Santos Ciríaco y Paula, hermanos mártires

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Óleo de los Santos ubicado en la ermita de Guadalupe, San Cristóbal de las Casas, Chiapas (México). Fotografía: Montserrat Báez.

De los santos patronos de Málaga (España), los hermanos Ciríaco y Paula, se sabe realmente muy poco. En Martirologio Romano dice el día 18 de junio: “En Málaga de España, los santos mártires Ciríaco y Paula virgen, que fueron apedreados y entre las piedras dieron sus almas al cielo”. Sin embargo, la ubicación del martirio, aunque generalmente aceptada en la susodicha ciudad, no está exenta de debate: parece que el cardenal Baronio, al redactar este elogio, escogió por sí mismo Málaga como lugar del martirio, prefiriéndola a otras ciudades mencionadas en otros Martirologios: Cartagena, o África de modo genérico. La tesis de Cartagena (Carthago Nova) plantea la posibilidad de que los hermanos fueran apresados en Málaga y llevados posteriormente a la mencionada ciudad para sufrir el martirio. Ambas teorías, la malagueña y la cartaginesa, los hacen hispanos de nacimiento o al menos, sitúan en España su martirio. Queda sin embargo, la versión africana.

Más allá de este debate sobre la ubicación geográfica del martirio, lo cierto es que nadie duda de la existencia histórica de estos mártires. Sin embargo, no existen actas que relaten el martirio de estos Santos. Se ignora totalmente cuál puede ser el valor histórico de las actas que se pueden leer en el Legendario Asturiense. Por lo tanto, se desconoce hasta el más mínimo detalle sobre la vida de estos Santos, a excepción de la mención del Martirologio Romano, y la del Martirologio de Usuardo, muy similar, que aquí reproduzco:
“En España, en la ciudad de Málaga, murieron en este día los señores mártires Ciriaco y Paula, virgen, los cuales de haber padecido muchos tormentos fueron apedreados y dieron sus almas cielo entre las mismas piedras”.

Se entiende por tradición que los mártires, ubicados cronológicamente en la Hispania romana, eran hermanos y murieron apedreados en el lecho del río Guadalmedina. La iconografía los representa como dos adultos atados a sendos troncos de árbol y recibiendo las pedradas de la multitud. Otras versiones, sin embargo, insinúan que serían casi niños en el momento del martirio, pero lo cierto es que esta representación infantil de los Santos no ha prosperado en absoluto.
Por un error iconográfico, se ha llegado a representar a San Ciríaco como un diácono, copiando la iconografía del San Ciríaco diácono que se conmemora el día 8 de agosto y que, para más inri, tampoco era diácono aunque su leyenda así lo afirme (!!!).

Grabado "Aleluya" donde se ve a los patronos de Málaga inmovilizados para su lapidación.

Así, con la intención de sacar algo de donde poco había, se ha alentado una leyenda piadosa sobre ambos Santos, diciendo que pertenecían a la cristiandad floreciente de Málaga presidida por el obispo San Patricio. Apresados durante la décima persecución, la de Diocleciano y Maximino (s.IV) fueron sometidos a terribles tormentos con tal de forzarles a cumplir el edicto de adoración a las divinidades paganas, y como no lograran doblegarlos, ambos hermanos fueron inmovilizados en dos troncos de árbol y lapidados hasta la muerte, el 18 de junio de 303, en el mencionado lecho del Guadalmedina, de donde se cree que se extrajeron las piedras que serían su último tormento.
Cuando los verdugos se disponían a incinerar los cadáveres, cayó un fuerte aguacero y tuvieron que renunciar a su propósito, dejando los cuerpos abandonados. En ese momento la comunidad cristiana aprovecharía para darles digna sepultura.

Sin embargo, la realidad es que los cuerpos de los mártires no han sido localizados y se ignora dónde pudieran estar. Existen diversas teorías, la primera de las cuales alude al llamado Paseo de los Martiricos, cercano al lugar del martirio; otra menciona el vecino Arroyo de los Ángeles, aunque las excavaciones llevadas a cabo allí no han dado resultado.

Sea como fuere, el culto a estos hermanos mártires, aunque prácticamente reducido al ámbito malagueño, ha seguido de forma muy intensa y constante hasta hoy. Cuando Málaga fue conquistada a los musulmanes por los Reyes Católicos, el papa Inocencio VIII la puso bajo el patrocinio de los Santos, haciendo hincapié en que padecieron el mismo martirio que San Esteban, el Protomártir.

En resumen: Santos históricos, pero de los que se desconoce con certeza el origen geográfico y la ubicación del martirio; y de cuya vida también carecemos de detalles específicos más allá de la hipotética muerte por lapidación.

Detalle de la imagen procesional de los Santos en Málaga, España.


Mi agradecimiento a http://www.patronosdemalaga.com/ por la información aportada. Quienes deseen saber más detalles acerca del culto y fiesta a estos mártires en su ciudad protegida, que no duden en acceder a este útil enlace.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

14 pensamientos en “Santos Ciríaco y Paula, hermanos mártires

  1. Muchas gracias por este articulo Mel que hace tiempo estaba esperando para saber un poco más sobre estos hermanos martires aunque pues como bien se puede ver en casi nada lo que de ellos se sabe, es una lastima que ni sus reliquias hayan podido ser localizadas, pero esto mismo me hace surgir una duda, que tan antiguo es su culto, ¿al grado de considerarlos historicos?? porque si no se ah localizado ni sus restos, ¿no podria caber la duda de que a lo mejor no existieron? o ¿que se esten confundiendo con otros martires?

  2. ¡Buf, André! Me haces la pregunta del millón. 🙂 ¿Qué puedo decirte? El hecho de que no se conserve o no se haya encontrado ninguna reliquia no implica necesariamente la no existencia del Santo o Santa en cuestión. Recuerda que nadie con dos dedos de frente duda de la existencia de Santa Apolonia, pues de su vida y martirio nos dan noticias sus mismos contemporáneos; pero ya sabes también que ninguna reliquia suya puede ser considerada como auténtica, pues la quemaron. Lo mismo se puede decir de los mártires del Lejano Oriente (chinos, japoneses…) la mayoría de los cuales fueron quemados y no nos queda nada.

    Estos dos hermanos mártires siempre han estado asociados a Málaga por tradición, pero, ¿eran realmente malagueños? ¿Sufrieron martirio en Málaga? Quizá la razón de que no se encuentren sus restos es que jamás hayan estado allí. Podrían ser africanos; como pasa con el caso de Santa Marciana, si recuerdas también, que un Breviario la hacía oriunda de Toledo pero esto no tenía ningún fundamento: vivió y murió en el África proconsular. ¡O Santa Columba, que las leyendas hacen hispana pero que en realidad, era gala!

    En resumen: es probable que si no los han encontrado, es que no sean oriundos de Málaga, pero de ahí a negar rotundamente su existencia histórica… yo, por lo menos, no me atrevo.

    • Si entiendo tu punto de vista pero por eso es que tengo la otra duda… sololos documentos que mencionas son los que hablan sobre estos martires?? nadie mas habla de su martirio o residencia en Malaga?, yo se que no se puede negar rotundamente la existencia de dos santos como estos además, pero siempre cabe la posibilidad hasta de una confusion como bien hemos visto

      • Usuardo, en el año 858, escribe: In Hispaniis, civitate Malaca, sanctorum martyrum Siriaci et Paulae virginis, qui post multa tormenta sibi allata, lapidibus obruti, inter saxa animas coelo reddiderunt.
        Esta es la mención más antigua existente acerca de estos dos santos, pero si se acepta que fueron martirizados en tiempos de Diocleciano y Maximiano, fíjate el tiempo transcurrido entre el martirio y su primera mención. Con esto, lo digo todo.

  3. Muchas gracias Ana. Me llamó la atención en Málaga el fenomenal retablo cerámico devocional que representa a los dos santos en la fachada de su templo. Es bien sabido la tradición en este tipo de retablos que tienen en Andalucía pero de verdad que no me canso de verlos por su belleza y, en algunos casos, grandiosidad. Hay alguna web que recopila poco a poco estas maravillas y felicito a los artistas por estas obras de arte.

    • Sé a qué web te refieres, yo misma he usado la cerámica de estos hermanos mártires para el anterior artículo dedicado a las Santas de nombre Paula.
      Yo también creo que las cerámicas votivas son valiosísimas y me dedico a fotografiarlas allá donde voy. Me parece una aberración que las destruyan al derribar una casa, cosa que por desgracia ocurre con frecuencia.

  4. Ay hermana, me habría encantado haber tomado una mejor foto de la pintura de los santos, lástima que el lugar no lo facilitaba para nada.

    Al igual que otras pinturas de santos desconocidos que te he enviado, la única manera que me explico su existencia en la Nueva España, es por la presencia de oriundos de Málaga -en este caso- que quisieron tener a sus santos locales aquí. Ojalá me encuentre algún caso documentado de este tipo de pinturas.

    • Hermana, bastante has hecho ya con fotografiarla y con tener la generosidad de compartirla. Yo me quedé alucinada de ver a estos Santos en México, y como tú; apoyo la teoría que eso se deba sólo a la presencia de malagueños en la Nueva España.

  5. Muchisimas gracias por tan perfecto articulo Ana Maria.
    Como se nota que en el sur llevan el arte para realizar semejantes tallas,preciosas de verdad.

    • Gracias por vuestra aportación. La hemos actualizado en el artículo ya que parece que la web reseñada anteriormente está extinta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*