes en Roma, dicen que la iglesia de Santa Taciana se encontraba cerca de la iglesia de Santa Susana, que como es sabido está en el Quirinal. Consecuentemente, el monte Nola pudiera identificarse con la colina del Quirinal.

Esta hipótesis es confirmada en la passio griega de la Santa. En ella se nos dice que Taciana fue sepultada en la región sexta, que es la Augustea y que comprendía los territorios de la Alta Semita y del Quirinal. Pero, ¿podría haberse llamado a la colina del Quirinal “monte Nola”, como se afirma en el documento del s.VII? Pudiera ser, porque en aquel tiempo allí también había dedicada una iglesia a San Félix de Nola, cuya fiesta se celebra el 14 de enero; dos días después de nuestra Santa.
Es posible que Taciana, como el mismo Félix de Nola, o San Bonifacio; no estuviese realmente sepultada en el Quirinal, sino en el Aventino como indican otras fuentes, pero parece seguro que en el Quirinal tenía dedicada una iglesia.

La identificación de Taciana presenta otro problema: ninguna fuente martirológica ni litúrgica romana, ni antigua ni medieval, excepto el Itinerario del que hablamos antes, la menciona. Ninguna fuente conoce a una mártir romana con este nombre; lo cual ensombrece mucho las posibilidades de considerarla una Santa histórica.

Relicario con la mano de la Santa venerada en Tver, Rusia.

Baronio, muy aficionado a “solucionar” este tipo de controversias con lo primero que tenía a mano –y si no se lo inventaba-; fue el primero que la introdujo en el Martirologio Romano el día 12 de enero, dando por bueno lo indicado en los Menologios griegos sobre ella. Pero según Franchi de’ Cavalieri, a quien ya hemos mencionado, la Santa Taciana venerada en Roma es la misma Santa Taciana de Amasea, que es recordada en el Martirologio Jeronimiano el día 18 de agosto. Pero esta hipótesis, atención, no es aceptada por todos.

A pesar de las dudas que suscita la existencia histórica de nuestra mártir de hoy, la Santa se volvió muy popular y fue venerada en Roma desde el siglo VII, cuando se populariza su passio, hasta el siglo XV, momento en que es destruida su iglesia del Quirinal y su culto parece diluirse hasta esfumarse, salvo algunas esporádicas representaciones artísticas. Esto lo digo hablando de la cristiandad occidental, la católica. Entre nuestros hermanos ortodoxos, como ya adelantaba al inicio del presente artículo, el culto de esta Santa siempre ha sido muy rico y destacado. Aunque no goza del título prestigioso de Gran Mártir, hasta día de hoy se la sigue celebrando y no son pocas las mujeres que reciben el nombre de Taciana, especialmente popular entre las mujeres rusas. Para muestra, un botón: una de las hijas del zar Nicolás II, la Gran Duquesa Tatiana Nikoláyevna Romanóva; canonizada junto a sus familiares por la Iglesia Ortodoxa Rusa debido a la ejecución sufrida durante la Revolución Rusa, llevaba el nombre de nuestra Santa de hoy.

Vista de un relicario e icono de la Santa expuestos el día de su fiesta en Moscú, Rusia.

En resumen, aunque Taciana fue venerada en Roma durante seiscientos años y lo sigue siendo hasta la actualidad por los cristianos orientales, ésta sería un personaje del que no se sabe absolutamente nada que pueda confirmarse con certeza histórica. Sus reliquias, dispersadas por Rusia y Rumanía, suscitan las mismas dudas al respecto. La existencia de una diaconisa martirizada es siempre posible; pero no en el contexto y circunstancias en que la enmarca su passio. Los iconos rusos siempre la representan como una joven de impresionante belleza; enarbolando la cruz del martirio y el atuendo de diaconisa, además de un texto con su profesión de fe.

Meldelen


[1] Algunos textos nos dan a entender que se ofrecía el sacrificio a la diosa Diana previendo que las cristianas serían más proclives a sacrificar a una diosa que además de mujer, era virgen.
[2] La creencia popular sugería que las mujeres que se dedicaban a la hechicería tenían su fuente de magia en su larga y hermosa cabellera, por lo que rapándola, creían anular esta magia femenina.
[3] Para más inri, estamos hablando del primer emperador romano que no sólo no mostró hostilidad hacia los cristianos; sino que además consideró seriamente el permitir levantar templos para ellos, e incluso aceptar a Cristo entre las divinidades veneradas en el Imperio.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

21 pensamientos en “Santa Taciana de Roma, diaconisa y mártir

  1. Dear Meldelen,

    thanks for the article. About the biography of the Saint, if it was modified or not, by adding some specifical motifs like “lions don’t eat her”, ” she goes on coal and she doesn’t burn”, that is true, there are quite spread motifs. Though I don’t believe them as unreal. In the same manner are described the passions of Santa Lucia, Cecilia and other saints. Anyway that is not by the main importance. She was indeed a martyr for Christ. The accent on those supplices is important to mark her great faith against the pressions made on her to renounce to the christianism.
    The cult of St. Tatiana is very spread indeed also in Romania. Her name is called in some important prayers, as the one at the Holy Unction (the correspondent of Extrema Unctio in our church), at the service of Litia (special service of consecrating the Bread or Artoklasia, at the Vespers), the consecration of the holy water during the year and many others. The relic containing her skull was brought by the St. Voivode Neagoe Basarab in his church from Curtea de Arges, in 1517. Maybe that’s why her veneration is quite spread in Romania.

    • I agree with you in what is really important is her martyrdom. Thanks for the references about the veneration of the Saint in Romania. Here, in Spain, and in most part of Western Christianity, as I said, she’s pretty unknown.

  2. Yo quedo maravillado. Cómo de una santa histórica, existiendo tan poco datos fiables y ciertos y tantos datos fabulosos e inventados, se puede hacer un artículo tan bueno como este, exponiendo de forma tan clara y didáctica qué es creible y qué no lo es.
    Te felicito, Ana Maria.
    Y un último detalle: das a entender que Taciana y Tatiana es lo mismo, ¿no?

    • Gracias, Antonio 🙂 Y bueno, como ves, Mitrut discrepa conmigo en las cosas que son creíbles y las que no; pero parece claro que la Santa es real y lo que es realmente destacado es el martirio, nada más.

      Y sí, Taciana es lo mismo que Tatiana. La primera versión es la española y la segunda, la anglosajona. Pero desde luego que se trata del mismo nombre.

  3. Muy interesante el articulo Ana te agradezco por ello realmente sabia poco sobre Santa Tatiana aunque si habia leido algo sobre ella además que aqui igual es un nombre que aunque no popular que si se suele escuchar en algunas mujeres

    • Gracias, André. Tengo entendido que el nombre Tatiana, aunque casi inexistente en España, tiene cierta repercusión en América. Pero donde sí es típico a más no poder es en la Europa del Este.

  4. Ana Maria que curioso que esta Santa sea tan recordada por los orientales y aqui en occidente haya practicamente ya pasado a la “historia”.
    ¿A que se debio la destruccion de su iglesia en el siglo XV?
    Por ultimo podrias comentarnos en que discrepaba Mitrut,el ingles no es lo mio,mas si no se puede copiar el parrafo para traducir,jejeje.

    • Mitrut no comparte conmigo en que los hechos de la passio no sean posibles -es decir, que el fuego no queme, que los leones no ataquen… etc-. Yo, aunque respeto profundamente su opinión y le tengo gran cariño y admiración por su más que magnífica colaboración con nuestro blog, he de decir que cuando algo se repite tanto en absolutamente la inmensa mayoría de las passios de Santas mártires… ese huevo pide sal. Vamos, que hasta donde yo sé, el fuego sí quema, y un león hambriento sí ataca. Si ningún fuego hubiese quemado y ningún león hubiese atacado, el pánico hubiese cundido entre las autoridades paganas y las persecuciones hubiesen durado menos que un caramelo a la puerta de un colegio. La realidad histórica, como bien sabemos, es totalmente diferente.

      En cuanto a la destrucción de la iglesia, lo más probable es que fuese o por un incendio, o por remodelaciones en el entramado urbano de la ciudad, especialmente ocurridos en tiempos de los Borgia. Es lo típico en Roma. Pero, a ciencia cierta, no lo sé.

  5. Muy buen artículo hermana, prácticamente desconocía a esta santa. Lo que me ha sorprendido es que la familia del zar Nicolás II fue canonizada! me he quedado con el ojo cuadrado, ojalá pudieras hablarnos un poco sobre ese tema en futuros artículos.

    • Montse a familia del zar Nicolás si fue canonizada pero por la iglesia ortodoza rusa ehh no por la católica no vayas a pensar, es más hace dos años que fui a la Habana en la catedral ortodoxa rusa de San Nicolás tienen un icono de la familia del zar.

      • El tema de la canonización de la Familia Imperial Rusa es algo complejo e intentaré explicarlo, ya que no toda la Ortodoxia está de acuerdo.
        Fue la Iglesia Ortodoxa Rusa en el exilio la que en el año 1981 canonizó al zar Nicolás II de Rusia (Nicolás Aleksandrovich Romanov), a la zarina Alexandra Feodorovna Romanova, al zarevich Alexei Nikolaevich, a sus hermanas Olga, Tatiana, Maria y Anastasia y a algunos sirvientes: el cirujano del zar, el cocinero, el ayudante de cámara y una sirvienta.
        Años más tarde, en el año 2000, el Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rusa presidido por Su Santidad el patriarca Alexis I decidió confirmar la canonización pero incluyéndolos en “un paquete” en el que iban casi ochocientos mártires de la época bolchevique.

        Para realizar esta canonización se hicieron algunas excepciones, como por ejemplo, no tener la plena seguridad de la autenticidad de sus restos y que de ellos o de sus iconos no emanasen determinados aromas (ya hemos hablado de este tema en un artículo).

        Hay quienes afirman que fue un gesto de acercamiento de la Iglesia Oficial Rusa con la Iglesia Rusa en el exilio y un acto que ayudaría a reconciliar al pueblo ruso, pero como he dicho, hay división de opiniones entre ellos.

        Yo he leído artículos en los dos sentidos: quienes afirman que Rusia tenía una deuda con ellos y quienes afirman que de santos no tenían nada. Concretamente a alguna de las hijas del zar, también canonizada, cuando la detuvieron estaba intentando esconder sus joyas; de otra se dice que seguía viva.

        Después está si su ejecución fue o no fue martirio. ¿Murieron por la fe o murieron por ser quienes fueron? Más bien parece lo segundo.

        Pero en fin, la Iglesia Ortodoxa Rusa los canonizó y canonizados están. Yo tengo muy buenas fotos de su lugar de enterramiento, exhumación y reconocimiento de sus cadáveres, del solemne funeral donde se inhumaron sus restos y del actual sepulcro de los mismos.
        Iconos te los encuentras en cualquier página religiosa rusa (en ruso, claro).

        • Bueno, Antonio ya lo ha expresado sucintamente; pero tomo nota que el tema de la familia real rusa tiene que ser tratado y, a menos que algún otro compañero lo solicite, me ofrezco a tratarlo yo.

          De todos modos iconos de esta familia real ya los hay en todas partes. Por ejemplo, aquí en España hay uno en la Iglesia Ortodoxa Rusa de Altea, Alicante.

      • Certo, Damiano, come dici Antonio è l’imperatore che assume l’incarico con 16 anni di età. L’età di Santa Taziana é assolutamente sconosciuta, e sebbene il passio fa una ragazza giovane, questo è incompatibile con una posizione di esperienza e di responsabilità in quanto è una diaconessa.

  6. Claro que entendí que estaban canonizados por los ortodoxos rusos, de todos modos también me inclino por el motivo de querer acercar las iglesias en un gesto de hermandad. Ellos, hasta donde tengo entendido, no murieron por la fe, si no por ser la familia real y no conocemos con exactitud el proceso de ejecución.

    Creo que les queda mejor el papel de mártires políticos, como muchos hay en todas las regiones del mundo. En fin, es un tema que me ha interesado mucho a raíz de leer este artículo, gracias Antonio por tu amabilidad al explicar a grandes ragos 🙂

  7. Queridos amigos:

    Tengo una amiga llamada Tatiana, que cuando su madre quiso bautizarla, el sacerdote le dijo que no podía hacerlo sólo con “Tatiana”, porque no era una santa católica. Hablo de hace unos 35 años. El caso es qeu el buen cura se fue a El Escorial (siempre según la historia de la madre de mi amiga) a mirar en no sé qué libro qué podía averigüar acerca de “santa Tatiana” para poder bautizar a la niña, y volvió con la resolución de que no podía bautizarse a la niña sólo con Tatiana, así que la bautizaron “Tatiana María”.

    El caso es que, según mi amiga, cuando cumplió 10 años, “hicieron católica a santa Tatiana” y desde entonces es una santa católica. Hasta aquí la versión de mi amiga.

    Dado que creo en la buena fe de aquel sacerdote y también en la buena fe de mi amiga y su madre ¿se os ocurre qué explicación puede haber para que se haya forjado esta historia de que “hicieran católica a santa Tatiana” hará alrededor de 25 años?

    Mil gracias!

    • Estimado Juan Luis, me perdonarás que te diga que esa versión de la que habla tu amiga no tiene ni pies ni cabeza. Y no la tiene porque Santa Taciana no es una mártir ni católica ni ortodoxa, es una mártir cristiana de los primeros siglos, nada más.

      Como he dicho en el artículo, Santa Taciana sufre el martirio en el s.III y en esta época no existe ni Iglesia católica ni ortodoxa, no hay cisma entre los cristianos: son todos una misma Iglesia, una misma comunidad cristiana. El Cisma que se produce en 1054 es el que separa a católicos de ortodoxos, por eso, todos los Santos anteriores son compartidos por ambas Iglesias y venerados del mismo modo, sin distinción.

      Por lo tanto, Santa Taciana, al ser una mártir antigua, es anterior al Cisma y no siendo ni católica ni ortodoxa, no se “puede hacer” lo que no era. En resumen, que ni comprendo a qué viene la extraña versión de tu amiga, ni por qué el cura que mencionas pensaba que era ortodoxa, pues no lo es, simplemente entre ellos es más famosa que entre nosotros, los católicos. Pero ya sabes que esa historia que te han contado no tiene el menor fundamento.

    • ¿Qué quieres decir con eso, Jonilton? Porque aquí nadie ha usado la doble S en español. La hemos usado en latín y en italiano.

  8. Gostei muito do artigo e interessante conhecer um pouco da santa que inspirou meu nome nasci no dia 12/01 e ganhei o nome de Taciane por causa a santa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*