Martyrium: estrangulamiento

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Martirio de Santa Beatriz de Roma. Grabado de Antonio Tempesta para la serie "Immagine dei molte sante vergini romane nel martirio", Istituto Nazionale dell'Arte Grafica, Roma (Italia).

Dícese de comprimir la tráquea de una persona hasta causar la muerte por asfixia. Nunca fue un método oficial de ejecución, si exceptuamos la horca y el garrote vil; por considerarse un proceder infame y vergonzoso para agresor y víctima, y también por no ser la muerte de martirio por excelencia: solía tratarse asesinatos realizados en secreto, con violencia y rapidez, que no daban lugar a grandes confesiones de fe y no solían contar con ningún testimonio. Con todo, ello no ha restado mérito a estas personas, que constituyen casos excepcionales pero válidos y como tales han recibido el reconocimiento de la comunidad cristiana.

Santa Beatriz de Roma: fue denunciada por un particular que codiciaba sus bienes y encarcelada. Allí, en la oscuridad de la celda, fue estrangulada y su cuerpo arrojado al Tíber. Todos sus bienes fueron tomados por el denunciante, que sin embargo no pudo disfrutarlos mucho tiempo (o eso dice la tradición, tratando de inculcar la lección moral de “lo mal habido no aprovecha”).

Santa Eutalia: convertida al cristianismo por los hermanos y mártires Alfio, Filadelfo y Cirino, en cuanto su hermano supo de este cambio, y al no poder hacerla retractarse de su decisión, mandó a un esclavo suyo que la violara y a continuación él mismo la estranguló con sus propias manos.

Santa Sira: sacerdotisa persa consagrada al culto de Ahura Mazda –dios del fuego-, como se convirtiera al cristianismo, su propia familia la entregó a las autoridades, que la encarcelaron e hicieron torturar durante meses, hasta ser finalmente estrangulada con una soga en su calabozo.

Martirio de Santa Ludmila, princesa de Bohemia. Grabado devocional.

Santa Ludmila: princesa de Bohemia y abuela de San Wenceslao, como adquiriera gran protagonismo en la difusión de la fe cristiana y obstaculizara las acciones de su nuera, la princesa Drahomira, ésta envió contra ella unos sicarios con orden de asesinarla. La anciana fue estrangulada con su propio velo, mientras suplicaba que le diesen una muerte más digna de una mártir (esto es, con efusión de sangre). La dejaron ahorcada con las cortinas de su lecho, donde fue hallada al día siguiente. Su nieto se encargó de honrarla y hasta el día de hoy sigue recibiendo el homenaje y la veneración de su pueblo.

Santa Godeleva: cuyos actos de piedad y caridad con los pobres se ganaron la aprensión de su marido y suegra, que la maltrataban de continuo. Habiendo escapado de la casa conyugal y pedido auxilio al obispo local, fue sin embargo obligada a volver con su marido, que mandó estrangularla con las sábanas de su cama y hundir su cuerpo en un lago cercano. La veneración de esta santa comenzó con una serie de milagros acaecidos en su tumba, como fue la curación de la hija de su marido, que se había vuelto a casar en segundas nupcias. A la vista de esto su marido confesó el crimen y tomó el hábito de los penitentes.

Santa Cunera: considerada por la tradición como una de las compañeras de Santa Úrsula, tras ser apresada por los hunos, fue rescatada por el rey de Rhenen, quien la tomó como sirvienta, y se dio a la práctica de la caridad con las gentes de la zona. Como el señor le tomara afecto por su servicio fiel y humilde y le permitiera administrar los bienes del comedor y evangelizar a las gentes; la reina montó en cólera y, ayudada de su doncella, asaltaron a Cunera, la estrangularon con una tela y la enterraron en los establos. El culto se inició a partir de haber sido hallado su cuerpo incorrupto después de varios siglos.

Santa Lucila de Roma (31 de octubre): hija del tribuno y diácono San Nemesio, que era ciega y recobró la vista tras ser bautizada por el papa San Esteban, en la persecución de Valeriano, por no querer renegar de su fe cristiana, fue estrangulada en la Via Appia, cerca del templo de Marte, en Roma.

Beata Marquesina Luzi: religiosa de la orden terciaria de San Agustín, fue atacada por su propio hermano, que quiso violarla, y como ella se le resistiera en exceso la estranguló con sus propias manos y ocultó su cuerpo en una gruta. El cadáver fue hallado aún sin corrupción después de varios días, lo que dio pie a su veneración.

Martirio de Santa Godeleva. Detalle de un conjunto escultórico de madera policromada,Gistel (Bélgica).

Santas Águeda Yi Kannan y Teresa Kim: mártires coreanas, la primera virgen de 17 años y la segunda viuda de 44, que fueron estranguladas por no querer renunciar a su fe.

Beata Teresa Bracco: mártir de la pureza, fue estrangulada por un soldado alemán al no querer permitir que la agrediera sexualmente, y luego destrozó el cuerpo dándole varios tiros y aplastando su cabeza a pisotones.

Algunos mártires varones que puedo añadir -gracias a la cortesía de mis lectores y compañeros- son los mártires vietnamitas Pablo Mi, Agustín Moi, Domingo Uy, Francisco Javier Mau, Antonio Nam-Quynh, Pedro Khoa, Vicente Diem y otros, así como Juan de Triora. Confío en posteriores aportaciones para seguir engrosando la lista.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

8 pensamientos en “Martyrium: estrangulamiento

  1. Gracias, Ana Maria, por este nuevo artículo sobre el martirio por estrangulamiento.
    También existen, sobre todo en Asía, santos y beatos varones que hayan sido ejecutados de esa manera y por ejemplo, me acuerdo de los santos mártires vietnamitas Pablo Mi, Agustín Moi, Domingo Uy, Francisco Javier Mau, Antonio Nam-Quynh, Pedro Khoa, Vicente Diem y otros.
    En Japón, Corea y China, creo que también los hubo.

  2. Muy interesante como siempre el articulo Ana, por lo general son pocos los santos que se escuchan con este tipo de martirio yo solo habia escuchado sobre Santa Ludmila y Santa Godeleva, una duda y ¿que sucedio con el hombre que se quedo los bienes de Santa Beatriz según la leyenda?, a proposito que te agradezco por darme a conocer a esta otra santa Beatriz, pues la única que conocía era a la fundadora de las concepcionistas.

    • Pues creo que murió o le alcanzó el castigo divino, ya se sabe cómo son los relatos de los Santos…

      Y sí, es una pena que Santa Beatriz la romana, que fue la primera Santa de este nombre, sea tan poco conocida. A mí me trae por la calle de la amargura buscar imágenes suyas ya que siempre me sale Santa Beatriz da Silva, vaya. Pero ¡ojo! que hay muchas Santas llamadas Beatriz, y varias de ellas son mártires de las catacumbas, o sea, corposantos.

    • El está incluido en la causa de canonización del Siervo de Dios Moisés Díaz-Caneja Piñán y doscientos doce compañeros mártires de la diócesis de Málaga, entre los que hay sacerdotes, religiosos y seglares.
      Como tu bien sabes, él era un sacerdote jesuita, natural de Galera que fue fusilado en Martiricos a las ocho de la tarde del 14 de agosto de 1936.
      Esta Causa fue iniciada en la diócesis malagueña el 18 de junio del 2010, concluyéndose la fase diocesana el 6 de mayo del 2011 y en este estado se encuentra. O sea, es una Causa muy reciente a la que aun le queda un largo recorrido.
      En esta web tienes una foto suya: http://santos.diocesismalaga.es/paginas/fichamunoz1.html

Deja un comentario