Santos Isidro y María de la Cabeza, esposos

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Conjunto escultórico de los Santos, obra de Juan Pascual Mena. Portada de la Colegiata de San Isidro, Madrid (España).

Isidro nació en el año 1082, en tiempos del rey Alfonso VI de Castilla, en la aldea castellana de Mayoritum, la actual ciudad de Madrid. Fue bautizado en la parroquia de San Andrés, que era la más antigua de la aldea, lo que quiere decir que es también la más antigua de Madrid y le pusieron de nombre Isidro, que es apócope de Isidoro.

Su familia era extremadamente pobre, por lo que siendo aún muy niño tuvo que ir a trabajar al campo. Cuando fue canonizado, el Papa Gregorio XV dijo: “Aun siendo niño, nunca salió al trabajo sin antes ir a la iglesia para asistir a la Santa Misa, aun a pesar de que su jornada era agotadora y a veces tenía que estar todo el día en ayunas”.
Quedó huérfano muy joven y fue acogido por un hombre de nombre Vera; Isidro, con su trabajo, conquistó muy pronto su admiración -aunque también la envidia- de sus compañeros, que lo veían como un adversario y advenedizo, siempre dedicado al trabajo y a la oración. Isidro, sin embargo, nunca se alteraba y siempre perdonaba y olvidaba los desaires y menosprecios de sus compañeros de trabajo.

En el año 1086 los almorávides arribaron a Algeciras y en su conquista por la península llegaron hasta las cercanías de Madrid; Isidro tuvo que marchar a Torrelaguna donde tenía unos parientes lejanos. Allí se pone a trabajar en las tierras de un rico propietario destacándose por su alto rendimiento, laboriosidad, honradez y discreción aunque sólo recibía un salario en especies. De nuevo atrajo la envidia de sus compañeros.

El salario que recibía en especie -el “pegujal”– él lo trabaja, le produce mucho grano y consigue que también el amo sienta envidia de él, pero Isidro, que no quería ningún tipo de problemas con nadie, le dice: “Tomad señor todo el grano, que yo me quedo con la paja”; esa actitud hace que en más de una ocasión se multiplicase milagrosamente el grano.

El milagro del pozo. Lienzo de Alonso Cano (1648). Museo Nacional del Prado, Madrid (España).

En Torrelaguna conoce a una aldeana llamada María Toribia, que aunque vivía en aquella villa, había nacido en Úbeda, aunque no se sabe en qué fecha; y como ella era también una cristiana recia, amante del trabajo y asidua en la oración, se casan y así, María Toribia (Santa María de la Cabeza) se convierte en su esposa.
Tienen un hijo al que ponen el nombre de Illán (San Illán), el cual siendo aun niño cayó a un pozo y estuvo a punto de ahogarse. Se libró gracias a las oraciones de sus padres que consiguieron que subiese el nivel del agua en el pozo y pudieron rescatar al niño flotando en la superficie. A raíz de este hecho milagroso, Isidro y María deciden consagrarse a Dios: María se va a vivir a una ermita solitaria e Isidro se queda solo, permaneciendo ambos así hasta casi sus últimos años.

En el año 1118 Alfonso I el Batallador conquista Zaragoza, que estaba en manos de los almorávides e Isidro y María se trasladan nuevamente a Madrid aunque no se conoce la fecha exacta de este traslado. Conocen a un rico terrateniente llamado Juan de Vargas, que les da trabajo y que con el paso del tiempo lo pone al mando de sus tierras por ser el bracero en el que más confiaba.
Pero nuevamente la envidia corroe a sus compañeros y esto hace dudar a Juan de Vargas, el cual, movido por la curiosidad y la desconfianza, vigila a Isidro y comprueba que mientras él está absorto en la oración, unos ángeles le hacen su trabajo arando con los bueyes. La cosa se calma e Isidro todos los días, al volver del campo, se dirigía a él preguntándole: “Señor amo, ¿adónde hay que ir mañana?”

Todas las mañanas iba a la Almudena o a Atocha a asistir a Misa y posteriormente se marchaba a trabajar bien a las colinas de Carabanchel, a Getafe, a Móstoles o a las riberas del Jarama o del Manzanares. Aunque nunca fue monje, era un simple seglar y tenía bien marcado en su mente y en su corazón el “Ora et Labora” de San Benito. Y así lo cantan los versos de Calderón de la Barca, el Maestro Espinal, Lope de Vega y Guillén de Castro.

Imágenes procesionales de los Santos. Colegiata de San Isidro, Madrid (España).

María, su esposa, murió en el año 1175 y fue sepultada en la ermita de Santa María, cercana al río Jarama. Allí permaneció hasta que en el año 1596 fue descubierto su cuerpo. Anteriormente, Isidro, con casi noventa años de edad, había muerto el día 30 de noviembre del año 1172, siendo sepultado en el cementerio de San Andrés. Cuarenta años más tarde, en 1212, se descubrió su cuerpo. El pueblo los veneró desde un primer momento.

Hemos dicho que Isidro y María tuvieron un hijo al que llamaron Illán y que también es venerado popularmente como santo agricultor. De este hijo se sabe muy poco; sólo que cuando María se retiró como ermitaña, Illán se quedó a vivir con su padre y que cuando éste murió, estuvo trabajando en el campo en las aldeas de Bolobras, la Aldehuela e Illán de Vacas estando al servicio del mismo patrón que contrató a su padre. Finalmente, al igual que había hecho su madre, se retiró como ermitaño en la ermita de Nuestra Señora de la Antigua y cuando murió, allí lo sepultaron. Se le atribuye el milagro de haber salvado a dos niños de morir ahogados en el río Tajo. Está sepultado en una ermita dedicada a su nombre en la localidad de Cebolla (Toledo) y su fiesta se celebra el día 16 de mayo.

En el año 1563 los delegados enviados por el Papa abrieron el sepulcro de San Isidro y se encontraron el cadáver incorrupto. El rey Felipe III cayó enfermo, se curó por intercesión del santo y solicitó su beatificación a Roma, cosa que hizo el Papa Paulo V el día 24 de junio del año 1619. Tres años más tarde, o sea, el 13 de mayo del 1622 fue canonizado por el Papa Gregorio XV junto con Santa Teresa de Ávila, San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier y San Felipe Neri.

El proceso de beatificación de María de la Cabeza se inició el año 1615 y el Decreto de confirmación de su culto es del 7 de agosto de 1697. El Papa Inocencio XII la canonizó en el año 1752. Ambos están sepultados en el altar mayor de la Catedral de San Isidro de Madrid desde los tiempos de Carlos III.
Es el patrono de Madrid desde el año 1212. Se cuenta que el día 12 de julio del año 1212, cuando el rey Alfonso VIII guerreaba contra los musulmanes en la famosa batalla de las Navas de Tolosa, se le apareció en forma de pastor insinuándole qué tenía que hacer para ganar dicha batalla.

Sepulcro de los Santos. Colegiata de San Isidro, Madrid (España).

El Papa San Juan XXIII, con la Bula “Agri culturam” del día 16 de diciembre del año 1960, lo nombró patrono de los agricultores y de los campesinos españoles.
Su fiesta se celebra el día 15 de mayo y la de su esposa, el día 9 de septiembre.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

18 pensamientos en “Santos Isidro y María de la Cabeza, esposos

  1. Antonio muchas gracias por este hermoso articulo sobre un santo tan famoso y tan querido como es San Isidro, he de decirte que aqui en México San Isidro ha tenido mucha devoción, en mi estado existen dos municipios que le tienen por patron y en uno especialmente su festividad es muy famosa y la llamada “enrama” de San Isidro que es en la vispera de su fiesta en el que la gente le lleva muchas ofrendas al santo y se juntan por miles para ir a celebrarlo, cosa curiosa es que aqui en México solo tiene devoción y solo es conocido San Isidro, jamá eh visto aqui una imagen de Santa María de la Cabeza o algun lugar donde la veneren o le tengan por patrona; no se si en España sera común también pero aqui se suele escuchar que se dice popularmente “San Isidro labrador, quita el agua y pon el sol”, San Isidro al ser canonizado en el siglo XVII a un alcanzo parte de la evangelización en Nueva España y en muchos publos vino a sustituir a Tlalóc y a Chac los antiguos dioses de la lluvia y también a algunos dioses de la agricultura, cada año los chontales de Tabasco le agradecen por las cosechas y en lugares como Guanajuato existen varias cofradias dedicadas a San Isidro y a propagar su devoción, realmente creo que el tema de San Isidro en México da para mucho. Personalmente conozco desde muy pequeño al Santo debido a que la madrastra de mi abuelita (mi bisabuelastra) era hija de un español que salio de España durante la guerra civil y lo único que trajó consigo fue una hermosa imagen de madera de San Isidro con sombrero de tela y varios instrumentos de labranza en metal, una imagen muy hermosa, pero que al morir mi bisabuelastra quedo en manos de uno de sus hijos no creyente quien aunque atinadamente lo mando a restaurar según supe, lo tienen más como curiosidad artistica que como imagen religiosa. Del mismo modo a pesar de que muchas leyendas rodean a San Isidro siempre ha sido uno de mis santos preferidos porque retrata que aun siendo un humilde labrador logró la gloria de los altares, el año pasado tuve la suerte de ir a la bella Colegiata de San Isidro y orar ante sus reliquias. Por otro lado Antonio ya te lo había comentado, hace unos meses leyendo un libro de dos historiadores y restauradores sobre devociones cristianas en México, al hablar de San Isidro, dicen que es un santo legendario, de historicidad dudosa y que su caso es otro más de desdoblamiento como sucede con las dos Eulalias, ¿que hay respecto a esto?, además eh una pagina de internet de esas muchas que hay dicen que San Isidro pertenecio a la orden del temple y que sus famosos milagros no eran más que ilusionismo que el mismo hacía, ¿que opinas también sobre esto?, muchas gracias Antonio y nuevamente un excelente articulo.

    • Gracias, André.
      Responder a este comentario será difícil porque estoy seguro que algo se me quedará por el camino, pero vamos a intentarlo.

      Aquí en España también es muchísimo más conocido San Isidro que Santa Maria de la Cabeza. Raro es el pueblo que no tiene en su iglesia una imagen del patrón de los labradores y son numerosísimas las localidades que lo tienen por santo patrono y no solo en la provincia de Madrid, sino en toda España. Sin embargo a su santa esposa, en la práctica, casi nunca se la menciona. Incluso en Madrid, es menos conocida que él y ya no digamos de su hijo; ese si que es un perfecto desconocido.

      En cuando al refrán “San Isidro labrador, quita el agua y pon el sol”, por aquí también se oye y es normal, porque aun cuando la lluvia es una bendición del cielo y sin ella no habría vida, cuando llega a destiempo, puede hacerle al campo más daño que beneficio. Por eso hay también otro refrán que dice que “no siempre llueve a gusto de todos”.

      Ningún historiador y ningún hagiógrafo serio jamás puso en duda la existencia histórica de San Isidro, un santo que además no nos es muy lejano en el tiempo (siglo XI) y al que se le rindió culto de manera inmediata tras su muerte. ¿Qué en el relato de su vida haya podido entrar la leyenda?, seguro que si: que araba un ángel mientras él rezaba, que cuando sembraba su grano la cosecha era más abundante, que se apareció en la batalla de las Navas de Tolosa,…, eso si que pueden ser leyendas piadosas añadidas, pero que en nada empaña la historicidad del santo.

      ¿Qué perteneció a la Orden del Temple? Es lo primero que oigo. ¿Por qué lo dicen? ¿Porque su esposa y su hijo fueron ermitaños para ocultarse y no ser perseguidos como tales y como eremitas daban cobijo a los templarios perseguidos? ¿Porque en algunos sitios se veneraban y aun se veneran a una Virgen negra? Al menos que yo conozca, no existe ningún estudio serio sobre este tema. A lo mejor resulta que todos los catalanes son templarios porque veneran a la “Moreneta” (la Virgen de Montserrat)…., jajaja.
      Lo que ya no pongo en duda es si todos los milagros que se le atribuyen realmente lo son. Seguro que más de uno si que es fruto del ilusionismo personal o colectivo.

  2. Muchas gracias Antonio. Con San Isidro ocurre en algunos lugares de Valencia que fue “impuesto” en tiempos del régimen dictatorial para practicar un centralismo homogeneizador ya que los patrones tradicionales de los agricultores de Valencia son “els sants de la pedra”, San Abdón y San Senén. Es por ello por lo que, sin culpa del santo, se le mira con cierto “recelo” por aquí, casi como un santo intruso. Adjunto uno de sus gozos http://gogistesvalencians.blogspot.com.es/2011/02/gozos-san-isidro-labrador-venerado-en.html

    • Eso que dices es cierto y prueba de ello es que, por poner solo dos ejemplos, San Fausto de Bujanda es muy venerado en el País Vasco y San Galderico lo es en Cataluña.
      Cataluña y el País Vasco, donde “casualmente” tuvo más rechazo la dictadura. Todo, menos casualidad.

  3. Lo que ha dicho Salvador es MUY cierto. Nosotros los valencianos tenemos poca o ninguna vinculación con San Isidro, por más que el dictador intentó endosárnoslo. Nosotros tenemos por patrones de los campesinos a los mártires Abdón y Senén, els Sants de la Pedra. Sin ir más lejos hay una ermita dedicada a ellos justo detrás de mi casa, y se les hacen fiestas en su día. Espero algún día leer sobre ellos.

    Por otra parte, tengo entendido que los catalanes también tienen su propio patrón de los agricultores, que es Sant Medir. Cuando estuve en Barcelona vi un montón de iglesias con su imagen y le confundía con San Isidro, hasta que Harold me sacó de mi error.

    Moraleja: cada uno le reza a su Santo, y no se puede imponer lo que uno no quiere aceptar. Aquí, en España, San Isidro es de Madrid y poco más.

    Por cierto, no me sorprende el machismo de ningunear a su esposa; pero tengo una cuestión sobre ella: si se llamaba María Toribia, ¿por qué la llamamos “Santa María de la Cabeza” y no “Santa María Toribia”, simplemente?

    • Ana Maria,
      Supongo que habrás leido mi contestación a Salvador donde le reconocía que es verdad que en Cataluña y el País Vasco, (añado el País Valenciano y las Baleares), los agricultores veneran a otros santos patronos más que a San Isidro, pero como estarás de acuerdo conmigo en que España es aun más grande y tiene muchas más regiones, me tendrás que reconocer que San Isidro es más conocido y venerado: léase Madrid, Andalucia, las dos Castillas, Extremadura, Galicia,… Perdón, pero eso es así. ¿Consecuencia del centralismo que ni tu ni yo deseamos?, pues claro que si.

      En cuando a Santa Maria de la Cabeza, yo también estoy de acuerdo contigo en que deberíamos venerarla como Santa Maria Toribia (por feo que sea el nombre). Tengo entendido que se le llama Santa Maria de la Cabeza porque su cabeza era sacada en procesión de rogativas “ad petendam pluviam” (para pedir la lluvia).

  4. Gracias Antonio por acercarnos hoy a la gran y a la ven humilde vida de San Isidro y su familia, me ha encantado el articulo porque yo soy devoto de este santo desde siempre y más desde que pude ver su cuerpo “incorrupto”, que por cierto ya no se si lo exponen a los fieles tal día como hoy.
    Desconocía que su hijo se retirara a “ermitaño” como su Santa madre, tampoco conocía que sus restos estuviesen en Cebolla (Toledo) cosa que no tardare en visitar porque queda muy cerca del pueblo donde yo vivo en Toledo.
    Gracias a tu articulo Antonio, he llegado a suponer que el nombre de Santa María de Cabeza viene por su nacimiento en Úbeda, como sabreís en la provincia de Jaén tienen a la advocación de María de la Cabeza como patrona, y por su proximidad a Úbeda creo que viene de allí ¿ puede ser que este en lo cierto Antonio?, esto es una cosa que tenia la duda desde hace tiempo.

    • Ya le he respondido a Ana Maria del por qué del nombre de Santa Maria de la Cabeza.

      Si vas por Cebolla (no a por cebollas, jajaja) y consigues una foto del sepulcro o algún relicario del santo hijo Illán, acuérdate de mi, que estoy interesado en ella.

  5. Ok! no dudes Antonio en que si voy echare muchas fotos, que luego te mandare.
    Según me ha dicho un amigo hoy están allí de fiesta todos los vecinos en la ermita celebrando a S. Isidro.

  6. Ya le tocaba turno a San Isidro Labardor!
    Muy bueno el articulo Antonio,yo ya hace años lei una breve biografia de el,y aunque no hayan muchos datos sobre toda su vida me resulto muy interesante.
    San Isidro Labrador es conocido en toda España,otra cosa es que no reciba veneracion en ciertas regiones que ya tienen a sus santos patronos de la agricultura.
    Aprovecho para relatar una anecdota (que ya conte en una ocasion) sobre las reliquias del santo.
    En cierta ocasion que la Reina Isabel La Catolica viajo para visitar las reliquias del santo,una de sus damas quiso apoderarse de algo perteneciente al santo,asi que,disimuladamente se acerco a besar los pies del santo y de un mordisco se llevo un dedo,guardandolo con sumo cuidado.
    Cuando salian de Madrid en direccion a Toledo,el carruaje de la dama se detuvo ante un rio que todos los demas carruajes habian cruzado.
    La dama confeso a la Reina el delito y el dedo fue devuelto,pudiendo continuar luego el viaje,ya sin incidentes.

    • Conocía esa anécdota. ¡Puaj! Hay que ser cochina para andar a mordiscos con la materia cadavérica; pero bueno, es sabido que en esa época, aparte de preocuparse poco por la higiene, tampoco es que supieran mucho de bacterias e infecciones.

      • Pues yo, la verdad, es que no la conocía, pero de pensarlo me hace gracias. Esta claro que la obstinación por el coleccionismo de reliquias viene de lejos, pero aun hoy en día hay por ahí más de “un pirao” suelto buscándolas y coleccionándolas como el que colecciona vitolas de puros o cajetillas de cerillas.

  7. Si queréis conocer algo serio sobre San Isidro, consultar “historia y leyenda de san isidro” lo podéis obtener a través de BUBOK
    Si quereis saber algo mas, escribirme a [correo editado por motivos de seguridad]

    • Emilio,
      Te quedo muy agradecido por tu amabilidad y ofrecimiento, pero ya dispongo de las “Acta de los santos de Mayo”, publicadas en Venecia en el 1738, de “San Isidro Labrador en la historia y en la literatura”, de Garcia Villada, del tomo V de la “Vida de los santos”, del Martirologio Romano y del “Año Cristiano”, de S. Baltar editado en Madrid en el año 1959, asi como de los trabajos de Monseñor Justo Fernández Alonso, doctor en Historia Eclesiástica y director de la sección histórica del Centro de Estudios anexos a la iglesia de Montserrat en Roma.
      Seguro que estos trabajos son tan serios como los que tu insinuas.

  8. Vivo en Bullas, un pueblo de la provincia de Murcia y os contaré algo curioso. Aquí es fiesta el 25 de Abril, celebramos San Marcos como patrón de los agricultores. Hay una procesión para sacar al santo a bendecir los campos, pero el santo que va en el trono es San Isidro labrador y Santa Maria de la cabeza.
    He preguntado muchas veces porque se celebra San Marcos y sacan a San Isidro y la gente de mi pueblo no lo sabe.
    Solo una persona me contó algo que no se si será cierto, me dijo que un rico del pueblo mandó a un criado a encargar una imagen de San Marcos para sacarlo a bendecir los campos. El criado cuando llegó al taller del artesano se le había olvidado el nombre del santo y le dijo que le hicieran para su amo al santo de los agricultores. Cuando fueron a por el encargo se trajeron a San Isidro y como no tenemos a San Marcos, lo sacamos tan felices.
    En mi pueblo hay una bodega que lleva el nombre de San Isidro y en Jumilla hay otra

    • Emilia,
      Tendrás que reconocerme que el caso es curioso y que solo por eso, ya sois originales. Seguro que a un santo le da lo mismo que paseeis al otro. Si ellos lo están pasando muy bien donde están y al fin y al cabo lo que procesionais son simples imágenes de madera…

    • Maria,
      Nosotros ni tenemos ni coleccionamos estampas, por lo que no podríamos enviarte ninguna. Sin embargo, quiero decirte que en internet tienes varias decenas de imagenes distintas de Santa Maria de la Cabeza; es cuestión de que las captes y las reproduzcas en papel fotográfico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*