María Santísima, Reina de todos los santos (VIII)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Detalle de la Virgen entronizada amamantando al Niño y rodeada de las vírgenes prudentes (izqda.) y necias (dcha.) Mosaico bizantino en la fachada de Santa Maria in Trastevere, Roma (Italia).

En el artículo anterior publicado el pasado día 15 de abril, comenzamos a hablar del culto a la Santísima Virgen en Occidente y nos quedamos en lo acontecido hasta el siglo IX, aunque quedaron pendientes los temas de las iglesias, la imágenes marianas y las manifestaciones de devoción personal en aquellos tiempos y es de esto de lo que queremos tratar en este artículo, siguiendo siempre los trabajos del profesor Roschini.

El Papa Sixto III, cuyo pontificado duró desde el 432 al 440, en recuerdo del Concilio de Éfeso, renovaba la basílica erigida en el Esquilino por el Papa Liberio un siglo antes, dedicándola a la Madre de Dios y decorándola con unos maravillosos mosaicos que aun hoy en día existen. Pero ya antes a la Virgen se le había dedicado una basílica en los Foros Romanos, basílica que era conocida como “Santa Maria Antiqua”, datada en el siglo IV y que probablemente fuera la iglesia mariana más antigua de la ciudad. También en el siglo VI ya se le había dedicado otra con el título de Santa Maria in Trastevere.

A principios del siglo VII, el Papa San Bonifacio IV le dedicaba a la Virgen y a todos los mártires el antiguo Panteón (ver el artículo que se publicará mañana). Estas cuatro basílicas marianas se mencionan en el itinerario “De locis sanctis martyrum” que como sabemos es el catálogo más antiguo de las iglesias de Roma y que fue redactado en el siglo VII. Asimismo, entre los siglos VI y VII no solo en Roma, sino en toda Italia, Hispania y las Galias se le dedicaron otras iglesias a la Madre de Dios.

En Ravenna, en tiempos del obispo Eclesio (siglo V) se levantaba la Basílica de Santa Maria la Mayor en cuyo ábside existe un mosaico del cual el “Liber pontificalis ecclesiae ravennatis” afirma: “effigies sanctae Dei Genitricis cui similis nunquam potuit humanis oculis cospicere” (no hace falta traducirlo porque se entiende perfectamente). En ese mismo siglo también en Brescia y en Verona se le dedicaban otros templos y hacia finales del siglo V o inicios del VI, en Vicenza era erigida la basílica “Oratorium Beatae Mariae Matris Domini”. En el año 639, la catedral de Torcello se dedicaba a la Virgen, así como en Grado (Gorizia).

Detalle de la Virgen coronada. Fresco de Jacopo Torriti (1296). Ábside de Santa María la Mayor, Roma (Italia).

En el islote de Barbana, en el lago de Grado, en el siglo VI existía otra iglesia dedicada a la Virgen por parte del patriarca Elías y en Aquileya, la basílica patriarcal también se dedicó a Nuestra Señora como queda atestiguado por un documento de Carlomagno dirigido al patriarca Majencio el día 21 de diciembre del año 811. En Parenzo, Pola, Ancona y otras ciudades italianas se erigieron también basílicas o iglesias en su nombre, pero sería excesivo seguir enumerando muchas de ellas.

Con respecto a las Galias, hay que decir que en ya en el siglo V existían iglesias dedicadas a ella en Reims, Toulouse y otras ciudades y según Beissel, en su obra “Geschichte der Verehrung Marias in Deutschland während des Mittelalters” publicada en Friburgo en el año 1909, ya por entonces, en las Galias existían hasta veintiséis iglesias catedrales erigidas en su honor. Esto demuestra que el culto a Nuestra Señora se extendió rápidamente en estas tierras occidentales como asimismo ocurría en la península italiana y en Hispania.

Entre los siglos VI y VII también en la península ibérica se le dedicaron varias iglesias a la Virgen. En un epígrafe que se conserva en el claustro de la catedral de Toledo, se dice que en el año 587 ya existía en dicha ciudad una iglesia dedicada a la Virgen. También en el 556 existía una en Jerez de los Caballeros (Badajoz), iglesia que fue reconstruida en el siglo XV. En el 660, el obispo Bacauda le dedicó otra en Cubra, la actual ciudad de Cabra en la provincia de Córdoba y son también de este siglo la iglesia de Santa Maria in Sorbaces de Fuentes de Guarrazar (Toledo), la iglesia de Santa María de Palma de Mallorca y entre los siglos VI y VII, las de Montserrat en Barcelona y el Pilar en Zaragoza. A finales del siglo IX no existía ninguna ciudad visigoda importante que no tuviese una iglesia dedicada a María.

Santa María reina. Tabla bizantina del siglo VI. Iglesia de Santa Maria Antiqua, Roma (Italia).

Paralelamente a la erección de iglesias en honor a la Virgen Maria, empezaron a usarse las imágenes marianas, así como a darles culto. En la iglesia romana de Santa Maria Nova se ha descubierto una imagen que está datada en el siglo V y a la segunda mitad del siglo VI pertenecen los frescos de la iglesia de Santa Maria Antiqua al Foro Romano, en los que se representa a María rodeada de dos ángeles. Esta es una imagen en la que aparece la inscripción de “Maria Regina”.

Según un documento del año 587, en la iglesia romana de Santa Maria in Trastevere existía en una capilla en la que se veneraba una “imago sanctae Mariae quae per se facta est”. En una inscripción del siglo VIII se menciona otra imagen en la Basílica Vaticana, imagen que parece ser estaba colocada en el pórtico central de la mencionada basílica. O sea, que las imágenes marianas empezaron a aparecer al mismo tiempo en el que se erigieron sus iglesias y esto, aunque solo pongo ejemplos de Italia, ocurrió también en las Galias y en la Hispania visigoda.

En honor de María también el canto gregoriano (cuyos inicios se atribuyen a San Gregorio Magno), desde el siglo VI recoge y codifica diversas melodías sencillas, como el “Ave Maria” del cuarto domingo del Adviento, la antífona “Benedictus” de ese mismo domingo, el maravilloso introito de la Misa de la Virgen “Salve Sancta Parens”, las antífonas de la fiesta de la Purificación y otras muchas antífonas e himnos, como el “Ave Maris Stella” y el “Ad solis ortus cardine”.

Refiriéndonos a las manifestaciones de devoción popular en aquellos tiempos digamos que en los Museos Vaticanos se conservan medallas marianas de los siglos V y VI, medallas que tienen un pequeño agujero que demuestran que podían colgarse al cuello. Asimismo, muchos Papas se hicieron representar juntos o arrodillados ante Maria y sirvan de ejemplos estos tres casos: el mosaico conservado en la basílica de Santa Martina nel Foro Romano, en el que se ve a los Papas Honorio I y Donino (ambos del siglo VII) uno a cada lado de una imagen de la Virgen; un mosaico conservado en la Basílica Vaticana, que estaba en la antigua capilla de la Virgen y en el que se representa al Papa Juan VII (siglo VIII) junto a María y con la inscripción: “Ioannes indignus Episcopus, Beatae Dei Genitricis Servus” y por último el mosaico del ábside de la basílica de Santa Maria in Domnica, en el que aparece a los pies de la Virgen el Papa San Pascual I (siglo IX) con la siguiente inscripción: “Virgo Maria tibi Paschalis praesul honestus-Condidit hanc aulam laetus per saecula manendam”.

Icono bizantino de la Virgen con el Niño (s.VIII) conocido como "Salus Populi Romani". Iglesia de Santa María la Mayor, Roma (Italia).

Y recordemos también que fueron muchos los Padres y santos de la Iglesia de Occidente que durante esos primeros nueve siglos escribieron sobre María: recordemos por ejemplo, los discursos de San Pedro Crisólogo (450) exaltando los honores de María, los de San Eleuterio obispo de Tournai (531), los de San Ildefonso de Toledo (669) de los cuales escribimos en su día, los de San Beda el Venerable (735) de los cuales también hemos publicado en este blog, la homilía sobre la Purificación de Santa María y las dos homilías sobre la Asunción escritas por San Ambrosio Autperto (778) y otros muchos santos más.

En el próximo artículo y siguiendo la obra del profesor Roschini, escribiremos sobre el culto a María en Occidente a partir del siglo IX, o sea, durante la Edad Media.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

14 pensamientos en “María Santísima, Reina de todos los santos (VIII)

  1. Muchas gracias Antonio por este nuevo artículo de la serie sobre María Santísima. Aunque escape un poco del tema, puedes comentar el sentido que tiene el ciclo de las virgenes prudentes y las virgenes necias que aparece en el mosaico que presentas?.

    • Salvador, este tema hace referencia a la parábola evangélica de las diez vírgenes:
      “El Reino de los Cielos es semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al novio. Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas. Las insensatas, tomando sus lámparas, no llevaron consigo aceite; mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron. Y a la medianoche se oyó un clamor: !Aquí viene el esposo; salid a recibirle! Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas. Y las insensatas dijeron a las prudentes: dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan. Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden y comprad para vosotras mismas. Pero mientras ellas iban a comprar, vino el novio y las que estaban preparadas entraron con él a la boda; y se cerró la puerta. Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: !Señor, señor, ábrenos! Mas él, respondiendo, dijo: En verdad os digo, que no os conozco. Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir” (Mateo 25, 1-13).

      Esta parábola nos quiere dar a entender que tenemos siempre que estar preparados, ya que no sabemos ni el día ni la hora en la que seremos llamados ante la presencia de Dios y esta parábola tuvo y tiene su representación en el arte.
      Por ejemplo, las pintaron Tintoretto y Meter von Cornelius, aparecen esculpidas en los pórticos de las catedrales de Strasbourg, Magdeburg, Berna y otras, y como ves, también en los mosaicos de la fachada de la iglesia romana de Santa Maria in Trastevere.

  2. Algo que se me olvidaba:
    A todos aquellos lectores que les encante escuchar el canto gregoriano, pueden pinchar sobre en introito “Salve Sancta Parens” y sobre los himnos “Ave Maris Stella” y “A solis ortus cardine”. Son preciosos y te transportan “al más allá”.

    Asimismo, hoy que celebramos la festividad de Maria Auxiliadora quiero felicitar a todos cuantos se sientan unidos a la familia salesiana.

  3. Antonio muchas gracias por deleitarnos con esta serie de articulo sobre María Santísima siempre me gusta leerlos debido a que aportas muchos datos que pocos conocemos sobre la historia del culto mariano, además que las imagenes con las que ilustras siempre me parecen bellisimas en especial la de las virgenes prudentes y la Santa María Reina de esta ocasión, es curioso como a pesar de que el culto a María viene desee tan tempranas épocas nuestros hermanos protestantes siguen negando rotundamente esta veneración.

    • Este tema que planteas sobre Maria y las Iglesias protestantes es complejo. Por e-mail te envio un texto que te aclarará algunas cosas, pero permíteme que te diga por ejemplo, que Lutero jamás negó que Maria es la Madre de Dios y también creía firmemente en su virginidad antes y después del parto.
      Calvino también defendía la virginidad de Maria y Zwinglio explica que el matrimonio con José fue unicamente para que José apareciera como esposo y la protegiera de la ley, y así poder dar al niño y a ella protección y cuidado.
      El tema es para tratarlo en exclusiva.

      • Muchas gracias por el texto Antonio me ha servido de mucho es por demás interesante no pense que tdos los reformadores hablaran de esa forma sobre la Virgen sobre Lutero si había escuchado pero nunca de Calvino y Zwinglio cada vez me convenzo más de que las iglesias protestantes no sólo usan la biblia a su conveniencia sino que además hasta las enseñanzas de sus fundadores ha sido cambiadas, algo que dices en el texto de que a veces nos quieren hacer parecer que “adoramos” a María es cierto en un canal protestante donde suelen pasar documentales pseudo-históricos sobre la historia del protestantismo decían que nosotros los católicos decimos que María es el camino la verdad y la vida y no Cristo y que hasta en el vaticado hay imágeens de María que lo constatan (!!!) puedes creer tal cosa, más aparte lo que ya mencione en alguna ocasión de que dicen que San Ambrosio fue el primer protestante.

        • Siempre que hablas de los protestantes, amigo André, capto en tus palabras cierto resentimiento, como si “les tuvieses manía” como decimos aquí. No he tratado mucho con ellos pero sí estoy familiarizada con su espiritualidad y sus escritos y debo insistir en que salvo pocas cosas, somos muy parecidos.

          Los cristianos de todas las confesiones debemos esforzarnos en buscar lo que nos une y en olvidar lo que nos separa; sólo así podremos construir la paz que Cristo nos legó.

          • Pues no es que les tenga manía como dices Ana, sino que me molesta mucho la campaña tan injusta que hacen en contra de los catolicos, no se quizas en Europa la situación sea muy diferente, pero aqui por lo general los protestantes no todos claro esta, suelen ser muy intolerantes e intransigentes y con solo saber que eres católicos te comienza a decir un listado de cosas y a decirte que estas engañado y que vayas mejor con ellos a su templo, cosa que a mi me molesta enormemente porque es decisión de cada quien creer en lo que uno quiera, por eso es que si me causan cierta molestia, no porque no crean lo mismo que yo, sino porque a fuerzas quieren que yo crea lo que ellos creen, desgraciadamente aqui en México la mayoría de los protestantes rayan en un fanatismo, por suerte hay muchos también que son tolerantes y no andan tratando de convertirte pero son los menos, claro que por todo esto es que notas que hablo con cierta dureza al referirme a ellos debido a las experiencias personales que eh tenido con el protestantismo y disculpas si en algun momento ofendo a alguien

  4. Antonio gracias por el articulo,aunque tengo un “pero”.
    No todos sabemos o hemos estudiado latin,y aunque la mayoria de las letras si son facilmente deducibles de traducir,hay unas que no hay manera.
    ¿Me traduces toda la frase?(en el cuarto parrafo)

  5. Coincido en que es un artículo impresionante y me deleito en ver estas maravillosas obras del arte bizantino que ilustran este artículo. Me parece horrendo que en Internet sean tan populares las estampillas marianas del siglo XIX, de nulo valor artístico y de ñoñería nauseabunda; y se conozcan tan poco estas grandísimas obras de arte que transmiten una imagen más profunda del concepto que tenemos de María. Hay que esforzarse por hacerlas conocer.

Deja un comentario