La devoción a Santa Filomena (IX) – La validez de su estatus (II)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Detalle de la Santa en la vidriera de su capilla en la catedral de San Mauricio, Vienne (Francia).

La elevación papal y extensión del culto público a Santa Filomena de Nola a otras partes del mundo, que incluyó la extensión de su misa y oficio a Roma y a otras diócesis con el beato Pío IX (15 de enero de 1857), el establecimiento de una archiconfraternidad y concesión de indulgencias plenarias en Francia por León XIII (24 de septiembre de 1889), y la extensión de la archiconfraternidad de Santa Filomena a la Iglesia universal (Pias Fidelium, 21 de mayo de 1912), ilustran la aprobación papal de un culto y veneración universales a Santa Filomena, una veneración sólo apropiada, según los propios estándares de la Iglesia, al estatus de un santo. Las palabras de San Pío X en su breve apostólica que promulgó la devoción universal y pública a Santa Filomena a través de la archiconfraternidad indican una intención papal de permanencia para esa veneración universal a Santa Filomena por los creyentes cristianos en todo el mundo: “Decretamos que las presentes afirmaciones son y serán siempre vigentes, válidas, y efectivas; de este modo debe ser regularmente juzgado, y si algo procede de modo contrario, será nulo y no válido, sea cual sea su autoridad”.

Las normas para beatificación y canonización y su implementación durante el pontificado de San Juan Pablo II también mostraron relevancia acerca de la cuestión del estatus eclesial de Santa Filomena. En la Constitución Apostólica de 1983, Divinus Perfectionis Magister, Juan Pablo reitera a través de su implementación de normas que cualquier martirio o virtud heroica debe ser históricamente establecida por el proceso de beatificación de un candidato, pero no ambos. De este modo, ya no era requerido un milagro para la beatificación de un mártir, pero aún se requiere para un confesor de la fe no mártir. Una vez que el martirio ha sido históricamente verificado, el candidato puede ser inmediatamente beatificado sin más evidencia de milagros o mayor documentación histórica de vida terrena de heroica virtud. Estas normas revisadas, por sí mismas, establecen que Filomena es beata únicamente en virtud de su martirio históricamente documentado, con el subsiguiente requerimiento de un milagro documentado necesario para una canonización formal, algo fácilmente solventado a la vista de sus numerosos milagros.

La Santa en prisión. Óleo contemporáneo de la pintora húngara Feszty Masa.

De los 464 santos canonizados por Juan Pablo II (Nota al pie: contando hasta el 7 octubre de 2002), aproximadamente el 80% han sido mártires, que muestra la voluntad del pontífice de ofrecer a nuestra época contemporánea testigos humanos de la primacía de la eternidad por encima de la vida presente, la trascendencia de la visión del Paraíso sobre la inmanencia que parece infectar nuestra sociedad actual de materialismo, secularismo e incluso ateísmo. Ciertamente, el testimonio de una joven mujer mártir, icono de pureza virginal y fidelidad, hablaría del mismo modo acerca de la necesidad contemporánea de ejemplos de joven santidad y pureza, especialmente para los jóvenes de nuestros días.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

12 pensamientos en “La devoción a Santa Filomena (IX) – La validez de su estatus (II)

  1. Sigo sin entender como a un cuerpo santo extraido de las catacumbas, por muy famoso que sea, haya quienes quieran aplicarle las normas actualmente vigentes sobre canonizaciones y beatificaciones.
    Los verdaderos mártires extraidos de las catacumbas, se conozcan sus vidas o no se conozcan, reciben veneración como santos y punto. Y digo lo de “verdaderos mártires” porque no todos los cuerpos extraidos lo son. Los que han sido mártires siempre disponen de algún signo que los identifica.

    • Parece ridículo, ¿no, Antonio? Dado que es una mártir antigua y que tiene las evidencias del martirio con ella, es tonto pensar en demostrar su santidad de otro modo. Pero el Dr. Miravalle se ha visto obligado a recurrir a este tipo de redundancias por el interés de algunos en desvirtuar a la Santa a raíz del negocio que algunos otros se han montado con ella…

      • Exactamente, estoy de acuerdo con ustedes, no se pueden aplicar tales medidas ya que resulta anacrónico. Dado que santa Filo posee su vas sanguinis, creo que es indudable que sufrió martirio y eso es razón suficiente para señalar su santidad.

        Además si recordamos un poco, por aquel entonces la Sagrada Congregación de Ritos estableció que los signa martirii eran las pruebas suficientes para darle calidad de mártir a un corposanto. De todas maneras creo que todo este proceso no es gratuito, ya que la fama de santa Filo exigió tener más pruebas para sustentar su culto porque en estos tiempos la gente ya no se traga la simple idea del vasito de sangre y la lápida.

        Me agradan mucho tus artículos de esta serie hermana! ojalá tengas uno dedicado a las fiestas de la santa 🙂

    • De verdad que me interesa ver esa imagen de la que hablas en tu entrada; pero aún no he tenido la suerte de pillar la parroquia de San Nicolás abierta en Valencia. Con sus horarios tan restrictivos…

      • Es una antigua tradición la de ir los Lunes a la Iglesia de San Nicolás de Valencia a hacer peticiones personales al santo y ello convierte la Calle Caballeros en un ir y venir inususal de grupos de devotos que hacen honor a esta costumbre valenciana. Es de verdad un placer visitar lso puestos de estampas y otros objetos que se montan alrededor de la iglesia en estos Lunes.

  2. Me agrada esta sere de articulos sobre Santa Filomena aprendo muchas cosas que no saia sobre ella y en este caso sobre algunas determinaciones sobre las canonizaciones y Salvador gracias por compartir ese gozo, pero una duda y la entonacion que se le da a esos cantos como saberla?? aun se cantan??

    • Estimado André, en muchas ocasiones la costumbre del canto de los gozos se perdieron en el tiempo pero nos queda los documentos en que se reflejaba su letra y que pretendemos humildemente difundir pues nos parecen verdaderos tesoros de la devoción popular. Como los gozos tienen la misma métrica, se ha uniformado la entonación de estos cantos y casi hay un tono común para todos los que han subsistido en el canto popular.

  3. Gracias Ana Maria por esta nueva entrega sobre todo lo relacionado a Santa Filomena.
    Yo tambien me pregunto porque se necesitaba un milagro para la aprobacion de una canonizacion(como si fuera la aprobacion divina).
    Creo que en casos que este mas que demostrado que la persona llevo una vida santa no haria falta el susodicho milagro.

    • Ya ves que si es mártir, no se pide milagro alguno. El martirio ya es suficiente muestra de santidad. Si no, sí que se pide.
      De todos modos yo no lo llamaría aprobación divina, sino aprobación humana, que los que beatifican y canonizan, por muy dignísimos y venerables que sean, siguen siendo humanos. ¡Cuántos santos habrá en el cielo que ni los conocemos, ni nadie los ha beatificado o canonizado nunca! De esto ya hemos hablado muchas veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*