El Cristo de San Salvador de Valencia

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista de la venerada imagen. Parroquia de El Salvador, Valencia (España).

Cuenta una de nuestras leyendas locales que, tras la pasión de Cristo, Nicodemo decidió tallar una imagen de la visión que tuvo del Crucificado para que trascendiera. Esa imagen fue pasando de apóstol en apóstol y, finalmente, los discípulos la llevaron a Beirut. Allí permaneció venerada y obrando milagros hasta que la ciudad fue conquistada por los musulmanes en el 1250. Éstos destruyeron las imágenes e iconos, excepto el Cristo, que los cristianos lanzaron al mar esperando salvarlo.

Ese mismo año de 1250, apareció remontando el río Turia a contracorriente el 9 de Noviembre (el día de su fiesta) con dos faroles encendidos en los brazos. Y es que las aguas del río a su paso por Valencia bajaban crecidas por una riada y, durante un remolino del mar que se introdujo en el cauce del río, la imagen del Cristo del Salvador apareció flotando. La gran talla de madera encalló en la orilla derecha del río en el tramo que va de las Alameditas al puente de la Trinidad.

Cuando se rescató la imagen, esta se alojó en la mezquita que se hallaba en proceso de consagración a ermita de Sant Jordi por ser la más cercana a donde se encontró. El obispo de entonces, que consideró el encuentro un gran prodigio, pensó que el lugar apropiado era la Catedral y lo llevó hasta allí. A la mañana siguiente apareció de nuevo en San Jaime (posteriormente Iglesia de la Transfiguración y más tarde Iglesia del Salvador por la aparición de esta imagen). Se repitió el traslado alguna vez más, reapareciendo en su actual parroquia y, como tras cada intento la imagen aparecía en esta iglesia del Salvador, se entendió que era señal inequívoca de que el Cristo quería quedarse en esta iglesia, lo que así se hizo y hasta hoy permanece.

Fieles ha tenido desde San Juan de Ribera a Santo Tomás de Villanueva, la Beata Inés de Benigànim, San Vicente Ferrer y el Beato Gaspar Bono. El Cristo ha obrado también milagros como el del día de la derrota de la Armada Invencible en que se encontró la imagen sudada. La devoción hacia la imagen por todos estos prodigios fue extendiéndose por Valencia, “hasta el punto de que el Consell de la ciudad decretó en 1692 que el 9 de noviembre, día del hallazgo, fuera festivo”.

Llegada del Cristo a Valencia según la tradición. Óleo de Salvador Gómez (s.XVII).

La del Salvador era, además, “la imagen que la ciudad sacaba en las procesiones para pedir el fin de una epidemia, una guerra o una catástrofe natural”. Y, como no podía ser de otro modo, en el año 1936 la imagen fue arrojada a una hoguera y la sacó de allí un maestro que pasaba, recriminando la acción a los asaltantes, consiguiendo que sólo se quemara la espalda.

El Cristo del Salvador se trata de una imagen de madera de haya policromada, de alrededor de tres metros de altura  y 300 Kg. de peso, fechada en el siglo XIII.
La imagen medieval se presentaba naturalmente en una actitud un tanto hierática y geométrica, aunque empieza a adivinarse el intento de naturalización propia del periodo gótico, siendo característica singular de la obra la extraña colocación de la cabeza del Cristo. Como la imagen no atiende a proporciones naturales, se ha calificado como primitiva la forma de trabajar del artista.
La imagen está concebida para ser visualizada de frente puesto que el reverso no está esculpido. El modo de ejecutar la policromía también es muy arcaico, como demuestra la representación de las llagas y la sangre que brota de estas.

Históricamente, este fue el primer Cristo que llegó a Valencia tras la Conquista y estilísticamente pertenece a la transición del Románico al Gótico. Se ha insinuado que debió formar parte de un grupo escultórico que representaría un Descendimiento, debido fundamentalmente a la postura del Cristo crucificado y al brazo añadido en una época posterior a la realización del original. En todo caso, es una pieza de enorme importancia, tanto artística e histórica como sentimental, y por ello fue restaurada en el año 2007 por la Conselleria de Cultura, a través del Instituto Valenciano de Conservación y Restauración para darle su aspecto actual.

Casalicio en el viejo cauce del río Turia (Valencia, España) con el conjunto escultórico del Cristo del Salvador y Santo Tomás de Villanueva. Marca el punto donde fue recogida la imagen de las aguas, según la tradición.

El edificio que lo alberga es la llamada Real Iglesia del Salvador que es una construcción eclesial de origen gótico cuya primitiva traza resulta difícil de reconocer tras la renovación neoclásica de 1825. Además, en el lugar del río donde se recuperó la imagen hay una preciosa escultura conmemorativa.

Salvador Raga Navarro

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

19 pensamientos en “El Cristo de San Salvador de Valencia

  1. Tuve conocimiento de esta imagen, querido Salvador, por un librito que me encontré en la Basílica de la Mare de Déu dels Desemparats en València, donde vi la foto que encabeza el artículo y leí la historia de su fabuloso hallazgo. No he tenido ocasión de visitar la iglesia y por tanto, de verla en persona, pero espero hacerlo un día de éstos.

    Gracias por reseñar esta antigua imagen venerada en Valencia. Sin embargo, discrepo considerablemente sobre las apreciaciones artísticas que ven a este Cristo como “primitivo” o “arcaico”. Es un Cristo románico, y todos los Cristos románicos son así. Es un error concebir el arte románico como algo primitivo o arcaico, pues una vez que se entiende que el románico no es un arte naturalista, sino conceptual, es cuando realmente se ha entendido en qué consiste como estilo artístico, y qué es lo que busca: no la representación de la realidad, ni la proporción, ni el realismo, ni el naturalismo, sino transmitir el concepto, la idea: Cristo crucificado… de modo que nada, y mucho menos la belleza formal, te distraiga de ese concepto.

    Este Cristo es bellísimo y como pieza románica, exquisito. Prueba de que hay un pretendido interés por la forma en su ejecución es que, según leí en el periódico Paraula, se insertaron pegotes de cera en las llagas del Cristo para simular los coágulos de sangre (!!!!). ¿Cuántos escultores góticos, barrocos o renacentistas han hecho esto mismo para dar mayor realismo a sus imágenes? Pocos o ninguno. Han preferido servirse del naturalismo, pero este artista románico a quien injustamente se le califica de primitivo, no siendo naturalista, sí cuidó este detalle. A mí me impresiona mucho.

    Y claro, lógicamente, viendo que es un Cristo claramente románico, eso de que lo esculpió Nicodemo es tan poco fundamentado como que San Lucas pintara no uno, sino mil retratos de la Virgen. Pero eso ya lo sabemos.

    • Ana María , nada que añadir a tu magnífica explicación sobre los aspectos formales y artísticos de este Cristo. Lo has bordado. En cambio si que me gustaría incidir en que los valencianos debemos sentirnos orgullosos de la tenencia de esta imagen en nuestra ciudad y de la exitosa rehabilitación realizada sobre él en tiempos próximos. El hecho de que tengamos pocas piezas románicas, se pueden contar con los dedos de una mano, la convierten en una pieza única.

  2. Me encanta la imagen románica del Crucificado, que tiene cierto parecido a la que se encuentra en el altar mayor de la iglesia del convento de La Rábida, en Huelva.
    Supongo que la leyenda de Nicodemos ya no habrá nadie que se la crea. Me recuerda a los célebres cuadros de la Virgen pintados por San Lucas….
    Gracias, Salvador.

  3. Muy entretenido el artículo Salvador!, desde que vi la imagen supe -al igual que a Ana- que se trataba de un Cristo románico, por lo que derrumba del todo la historia que ponías al principio. Ha sido muy bueno que nos hables de los datos de la imagen y de su posible y real origen, hablando también de la historia tradicional, que a mi parecer nunca sobra 🙂

    • Así es Lucho, parte de nuestro cometido consiste en divulgar historias que se asentaron en la tradición popular pero pasarlas por nuestro tamiz de veracidad para poner los puntos sobre las íes. Dicho esto, también añado que estas historias devotas me parecen muy tiernas y el hecho de que hayan pasado de padres a hijos o de abuelas a nietos por tradición oral me hacen respetarla por lo que significan.

  4. Salvador no conocia este Cristo y me alegra que hayas hablado de el,asi tendre oportunidad cuando pueda de ir a visitarlo.
    Menos mal que como relatas se salvo de la quema en la guerra civil,aunque se quemara la espalda de la imagen.
    Gracias a nuestro Instituto Valenciano de Conservacion y Restauracion que tantas maravillas de nuestro arte esta volviendo a dejar como nuevas.

    • Efectivamente Abel , parece ser que la persona que recriminó a los vándalos que estaban calcinando la imagen se jugó el tipo y quién sabe lo que le podía haber sucedido a él si los incendiarios hubieran decidido tomarla con él. Quiero pensar que esta persona debía tener cierto ascendiente o prestigio para “haberse salvado de la quema”.

      • Es posible que el maestro que se jugó el tipo se llamara Antonio Paula?, lo pregunto por cuanto mi abuelo materno era maestro,vivia y ejercía su docencia en la calle del Salvador de Valencias

        • Pues me encantaría contestar a tu pregunta pero de las indagaciones hechas aún no he tenido resultado. Quedo pendiente de consultar una historia extensa sobre este Cristo por si apareciera el dato que comentas. Si eso sucediera te contesto por este medio.

  5. He visitado en varias ocasiones la iglesia del Salvador, incluso tuve la oportunidad de subir donde esta el Cristo y visitarlo visto desde detrás. Pero desconocía su historia y sus andanzas antes de llegar al lugar que hoy ocupa. Gran artículo.

    • Efectivamente, en ocasiones la parroquia permite la visita de grupos y tuvimos la oportunidad de transitar por la parte trasera del Cristo gracias a las gestiones del incansable amigo Tino Nevado,responsable de los Amigos del Románico de Valencia. A ver si cunde el ejemplo en otros grupos interesados en la historia de nuestra ciudad.

  6. Salvador,preciosa historia sobre este cristo que a la vista yo también pienso que es de estilo Románico, a lo largo de la historia a sufrido tantos avatares pero que sin duda y gracias a este señor se salvo de la guerra civil, lastima que no podamos decir esto sobre tantas y tantas tallas de incalculable valor sentimental y artístico que fueron destruidas en las diócesis de Toledo y Albacete por ejemplo.
    En la parroquia del pueblo natal de Santo Tomas de Villanueva ( Fuenllana , C Real) también tiene una imagen del CRISTO SALVADOR , que se le tiene una devoción especial en la zona y que a servido a muchos escultores para inspiración de otros cristos repartidos en la comarca.

    • Muchas gracias David. Sobre la destrucción de imágenes religiosas se han escrito ríos de tinta y es una prueba de la barbarie de un conflicto bélico civil tan desgraciado como fue el de 1936-39. Valoro igualmente tu aportación sobre el Cristo de la iglesia de Fuenllana, localidad natal como muy bien sabes de uno de lso santos que más devoción tiene Valencia. No me extrañaría nada que la devoción por este Cristo de Santo Tomás viniera influenciada por aquel que sin duda debió ver en su parroquia.

  7. Salvador, muchas gracias, sabes lo mucho que me gustan las leyendas de las advocaciones de Cristo y María, y esta em era desconocida y me llama la atención por ser una imagen muy singular por la forma en que tiene la cabeza, desde que vi la foto pude darme cuenta que era romanica y muy posterior a Nicodemo pero aun asi estas leyendas son muy bonitas aunque lógicamente un invento, te agradezco darnos a conocer estas advocaciones de Cristo españolas que aqui en América no son muy desconocidas a excepción de las que ya de porsi son celébres.

    • Efectivamente André , la disposición de la cabeza del Cristo del Salvador es uno de los aspectos que más llaman la atención en un primer momento cuando se contempla. Esa cabeza ladeada, casi colgante, impacta sobremanera. Respecto a lasleyendas, tienen la ternura incluso de lo inverosímil.

  8. ¡Una preciosa talla, sin duda!

    Hace poco tuve la oportunidad de estar en la ciudad de Valencia y de haber sabido, hubiera aprovechado para visitarla. Gracias por compartir la interesante historia de su traslación Salvador.

  9. hoy dia 23 de noviembre ha sido abierta de nuevo la IGLESIA DE san SALVADOR, he pasado durante montón de dias por su puerta esperando poder ver en su plenitud toda la impresionante maravilla que hay dentro. habia poca gente, muy poca, eramos tres o cuatro, un domingo a las 12 de la mañana,… y me he sentido muy apenada, quiero darle desde aquí un empujoncito a los que pasais por la Basilica de la Virgen, detrás mismo está esta Iglesia ,con su iniigulable y milagroso CRISTO, EL os espera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*