Santa Dimpna, patrona de los enfermos mentales

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Imagen de la Santa venerada en su iglesia de Gheel, Bélgica.

Pregunta: Una santa de irlanda martír? sabes algo sobre ella Meldelen? Alemania

Respuesta: Hola, la santa por la que preguntas es Santa Dimpna (15 de mayo), que se venera en Gheel, provincia de Amberes (Bélgica), y a quien la tradición atribuye un origen irlandés, de ahí que en algunas representaciones porte un Evangelio con un trébol en la portada, por ser esta planta símbolo de la identidad irlandesa.

La Vita de esta santa fue escrita en el siglo XIII por el canónigo Pierre de Cambrai, en honor a esta santa local que se veneraba desde hacía mucho tiempo, para la cual únicamente se basó en rumores y leyendas que circulaban entre los devotos de la Santa. No se puede garantizar en absoluto su veracidad histórica, por ser un modelo de leyenda medieval que vemos en los relatos de otras mártires de esta época.

Lo que se sabe es que en la iglesia de Gheel fueron hallados dos sepulcros que se podrían datar en época prerrománica, y uno de ellos tenía la siguiente inscripción: MA DIPNA. Se ha querido pensar que se trate de un nombre de origen irlandés y que signifique “adecuada, conveniente”, lo que daría lugar a Dimpna. Pero parece que se trate realmente de una inscripción merovíngica que alude a una persona anónima. Las tumbas estaban vacías, pues las reliquias de la Santa habían sido trasladadas a la iglesia de Gheel mucho antes, pero el culto y la devoción a esta Santa acabaron por construir una hermosa leyenda que, como digo, es de poca veracidad histórica.

La tradición dice que Dimpna era hija de un caudillo irlandés, un jefe celta (algunas versiones utilizan las palabras “rey” y “princesa” para describir padre e hija, pero eso es mostrar desconocimiento de la realidad histórica de la Irlanda tardoantigua). Mientras que la madre de Dimpna se había hecho cristiana y había hecho administrar secretamente el bautismo a su hija, el padre, de nombre Damon, no acababa de aceptar este nuevo culto y seguía adorando a los antiguos dioses celtas.

Bautizo de la Santa. Detalle de un retablo barroco en la iglesia de Santa Dimpna de Gheel, Bélgica.

Se dice que Damon comenzó, a mediados de su mandato, a mostrar síntomas de una extraña dolencia que se agravaría con el tiempo. Padecía súbitos arrebatos de ira y luego se sumía en largos períodos de apatía y melancolía. Cuando Dimpna tenía catorce años, la madre murió, dejando a su marido todavía más sumido en su abatimiento y dolor. Envió embajadores para encontrar esposa, pero ninguna que le presentaron le agradó lo suficiente, y siguió malviviendo en este estado durante un tiempo.

Finalmente, y viendo que nadie en el mundo era más parecida a su perdida esposa que su propia hija, resolvió tomarla a ella por esposa. Se ha querido decir que si Damon ya estaba enfermo mental o poseído por el demonio, de modo que mirando a su hija creía estar viendo a su difunta consorte, pero en realidad, en la cultura celta, el incesto entre padres e hijos estaba permitido, especialmente en la clase gobernante. Naturalmente Dimpna, educada en el cristianismo, al saber lo que su padre se proponía, le rechazó espantada, pero éste desestimó sus razones y dio orden de preparar la boda. En su desespero Dimpna recurrió a su confesor y director espiritual, el sacerdote Gereberno, que para sustraer a la muchacha de su miserable destino planeó una huida y, disfrazados, partieron de Irlanda y navegaron hasta la actual Bélgica, donde se establecieron en Gheel y vivieron allí, cerca de una capilla dedicada a San Martín.

No por ello Damon se resignó a la pérdida de su hija, sino que, todavía más furibundo, registró toda Irlanda en su búsqueda y luego mandó a sus sicarios a rastrearla en Inglaterra y el continente. Finalmente, habiendo él mismo llegado con sus hombres a Amberes, uno de los posaderos de la zona, al ver que pagaba con moneda irlandesa, delató a los fugitivos relatando que éstos ya le habían pagado antes con esta moneda. De ahí a encontrarlos en la capilla, donde hacían vida de oración, empleó poco tiempo.

Martirio de la Santa a manos de su padre. Iglesia de Santa Dimpna en Gheel, Bélgica.

El caudillo Damon mandó inmediatamente ejecutar a Gereberno por haber dispuesto la fuga de su hija, y la orden fue ejecutada pese a las súplicas de ésta. Luego le fue manifestado que iba a volver a Irlanda para desposarse con su padre, pero ante su nuevo rechazo y su confesión de ser cristiana y en realidad, la que había pedido fugarse, fue el propio Damon quien la mató en un arranque de ira.

El cuerpo de Dimpna fue enterrado en la misma iglesia de Gheel, mientras que los restos de Gereberno fueron transferidos a Kanten. Con el tiempo, se edificó en la zona un hospital para enfermos mentales. Santa Dimpna empezó a ser invocada, ya en la Edad Media, como patrona de los enfermos mentales, de los melancólicos y depresivos, porque se juzgaba que había sido víctima de la locura de su padre. El martirio le fue atribuido por la violenta muerte tras la confesión de su fe y el rechazo al incesto.

Los Bolandistas han publicado una serie de milagros perfectamente documentados atribuidos a la intercesión de esta Santa. La gente acudía en masa a su sepulcro y se hacían procesiones de dementes que daban vueltas al mismo, hasta nueve veces, con carteles con la inscripción MA DIPNA colgadas del cuello. Contrariamente a lo que pudiese pensarse, no sólo no es una santa olvidada, sino que su culto jamás ha decaído desde la Edad Media, siendo muy fuerte en Bélgica y Westfalia, y actualmente está en expansión por todo el mundo, difundida por la gente de raigambre irlandesa. Sigue siendo invocada para las enfermedades mentales, depresiones, y también para los casos de “posesión diábolica” (epilepsia). Últimamente está empezando a ser invocada para el Alzheimer (aunque habría que ver hasta qué punto esto puede ser considerado “enfermedad mental”, y no una degeneración como consecuencia de la edad). Una cantidad de hospitales y centros psiquiátricos están bajo su patronazgo, así como diversos santuarios en todo el mundo.

Urna-relicario que contiene los restos de la Santa. Iglesia de Santa Dimpna, Gheel (Bélgica).

La iconografía antigua de la Santa la representaba como una princesa medieval, con espada, libro y el demonio encadenado a sus pies (el Mal sometido, no sólo el Mal en tanto que perversión e incesto, sino también el Mal que causa las enfermedades). La iconografía moderna, más realista y la que está en boga, la representa como una muchacha campesina irlandesa llevando la espada, los lirios y el Evangelio con el trébol. Incluso los ortodoxos la han aceptado en su santoral por datar de una época probablemente anterior al Gran Cisma –aunque no ha sido precisada- y está empezando a aparecer en los iconos de factura tradicional bizantina.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

14 pensamientos en “Santa Dimpna, patrona de los enfermos mentales

  1. Gracias, Ana Maria.
    El hecho de que los bolandistas hayan publicado algunos milagros atribuidos a su intercesión y el hecho de que su culto es muy anterior a cuando se escribe su Vita, da que pensar que estamos ante una santa real, pero de ahí a que su vida fuera como se ha descrito, va un ancho trecho.

    Mi opinión coincide con quienes pensais que es una Vita ficticia escrita para una santa real. Pudiera incluso ser que ni fuera virgen ni mártir, pero eso es posible que nunca se sepa.

    • Si ya en tiempos prerrománicos se la veneraba y hasta el siglo XIII no se escribe una leyenda sobre ella, que además sólo se basa en rumores de devotos, claro está que no se le puede dar credibilidad alguna. El que nuestra Dimpna empiece en Irlanda y acabe en Bélgica me recuerda a esas leyendas de Marta y María Magdalena que de Tierra Santa van a parar al sur de Francia… qué va.

      Pero el sepulcro existe, las reliquias existen y además es una poderosa intercesora en favor de los enfermos mentales. Lo mismo da que ni se llame Dimpna, ni fuese mártir, está claro que es una Santa real.

  2. Gracias Ana María. A pesar de los tintes legendarios de la historia de Santa Dimpna (cuesta hasta pronunciar el nombre) y de su poca veracidad me ha paraecidouna narración muy bella, como la de los cuentos que se relatan a los niños y escuchan con la boca abierta.

    • Las leyendas de los Santos casi siempre son bellas, y las que no pues son caricaturescas o extravagantes, desde luego te entretienen un rato y te permiten conocer muchos detalles importantes sobre culto, iconografía, patronazgo… pero desde luego lo que no se ha de hacer bajo ningún concepto es tomarlas al pie de la letra.

      No hay unanimidad en la determinación del nombre de la Santa, se escribe de muchas maneras: Dimpna, Difna, Dimfne, Dymphna… parece ser que sí es irlandés, pero nada tiene que ver con la inscripción que reza MA DIPNA. Está claro: la persona enterrada allí, se desconoce cuál era su nombre.

  3. Ana muchisimas gracias por este artículo me has ayudado mucho puesto que en abril pasado que estuve en Cd de México sin querer en una tienda encontre una estampa de Santa Dimpna, la cual no dude en adquirir pues no es una santa de ver muy fácil por aqui pero ignoraba mucho de su vida y del porque ese patronazgo sobre enfermedades mentales, depresiones etc que la misma estampa lo señala, te agradezco mucho el interesante articulo que como bien mencionas es muy entretenido y que bueno que a pesar de su leyenda algo fantasiosa su culto sea tan popular.

    • Me siento más que satisfecha con haberte ayudado, André. 🙂 Yo también tengo muchas estampas de esta Santa, aunque algunas las he tenido que “importar”. De todos modos cada vez va siendo más conocida y venerada, pues la depresión, la tristeza y los males degenerativos del cerebro son transtornos que proliferan en el pasado y presente siglo, más que nunca.

      Es curioso: volver nuestra mirada a una Santa medieval para los males de hoy…

      • Saludos soy bipolar y estoy entre el islam y el catolicismo, llevo una imagen de san benito en mi cartera ayudenme con sus oraciones

  4. Te agradezco este articulo Ana Maria.
    A esta Santa la descubri al poco de iniciarme en el mundo de los santos (de lleno) por medio del primer libro sobre santos que adquiri.
    Para no decir siempre lo mismo a favor de las “leyendas”,me quedo con sus documentados milagros,que lo dicen todo. 😉

    • Insistes en lo de las leyendas, Abel, pero lo cierto es que no hay nada que discutir. Si la Santa ya estaba muerta y enterrada en el siglo IX, y no se escribe nada sobre de ella hasta el siglo XIII (¡¡quinientos años habían pasado!!) y encima sólo se basan en rumores y cuentos de devotos, ¿de verdad crees que existe la mínima posibilidad de que esa leyenda contenga algo cierto y fiable sobre la Santa? Me parece que es una cuestión de sentido común.

      Está claro que lo que autentifica la existencia de la Santa son las pruebas arqueológicas y los milagros documentados. Sin eso, habría sido descartada como Santa legendaria, pues la leyenda no nos dice nada sobre ella.

      Por otra parte, no deja de hacerme gracia que los Bolandistas no te caigan bien para unas cosas -cuando descartan leyendas como falsas- y sí te caigan bien para otras -cuando documentan milagros-… 🙂 Son unos investigadores rigurosos y nadie lo ha hecho tan bien como ellos, de modo que sus conclusiones siempre merecen nuestro respeto y reconocimiento, aunque no nos gusten.

  5. ¿Me podrías, por favor, proporcionar la dirección del sitio exacto en Gheel, Belgica, en donde se encuentran los restos de la santa?

    • Yo nunca he estado, Eugenia -aunque me encantaría poder ir un día-, pero por lo que he encontrado por Internet, la dirección es ésta:
      Sintdymphnaplein B – 2440 Geel
      Telefono : 014570950
      Períodos de apertura : Abr-sep: do y ma-vi (salvo fest) 14-17.

  6. Todas estas historias han sido escritas muchos años despues de haber sucedido. Los mismo con los evangelios. Sucede que la historia es contada segun el punto de vista del escritor.
    Sinonimos de la palabra fe son: •creencia, esperanza, fidelidad, confianza, convicción, crédito, credulidad, convencimiento, dogma, credo, ideología, etc.

  7. Yo estoy tratando de conseguir un trabajo estable para cumplir con mis obligaciones y ayudar a mis Padres. Yo no sé si me es difícil por mi manera de ser. Les pido oren por mi para mejorar mi comportamiento mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*