Nuestra Señora del Carmen de Maipú: reina de Chile y patrona del Ejército Libertador de los Andes

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Imagen de Nuestra Señora del Carmen, venerada en el Santuario Votivo Nacional en Maipú, Chile.

La veneración a Nuestra Señora del Carmen en Chile como en gran parte del continente americano empezó durante la época colonial. Según se narra existió una princesa inca llamada Huillac que logró escapar de la expedición de Diego de Almagro y junto a otros se dedicó a organizar guerrillas contra los conquistadores; esto le ganó el apodo de “La Tirana”. Se dice que un portugués cayó prisionero de los indios y la princesa Huillac se enamoró de este el cual la convirtió al cristianismo, pero los soldados de “la Tirana” al enterarse de esto asesinaron a la princesa y a su amante con una lluvia de flechas.

Algunos años después, entre 1540 y 1550, un fraile de nombre Antonio Rondón al pasar por aquella región y ver la señal de la cruz decidió construir un templo dedicado a Nuestra Señora del Carmen.

En la región de Chillán hacia 1700, el padre José González y Rivera funda el Colegio de Nobles Araucanos donde posteriormente será educado Bernardo O´Higgins; muy cercano a este lugar se funda una capilla en honor de la Virgen del Carmen de Colhúe.

Debido a la creciente población de Santiago, muchos habitantes decidieron trasladarse al norte del río Mapocho, donde se cuenta que una habitante estando de compras, vio en una puesto de imágenes religiosas una imagen de la Virgen del Carmen que llamó mucho su atención, y al querer tomarla la estampa se elevó por los cielos y cruzó el río Mapocho y descendió en un terreno vacío donde la gente al ver tal milagro decidió construir una capilla, que posteriormente se convirtió en el templo de Nuestra Señora del Carmen de la Estampa Volada.

Nuestra Señora del Carmen, patrona del Ejército Libertador de los Andes y la Armas Chilenas, con las banderas de ambos países.

Pero el hecho más importante para la devoción carmelitana en Chile es la que sucede a principios del siglo XIX durante la guerra de Independencia. Hacia 1817 después de algunas derrotas de Bernardo O´Higgins, el general José de San Martín, gobernador de Mendoza, provincia de Argentina, organiza las tropas para reconquistar Chile para lo cual organiza una gran ejército con miembros tanto chilenos como argentinos denominado “el Ejército Libertador de los Andes”, y el 5 de enero se jura a la Virgen del Carmen como patrona de este ejército. El general San Martín depósito su bastón de mando en manos de la imagen de la Virgen del Carmen venerada en el Cuyo, Argentina, declarándola generala. Posteriormente el general O´Higgins hará lo mismo proclamando a la Virgen del Carmen, Señora, Patrona y Generala de las Armas de Chile. Al ser ganadas las batallas, los héroes son condecorados en un 16 de julio, en honor a la Virgen.

Hacia 1818, al ser declarada la independencia de Chile, las autoridades prometen construirle un templo a la Virgen del Carmen en el lugar donde se libró la batalla que marcará la libertad de los chilenos, lo que ocurrió el 5 de abril en el lugar llamado Maipú. Un mes después Bernardo O´Higgins emite un decreto para que se construya el templo en Maipú y ratificando el patrocinio de la Virgen sobre el ejército de Chile. El 15 de septiembre de ese año los generales iniciaron una marcha hacía Maipú junto a las autoridades civiles y religiosas para colocar la primera piedra.

Debido a la guerra civil la construcción tuvo algunos retrasos y no es concluida hasta el 5 de abril de 1892. Un año después en Santiago, el templo del Salvador es declarado Basílica Menor en honor de la Santísima Virgen del Carmen.

El 24 de octubre de 1923 es declarado el Patronato de la Virgen del Carmen sobre Chile por S.S. Pío XI, con lo que se concede que “cuantas veces su fiesta ocurriere en día no festivo, se pudiese colocar en el siguiente domingo en todas las iglesias chilenas”. El 8 de diciembre del mismo año Monseñor Edwards, Vicario General Castrense, consagra a la República de Chile a la Virgen del Carmen.

Entre grandes fiestas, entre las que se incluyó una recreación de la batalla de Maipú, el 19 de diciembre de 1926 la Virgen del Carmen venerada en el templo del Salvador, fue coronada como patrona de Chile, de manos del Nuncio Apostólico Benedicto Aloisi.

Imagen de Nuestra Señora del Carmen de Maipú, obsequiada por S.S. Benedicto XVI al pueblo chileno en el año 2010 por la celebración del bicentenario de la Independencia de Chile.

El templo de Maipú debido a la gran cantidad de peregrinos se vuelve insuficiente y se decide construir un nuevo santuario el cual es concluido el 24 de octubre de 1974.

Las festividades en honor a la Virgen del Carmen en Chile se celebran en varias fechas, la primera es el 5 de abril fecha en que se recuerda la batalla de Maipú, la segunda es la del 16 de julio y que como dice la declaración del patrocinio puede ser movida a día domingo, la siguiente es el último domingo de septiembre en recuerdo del patrocinio de la Virgen sobre los insurgentes chilenos.

Nuestra bandera chilena,
simboliza con su estrella
la Virgen de nuestra tierra
La Virgen del Carmen bella.

André Efrén

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

11 pensamientos en “Nuestra Señora del Carmen de Maipú: reina de Chile y patrona del Ejército Libertador de los Andes

  1. Muchas gracias, André, por este nuevo artículo sobre una advocación mariana venerada al otro lado del charco. Es verdad que la devoción a la Virgen del Carmen es universal, principalmente por su relación con la Orden Carmelita y con los marineros, pero es interesante el que nos hayas dado el por qué de esta advocación concreta en Chile y Argentina.
    Lo que siento es que, una vez más, se relaciona a la reina de la paz con las luchas guerrilleras entre bandos opuestos. Parece ser una constante por esas tierras y eso me choca bastante.
    Preciosa la segunda foto.

    • Gracias a ti por tu comentario Antonio, respecto a la Viregn y las guerrillas, como mencione en mi artiuclo de “María Santísima de la Insurgencia” esto es una constante que se repite practicamente en todos los países de América Latina, el ver en las guerras de independencia o de revolución el que se encomiendan a alguna advocación de María, de Cristo o algún Santo, pero en especial de la Virgen, ya más abajo le comentó a Abel más al respecto, desgraciadamente aunque podamos no estar de acuerdo era ese fan de querer decir que “hasta Dios esta de nuestra parte”, algo parecido a lo que sucedió años antes en la conquista con Santiago apóstol.

  2. Nunca he sido una apasionada de la Virgen del Carmen, me pasa con ella un poco como con el Sagrado Corazón: que los tengo más vistos que el horario de trenes 🙂 pero en este caso, vemos una advocación dentro de otra – el Carmen de Maipú- y una historia relacionada, lo que contribuye a hacerla mucho más interesante, aunque ya lo es por ser una advocación local. Y es que las advocaciones marianas locales siempre me chiflarán 😀

    Coincido nuevamente con Antonio en que relacionar a la Virgen María con episodios políticos y bélicos es deplorable, pero era la mentalidad de la época y ya lo hemos hablado muchas veces. Simplemente conocer estos ejemplos para no justificarlos, ni repetirlos en el presente, ni mucho menos en el futuro.

    La imagen original de la Virgen de Maipú me ha parecido bellísima y eso que no soy una entusiasta de las imágenes de vestir coloniales. Tiene una pose altiva y tierna a la vez, muy conseguida. El óleo también es muy interesante y hasta encuentro bonita la imagen moderna regalada por el Papa, especialmente el detalle de los pechos que se notan tras el escapulario carmelitano. Parecerá una tontería, pero que el escultor se haya acordado de ese detalle dice mucho respecto de su pericia. Buen juego de pliegues en una corriente escultórica que suele ignorar, actualmente, esos detalles naturalistas.

    • Te agradezco tu comentario Ana, y si tienes razón la Virgen del Carmen es una advocación muy muy popular y que se ve en practicamente todas partes, yo te eh de decir que soy gran devoto de esta advocación, pero precisamente por lo que tu mencionas que es una advocación dentro de otra con su propia historia separada de la ya bien conocida del Carmen fue que me pareció tan interesante darselas a conocer, y pense que además te llamaría la atención el caso de la princesa Huillac porque tiene muchas caracteristicas de una mártir ya que muere momentos después de ser bautizada asesinada por su mismo ejército de guerrilleros y abrazandose a su amado diciendole que ya no tenía miedo a la muerte porque sabía que en el cielo podrían amarse eternamente, como le digo a Abel no se hasta que grado sea esto cierto pero es muy interesante. Y te menciono que no es la única Virgen del Carmen con su propia leyenda existen varias más pero esta sin duda es la más famosa por ser la patrona de todo un país y concuerdo contigo en que las tres imágenes son bellisimas por eso las elegi para ilustrar el articulo me parecieorn muy bien logradas incluso la que obsequi el Papa que tiene un estilo modernista me parecio muy bonita.

      • No es que no me haya llamado la atención la figura de la princesa inca Huillac, pero creía que te imaginarías lo que iba a opinar: primero, mi desprecio absoluto hacia los que llamaron “La Tirana” a una mujer que se rebeló contra la opresión y esclavitud de su pueblo. O sea, Pizarro, Almagro, Valdivia y todos esos matarifes que se pusieron morados de tanto matar y mutilar indios, son “héroes conquistadores”; y la mujer que se rebela y combate la opresión de su pueblo, es una “tirana”. Sin comentarios.

        En segundo lugar, que no he sentido especialmente verme ante una mártir de Cristo. Sin duda eso me suena a leyenda romántica y si realmente hubo una Huillac, no serían las cosas así como se cuentan. Morir abrazada a un amante no es especialmente la muerte más típica de mártir cristiana… antes la llamaría mártir de su pueblo, o mártir de amor.

        En resumen, que me parece todo muy legendario e idealizado como para tenerlo en cuenta; por eso no iba a mencionarlo, pero ya que me lo has sugerido… 😉

  3. Andre las dos imagenes son preciosas.
    Sobre el tema de que muchas advocaciones de los paises latinos tengan de por medio los conflictos belicos que le vamos a hacer,cosas de la epoca.

    A mi no me parecen bien,pero hoy en dia hemos de verllo de otra forma y no lanzar tantos dardos con este tema.
    Queria preguntarte si realmente existio la princesa inca Huillac dado que dices que “se narra que existio”,me imagino que la respuesta sera afirmativa.
    Aprovecho para felicitar a todas las Carmen y muy especialmente a mi MADRE.

    • Muchas gracias por tus comentarios Abel, sobre la Princesa Huillac, todo indica que si existió aunque se tienen dudas sobre si realmente era una princesa inca y si la forma en que murió es tal como se narra, pero es tan real su existencia que actualmente existe una población en Chile, nombrada “La Tirana” en honor a esta mujer y que además de la cual es patrona la Virgen del Carmen también. Sobre el tema de los conflictos belicos te recomiendo volver a leer el articulo que hice hace dos años me parece al respecto el de “Maria Santísima de la Insurgencia”, desgraciadamente esto es una constante de la época movida por la misma religiosidad de de la gente y muchas veces por intereses de los propios insurgentes o de los realistas para lograr llevar más gente a su causa, tal es el caso de Simón Bolívar y la Virgen de Chiquinquirá, de la que hace algunos días se publicó un articulo, puesto que Bolívar al enterarse de que en México los insurgentes usaban como bandera a ,a Virgen de Guadalupe, los critico algo despoticamente diciendo que usaban “el fetiche de la Virgen de Guadalupe” para llamar mas personas a su causa, pero parece aunque la critico posteriormente el hace algo parecido con la Virgen de Chiquinquirá, y aun en la misma época existieron criticos a esta actitud de insurgentes y realistas, el padre Francisco de Florencia quien escribe un famoso libro llamado El Zodiaco Mariano, en el que recopila las leyendas y milagros de las advocaciones más famosas de la Nueva España, critica fuertemente al Virrey Venegas por usar a la Virgen de los Remedios para “combatir” a la Virgen de Guadalupe, pues le dice que es algo ridiculo enfrentar a dos imágeens de la misma Virgen, y que mientras veneras a una fusilas a la otra puesto que ambas son la misma Madre de Dios.

  4. Aqui en Canarias tambien le tenemos mucha devocion a la Virgen del Carmen. Una fiesta multitudinaria es la que se celebra en la ciudad de Puerto de la Cruz en Tenerife. Ve videos por internet y veras cuanta devocion.

Responder a Tacho de Sta. María Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*