Santos Emeterio y Celedonio, mártires de Calahorra

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista de las arquetas-relicario de los Santos. Catedral de Calahorra, España.

Pregunta:¿Por qué se afirma en mi ciudad que nuestros patronos eran africanos? Calahorra (España)

Respuesta: Cuando dices que eres de Calahorra deduzco que te refieres a los santos mártires Emeterio y Celedonio y lo siento, pero africanos no eran; eran hispanos. De todos modos, te hablaré de ellos y tu misma podrás comprobar de dónde viene ese error.

La fuente más antigua que habla de estos dos mártires es el poeta Prudencio en el siglo IV, el cual, en el primer libro del Peristefanon, dice que en su tiempo no existían las actas del martirio porque estas habían sido destruidas a fin de que no existiese constancia alguna del mismo.
Bien es verdad que el emperador Diocleciano, a inicios del siglo IV ordenó quemar los códices antiguos a fin de que no quedara constancia que sirviera de propaganda a los cristianos, pero quizás la razón aducida por Prudencio sea una excusa para explicar la falta de noticias ciertas sobre estos dos mártires. Sin embargo, por referencias orales, el poeta hace saber que los dos santos eran soldados, que abandonaron la milicia para seguir a Cristo y que fueron decapitados en una ciudad de la Hispania romana (de la que Prudencio no dice el nombre), pero que la llama “nuestra ciudad”.
Cuenta además que durante la ejecución de la sentencia sobrevino el prodigio de que el anillo de uno y el pañuelo del otro volaran hacia el cielo, cosa que vio toda la muchedumbre que estaba presente. Sigue diciendo Prudencio que el sepulcro de los dos mártires era muy visitado y que en él se obraban milagros.

De estas sucintas notas se pueden deducir que los santos Emeterio y Celedonio padecieron martirio a finales del siglo III, durante la persecución contra los militares cristianos por parte de Galerio. Galerio ordenó matar a todos los soldados cristianos.
Aunque Prudencio no cita el nombre de la ciudad en la que fueron martirizados, San Gregorio de Tours en el siglo VI, dice que el sepulcro estaba en la catedral de Calahorra (La Rioja). Esta noticia es confirmada por el Martirologio Jeronimiano que conmemora a estos dos santos el día 3 de marzo, cosa que asimismo hace el Calendario de la Iglesia Mozárabe, el Martirologio Romano y los demás martirologios históricos.

Reliquias de los Santos veneradas en Santander, España.

Pero la difusión del culto de estos dos santos trajo consigo un cierto enriquecimiento en cuanto a datos biográficos sobre ellos, datos naturalmente fantasiosos y sin ningún fundamento histórico: se empezó a construir una leyenda sobre ellos.
Como se sabía que habían sido soldados pues lo dice Prudencio, se creyó que quizás fuesen legionarios y por una curiosa asociación de ideas, es por lo que se les llegó a atribuir relación con la ciudad de León, ya que allí, en León, existieron legiones romanas. Esto ya se dice en una homilía escrita en el siglo VIII en la cual, su autor confiesa cándidamente que no se explica cómo desde León pudieron irse a Calahorra estando esta ciudad tan lejos!!!!

Pero la leyenda siguió creciendo y así, una vez que los relacionaron con León, se dio un paso más. Como en León era venerado San Marcelo mártir de Tánger y se dice que San Marcelo tuvo doce hijos mártires, pues ¡hala!, hijos de San Marcelo y hermanos entre si.
Los hagiógrafos antiguos tenían la costumbre de agrupar mediante relaciones familiares a los santos venerados en un mismo lugar y de ahí que se malinterpretase la mención de Prudencio que los llama: “mártires, hermanos en la fe”. Por eso se dice que ellos eran hermanos. Siguió creciendo por tanto la leyenda y ya esta nueva ampliación de la misma la encontramos en el cronista Lucas de Tuy que vivió en el siglo XIII.

Resumiendo: Se ha escrito toda una historia legendaria sobre estos dos santos, fantasiosa casi al cien por cien y en la que no voy a profundizar más pues sabéis que no me van estas cosas y porque el principal objetivo del blog es hablar de hagiografía, diferenciando lo histórico de lo legendario.
Los santos Emeterio y Celedonio son dos santos históricos, mártires, patronos de Calahorra, están sepultados en su catedral y en la ciudad se dice que en el arenal del río Cidacos fueron martirizados mediante decapitación. Quién desee ampliar información sobre su fantasiosa vida y martirio, en Internet tiene información abundante. Esto no es lo que yo me he propuesto al hacer este artículo.

Vista de los relicarios de los Santos en el altar de la catedral de Calahorra, España.

Reliquias suyas existen en el País Vasco, Santander, Navarra, Madrid, León y en algunas ciudades del sur de Francia. Como puede verse en una de las fotos, las urnas que guardan sus restos son una maravilla. Como ya he comentado, su fiesta es hoy, 3 de marzo.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

14 pensamientos en “Santos Emeterio y Celedonio, mártires de Calahorra

  1. De estos dos hermanos santos de Calahorra me hablo abundantemente un compañero de trabajo.
    Es una lastima que no hayas querido narrar aunque fuera de forma lo mas breve posible su segun tu “fantasiosa vida”,comprendo y acepto tu forma de hacer este articulo,aunque hubiera estado bien que en el se incluyera todo lo posible sobre estos dos hermanos santos.

    • Abel,
      Como he dicho, lo poco que sabemos de ellos lo sabemos por Prudencio. Es verdad que algunos autores dicen que eran naturales de León, pero no existe fundamento alguno que soporte esta afirmación. ¿Y por qué dicen que eran oriundos de León? Pues porque en algunos antiguos libros de rezos se dice que su lugar de procedencia era “ex legione” y esa frase latina la hacen referirse a la Legión Gémina Pía Felix que estuvo acampada cerca de lo que hoy es la ciudad de León, lo que era la antigua Lancia.

      Aunque quisiera describir la “passio” (que no es el caso), la cuestión es que no se conoce en qué circunstancias fueron martirizados porque como ya he dicho, el emperador Diocleciano, con la intención de que no se hiciera mención de los mártires, ordenó quemar los libros.
      Aunque algunos historiadores dicen que padecieron bajo Diocleciano, otros mantienen que sufrieron el martirio bajo Valeriano, en la mitad del siglo III e incluso hay quienes afirman que fue en el siglo II.

      Es verdad que Prudencio escribió el Peristephanom antes del año 401 y escribe sobre ellos dando a entender que su martirio había ocurrido hacía mucho tiempo, pero no podemos perder de vista que Prudencio no destaca por ser muy preciso a la hora de dar fechas.
      Parece ser cierto que eran soldados y está claro que se negaron a apostatar, por lo que, según la tradición, fueron decapitados en el arenal del río Cidacos. Sobre los tormentos que padecieron, por mucho que se relaten por parte de algunos autores, la realidad es que son puros inventos porque no se sabe nada de nada.

      Y lo mismo podemos decir sobre si eran o no eran hermanos: ¿hermanos de sangre? ¿hermanos en la fe? ¿hermanados en el martirio? ¿vecinos de una misma localidad?…, a saber lo que se quiere decir con que eran hermanos…
      Resumiendo, como decimos de muchos otros santos: reales, históricos, pero envueltos en leyendas.

  2. ¿Y no será, Antonio, que hayan dicho que son de Calahorra porque se cree que el mismo Prudencio era natural de Calahorra y al decir “nuestra ciudad”, se estaba refiriendo a su ciudad natal? Sin embargo hay quien sostiene que el poeta era oriundo de Zaragoza. Si aceptamos eso, los mártires podrían haber sido zaragozanos.

    • Bueno, Ana Maria, tu sabes que hay quienes sostienen que Aurelius Prudentius Clemens (Prudencio) era natural de Calagurris (Calahorra) mientras que otros piensan que era de Caesaraugusta (Zaragoza). Este tema está abierto.
      Los que mantienen el origen zaragozano se basan especialmente en que en el Peristephanom digamos que “da un trato especial” a los mártires zaragozanos. Pero tú sabes que él escribe en sus “catorce himnos sobre los mártires”, sobre otros muchos mártires hispanos, oriundos de diversos puntos de la Península Ibérica.
      De todos modos, si se busca bibliografía sobre él, son más los que se inclinan por su origen calagurritano y el hecho de que estos santos siempre se hayan venerados en esa ciudad y el que él mismo diga que eran de “nuestra ciudad”, apoya esta segunda tesis.

      • Gracias Antonio. Siempre había tenido al poeta Prudencio por calagurritano, así como también los textos que hablaban de nuestros protomártires. En relación con San Emeterio y Celedonio pues es curioso como dices que sus hagiógrafos utilizaran argumentos tan “forzados” como que eran soldados para atribuirles el gentilicio leonés o que fueran hermanos por el hecho de haber sido ambos mártires. En fín, que imaginación a raudales ….

        • Se podría decir aquello de “la imaginación, al poder”, ja, ja.
          Capacidad para inventar historias e historietas, la verdad, es que si que tenemos.

  3. Antonio casi parecia que estabas regañando a los que escribimos o leemos sobre las leyendas que se cuentan de los santos jajajaja, ya algo habia escuchado antes sobre estos santos pero muy poco, lo que me impresiono fue la belleza de sus relicarios que son maravillosos

    • ¿Que te echo la bronca?, ja, ja.
      Es que hacer este artículo sobre unos santos sobre los que se han escrito tantas leyendas y de los que se conoce tan poco que no ha sido fácil el desgranar o “intentar desmontar” cada una de ellas.
      Y estoy de acuerdo contigo: los relicarios son preciosos.

  4. Querido amigo, cveo que sigue siendo polémica el saber a donde pertenecían originalmente estos santos! aunque no hayan sido naturales de esa zona, creo que tiene mucho más impacto histórico el culto que han recibido en Calahorra, o como dicen en matemáticas “el orden de los factores no altera el producto.”

    Los relicarios son bellísimos en verdad! están expuestos permanentemente?

  5. Las noticias que se dan en esta pagina me parecen exactas. Prudencio dedica el himno I del Peristephanom a estos Santos y, ademas el himno VIII, o sea, el que inicia la segunda parte del libro, está dedicado al baptisterio edificado sobre el lugar del martirio de los Santos. Dice así:
    1. Es este el lugar elegido por Cristo:
    un día la sangre ensalzó a dos testigos
    y el agua hoy nos limpia con santo bautismo.

    2. Aquí dos varones sufrieron suplicio,
    el triunfo purpúreo en rojo teñido,
    ¡oh muerte bellísima, fausto destino!

    3. Aquí la fontana es perdón compasivo
    de Dios que se vierte en el agua vertido
    y el viejo pecado fenece extinguido.

    4. Aquel que anhelante con vivo deseo
    ansíe la escala que asciende hasta el reino.
    que venga y se hunda, que arda sediento.

    5. Aquí coronados con bello trofeo
    dos fieles cristianos, probados, vencieron;
    y ahora esta fuente nos abre los cielos.

    6. Venía el Espíritu a darles la palma,
    el ramo de olivo, enseña sagrada,
    y hoy cubre las aguas, donando su gracia.

    7. El sacro rocío de sangre o de agua
    la tierra materna saciada lo exhala;
    destila fecunda, de Dios impregnada.

    8. Señor del lugar es Jesús, es el Hijo
    que tuvo el costado en la cruz bien herido,
    y el agua y la sangre manaron al vivo.

    9. Entrad por aquí, por las llagas de Cristo:
    abiertas a hierro en duro martirio
    o hendidas en ondas del santo bautismo.

    La urnas son del año 1513, del platero Francisco de Soria y enriquecidas por pectorales de obispos y joyas que les han donado sus devotos.

    Gracias
    Javier Fdz. Cascante, canonigo de la S. I. Catedral de Calahorra y capellán de la Cofradía de los Santos

    • Muchisimas gracias, padre, por su comentario y por la aportación que hace al blog escribiendo estos versos del Peristephanon de Prudencio.
      Somos un grupo de compañeros de distintas nacionalidades que nos hemos puesto como objetivo ayudar a dar a conocer el santoral cristiano, pero haciéndolo desde un punto de vista científico. Apostamos por la hagiografía seria, que desbroza el trigo de la paja y que puede ayudarnos a dar a conocer modelos de santidad, que nos ayuden a llevar el mensaje de Cristo al mundo que nos rodea.

      Sabe que aquí nos tiene, que estamos a su completa disposición y que nos sentimos honrado con su visita.

  6. Sobre los relicarios puedo deciros que fueron realizados en 1513 por Francisco de Soria, de Burgos, y parece cierta la colaboración de un platero calagurritano: Pedro Velez.
    Son un caso único de asimilación de dos tipos de relicarios: el tipo arqueta troncopiramidal, mas usual en Castilla, y el de tipo busto, mas típico de Aragón. Es lógico, por que Calahorra se sitúa en los extremos de ambas influencias artísticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*