San Ildefonso, arzobispo de Toledo

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Lienzo del Santo obra del pintor manierista Domenikos Theotokopoulos, "El Greco". Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, Madrid (España).

Las principales fuentes disponibles sobre la vida de San Ildefonso de Toledo son el “Beati Ildephonsi elogium” de San Julián de Toledo, la “Vita vel gesta Sancti Ildephonsi sedis toletanae episcopi”, obra atribuida al obispo Cixila de Toledo y la “Vita Ildephonsi archiepiscopi toletani” escrita en el siglo XIII por Fray Rodrigo Manuel Cerratense.

San Ildefonso nació en Toledo, en el seno de una ilustre familia hispano-visigoda probablemente en el año 607 durante el reinado del rey Witerico, sintiendo desde pequeño una gran atracción por la vida religiosa. En la “Bibliotheca Hispana Vetus” se dice que era sobrino del obispo toledano Eugenio, que fue el que se preocupó de su educación, recibiendo una brillante formación literaria.

Siendo muy niño y contra la voluntad de sus padres, se fugó de la casa paterna, ingresando en el monasterio toledano de los Santos Cosme y Damián, monasterio que se conoce con el nombre de “Agaliense” y que estaba situado en los alrededores de la ciudad. San Ildefonso estuvo muy vinculado a este monasterio como él mismo lo cuenta al hablar del obispo San Eladio (quién le ordenó de diácono), con la pretensión de resaltar el papel privilegiado que le correspondía al mencionado monasterio.
Allí llevó una conducta ejemplar y por su virtud y dotes naturales fue elegido abad, promoviendo desde esa responsabilidad una gran fidelidad a la Regla y a la observancia de las costumbres monásticas. Con esa responsabilidad como abad asistió a los concilios VIII y IX de Toledo ya que su firma consta en las actas de dichos concilios pero, aunque sabemos que asistió al concilio X celebrado en el año 656, su firma no consta en las actas.

En el Concilio del año 656 propuso la institución de la festividad del 18 de diciembre en honor de la Santísima Virgen, siendo designada como la festividad de la espera del nacimiento de Cristo (recordad los finales de los artículos que publicamos el año pasado desde el día 17 al 24 de diciembre) “asimilándola” a aquella de la Encarnación del Hijo de Dios que se celebraba el día 25 de marzo. ¿Y por qué se hizo esto? Porque como el 25 de marzo coincidía con el período penitencial de la Cuaresma o con el de la alegría de la Resurrección, no se consideraba oportuno celebrar en ese tiempo ninguna otra festividad.

El fue el redactor del canon primero del X concilio de Toledo en el que se fija la fiesta de la Encarnación el día 25 de marzo, el de Santa Maria de la Expectación el día 18 de diciembre como dijimos antes y la Navidad, el 25 de diciembre. A él se atribuyen parte de los textos usados en las liturgias de la Expectación y de la Navidad en el rito hispano-mozárabe, tanto en el Oficio de las Horas como en la Santa Misa.
La festividad del 18 de diciembre tuvo en España una gran resonancia y se piensa con fundamento en el hecho de que si en España a Nuestra Señora se la denomina vulgarmente como la “Virgen”, es debido a que la teología mariana de San Ildefonso caló de inmediato en el pueblo hispano.

Lienzo del Santo por el pintor manierista Domenikos Theotokopoulos "El Greco". Santuario de Ntra. Sra. de la Caridad, Illescas (Toledo, España).

Con el dinero de su herencia, posiblemente en el año 650, fundó un monasterio femenino en “deibiensi villula”, monasterio que no ha sido identificado.
Los textos biográficos lo presentan como persona de grandes recursos, de carácter enérgico y de una inteligencia preclara, por lo que siendo solo un simple diácono, fue elegido arzobispo de Toledo después de la muerte del obispo San Eugenio II en el año 657. Su episcopado no fue nada fácil, pues fue obligado por el rey Recesvinto a aceptar esta responsabilidad, por lo que tuvo que soportar numerosas dificultades surgidas durante este reinado sobre todo a causa de la inmoralidad, dificultades que llegaron incluso a interrumpir la celebración de concilios entre los años 656 al 676. Su lucha contra la depravación de los nobles e incluso del mismo rey le ocasionó la enemistad real provocándole como él mismo dice en alguno de sus escritos, dificultades y angustias. En una carta que le escribe a Quirico, obispo de Barcelona, se lamenta de dichas dificultades que incluso le impidieron acabar algunos de sus escritos.

Pero aun así, fue un excelente escritor. Estas son algunas de sus obras: “De viris illustribus”, “Liber prosopopeiae imbecillitatis propriae”, “Libellus de virginitate sanctae Mariae contra tres infideles”, “Opusculum de proprietate personarum Patris et Filii et Spiritus Sancti”, “Opusculum annotationis in sacris”, “Liber unus de cognitione baptismi” y algunos otros que no mencionaremos para no alargar el artículo. No olvidemos las numerosas cartas escritas a otras personas, los sermones, los himnos litúrgicos e incluso los numerosos textos de Misas en el rito mozárabe. De todos modos, las obras de San Ildefonso son fáciles de encontrar y vale la pena leer al menos algunos de estos textos.

El “Libellus de virginitate sanctae Mariae contra tres infideles” le ha dado una cierta fama de mariólogo. Es posiblemente su obra principal, exquisita, por la que Lope de Vega le llamó el “capellán de la Virgen”. Expresiones como: “No quiero que alegues que la pureza de nuestra Virgen ha sido corrompida en el parto, no quiero que rompas su virginidad por la salida del que nace, no quiero que a la Virgen la prives del título de madre, no quiero que a la madre la prives de la plenitud de la gloria virginal” nos indica de manera fehaciente cual era la doctrina que San Ildefonso defendía con respecto a Nuestra Señora.
Ya San Jerónimo había escrito contra estos tres herejes que negaban la virginidad de María y que Cristo es Dios y el hecho de que San Ildefonso escriba sobre el mismo tema dos siglos más tarde, hace pensar que esas posiciones heréticas aun tenían cierta influencia. También San Isidoro de Sevilla usa un estilo apasionado cuando habla también sobre estos temas.

Existen otros textos que nos indica que San Ildefonso no era solo un profundo devoto de la Virgen sino también un defensor del uso de los sacramentos, cosa no muy difundida en su época. El era partidario de la comunión diaria: “Pedimos en esta oración del padrenuestro que este pan, el mismo Cristo, se nos dé cada día” y de la validez del sacramento del bautismo aunque el ministro fuese un hereje aunque aclarando que en la fórmula sacramental no podía excluirse el nombre de ninguna de las tres Divinas Personas.

Imposición de la casulla al Santo. Grupo escultórico de Diego de Siloé. Catedral de Toledo, España.

Como refiere uno de sus primeros biógrafos, en uno de los últimos años de su vida, en la vigilia de la fiesta del 18 de diciembre de la que antes hemos hablado, o sea, la noche del día 17, mientras San Ildefonso, el clero y el pueblo iban en procesión hacia la catedral para realizar el canto de los Maitines, al llegar al templo, se lo encontraron iluminado por una luz celestial. Todos se llenaron de un santo temor (hoy lo diríamos de otra manera más vulgar), pero Ildefonso, adelantándose, vio a la Madre de Dios que estaba sentada sobre su cátedra episcopal y que estaba rodeada de ángeles y de vírgenes. Le hizo señas para que se acercara y le habló dulcemente y en agradecimiento le impuso una casulla para que la usara al día siguiente, que era su festividad.
La narración de este hecho milagroso entró a formar parte de algunas obras medievales, por lo que desde entonces, el nombre de San Ildefonso está indisolublemente unido a la Santísima Virgen. ¿Quién no ha visto alguna vez en su vida una foto de una pintura de este milagro?

De él se comenta también otro hecho milagroso relacionado con Santa Leocadia. La santa se le apareció a Ildefonso indicándole el lugar donde estaba sepultada y dejándole como recuerdo un trozo de su velo. San Ildefonso murió el día 23 de enero del año 667 y fue sepultado en la basílica de Santa Leocadia donde permaneció durante un siglo. En la segunda mitad del siglo VIII, a causa de la invasión y persecución de Abd-er-Rahman I, sus restos fueron trasladados a Zamora donde permanecen en la iglesia de San Pedro junto con los restos del obispo zamorano San Atilano.
Su fiesta la conmemoramos el día 23 de enero. Así consta en el Martirologio Romano.

Procesión de la urna de las reliquias del Santo en Illescas el año 2010.

Iconográficamente ha sido muy representado especialmente en España y en las tierras de Flandes. Una de las imágenes más elocuente y que representa con mayor evidencia el carácter del santo fue pintada por el Greco en Toledo en el siglo XVI. Lo pinta de pie, revestido con los ornamentos episcopales, con mitra y un libro en sus manos.
En la Sala Capitular de la Catedral de Toledo se encuentran unos frescos de Juan de Borgogna (siglo XVI) en los que aparece la investidura del santo por parte de la Virgen.
En la catedral de Zamora se encuentra un cuadro de Fernando Gallego (siglo XV) en el que también está representado el acto de la investidura y el episodio del velo de Santa Leocadia. Podríamos añadir otras representaciones iconográficas que se encuentran en Madrid, Sevilla, Roma, Bruselas, Viena y otras ciudades, pero como este no es mi tema, aquí nos quedamos.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

28 pensamientos en “San Ildefonso, arzobispo de Toledo

  1. Tengo una aportación curiosa que no sé si te será útil, querido amigo, pero me lo acaba de recordar el que digas que María es para los españoles “la Virgen”, precisamente gracias a esta teología mariana de San Ildefonso.

    Una vez estudié algo de advocaciones marianas e imaginería mariana en Historia del Arte y aprendí que en realidad, en la zona mediterránea española -léase catalanoparlante- no nos influyó tanto esta teología, pues nosotros no la hemos llamado nunca “la Virgen” sino “la Mare de Déu” (que si lo tradujéramos literalmente al castellano, sería “Madre de Dios”, pero la traducción correcta filológicamente hablando no sería ésa, sino “la Virgen”, es decir, que una cosa equivale a la otra en cada una de estas lenguas). Y me remarcaron que si bien en la zona mediterránea abundan mucho más las representaciones de la Virgen con el Niño (la “Mare de Déu”, ya sea románica o gótica) en el resto de España y especialmente en Andalucía y las Castillas ha arraigado más la imagen de la Virgen sola, o la Virgen con Niño pero no especialmente entronizada en su maternidad, es decir, resaltándose más su carácter virginal que materno.

    No sé si esto será verdad al 100% o sólo especulaciones de iconógrafos -que a veces especulan demasiado- pero lo cierto es que no en vano la interjección castellana que alude a María -no exenta de cierta vulgaridad dependiendo del contexto- sea “¡ay, la Virgen!”; mientras aquí, en la zona mediterránea y catalanoparlante, el equivalente es “¡Mare de Déu!”. Por supuesto, también disponemos del término “la Verge” que sí sería una traducción literal de la versión castellana, pero como digo, la expresión más usada y popular es la de Mare de Déu.

    PD: Estoy yo muy “lingüística” últimamente, amigo, lo siento. Te aseguro que no es intencionado.

    • Pues yo también me voy a tirar “un tiento”. Como tu sabes, soy andaluz y a Andalucia siempre se la ha llamado la “tierra de Maria Santísima” y es verdad, porque no hay ni un solo pueblo que no la tenga por patrona.
      Muchas de estas patronas llevan al Niño en brazos pero también otras muchas no lo llevan y siempre se las conoce con el nombre de la Virgen de… La palabra Virgen siempre va por delante.

      Y una curiosidad. ¿Sabes que fue en Sevilla donde por primera vez en el mundo se le puso un monumento a la Inmaculada Concepción mucho antes de ser declarado el dogma?

    • Echo de menos la existencia de más gozos en nuestra querida LENGUA VALENCIANA , pero , como en tantas otras cosas, también estos instrumentos de devoción popular de castellanizaron. Aún así , la única capilla de la Comunidad Valenciana dedicada a este santo la he encontrado en una partida rural de Villena , llamada el Hondo de Carboneras, que además es de propiedad particular. http://gogistesvalencians.blogspot.com/2012/01/gozos-de-san-ildefonso-arzobispo-y.html

    • Muchas gracias, Tacho.
      Este artículo estaba previsto que hubiera salido en su festividad, el 23 de enero, pero recordarás que ese día, solidariamente, se cerró el blog como protesta por la ley ACTA y la SOPA.

  2. Interesante artículo Antonio, muchas gracias. Una pregunta, no se conserva en algún sitio la casulla que le impuso la Virgen a San Ildefonso? por cierto, el la región del país donde vivo, siempre he oído que para referirse a María, Madre de DIos siempre se usa el termino de: “La Virgen”, herencia de españoles supongo…

    ¡Saludos!

    • Lucho,
      Ante todo un saludo. En Toledo existía un arca de las reliquias dentro de la cual se dice que estaba esta casulla. En tiempo de la dominación musulmana, para preservar las reliquias, esta arca fue llevada a Asturias.
      A principios del siglo XVII, Marañón de Espinosa que era arcediano de Tineo (Asturias) dice que “solo sabemos que quedó dentro del arca cuando se verificó el contenido de ella en tiempos del rey Alfonso VI” y hace esta declaración porque en el siglo XVI, en diversas ocasiones Toledo reclama la casulla a Asturias.
      La casulla se buscó en el Arca Santa de Oviedo, en la torre de la catedral, detrás del retablo de la capilla de San Ildefonso, pero nunca ha aparecido. Actualmente se da por perdida.

  3. Ana María que bueno que mencionas la lingüística así aprendo un poco mas respecto a tantas lenguas que se siguen hablando en la península ibérica. En lo personal me gusta que escribas estas cosas Ana María. Antonio yo no conocía este santo, solo el nombre, así que no conocía ninguna imagen, ni pintura del milagro que mencionas jajaja. ¿Y lo de la casulla será verdad? ¿Y por qué una santa le revela donde está su cuerpo? ¿Cuál es el fin?

    • Me alegro que te gusten estas intervenciones mías acerca de la lengua y costumbres de nuestra tierra, porque nunca faltan “casposos” que se rasgan las vestiduras por este tema, que a cualquier salida en defensa de lo nuestro lo llaman nacionalismo, antiespañolismo, etc… en realidad España es una tierra de contrastes, de mestizajes y de variedad de lenguas, costumbres y tradiciones locales, que parten de su diversidad como origen. Tenemos de todo: pasado íbero, celta, fenicio, griego, romano, judío, árabe, cristiano; diferentes lenguas, diferentes reinos…

      Por desgracia la tiranía de los vencedores ha ido imponiendo una única visión de España y aquí parece que seamos todos castellanoparlantes, zarzueleros, bailaores flamencos, fans de la tauromaquia y olé. Y que me perdonen los que simpaticen con esto, pero eso no es más que una parte de esa rica y compleja España que tiene todavía mucho que dar.

    • Enmanuel,
      En el tema de la casulla, la verdad es que es dificilísimo discernir lo histórico de lo legendario. Hay escritores famosos españoles que han escrito sobre ella, entre otros Lope de Vega.

      En la obra “Milagros de Nuestra Señora” de Gonzalo de Berceo, que fue un escritor hispano del siglo XIII, más conocido como “mester de clerecía”, hay un precioso poema dedicado a este milagro, escrito en castellano antiguo. Te lo pongo:

      “Y como la Gloriosa, estrella de la mar,
      sabe a sus amigos galardón bueno dar,
      aparecióle un día con muy gran mayiestat,
      con un libro en la mano de muy gran claridat,
      el que él auíe fecho de la virginidat;
      plogolo a Illdefonso de toda voluntat,
      Fízoli otra gracia, cual nunca fue oída,
      dioli una casulla sin aguia cosida,
      obra era angélica, non de ome texida,
      fablioli pocos vierbos, razón buena complida”.

      ¿A que es bonito?

      • Perdona, Emmanuel, pero se me ha olvidado contestarte a la pregunta de ¿por qué una santa (Santa Leocadia) le revela donde está su cuerpo? ¿Cual es el fin?

        Yo te diria que esta pregunta habría que hacérsela directamente a Santa Leocadia, ja, ja. Solo ella lo sabría, ¿no?. Bromas aparte, si esto fue verdad, sería con la intención de que dichas reliquias fueran puestas a la veneración popular, cosa que se ha hecho como muy bien puedes ver en el artículo que sobre esta santa escribió nuestra compañera Ana Maria.

  4. Muy hermoso el escrito. Lástima que no sea místico para preguntarle a la santa jajaja. Y Ana María, nada de nacionalismo tiene el querer defender nuestra cultura, hay que defender nuestra cultura, la cultura propia de cada persona, pueblo o región, que no nos impongan nada.

  5. Vale Antonio creo que ya Juan Pablo II dijo que España era Tierra de Maria, para mi toda España esta sembrada de santuarios, iglesia y capillas dedicadas a la Virgen Santisima mas que a cualquier otro santo!!!! Creo que es un legado positivo que trajeron los conquistadores a Mexico la devocion a Nuestra Señora….. Saludos !!!!!

    • Si, Tacho. España es tierra de Maria y eso es asi porque gran parte del pueblo español siente por la Virgen un cariño especial. En cada pueblo tienen la suya y a ella acuden cuanto tienen algún problema.
      Además, hay romerías y santuarios que son conocidos en el mundo entero. ¿Quién no ha oido hablar de la Virgen del Rocio, o de la Virgen de Covadonga, o de la Virgen de la Cabeza, o de tantísimas otras? Y todo el mundo tiene claro que, independientemente de la advocación de cada una, estamos hablando de una misma persona: de la Madre de Dios.
      Yo he visto personalmente a algunas personas que me constan que no son creyentes y que ante la Virgen del Rocio han agachado la cabeza en señal de respeto.

  6. Me encanto el articulo Antonio este santo es de los que siempre me ah llamado la atención por su defensa de María, aunque debo decir que me decepcione un poco el año pasado que estuve en Toledo y no pude conseguir ni una estampa de San Ildefonso, por otra parte consegui una de Santa Ursula, aqui en México San Ildefonso durante la época colonial tuve un arraigo muy grande aunque en la Ciudad de México existe el edificio del que fuera el antiguo Colegio de San Ildefonso un bellisimo edificio colonial y en la fachada de la que ahora es el ex templo y actual sala magna se ve representado precisamente la imposición de la casulla a San Ildefonso, igual en el famoso templo de la Profesa se encuentra una imagen de este santo, lo que deja ver que los evangelizadores estaban muy influidos por las enseñanzas de San Ildefonso, aunque debo decir igual que actualmente ya es un santo que esta casi olvidado en muchas partes de México aun existen lugares como Guadalajra, Jalisco donde hace pocos años se hizo una parroquia dedicada a él, y como bien ya te menciono Lucho aqui en América tambié acostumbramos llamarle a María, la Virgen, aunque en los diversos dialectos que tiene México y América se le llame de otra forma, como los chontales le llamaron Tececiguata “la gran Señora” y los incas Pachamama “nuestra madre” y los aztecas Tonantzin “la madrecita”, lo único que quiza lamento un poco es que actualmente la fiesta de la Expectación ya no se celebre porque en verdad me parecia una festividad muy hermosa.

    • Dos cosas: no es fácil encontrar estampas de la mayoría de los santos y es por la sencilla razón de que, como devoción popular está en decadencia, quienes tienen que hacerlas, como no le es rentable, pues no las hacen.

      Y la otra: es verdad que se ha perdido la festividad de la Expectación, pero en muchísimos lugares de España, ese día se celebra a Nuestra Señora de la O, que es algo parecido.

      • Pues en Mexico si se celebran la Fiesta de la Expectacion de Maria como titular del Santuario de Zapopan que esta en el articulo dedicado, y la de la Basilica de Ntra. Sra. de la Soledad en Oaxaca incluso conoci monjas capuchinas que rean las antifonas de la O para su liturgia en fin !!!!

        • Tacho,
          Sabes que existe una estrecha relación entre la festividad de la Expectación del parto de la Virgen, la Virgen de la Esperanza y Nuestra Señora de la O, todas festejadas de una u otra manera el día 18 de diciembre, justo el día siguiente en el que la Iglesia, en el Oficio de Vísperas canta las Antífonas Mayores (o Antífonas O) que en estos dos años de existencia del blog hemos reseñado en los artículos que van desde el 17 al 23 de diciembre. Maria espera y añora el nacimiento de su Hijo y la Iglesia espera y añora el nacimiento del Mesías.
          Creo que vale la pena leer esta web:
          http://santaiglesiamilitante.blogspot.com/2008/12/expectaclon-del-parto-de-la-santisima.html
          y releer el primer comentario que hice en el artículo del 17 de diciembre del 2010.

  7. Tacho faltaron muchas formas mas de como los indigenas llamaron y llaman a María pero eso no es lo que importa solo fue un ejemplo de las diversas formas de llamar a María que hay en el continente y sobre la Virgen de Zapopan y la de la Soledad osea se celebran en esos lugares que le tienen por patrona pero nada mas, ya en la liturgia no aparece que es a lo que me refiero igual en Yucatán se celebra la Virgen de la Expectación de Tetis

  8. Antonio estupendo este articulo dedicado a San Ildefonso.
    Tengo pendiente el leer algunos de sus escritos.
    Comentar que por primera vez una pintura de El greco no me resulta tan “descarnada” como este San Ildefonso.

  9. A San Ildefonso lo conocí desde muy pequeño pues uno de los amigos con los que jugaba de niño, así se llamaba. La verdad es que he leido bastante sobre él y cada vez siento más atracción por su obra. He tenido también la suerte de ver personalmente la urna de sus restos.

    Y con respecto al Greco te he de decir que, aunque entiendo muy poco de arte, es un pintor que me encanta y que creo que ha sido uno de los mejores pintores de nuestra Edad de Oro. Desde luego estos lienzos de San Ildefonso, son realmente bellos.

  10. Uy pero qué buen artículo!

    Aquí en México conocemos a San Ildefonso por estar siempre asociado a la defensa de la pureza de la Virgen, de hecho varios lienzos virreinales están dedicados al tema. Al rato te enviaré algunos para que los conozcas, querido amigo.

  11. Hola : Soy de Peru , del departamento de la Libertad , en mi pueblo cuenta la historia que encontraron una imagen de San Ildfonso abandonada en un cerro cerca al pueblo desde ese momento se venera a San Ildefonso como Patron de mi Pueblo , Quisiera saber como llego , quienes lo dejaron , junto a la imagen se encontro un pintura donde la virgen maria le esta imponiendo la casulla. Cerca a Pueblo Nuevo se encuenta la ciudad de Guadalupe , donde se venera a la inmaculada Concepcion traida por los españoles ( Perez Lezcano ) mas o menos 400 años atras , tendra algo que ver ??? Mi pueblo se llama Pueblo Nuevo esta cerca a la caleta de Cherrepe donde desambarcaron la imagen de la Virgen , enviame tu correo para mostrarte imagenes de la pintura y de mi Santo Patron !!! Gracias

    • Juan Carlos,
      Yo no sabría decirte como llegó la devoción a San Ildefonso a tu localidad; solo que seguro que la llevarían los españoles, pero concretarte más, se me escapa.
      Si quieres enviar algunas fotos, puedes hacerlo tranquilamente al e-mail del blog.
      Gracias por tu comentario

Deja un comentario