Santa Olga de Kiev

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono ortodoxo ruso de la Santa.

Santa Olga, Gran Duquesa (knjagina) de Kievan-Rus, es una de los más populares santos locales en Europa del Este, a menudo llamada “igual a los Apóstoles” por la misión de cristianización que realizó en su época.

Olga nació en torno a 890. De acuerdo con las Primigenias Crónicas rusas, ella era oriunda de Pskov, pero los registtros eclesiásticos mencionan un pueblo en Wybutska, cerca de Pskov, como su lugar de origen. Probablemente ella era de origen varangiano (población nórdica de la misma raíz lingüística que los vikingos), establecidos en las regiones norteñas de la actual Rusia. Según algunos datos, era hija de Oleg de Novgorod. Su nombre, Olga, probablemente es de origen escandinavo, derivado de Helga, una antigua palabra nórdica de la raíz heill, que significa “disfrutar prosperidad” o “ser feliz”.

De acuerdo con algunas hipótesis, Olga nació en Pliska, Bulgaria, siendo su padre el knjaz Vladimiro de Bulgaria. Esta hipótesis parte del hecho de que su primer nieto fue llamado Vladimiro por su padre; y respectivamente uno de sus hijos, Boris, por su bisabuelo, Boris, el Cristianizador de los Búlgaros. En cualquier caso, ninguna otra fuente respalda estas suposiciones.

A la edad de 20 años, esto es, en torno a 903, ella se casó con el príncipe Igor I, el hijo de Rurik, tradicional fundador de Rusia. El príncipe Igor sucedió a su padre como gobernador de Kiev en 912. En esta época Olga le dio un hijo llamado Svyatoslav, el padre de San Vladimiro.

Igor fue asesinado mientras recaudaba impuestos de los drevlianos en 945. En ese tiempo, su hijo Svyatoslav tenía sólo 3 años de edad, y Olga se convirtió en la regente oficial de Kievan-Rus hasta que su hijo alcanzó la mayoría de edad, esto es en torno al 945-963. Como viuda, tuvo varios problemas con los vecinos drevlianos, una nación que vivía en los bosques al oeste de Kiev. Su nombre, que significa “el pueblo de los árboles”, sugiere su forma de vida. Olga es recordada en las Crónicas Primigenias por su venganza contra las personas que asesinaron a su marido.

La Santa manda quemar vivos a los emisarios drevlianos en una casa de baños. Miniatura de las Crónicas Primigenias.

Poco después de haber matado a Igor, los drevlianos enviaron veinte de sus mejores hombres a convencer a Olga de que se casase con su príncipe, Mal, y le concediera su regencia de Kievan-Rus. Tras engañarlos, ordenó a sus siervos que los enterraran vivos. Entonces mandó una carta al príncipe Mal diciendo que aceptaba su propuesta, pero que necesitaba otros enviados, nombrados entre sus más distinguidos hombres, debido a su noble posición. El príncipe les envió a sus mejores hombres, los que le ayudaban a gobernar sus tierras, pero ella les preparó una sala de baños y los hizo quemar vivos allí dentro. Después, planeó destruir al resto de drevlianos, invitándolos a una cena-funeral en la tumba de su esposo. Después de que los drevlianos se emborracharan, los soldados de Olga mataron a unos 5000 de ellos. Los que aún vivían suplicaron misericordia y ofrecieron pagar por su libertad, pero ella pidió tan sólo tres palomas y tres gorriones de cada casa, pues no quería cargar a los lugareños con rentas tras semejante pérdida. Entonces Olga entregó a sus soldados las palomas y los gorriones, ordenando que ataran a sus patas pequeños trozos de tela mojados en azufre y los soltaran. Los pájaros, al volar a sus nidos, prendieron fuego a todas las casas. Los que huyeron fueron capturados o asesinados, o fueron vendidos por ella como esclavos para sus seguidores. Los que quedaron aceptaron pagar un tributo.

Olga fue regente de Kievan-Rus con el apoyo del ejército y de su gente. Cambió el sistema de recaudación de impuestos (poliudie) en la primera reforma legal documentada en Europa del Este. En lo sucesivo ella siguió rechazando diferentes propuestas de matrimonio, y mantuvo en su poder el trono para su hijo Svyatoslav, mayor de edad en 963 o 964.

Visita y bautismo de la Santa en Constantinopla. Miniatura de la Crónica de Radzwill.

Cristianización de Olga
No se sabe cuándo Olga empezó a interesarse por el cristianismo, pero es posible que su interés fuera anterior a su visita a Constantinopla, que tuvo lugar, según distintas fuentes, en algún momento entre 954 y 957. Las ceremonias de su recepción formal en la capital del Imperio Bizantino son descritas por el emperador Constantino VII en su libro “De Ceremoniis”. Las crónicas eslavas añaden detalles apócrifos al relato de su bautismo, como la historia de cómo ella encandiló y “sobrepasó” al viudo Constantino, que le propuso matrimonio.

Olga accedió a ser bautizada primero, porque sólo siendo cristiana podría casarse con un emperador cristiano. Antes de ello, le pidió al emperador ser su padrino. Después que el patriarca Polieucto la instruyó en la fe, fue bautizada con el nombre de Elena, pero no por Santa Elena emperatriz, como se ha creído. La esposa de Constantino, muerta realmente en 961, se llamaba Helena Lekapena, y fue probablemente su madrina. Pero tradicionalmente, tras el bautismo, Constantino le pidió una vez más su mano. Sin embargo, Olga le engañó diciendo que ahora ella era su hija en el bautismo y semejante unión estaba prohibida por la ley cristiana. Aunque él se molestara por su engaño, le ofreció muchos regalos y la dejó regresar a Kiev. En realidad, es imposible que este asunto del matrimonio fuera real, porque cuando se bautizó, Olga era ya una mujer anciana y Constantino tenía una esposa, quedando viudo sólo unos pocos años después.

De vuelta en Kiev, Olga instruyó a su hijo Svyatoslav y lo preparó para el bautismo. Sin embargo, no consiguió convertirlo, porque él estaba más interesado en las luchas locales y en las guerras tribales, pero este puso bajo el cuidado de Olga a Vladimiro, quien sería el presumible sucesor al trono, quien posteriormente adoptaría el cristianismo como religión estatal. En cualquier caso, aunque Svyatoslav no se bautizó, no prohibió bautizarse a otros.

Detalle de la Santa en el monumento al Milenio de la Cristianización de Kiev, Ucrania.

En los últimos años de su vida, Olga construyó iglesias, entre ellas la iglesia de madera de Santa Sofía (Sabiduría de Dios) en Kiev y la iglesia de la Santísima Trinidad en Pskov.

En 968, cuando Svyatoslav estaba en campaña militar contra los búlgaros, los pechenegos sometieron a Kiev a asedio. En ese momento Olga vivía en la ciudad, cuidando de sus nietos Yaropolk, Oleg y Vladimiro. Como la gente se debilitara por el hambre y la sed, Olga animó a un compañero para que escapara del asedio y trajese ayuda. Svyatoslav regresó en su ayuda y encontró a su madre muy enferma. Su intención era trasladar su residencia a Perejaslavl (en el río Danubio) dejando a Olga en Kiev, pero ella impidió a Svyatoslav trasladarle hasta después de que ella muriese.

Santa Olga murió el 11 de julio de 969 y fue enterrada por un sacerdote, habiendo ordenado que no se hiciese un funeral según las paganas costumbres eslavas. El presbítero Gregorio, que estaba con ella en Constantinopla en 957, cumplió su deseo. El Sinaxario Ruso calcula que tenía 20 años en el momento de su matrimonio, y fue esposa de Igor durante 42 años. Entonces reinaría 10 años antes de su bautismo y tras él vivió 15 años más. Así que debió morir con 90 años de edad.

Sus reliquias
Aunque Olga no tuvo éxito en convertir a su hijo y a otros a la fe cristiana, su ejemplo pudo haber tenido gran influencia en su nieto, Vladimiro, que en 988 se hizo cristiano ortodoxo y condujo a los habitantes de Kiev y Rus a seguirlo en el bautismo. Durante su reinado, el príncipe (knjaz) Vladimiro descubrió el cuerpo de Olga incorrupto, tradicionalmente en 1007. Éste fue el primer caso de invención de reliquias en la cristiandad eslava. Su cuerpo fue puesto en un ataúd dentro de la iglesia de Santa Sofía (Sabiduría de Dios) de Kiev. En cualquier caso, sólo en 1574, la Iglesia Ortodoxa Rusa canonizó oficialmente a Olga. Aunque sus bisnietos Boris y Gleb son los primeros santos oficialmente canonizados en Rusia, Olga sigue siendo la primera Santa para su pueblo, celebrada el 11 de julio, y según el antiguo calendario, el 24 de julio.

Durante las invasiones tártaras de los siglos siguientes, las sagradas reliquias de Olga fueron fuente de numerosos milagros. A inicios del siglo XVIII, el ataúd fue ocultado en un lugar desconocido aún no hallado. En 1939, una expedición encabezada por el científico de Leningrado Mikhail Karger descubrió algunos huecos ocultos en los cimientos de la iglesia del Diezmo de Kiev. En esos huecos había restos humanos y entre ellos, un esqueleto femenino con ornamentos dorados, por lo que los arqueólogos son proclives a creer que ésas eran las reliquias de Santa Olga. Sin embargo, esto no ha sido confirmado todavía.

Veneración de Santa Olga
Debido a su influencia proselítica, la Iglesia Ortodoxa llama a Santa Olga como a su nieto Vladimiro, con el título honorífico de eissapóstolos, “Igual a los Apóstoles”, como es el caso de Santa Elena y el emperador Constantino en el Imperio Bizantino. Con este título se reconoce la importancia de su papel en la cristianización de los rusos, proceso que duró sólo unos pocos siglos. El culto de Santa Olga es muy amplio, aunque especialmente vívido en la Iglesia Ortodoxa Rusa. Los iconos representan a Santa Olga como una mujer de edad, vestida de rojo y dorado y llevando una corona principesca. De la corona a los hombros pende un velo blanco. Generalmente ella lleva una cruz en la mano derecha, pero en otras representaciones no la lleva, sino que sus manos están unidas en oración a la altura del pecho.

Vista del primitivo sarcófago que contuvo el cuerpo de la Santa.

Tropario (himno) de Santa Olga
Dando a tu mente las alas del entendimiento divino, te elevaste por encima de la creación visible buscando a Dios, el Creador de todo. Cuando lo encontraste, recibiste el renacimiento a través del bautismo. Como quien disfruta del Árbol de la Vida, permanecerás eternamente incorrupta, ¡oh siempre gloriosa Olga!

Mitrut Popoiu

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

24 pensamientos en “Santa Olga de Kiev

  1. ¡Joroba con Santa Olga! No dudaré yo de su santidad después de su conversión, pero algunas de sus prácticas anteriores fueron realmente aberrantes: enterrar viva a una persona, quemarla viva, pasar a cuchillo…
    Realmente, no será nunca santa de mi devoción por mucho que ayudara a cristianizar su país.

    • Estoy resolviendo un crucigrama y buscando en la web me cuentro con esta santa muy peculiar y con el nombre de mi madre. y una vez más me sorprendo de cuan grande es la misericordia de Dios y de los raros que son sus caminos, me imagino como se habrà arrepentido la santa por las atrocidades que cometió antes de su conversiòn, pero luego de recibir el bautimos sus pecados fueron borrados sin lugar a duda, bien por ella y su pais que conociò a Cristo.

      • De verdad has entendido que ha sido así? Que se arrepintió? Eso es negocio con la iglesia cristiana, Construye iglesias, convierte a su país su pueblo su gente a cambio de ser canonizada y pasar a la historia como santa. Y a la iglesia le conviene mas y mas seguidores, Una alianza conveniente.

  2. La verdad que para las pocas ocasiones en que se suele leer por aqui un articulo referente a una santa ortodoxa se podria haber escogido un mejor ejemplo,jejeje.
    Ahora soy yo el que piensa que esos hechos tan calumniosos podrian ser leyenda,menudo desprestigio.
    No se cuan de documentados estaran esos hechos pero bueno….
    El articulo es excepcional Mitrut,gracias.

  3. Si no lo leo, no lo creo :O
    Así que ésta es la famosísima reina Olga, tan querida y venerada por nuestros hermanos ortodoxos… ¡santa mártir bendita! Al igual que Antonio no seré yo la que cuestione su santidad y sus buenas obras tras su conversión -aunque no leo nada relevante en ese sentido, aparte de la construcción de iglesias y la influencia en la conversión de algunos parientes- pero desde luego, ¡menuda mujer que se nos pone de ejemplo hoy! Yo diría que es lo opuesto a la reina Isabel de Portugal, que conmemorábamos hace unos días.

    Creo que nuevamente entramos en la polémica costumbre de venerar reyes y reinas por el simple hecho de que fueron piadosos, llenaron sus países de iglesias y quizá influenciaron a otros a la conversión. Lo dije del tal rey Canuto, de algún otro rey que hemos visto y lo mantengo para Olga. Desde luego, como reina fue intachable porque toda reina, como todo rey, es más hábil cuanto más sabe mantenerse en el poder, premiar a los suyos y aplastar a sus enemigos. Y esto ella lo hizo muy bien.

    Pero… ¿son las virtudes que esperamos en una Santa? El artículo incide en las carnicerías que hizo antes de su conversión -hasta maltrato animal, oye- y después no veo gran cosa aparte del que se hizo cristiana… ¿se arrepintió de haber mandado matar a tanta gente? ¿Lloró a las mujeres y niños que vendió como esclavos? ¿Pidió perdón, público o privado, por haber sido propiamente dicha una “reina carnicera”? ¿Cómo puede pasar una mujer tan cruel del solio a la santidad en tan poco tiempo por el hecho de haberse bautizado o por haber llenado su país de iglesias? Y disiento con Abel en que eso sean leyendas… porque ése es el auténtico comportamiento de los reyes que permanecen muchos años poderosos en el trono, y si empiezo a citar ejemplos, no paro.

    Con todo respeto a nuestros hermanos ortodoxos, y a todos los devotos de reyes y reinas católicos o protestantes u ortodoxos que respondan a este perfil; considerar tales personas como un ejemplo de santidad cristiana me parece claramente paradójico. Sin ofender a nadie, y menos a la Santa que espero esté gozando de la gloria divina, junto con sus víctimas; pero en cuanto a ejemplo de santa reina, me quedo con Isabel de Portugal.

  4. Gracias Mitrut. Si hubiese leido este artículo sin haber reparado en que el título hacía referencia a la vida de una “santa” habría pensado que estábamos viajando a las andanzas deuna carnicera con poder y con sed de venganza por haber perdido a su marido…. y que esa sed de venganza se tradujo en atrocidades que pondrían los pelos de punto a quien fuere. Visto lo visto y leído lo leído no advierto en esta mujer más que crueldad programada.

  5. Por los Clavos de Cristo!!!!!!

    Cunado comencé a leer el artículo; tuve que regresarme a leer otra ves el título del mismo.

    Me quedo con lo que dice Ana María. Totalmente de acuerdo con ella. No agregaría ni una letra ni tampoco algún punto a lo que ha dicho.

  6. Gracias por el artículo Mitrut, la verdad estuvo muy interesante, ya todos han dicho lo que pienso acerca de esta santa, sólo me queda decir. ¡Que mujer!.

    Dios los bendiga 🙂

  7. Antes de su conversión San Pablo era un fariseo fanático que perseguía a los cristianos, que fue testigo de la lapidación de San Esteban y que no hubiera dudado en haberse liquidado a los cristianos de Damasco creyendo que hacía un gran bien al judaísmo. Despues de su conversión nadie duda de su santidad.

    A Santa Olga hay que mirarla dentro de su contexto histórico. Ella como reina no hizo más que defender su reino, con los métodos de su época. Después de su bautismo, intentó con todas sus fuerzas atraer a su hijo a la fe verdadera, pidiendo a Dios que abandonase las costumbres paganas, más no lo consiguió. Fue su nieto el que abrazó el cristianismo convirtiendose con el toda Rus y de esa semilla ha crecido fecundo el árbol de la Iglesia Rusa que a pesar de todas las vicisitudes, persecuciones y millones de mártires (digo bien, millones bajo la cruel persecución comunista) sigue creciendo frondoso ofreciendo frutos de santidad a Cristo nuestro Dios y fundamentada en la fe apostólica de los Santos Olga y Vladimir.

    Santa Madre Olga, intercede por nosotros ante Dios nuestro Señor.

    • Por supuesto que hay que juzgarla dentro de su contexto, faltaría más. Es lo que he hecho, al calificarla de la perfecta reina, pero no la perfecta Santa. Pero es que hasta en su época hubo reyes y reinas que no se comportaron así. Además, una persona quemada viva es una persona quemada viva, una mujer vendida como esclava, un pájaro en llamas que va prendiendo fuego a las casas… son eso en el siglo X y ahora en el s. XXI. La crueldad no cambia, matar es tan reprobable hace siglos como ahora mismo.

      La comparación con San Pablo no me vale porque él se arrepintió profundamente de lo que había hecho y dedicó su vida a reparar el daño cometido a la comunidad cristiana, siendo él un evangelizador y apóstol. No leo tal cosa en la vida de Olga. Es más, me parece que se la está justificando porque la gente a la que asesinó era pagana; y porque después ella se hizo cristiana y levantó iglesias.

      Lo dicho: no me parece un ejemplo a seguir.

  8. Pues me sorprende igual manera que a todos en especial porque siempre habia oido hablare mucho de Santa Olga aunque no conocía su vida, la prima vez que supe de ella fue en un libro de historia de Rusia que encontre en una tienda y que se llamaba Historia de Rusia desde Santa Olga de Kiev hasta Vladimir Putin, y en la portada tenia una imagen de dicha Santa, pero ahora que me entero oh sorpresa, sinceramente que no pongo en duda, que fue una estupenda reina que supo conservar el poder y gobernar con mano dura a como una reina de la época debería hacerlo, se que muchas de las cosas que hizo eran comunes entre pleitos de reinos en la época pero igual que todos no deja de sorprenderme, pues no es algo muy ejemplificante ni edificador saber que se vengaba de sus enemigos, espero que al convertirse si haya cambiando totalmente de vida y de hacer todo este tipo de cosas. A pesar de todo esto me da gusto conocer al fin la vida de Santa Olga de Kiev que tanto tiempo me tuvo en duda.

  9. Para los que dudan del cambio de Santa Olga después de la conversión: “Santa Olga murió a edad muy avanzada, el año 969. Según el cronista, Olga, después de su conversión, «siguió a nuestro Señor Dios en todas sus obras bondadosas, iluminándose con ellas, vistiendo a los desnudos, saciando a los sedientos y calmando a los peregrinos, a los indigentes, a las viudas y a los huérfanos, compadeciéndose de todos y entregando a todos lo que les era necesario, con serenidad y con amor en su corazón». Su nieto Vladimiro, que tenía apenas seis años cuando murió su abuela, hizo abrir su sepulcro y se encontró el cuerpo incorrupto, y lo hizo trasladar a la iglesia de Desiatina.”

    No saber algo o no haber leído de algo no significa que no existe.

    • Ya, Irina… ¿y de dónde has sacado la cita? ¿De qué “cronista” hablas? Quisiera saber autor, obra, editorial, página, si es posible, por favor.
      Poner sin más un texto, sin ninguna referencia, no sirve absolutamente de nada, no estás demostrando nada. Por la información que das del mismo, que es ninguna, lo mismo puedes habértelo inventado tú. Demuéstrame que no es así y te lo agradeceré.

        • Me encuentro estupendamente, gracias, sin embargo, por tu conmovedora preocupación.

          Una entrada de la Wikipedia no es fuente alguna, por cierto. Esperaba una cita bibliográfica, que es lo lógico cuando se requieren fuentes. Pero bueno, habrá que conformarse con esto.

          Culpa mía no haberte dicho que no sé leer el alfabeto cirílico, pero podrías haber tenido la cortesía de considerarlo. No pasa nada, he usado un traductor y me queda clara la fuente. A pesar de todo, ello no significa que lo que dice el texto sea verdad histórica. Y considerando que la Santa se bautizó siendo muy anciana, dudo mucho que fuera haciendo ella con sus propias manos todo lo que dice, como mucho, delegaría sus tareas en otros. Para mí, esta piadosa referencia es poco más que un adorno devoto. Pero no pasa nada, no estoy dudando de su santidad, sólo analizo lo que leo; y tú no deberías tomarte tan a pecho las opiniones de los demás, sino respetarlas al igual que querrás que se respeten las tuyas. Saludos.

        • Este WIKIPEDIA no demuestra nada de lo que dices, es conveniente para ellos que siguen y conmemoran a esta señora como Santa.

  10. Recién me entero q tengo una santa , que como he leído de vidas de otros santos , no fue muy santa en sus inicios . Pero ven , esa es la gracia de la conversión q nos trajo nuestro Señor Jesucristo con su muerte , para q todo aquel q creyera en él , aunque hubiese sido el más sucio de los pecadores , pudiese ser perdonado y redimido . Según verifiqué en otros sites ,aka Wikipedia , se calcula q ella se bautizó entre 945 -957 , basado en eso me he reído , pues si para esta joven ser anciano es tener 55a a 67 , pues yo con mis 57 a. soy una anciana que soy psiquiatra y mi padre entonces es “una momia ” que aún es médico de familia . Clarificaré como último punto que para que un adulto sea bautizado en la fé católica tiene que ser primero catequizado , entrar en un proceso de conversión y arrepentimiento de sus pecados , ser confesado y usualmente se realizan los rituales de bautizo y primera comunión en el mismo dia ( ya he visto unos cuantos en mi iglesia ) .

    • De todos modos te diré dos cosas que tu sabes de sobras. En aquellos tiempos se era anciano con menos edad que ahora porque la esperanza de vida era menor que la actual y cualquiera sabe cómo fue su preparación para ser bautizada.
      Está claro que es una santa rodeada de polémica, pero cuando la Iglesia la venera supongo que por algo será, ¿no?

  11. Me sorprende tal atrocidad que cometió la Santa antes de su conversión, no la defenderé porque solo Dios sabe si se convirtió realmente o por conveniencia política, pero me recuerda otra Santa que cometió una atrocidad, Santa Irene Emperatriz de Bizancio (la que acabó con la controversia Iconoclasta) que para mantenerse en el poder mandó a cegar a su propio hijo, Constantino y alejarlo de la sucesión pero por reataurar el culto a las imágenes ahí la tenemos con la aureola de santidad, a diferencia de Olga que cometió sus atropellos antes de convertirse Irene lo hizo siendo cristiana ortodoxa, y mejor no cuento lo demás

  12. Lo que entiendo que ella realizo todo eso porque no conocia de Dios en ese momento y fue cuando se convirtio al cristianismo que su vida cambio. cuando hay verdadero arrepentimimiento tus pecados son perdonados.

  13. Pues no sé como santa, igual que muchos en esta conversación, pero por otro lado ¡qué mujer! Y cómo no, ¡qué esposa! Estoy segura que los que se cargaron al marido se deben haber arrepentido varios centenares de veces. Entiendo también que puede haber detalles, no incluidos en la tradición, que reflejaran una sincera conversión al final de su vida.

  14. No entiendo porque se sorprenden tanto!
    Así es la historia de todos los tiempos, el rey David era un ungido de Dios y él mismo le dio las cabezas de sus enemigos por ejércitos no sólo unos cuantos!
    Hay cosas q se deben cumplir, así como la cruel pasión de Jesús! Es mejor saber q la conversión de los pecadores es igual para todos desde un líder, un asesino a sueldo o un roba chicles, o acaso hubiera sido mejor q ocultaran algunos de los hechos crueles dirigidos por Santa Olga, como para No alarmarnos!
    El conocer a fondo ayuda a esperar nuestro propio encuentro con Dios como un Evento sin precedentes!

  15. Por sus grandes pecados, grande debio ser su conversion. Juzgar desde nuestra moralidad no es lógico ya que estamos en otros contextos. Que tal donde lean del antiguo testamento “el exodo” donde Moises guiando a Israel bajo los lineamientos directos de DIOS, invadieron, mataron y extinguieron poblaciones enteras.No es facil de entender sin conocer mas que el propio contexto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*