Conclusiones sobre el informe del Dr. Mark Miravalle

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Imagen-relicario yacente de la Santa. Ermita de San Onofre de Algemesí (Valencia, España). Fotografía: Ana Mª Ribes.

Después de traducir y por tanto leer el informe “Estatus eclesial presente de la devoción a Santa Filomenadel teólogo Dr. Mark Miravalle, he sacado unas cuantas valoraciones y conclusiones sobre el mismo, que sólo reflejan mi opinión personal y por tanto no fuerzo a nadie a compartirlas:

1. El informe del Dr. Miravalle constituye uno de los pocos documentos realmente serios y presentables que circulan hoy día por Internet (si no el único), pues se trata de un informe bien estructurado y que da fe de todas sus informaciones mediante citas exactas a pie de página. No las incluí en mi traducción por aligerar el texto, pero doy fe de ello, siendo cierto además, que los demás contenidos online se limitan a temas devocionales y muy poco informativos en realidad, y esto incluye a las webs principales del culto a Santa Filomena.
2. El Dr. Miravalle es claramente un devoto y promotor del culto público a Santa Filomena, pero eso no quita que no haya demostrado con razonamientos teológicos y eclesiásticos, que esta mártir es auténtica en el sentido en que lo es un corposanto bien estudiado en las catacumbas: el martirio está demostrado por la ampolla de sangre, y la lápida realmente no está reutilizada, como exponen diversos argumentos arqueológicos bastante convincentes.
3. Sin embargo, es importante hacer notar que en su informe el Dr. Miravalle no ha hecho la menor mención a la Venerable Sor María Luisa de Jesús, quien dijo habérsele aparecido la Santa, ni a la absurda historia que dice que ella le transmitió. Simplemente, esto está omitido. Ello parece confirmar que el Dr. Miravalle no cree tampoco en esta disparatada historia construida, sin la menor validez histórica, y ello se desprende también de las afirmaciones de todas las ilustres personas que cita, papas incluidos: la vida terrena no es relevante, ¿por qué, aparte de todo lo teológicamente expuesto? Pues porque se desconoce absolutamente.
4. No siendo válida esta pseudobiografía de la mártir, tampoco es válida la iconografía de las flechas, el ancla, y el látigo como atributos martiriales. Se podrían conservar si se especificase que tan sólo hace alusión a los símbolos de su lápida, que no se han interpretado correctamente; pero, si ni siquiera el Dr. Miravalle ha entrado a hablar de los símbolos en sí, ¿quién va a molestarse en hacerlo? Entretanto, se sigue difundiendo una iconografía que es tan falsa como la “historia revelada” de la mártir.
5. El estudio del Dr. Miravalle, serio y competente, no viene a demostrar otra cosa que lo que siempre hemos defendido en el blog: que Santa Filomena es un corposanto, una mártir de las catacumbas, con su martirio y autenticidad documentados; y que dejando aparte el tema de la intercesión y los milagros –en los que sí parece ser especial-, en nada más se diferencia de otras mártires y corposantos de las catacumbas. Más allá de esto nada puede saberse y es inapropiado llevar a cabo inventivas devotas que falseen la imagen real de esta mártir, por lo demás, digna de veneración en cuanto a lo que realmente es.
6. En cuanto al nombre Filomena y su autenticidad, el Dr. Miravalle prefiere no entrar a analizarlo, limitándose a citar al papa Pío X, que tan sólo dijo que era irrelevante; y que Monseñor Ponzetti lo leyó como tal. Ahora bien, ¿ponía realmente Filomena en la lápida? Yo creo que sí, pero si es Filomena o no, no es tan importante como que las instituciones devotas en torno a Santa Filomena están difundiendo una etimología falsa de este nombre, pues Filomena evidentemente, ni es un nombre latino, ni significa hija de la luz. Y esto es algo difícil de digerir para los que sí han estudiado latín y griego y saben de etimologías.

Detalle del busto de la imagen-relicario de la Santa. Ermita de San Onofre de Algemesí (Valencia, España). Fotografía: Ana Mª Ribes.

En fin, que se agradece poder contar con un material de más calidad en un tema en el que los materiales de calidad brillan por su ausencia. Evidentemente, ante este documento, que todas las páginas web principales de Santa Filomena citan –sin que existiera, que yo sepa, una traducción al español, por eso me decidí a hacerla-; el corto comunicado de Monseñor Braschi realizado en 2005, y por tanto, 3 años posterior al primero, se queda pobre, corto y no aporta realmente nada útil. Seguimos sin tener más documentación apropiada al respecto, pero al menos agradecemos a Monseñor Braschi que pusiera el informe del Dr. Miravalle disponible en su web del Santuario de Mugnano. Sigue quedando todavía que hablar acerca de Santa Filomena, pero lo demás ya queda a juicio personal de cada uno.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

3 pensamientos en “Conclusiones sobre el informe del Dr. Mark Miravalle

  1. Ana Maria, Gracias de nuevo.
    Se sabe sobradamente que Santa Filomena es una mártir de las catacumbas, pero ¿cómo se representa degollada en esa imagen si realmente no se conoce cual fue la causa concreta de su muerte? ¿Pura devoción?

    Y otra cosa: yo de iconografía…. cero patatero, pero esa imagen me parece muy tradicional, poco artística, ¿no crees?

    • A todos los mártires de las catacumbas se les suele representar degollados o con una brecha en la cabeza; no porque se sepa la causa de la muerte -que casi nunca se sabe-, sino porque dichas heridas sólo vienen a significar que murieron de muerte violenta, nada más.

      Está claro que esta imagen relicario que tenemos en Algemesí no es un Bernini ni un Pedro de Mena… pero para mí tiene una significación muy especial. No sé si lo he contado antes -creo que sí-, pero ésta es la imagen que vi cuando era pequeña y quedé tan impactada por su aspecto que a partir de ese momento me prometí averiguar cómo es que alguien sería capaz de matar a una chica inocente y por qué. Así surgió mi devoción por las santas mártires y por Filomena en especial; al ver esta imagen, hace ya tantos años.

      Además, es una imagen relicario -la reliquia estaba cuando la vi de niña, ahora, se ha perdido- y hay que constar que es madera policromada, no yeso ni resina, por lo que tiene su valor artístico. Además, dime tú cuántas Santas Filomenas aparecen con el cuerpo lleno de agujeros -alusión al “presunto” martirio por flechamiento-. Ninguna que yo haya visto -y he visto muchas- salvo ésta.

      En fin, que para mí esta imagen es muy especial. Ojalá no se deteriore ni estropee nunca… sería como ver perderse una parte de mí.

      • Si lo has dicho, no lo recuerdo. Desconocía tu relación personal con esta imagen en concreto. Si lo hubiera sabido, no me habría metido con ella, jaja.
        Bromas aparte, sabes que a los mártires les tengo una especial veneración; no hay mayor muestra de amor que la que ellos nos dan con su testimonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*