Basílica Menor de San Crisógono

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Fachada de la Basílica Menor de San Crisógono, Roma (Italia).

Basílica Menor de San Crisógono
Piazza Sonnino, 44
Roma

Es la tercera de las grandes basílicas del Trastevere, a menudo poco valorada, entre otras cosas por su situación en la caótica plaza de Sidney Sonnino. Este es un título antiquísimo (Titulus Chrysogoni) cuyo origen fue una iglesia doméstica, un lugar de culto privado en el interior de una casa romana (domus romana), modificada y transformada en iglesia a finales del siglo V, iglesia que, ahora sepultada y desmoronada, fue completamente reconstruída a un nivel más alto, entre el 1123 y el 1129 y que es la iglesia actual.

No obstante, la restauración se completó entre el 1620 y 1627 por voluntad del cardenal que ostentaba dicho título, Monseñor Scipione Borghese y por los trabajos del arquitecto Giovan Battista Soria. A estos se debe la actual fachada, precedida de un pórtico que da a cuatro columnas de granito del pórtico medieval anterior. Al lado existe un bello campanario romanico, con una torre del siglo XVII.

En el interior conserva el aspecto y las proporciones del siglo XII, a pesar de las restauraciones del siglo XVII y está dividido en tres naves por veintidos columnas de un granito desnudo, sobre los que se apoyan los dinteles con capiteles jónicos hechos de estuco en el siglo XVII.

El arco triunfal se apoya en dos gigantescas columnas monolíticas de pórfido. Espléndidos son también el suelo de mosaico cosmatesco que es del siglo XII y el artesonado de madera del XVII.
También el ciborio es del XVII y es obra del arquitecto Soria mientras que en el ábside se conserva en un recuadro, un precioso mosaico datado en el año 1290 y en el que se representan a la Virgen y el Niño entre los santos Crisógono y Santiago, obra generalmente atribuida a Pedro Cavanilli y que no forma parte del desaparecido mosaico del ábside, sino que probablemente proviene de un monumento fúnebre existente en la iglesia y que también fue destruido, porque el fondo del mosaico es plano y no cóncavo; como debería ser si hubiese pertenecido al ábside.

Vista del interior de la Basílica Menor de San Crisógono, Roma (Italia).

Desde la sacristía se puede acceder a las ruinas de la basílica del siglo V y a los edificios romanos que estaban anexos, y que conservan restos de frescos casi completamente desaparecidos.

En el altar mayor se conservan las reliquias de una mano y de la tapa craneal de San Crisógono, que es su titular y que están alli desde el siglo XV. Guardada en un precioso relicario, estas reliquias fueron robadas en los años sesenta del siglo pasado y encontradas pocos días después, abandonadas por los ladrones. San Crisógono fue un mártir de la persecución de Diocleciano que, conducido a Aquileya, fue decapitado y tirado al mar aunque su cuerpo fue recuperado.

En la capilla de Jesús Nazareno se conserva una escápula de San Juan de Mata puesta en un precioso relicario. Como sabemos, este santo fue un sacerdote fundador de la Orden de los Trinitarios, que murió en Roma y cuya fiesta se celebra el 8 de febrero. Su cuerpo se conserva en España.

Finalmente, en la capilla de San Crisógono, desde el año 1865, se encuentra una urna con los restos de la Beata Anna Maria Taigi que, aunque nacida en Siena, entró en la Orden Tercera de los trinitarios y murió en Roma en el año 1837 siendo sepultada en esta iglesia del Trastévere.

Vista del altar mayor de la Basílica Menor de San Crisógono, Roma (Italia). Bajo el mismo se aprecia la urna que contiene las reliquias del mártir titular.

En esta iglesia se conservan otras reliquias insignes de San Miguel de los Santos y de los mártires de las catacumbas Vicente, Tranquilino, Ireneo, Rufina, Próspero, Marcial, Adeodato, Teodoro y Valentín, todas expuestas en un precioso armario relicario.

Felice Stasio

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

3 pensamientos en “Basílica Menor de San Crisógono

  1. Muchas gracias, Felice, por este artículo. Creo que son muy interesantes los artículos que estás escribiendo sobre las iglesias de Roma.
    Si Dios quiere, en su día haremos un artículo sobre San Crisógono, un santo de la antigüedad muy importante.

  2. San Crisógono es el mártir que, según la passio de Santa Anastasia, fue su maestro y director espiritual. Después de su martirio en Aquileya ella lo recogería y enterraría, según el texto, aunque ya sabemos que no tiene valor histórico.

    El interior de la Basílica es mágico y es una pena que se la vea deteriorada y asfixiada entre otros edificios, como le pasa a no pocas iglesias romanas. Ojalá me equivoque, pues sólo he estado una vez en Roma, pero la impresión de deterioro y poco cuidado que he visto dispensado a los monumentos históricos y religiosos -a exepción de la opulenta Basílica Vaticana- me causó una gran decepción.

Deja un comentario